viernes, 31 de julio de 2020

LLAMAMIENTO A LA RESISTENCIA CONTRA LA DICTADURA DEL NUEVO ORDEN MUNDIAL



Ciudadanos del mundo, hermanos, hijos de Dios: en esta hora decisiva del mundo, donde estamos siendo sometidos a un devastador ataque por parte de las hordas satánicas que quieren implantar en el mundo un Gobierno Mundial dictatorial, hacemos un llamamiento a la resistencia, a que nos unamos para ofrecer una respuesta mancomunada a sus perversos propósitos.

Es hora de que tomemos conciencia de que el mundo está actualmente regido por una casta luciferina de inimaginable maldad, de increíble perversidad, cuyo propósito manifiesto es sembrar el caos en las sociedades, arruinar los países, destruir nuestros valores y tradiciones, eliminar nuestros derechos y libertades, controlándonos y sometiéndonos mediante una abominable utilización de tecnologías perversas, con la intención de robarnos la bolsa, la vida, y el alma.

Este contubernio es el que ha creado guerra, catástrofes, hambrunas, revoluciones y pandemias, es el que ha originado esta situación crítica que vive ahora la humanidad, donde acaban de inaugurar un apocalipsis luciferino, un Armagedón horripilante con el que el quieren robarle almas a Dios para entregárselas al Maligno, el rey que los dirige.

Esta casta satánica está empeñada en reducir la población mundial, de los actuales 7.800 millones, hasta los 500, como han declarado en repetidas ocasiones sus más eximios prebostes, pues estos seres malignos sienten un profundo asco y desprecio hacia todos nosotros, un odio aterrador, y por esa razón quieren hacer un exterminio masivo, dejando solamente en torno a 500 millones, para que los supervivientes seamos sus esclavos, viviendo al límite de la miseria, chipeados a mansalva, trabajando en sus empresas, consumiendo lo que podamos de sus productos.

Para ellos somos un cáncer maligno que hay que extirpar, seres indignos de vivir, de reproducirse, de consumir recursos. Dicen que es porque respiramos, y con ello contaminamos a la diosa del NOM, a su Pachamama, a la Madre Gaia, consumiendo abusivamente sus escasos recursos. Es tal su inconcebible maldad, que es lícito comenzar a preguntarse si estos personajes son realmente humanos, o si pertenecen a un inframundo cavernario, a un Monte Pelado con nubes de azufre, o a un planeta maligno donde han adquirido querido una condición reptiliana, enemiga de la humanidad.

Pero, ciudadanos del mundo, si esta patulea malvada nos odia y no nos respeta es porque han comprobado infinidad de veces que nosotros no nos respetamos a nosotros mismos, no nos queremos lo suficiente como para defender con uñas y dientes nuestra dignidad de seres humanos, seres únicos e irrepetibles, hijos de Dios. Nos odian porque nos sometemos a sus malvados principios, porque les obedecemos, porque no tenemos el coraje necesario para enfrentarnos a sus maquinaciones, porque saben que, hagan lo que hagan, vamos a aceptar nuestras esclavitudes, nuestras humillaciones, nuestras ruinas, y toda la barbarie dictatorial que nos quieran imponer. Y por eso nos dan lo que nos merecemos, y nos apalean como a perros abandonados.

Es así como se ríen de nosotros, se burlan de nuestra ignorancia, de nuestra cobardía, de nuestra indiferencia, de esa ominosa falta de dignidad que nos lleva a ser «buenos ciudadanos», ovejitas de camino al matadero, esclavos felices en sus fábricas, feligreses tiernos de obediencia plena a una jerarquía eclesiástica que nos ha abandonado, lameculos entusiastas recibidores de paguitas, alucinados zombies antes pantallas execrables que nos lavan el cerebro sin el menor pudor.

Ciudadanos del mundo, es hora de gritar que ¡ya basta!, que ya no vamos a soportar más humillaciones, más mentiras, más falsedades, más ruinas, más esclavismo, más dictaduras policiacas.

Es hora de que, a través de movimientos ciudadanos, plataformas, asociaciones civiles, bufetes de abogados, asociaciones profesionales, organismos más o menos oficiales, etc. exijamos en primer lugar responsabilidades a todos los que han tenido arte y parte en esta horrible dictadura con la que nos han arruinado, engañado, aplastado… y asesinado, planteando demandas judiciales contra todos ellos. Y es hora de que ―en segundo lugar― nos conjuremos para que ―pase lo que pase― no nos quiten ni el más mínimo resquicio de libertad ante las catástrofes futuras que se avecinan, ya sean pandemias, guerras, desastres naturales, etc.

