sábado, 18 de julio de 2020

CONTRA LA MASCARILLA OBLIGATORIA



Si eres de los que se da un baño en el mar con la mascarilla y los guantes puestos; o si eres de los que le encasqueta la mascarilla al crío de cuatro años; o si eres de los que considera que llevar la mascarilla ocho, diez, doce o catorce horas en el puesto de trabajo es un derecho de los trabajadores y no un atentado contra su salud y su dignidad; o si eres de los que piensa que llevar mascarilla es de ser buen ciudadano; o si eres de los que va a la manifa contra los recortes, contra el racismo o contra la ley mordaza con la mascarilla puesta; o si estás conforme con que entre en vigor en Cataluña la obligación de llevarla siempre, aunque haya distancia de seguridad; o si sencillamente eres de los que no entiende por qué hay que ponérsela a la fuerza y encima creerse que eso puede ser bueno para algo … entonces tal vez te interese leer esta entrada, en la que se aportan argumentos contra la mascarilla obligatoria.

Si te parece oportuna y útil para lo que sea, difúndela y repártela de la manera que mejor te parezca.


Desde la orden gubernamental del 19 de mayo, confirmada y retocada por Real Decreto el 9 de junio (es decir, en pleno estado de excepción), y hasta que el gobierno tenga a bien declarar «finalizada la situación de crisis sanitaria» (es decir, hasta no se sabe cuándo), «las personas de seis años en adelante» están obligadas a llevar mascarilla.

Son muchos los estudios que muestran que las mascarillas no sirven para impedir el contagio de enfermedades respiratorias del tipo del virus corona. La propia OMS reconoce que «no hay suficientes pruebas a favor o en contra del uso de mascarillas (médicas o de otro tipo) por personas sanas». ¿Qué sentido tiene entonces imponer su uso por ley, y encima a enfermos y sanos por igual?

Por otra parte, se nos ha obligado a usar mascarilla justo cuando lo peor de la epidemia ha pasado. Los hospitales ya no están saturados. Y no tiene sentido querer frenar a cualquier precio una enfermedad que sólo resulta peligrosa en unos pocos casos. Siempre ha habido enfermedades de transmisión similar y nunca se nos ha obligado a llevar mascarilla. Ahora mismo hay menos peligro que en plena temporada de gripe en otros años.

Pero no es sólo que haya muchas dudas, y muy razonables, sobre la capacidad de la mascarilla para evitar contagios. Es que además puede ser perjudicial para la salud. Cualquiera sabe que llevar mascarilla es un incordio y una guarrería que no puede sentar bien a nadie. Pero si alguien necesita que se lo confirme la ciencia, que sepa que no faltan científicos que avisan de que el vapor que exhalamos y se va acumulando en la mascarilla es un caldo de cultivo perfecto para virus, bacterias, hongos y parásitos presentes en el aire, y de que las mascarillas impiden que eliminemos correctamente el anhídrido carbónico que exhalamos, haciendo que ese desecho nocivo vuelva a entrar en la sangre a través de los pulmones, de modo que, en lugar de nutrir las células con el oxígeno que necesitan, se les devuelve una sustancia tóxica, lo que puede hacer enfermar de maneras mucho más graves que las que se pretenden impedir con la mascarilla. ¿Cómo puede ser que en nombre de la salud se nos impida respirar correctamente?

Si no sirve para lo que dicen lo que sirve, ¿para qué sirve entonces la mascarilla obligatoria?

Utilizar correctamente una mascarilla exige el cumplimiento constante de una serie de instrucciones bastante engorrosas que nadie o casi nadie observa. Cada cual lleva la mascarilla como buenamente puede. O sea, mal. Y no pasa nada, porque lo único que está mandado es que la lleve. Esta imposibilidad de usar correctamente la mascarilla, y la palmaria indiferencia de las autoridades al respecto, demuestra que la función de la mascarilla no es sanitaria, sino política y religiosa: no se trata de recomendaciones más o menos razonables, sino de una imposición legal, de un acto de fuerza; no se trata de mirar por la salud, sino de que se cumpla el ritual mágico de adhesión y de obediencia, que es la manera, única y obligatoria, de conjurar la amenaza abstracta y de evitar el castigo concreto.

Pero cualquiera se da cuenta de que el efecto principal que tiene esta imposición legal y este ritual supersticioso es el de separar (en el doble sentido de aislar y clasificar) a la gente: la mascarilla hace que sea muy difícil hablar, oculta la mitad de la cara o más y alimenta así la idea de que somos peligrosos los unos para los otros, dejando señalado como «egoísta» (y quién sabe qué más) a quien no se somete, de forma que los obedientes puedan volverse contra él. La agresividad, los malos modos y la intimidación contra quienes se resisten más o menos a llevar la mascarilla, y el desprecio absoluto por las razones que puedan asistirles, están ya a la orden del día.

Pues bien, contra una norma tan estúpida y tan dañina, o sea, tan irracional, cabe desobedecer, o al menos no obedecer más de lo que manda la propia Ley. Digan lo que digan policías, vigilantes, empleados de comercios y servicios públicos y nuestros propios vecinos, por ahora la mascarilla sólo es obligatoria por ley cuando no se puede guardar la distancia de seguridad de metro y medio, lo mismo en sitios cerrados que abiertos, y en los transportes públicos. Y están exentos de ella los niños de menos de seis años; quienes hagan deporte al aire libre; personas en supuestos de fuerza mayor o situación de necesidad; quienes tengan algún problema de salud que les impida llevarla; quienes estén haciendo cosas incompatibles con el uso de mascarilla. Así que quienes coman pipas en el tren, quienes se besen en los autobuses, quienes se suenen los mocos o fumen o beban o lo que sea donde sea han de estar exentos.

Claro que las principales actividades incompatibles con el uso de las mascarillas son hablar y respirar. Exentos están también quienes tengan, por ejemplo, algo de asma o les dé ansiedad llevarla, y esto último da la impresión de que nos pasa más o menos a todos. Como las autoridades tienen la manía de no creer a la gente y la cosa se ha puesto tan violenta, hay quien prefiere que un médico le certifique por escrito esta incompatibilidad suya con las mascarillas (por mucho que la ley no exija estos certificados). Otros prefieren obedecer de manera paródica o exagerada y pintarse en la mascarilla lemas como «Yo obedezco», o el dibujito de la tercera ilustración que acompaña este panfleto, o se ponen un bozal encima de la mascarilla, o salen a la calle con una escafandra o con un burka … Otros desobedecen sin más y no se la ponen nunca, o no se la ponen hasta que no les obligan. Las ocurrencias de la inteligencia no sometida no tienen fin.


Porque la salud no puede ser obligatoria

Porque no tiene sentido perder la vida para salvarla

Porque lo que nos están obligando a sacrificar no son nimiedades o lujos prescindibles, sino la vida misma …

Contra la mascarilla obligatoria, ¿por qué no damos la cara?

Tipo Gris
(Visto en https://contraindicaciones.net/)

8 comentarios:

  1. Leo en comentarios de prensa sobre el uso de la mascarilla aquí en Cataluña obligada, que ya era hora y que sean las multas más gordas ya que no somos cívicos, dictado por el "tontorra" que solo quiere destacar sobre leyes nacionales haciendo de ello un "echo diferencial" ya que cuando desde la capital de la Nación el imbécil este y su escolta de pelotas subvencionados dictan leyes diferentes que nos jode a todos, pregunto, porque se le hace caso? Un "reyezuelo" de mierda no puede dictar leyes sin antes estar aprobadas por el parlamento nacional que nos representa a todos, pero se le hace caso porque está de moda ser diferente al resto ya que un día nos llamo a los españoles bestias taradas, lo dice un tipo feo, jorobado, cabezón, gafotas y títere del "puercomont" huido de la justicia el muy valiente, todos los que se ponen las mascarilla, todos los que se la ponen a sus hijos pequeños, todos los que critican a los que no nos las ponemos, todos los que en los medios escriben que seamos todos buenos ciudadanos porque la salud es una lucha de todos, todos... iros a la mierda. Incluidos los políticos que un día se abrazaron a la bandera de la independencia para ocultar los recortes del 2008, para ocultar los millones del clan Puyol, para ocultar el 3% de cada obra, para ocultar el robo de todos los catalanes, para ocultar el robo de los millones del Palau de la música, para llenar los bolsillos de la subida en plena crisis de los políticos de todos los colores de la Generalidad y porque estoy muy harto de que solo se hable del virus y se oculte todo lo que nos hacen y seguimos pendientes de donde se puede celebrar la liga en vez de arreglar donde se puede ir a coger las bolsas de comida de muchas familias que AÚN no han cobrado los ERTEs y los que hoy se van a quedar en paro con las nuevas normas de puta seguridad de este "virus" salido de un laboratorio para arruinar el sistema económico obsoleto... iros todos a la mierda, solo espero que no salga uno de esos que defienden a este gobierno de circo donde los payasos ya no hacen gracia. Nadie está a gusto en el paro aunque algunos opinen que en el sur de Europa solo pensamos en la siesta, payasos.

    ResponderEliminar
  2. Ayer el dictador de Cantabria se permitio el lujazo en la sexta de incitar al linchamiento de aquellos que no cumplan con la ley de ponerse el bozal en la calle, pidiendo a sus subditos que actuen de Judas Iscariotes y denuncien a aquellos que ejercen su libertad de no ponerse el bozal por los cojones del dictador autonomico de turno. No es la primera vez que el personaje hace declaraciones de este tipo.

    “Le digo a los ciudadanos que hagan de policías, yo lo hago, cuando veo a gente que está a menos de un metro hablando les digo que se las ponga. Además, vamos a meter mano a eso, vamos a empezar a poner multas. Quien no lleva mascarilla es una persona insolidaria que está complicando la vida de los demás”.

    https://cadenaser.com/emisora/2020/07/07/radio_santander/1594143749_984297.html

    para empezar los unicos insolidarios aquí sois vosotros la clase politica que no os habeis apretado el cinturon nunca, que seguis viviendo con todo tipo de prebendas y privilegios a costa del lomo de los que trabajan y de lso que tienen que pagar el impuesto revolucionario (IVA)para mantener vuestro caro nivel de vida ,las autonomias nos salen a los españoles por mas de 180.000 millones de € al año, 77.000 millones de ellos en salarios para estos parasitos tan "solidarios" ellos.

    https://www.abc.es/economia/abci-autonomias-30000-millones-euros-mas-caras-hace-seis-anos-201909080253_noticia.html

    la segunda es que en un pais democratico estas declaraciones serian constitutivas de delito y cuando menos deberian de acabar con la inhabilitación del político que las haga.

    https://www.mundojuridico.info/el-delito-de-odio/

    la sentencia del tribunal Constitucional 214/1994 señala que ni el ejercicio de la libertad ideológica ni la de expresión pueden amparar manifestaciones o expresiones destinadas a menospreciar o a generar sentimientos de hostilidad contra determinados grupos étnicos, de extranjeros o inmigrantes, religiosos o sociales, pues en un Estado como el español, social, democrático y de Derecho.