En el caso muy probable de que suelten otro virus y organicen otra pandemia, tenemos que utilizar los movimientos ciudadanos para oponernos a nuevos confinamientos, a nuevas dictaduras, no cediendo jamás ninguna de nuestras libertades, defendiendo con energía nuestros derechos, que nos pertenecen por nacimiento, no porque ellos no los regalen.

Es hora de pedir responsabilidades a todos los que han intervenido en la creación del virus COVID-19, que no es un virus chino exclusivamente, sino de elaboración internacional, con cuya manipulación han intervenido laboratorios y organismos de muchos países occidentales.

Es hora de exigir a los gobiernos de todo el mundo que prohíban de una vez los laboratorios de biotecnología donde se experimenta con virus peligrosos para nuestra salud.

Es hora de que denunciemos la colaboración en este desastre de muchas entidades médicas que, sabiendo la verdad sobre el virus, han callado, por connivencia con la secta satánica responsable, o por miedo a sus represalias. Entidades médicas que alaban las vacunas, que tienen la desfachatez de ponderar la vacuna que prepara Bill Gates como la solución perfecta ― Gates tiene la desvergüenza de llamarla «la solución final», ¿a qué les suena eso?― para acabar con la tortura de los estados policíacos, y recuperar «la normalidad».

Hacer click en la imagen para ampliar
Médicos que han mantenido la boca cerrada ante la barbarie de la ley que obliga llevar mascarillas, sabiendo que son malsanas para la salud.

Médicos que tienen que entre sus filas un porcentaje de carniceros que eutanasiaron a ancianos en residencias geriátricas, hecho que es preciso denunciar con toda firmeza, especialmente por los familiares de las víctimas, exigiendo responsabilidades e indemnizaciones.

Médicos que han guardado silencio ante los ilegales confinamientos, cuando ellos saben de sobra que la naturaleza de esta pandemia no los justificaba en absoluto, ya que es una barbarie médica confinar a la población sana, mientras se deja desprotegida a la población de más riesgo.

Médicos que han silenciado el hecho de que esta pandemia ha producido menos víctimas que una pandemia anual de gripe ―cuya mortandad puede causar hasta 650.000 víctimas anuales―, y de que con una mortalidad que según las estadísticas más fiables del 0,1%, han parado el mundo, y nos han robado las libertades.

Es hora de que sepamos que la prisión domiciliaria a la que han sometido a medio mundo está totalmente injustificada por motivos sanitarios, como así lo empiezan a reconocer algunas instancias oficiales. El objetivo principal del confinamiento ―aparte de llevar a la ruina a muchos países― es el de evitar que las poblaciones adquieran la inmunidad de rebaño, que se transmite por el contacto entre las personas, inmunidad que les imposibilitaría la obligación de someternos a una luciferina vacuna.

Ante las nuevas epidemias que estos profetas de la oscuridad ya vienen anunciando ―con lo cual quieren decir que son ellos quienes las van a ejecutar― hemos de saber que su objetivo con esta pandemia del COVID-19 ha sido el de debilitar nuestro sistema inmunológico para que los nuevos virus nos pillen bajos de defensas, y así poder causar más mortandad, y un pavor tal, que las multitudes aterrorizadas supliquen en masa por la letal vacunación que ya tienen prevista.

Debilitar el sistema inmunológico es también el objetivo de las malsanas mascarillas, con las cuales volvemos a meter en nuestro sistema respiratorio el aire viciado que exhalamos, repletos de anhídrido carbónico y microorganismos, circunstancias que harán surgir en nosotros los virus y bacterias que teníamos de manera inofensiva en nuestro cuerpo. Sabedores de esto, y de que el contacto con el aire limpio, al permitir el contacto de nuestro sistema inmunológico con los microorganismos del exterior, es lo que refuerza la inmunidad de rebaño, las han hecho obligatorias, por lo cual estamos en el deber de denunciar a los Colegios de Médicos que han callado ante este atentado a la salud pública, y a las autoridades que ha aprobado estas medidas malsanas.

Para evitar que reforcemos nuestro sistema inmunológico, también han cerrado parques y jardines, y nos impiden tomar el sol en las playas, ni bañarnos en el mar… ¿Es posible que aceptemos ovejunamente estas aberrantes disposiciones, que atentan contra la dignidad humana, soportando tantas humillaciones?

Un virus que, según la OMS, se contagia solamente cuando alguien tose o estornuda en tu dirección a menos de un metro de distancia, no justifica ni los confinamientos, ni el cierre de empresas, ni el uso de las mascarillas, ni el parón de la economía mundial … Por ello, no es necesario usar mascarillas en lugares públicos al aire libre, donde esta distancia de seguridad ―y mucha más separación― está más que garantizada en la mayoría de los casos. Entonces, ¿por qué lleváis mascarillas incluso en vuestros vehículos privados? ¿Por qué lleváis mascarilla incluso cuando estáis solos en el monte, o paseando por parques y calles semivacías? ¿Seremos acaso tan estúpidos como para imponernos todavía más restricciones, para quitarnos nosotros mismos más libertades?

Es posible que tengáis miedo, pavor ante un mortal enemigo que nos acecha en cada esquina, en cada portal, en cada árbol … Es muy posible que este terror os haya sido inoculado por las telebasuras, pero más bien obedece a vuestro irracional miedo a la muerte, el cual no es más que un síntoma de una vida vacía, sin sentido, sin horizonte, que no cree en de nada más allá, y por eso se aferra desesperadamente a este mundo, viendo enemigos y amenazas por todas partes.

Por ello, otra manera de luchar contra el miedo que nos inocula el Nuevo Orden Mundial es que tengamos fe, que recuperemos nuestra dimensión espiritual, nuestra conciencia divina, para que el miedo irracional a la muerte no nos lleve a entregarnos atados de pies y manos a los correveidiles de Satanás, a cambio de un poco de «seguridad» y una paguita.

Por supuesto, también estamos ante el ineludible deber de llevar a los tribunales a todos los políticos responsables del aumento de víctimas en la epidemia, los cuales, guiados por su ineptitud o por su connivencia, no han tomado las medidas pertinentes en el momento adecuado, desabasteciendo de los materiales necesarios a las poblaciones con riesgo de contagio, inflando las cifras para crear el terror, desatendiendo a las residencias geriátricas… Ante la posible llegada de otra pandemia provocada por la élite globalista, procuremos no dejar a nuestros ancianos en las residencias, sabedores de que para esa élite son las víctimas predilectas porque no producen nada, y consumen recursos, como ellos mismos confiesan.

Y, ¿vais a seguir votando a los partidos políticos que nos han traído hasta esta escombrera, todos corruptos, todos conchabados con el Nuevo Orden Mundial, que les han puesto en el poder justamente para que ejecuten despiadadamente sus agendas? ¿Es que crees todavía que existe la democracia, o que los niños vienen de París?

No permitamos que vuelvan a dejar a los abuelos sin ver a sus nietos, y a los hijos sin ver a sus padres; no con sintamos jamás que nos obliguen a separarnos de nuestros familiares si éstos se encuentran en estado grave; no toleremos nunca nunca que los funerales por nuestros familiares sean tan vergonzosos que ni siquiera nos permitan acudir a ellos … ¿Hasta cuándo vamos a consentir tanta arbitrariedad, tanta humillación, tanta barbarie?

Y así nos va, sometidos a estúpidas normas que nos dicen cuántas personas podemos reunirnos, cuántos kilómetros podemos conducir con el coche, cuánta gente puede ir a misa, cuánto tiempo tienen que durar las ceremonias religiosas, cuántos metros tienen que tener los locales para que puedan abrir, cuánta gente puede nadar en una piscina, a qué hora podemos pasear … ¿Es que no somos seres humanos? ¿Es que os creéis tanta mentira?

Y vosotros, católicos de todo el mundo, abandonados por las jerarquías y los sacerdotes, ¿qué vais a hacer al respecto? Sabed que las órdenes para cerrar las iglesias y prohibir el sacrificio perpetuo han partido de los obispos, sin que hubiera un imperativo legal por parte de los poderes públicos para esta abominable medida, que nos ha privado de auxilio espiritual en estas horribles circunstancias: ¿Nadie protestará por ello? ¿No es hora de hacer ver a estas jerarquías en connivencia con el globalismo que no estamos dispuestos a consentir más este atropello, está blasfemia, esta tropelía contra nuestra fe?

Y, ante el despiadado ataque del laicismo satánico contra nuestros símbolos religiosos, contra nuestros monumentos, contra nuestras tradiciones católicas, contra nuestros valores morales emanados del cristianismo, ¿permaneceremos impasibles, bajando la cerviz, mirando para otro lado, silbando, como si la cosa no fuera con nosotros?

¿Consentiremos por más tiempo que la dictadura luciferina continúe adoctrinando a nuestros hijos en las escuelas con perniciosas ideologías, inculcándoles contravalores completamente contrarios a la ley natural y a los valores emanados de la civilización occidental cristiana?