    aunque no se yo si por este delito se le podria meter mano a este sujeto que se dedica a invocar a un nuevo ejercito de camisas pardas para que vayan acosando a los ciudadanos que no se plegan a sus directrices autoritarias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevamos muchos años viendo y leyendo declaraciones de los parásitos de los títeres del poder, porque sencillamente en un país endeudado hasta el punto que las leyes son controladas desde Bruselas, no gobiernan ni mandan una mierda, entonces, porque les siguen votando la masa borrega? Porque se les defienden hasta rozar lo ridículo y patético como leo en comentarios de prensa y redes sociales? Porque coño no despierta la gente y ponemos a estos en su sitio? Porque la masa es cómoda, dócil, domesticada, cobarde, sociedad estúpida, y últimamente una palabra que veo que jode a algunos anónimos, gilipollas, solo así se entiende que no haya ni un atisbo de crítica a la clase política, nos roban los políticos, los reyes, la policía, los alcaldes, concejales, el tonto del falcon, el macho follador del coletas, el jefe que nos pide horas extras y aún no no ha pagado los atrasos del 2018-2019 y parte del presente año, todos nos piden "compresión", algunos nos piden que seamos luz interior en busca de la luz universal, cuando la compañía me pida la factura eléctrica le digo que soy luz universal y espero que venga en mesías de turno a pagarla, personas que conozco que deben dejar sus viviendas por falta de pago, parados de larga duración, personas sin cobrar los ERTEs, personas que se quedarán sin trabajo después de agosto por culpa de los "rebrotes"... y aún tengo que leer comentarios de personas que no nos conocemos de nada que si creo esto o lo otro, llevo años detrás de la información alternativa, llevo tanto, por edad, que claro que creo que es una lucha perdida de antemano, porque en la miseria absoluta no hay ni fuerzas ni voluntad porque pocos saben, o ninguno lo que es pasar HAMBRE, repito, nadie nos conocemos, comentar desde el sofá es muy fácil pero la realidad es que cuando una minoría nos sublevemos, yo estaré ahí, espero de VERDAD veros a vosotros, el poder real, no el que sale en prensa, el real, el que no sale, provocará guerras que nosotros no podremos parar... y la humanidad seguirá adelante gobernada por los mismos, pero sin la mayoría de nosotros, no tenéis idea del poder real que tienen, ni idea. Amigo anónimo de 13:32, buen aporte y buen comentario, un saludo. Fuerza, la vamos a necesitar de verdad. Dato para los que no tienen compresión lectora, no soy derrotista, describo lo que creo, siento y por desgracia veo y algunos lo pasaron mal en la crisis del 2008, esto que viene es un juego de niños comparado con aquello, la derrota es para los que luchan y pierden, no he visto lucha alguna... de momento.

      Eliminar
    2. Lenin decia que no se debe confrontar al poder mientras este sea fuerte, hay que enfrentarlo cuando este se debilite,sino estaremos abocados al fracaso,de mientras hay que preprararse adquiriendo conciencia social y es dificil que los pequeños burgueses mientras tengan el estomago lleno se molesten en adquirir conocimientos que son la vacuna contra la propaganda ,pensar ahora mismo en una revolución es una utopia,pues no hay ni un partido revolucionario ni un plan para llevar a cabo esa rebelion contra el poder,con una izquierda nihilista sin etica ni moral en contradicción con su propia historía y vendida al capital.

      No se puede esperar que la masa adquiera conciencia social si ni tan siquiera tienen conciencía civica indsipensable para vivir en democracia y el problema lo tenemos encima sin que haya una fuerza de choque que se oponga a la pretensiones del capital de esclavizarnos.

      https://www.youtube.com/watch?v=zcsCHqBGm5s

      de las pocas esperanzas blancas para reconstruir una izquierda que represente a las clases trabajadores de este país y que pueda confrontar a los neoliberales.

      Eliminar
  3. https://youtu.be/2v0-jGyjX_I
    Jaque mate al bozal!

    ResponderEliminar
  4. me parece que ya lo han censurado,en fin las cosas del capitalismo y su "democracia" burguesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! No ha sido censurado. Eres un esbirro o esbirra. No hagan caso de comentarios así, son saboteadores. Comprueben siempre.

      Eliminar
    2. precisamente gracias al "esbirro" estas viendo el video... "el video esta bloqueado por infringir los terminos del servicio".hoy esta disnponible de nuevo.

      por cierto la firma se pone al final del texto no al principio, ya sabe ,adivine, la j por la b y la a por la e.

      Eliminar