Vosotros, comerciantes, empresarios, hosteleros, que os habéis visto arruinados por esta tiránica dictadura que con la excusa de una falsa pandemia ha arrasado con vuestros negocios, ¿qué haréis?: ¿Os lameréis vuestras heridas? ¿Maldeciréis vuestra suerte? ¿No es hora ya de que, a través de vuestras asociaciones profesionales, demandéis a toda la patulea que os ha llevado al colapso?

¿Por qué habéis obedecido sin rechistar al cierre de vuestras empresas? En un local donde la gente guarda la distancia de seguridad preconizada por las autoridades, aun reduciendo el aforo si hiciera falta, ¿qué problema habría en continuar trabajando? Si en un hotel la gente permanece en su habitación, y sólo comparten de pasada el vestíbulo de entrada, donde no hay ningún riesgo de contagio, ¿por qué los hosteleros han aceptado el cierre de las instalaciones? En un bar en donde la gente respeta la distancia, ¿por qué se ha aceptado su cierre?

Sin embargo, no habéis hecho nada, sino practicar el silencio de los corderos, obedecer sin rechistar, sabiendo que eran medidas completamente desproporcionadas y ruinosas. Habéis colaborado con la opresión, y ahora os veis la ruina. ¿Para qué están vuestras asociaciones profesionales? ¿Por qué no habéis resistido a la dictadura?

Ciudadanos de todo el mundo, ¿seguiréis viendo las televisiones luciferinas que os han lavado el cerebro impunemente? ¿No tendréis la osadía de negaros a ver la televisión? ¿No comprendéis acaso que ésta es la mejor manera de acabar con el Nuevo Orden Mundial, porque las pantallas fueron inventadas justamente por la casta luciferina para proceder al masivo adoctrinamiento de los rebaños, y sin esta propaganda los turbios personajes que las dominan no podrán jamás ejecutar la dictadura del pensamiento?

En medio del caos del COVID-19, están desplegando el satánico 5G, la telefonía inalámbrica que, además de un sinnúmero de perversos efectos malsanos sobre nuestra salud, servirá al Nuevo Orden Mundial para ejecutar un pavoroso control mental, con el que vigilar la disidencia y exterminarla a discreción. ¿Es que acaso no sabéis que el 5G es un arma usada militarmente desde hace tiempo? Negaos a que en vuestras comunidades de vecinos se implante esta cruel tecnología, luchad para que vuestros ayuntamientos no la desplieguen, porque nos va la vida y la libertad en ello. Buscad en internet las asociaciones y plataformas que están llevando a cabo acciones contra el 5G, y colaborad con ellas.

Y, sobre todo, usad vuestra razón para reflexionar, para pensar, para no aceptar sin rechistar todas las mentiras con las que el NOM os quiere esclavizar y someter a su dictadura … Poned en tela de juicio todo lo que os digan sus medios de comunicación, investigad, reflexionad sobre las ordenanzas que van contra vuestros derechos y libertades, contra vuestra dignidad de seres humanos e hijos de Dios.

Y, por lo que más queráis, NO ACEPTÉIS JAMÁS LA VACUNA CONTRA EL CORONAVIRUS QUE ESTÁN PREPARANDO POR ORDEN DE LA CASTA LUCIFERINA, cuyo verdadero objetivo es introducirnos un chip de Bill Gates: ¡JAMÁS!

Y así, ciudadanos del mundo, resistiendo mancomunadamente a toda forma de opresión y dictadura, perdido el miedo, recuperada nuestra dignidad humana, llegará el día en que podamos lanzar al universo nuestro grito: «¡LIBERTAD!», «¡LIBERTAD!», «¡LIBERTAD!», «¡LIBERTAD!»…

Laureano Benítez Grande-Caballero
(Fuente: http://www.alertadigital.com/)

EL FMI Y EL BANCO MUNDIAL EXIGEN COMO CONTRAPARTIDA A SUS PRÉSTAMOS CONFINAMIENTOS EXTREMOS Y TOQUE DE QUEDA



Mientras el vendepatrias Pedro Sánchez celebra como un éxito personal los 140.000 millones de euros que España va a recibir del "fondo de recuperación europeo contra el Covid" (curiosa denominación, puesto que el desastre económico no ha sido causado por la pandemia, sino por la disparatada ocurrencia de parar el país varios meses hundiendo la economía) se olvida de explicarnos cuáles son las condiciones bajo las que vamos a recibir esa "ayuda".

Aunque tal vez ya lo esté explicando al anunciar veladamente un nuevo confinamiento -que podría comenzar incluso en agosto, vaticina- y que revela que a cambio de la "donación" los oligarcas financieros cuentan con el hundimiento absoluto de nuestros activos, que luego recomprarán a precio de saldo adueñándose del país.

Enormes prestamos son concedidos a naciones soberanas por El Banco Mundial, el FMI y otros organismos similares, pero las condiciones relacionadas a estos préstamos son raramente comunicadas por los gobiernos a sus ciudadanos.

Un caso reciente en Bielorrusia ha puesto de relieve las condiciones impuestas por estos organismos para la concesión de préstamos para el COVID-19. El Presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, ha revelado que la ayuda del Banco Mundial para el coronavirus conlleva condiciones destinadas a imponer medidas de confinamiento extremos, modelar su respuesta al coronavirus como la de Italia, e incluso modificar las políticas económicas que él rechazó por ser "inaceptables".

Alexander Lukashenko preguntó a los participantes en una reunión para discutir las medidas de apoyo al sector económico real por parte del sistema bancario, “¿Cuáles son los requerimientos de nuestros socios? Se anunció que pueden proporcionar a Bielorrusia 940 millones de dólares en financiación llamada rápida”.

Bielorrusia no se vende; España, por desgracia, sí.
Al mismo tiempo, subrayó que las condiciones adicionales que no se aplican a la parte financiera hundirían el país en vez de reflotarlo.

"Escuchamos las peticiones, por ejemplo, de modelar nuestra respuesta al coronavirus a la de Italia. No quiero que se repita la situación italiana en Bielorrusia. Tenemos nuestro propio país y nuestra propia situación", ha declarado el presidente.

Según el Presidente, el Banco Mundial ha mostrado interés en las prácticas de control del coronavirus en Bielorrusia.

Está dispuesta a financiarnos diez veces más de lo que propuso inicialmente como muestra de reconocimiento por nuestra eficaz lucha contra este virus. El Banco Mundial ha pedido incluso al Ministerio de Salud que comparta su experiencia. Mientras tanto, el FMI sigue pidiéndonos medidas de cuarentena, aislamientos y toques de queda. No tiene sentido. No bailaremos con la música de nadie", dijo el presidente.

Bielorrusia es uno de los únicos países europeos que no ha aplicado medidas estrictas de confinamiento del coronavirus. La situación de no restricción es tal, que incluso los servicios no esenciales permanecen abiertos. La liga de fútbol de Bielorrusia sigue en marcha. La única medida restrictiva que Bielorrusia ha adoptado hasta ahora es la prolongación de las vacaciones escolares.

Lukashenko ha expresado la opinión de que un confinamiento era inútil. Muchos científicos de renombre también han expresado opiniones similares. Recientemente, un médico indio desmitificó el relato oficial sobre el Coronavirus. Ha Señalado que "el estrés afecta a la salud" y que el miedo es innecesario porque la gente terminará por desarrollar una inmunidad natural al virus. Es una de las pocas personas que defiende la idea de que la vida debe continuar sin interrupciones.

El Presidente de Bielorrusia no es el primero en haber expuesto la presión ejercida por los organismos mundiales durante la crisis del coronavirus para hacer avanzar sus programas.

Anteriormente, en una revelación asombrosa, el Presidente de Madagascar declaró que la que la OMS le ofreció un soborno de 20 millones de dólares para intoxicar la cura contra el COVID-19, llamada COVID-19 Organics fabricada a partir de Artemisia.

El Presidente de Tanzanía expulsó a la OMS del país después de que las muestras de cabras y papayas dieran positivo en la prueba de COVID-19. Pocos días después de la decisión de Tanzanía, Burundi también expulsó del país al equipo de coronavirus de la OMS por injerencia en los asuntos internos.

También ha sido revelado, en un informe de inteligencia interceptado, que Bill Gates ofreció un soborno de 10 millones de dólares para un programa de vacunación forzosa contra el coronavirus a Nigeria. Tras lo cual, una política italiana ha exigido exigió el arresto de Bill Gates al parlamento italiano. También expuso el programa de Bill Gates en la India y África, así como los planes para la implantación de microchips a la raza humana mediante el programa de identificación digital ID2020.

(Fuente: GreatGameIndia; visto en http://www.verdadypaciencia.com/)

LA INDECENTE FARSA DESTAPADA EN 27 MINUTOS


jueves, 30 de julio de 2020

LA GRIPE ESPAÑOLA DE 1918, UNA PANDEMIA CAUSADA POR LA PRIMERA VACUNACIÓN MASIVA DE LA HISTORIA



La primera vacunación masiva global tuvo lugar hace 102 años, al final de la Primera Guerra Mundial. Inmediatamente después, apareció una enfermedad hasta entonces desconocida que costó la vida de alrededor de 100 millones de personas.

Más tarde sería conocida como “la gripe española”. Pero si lees los documentos médicos de esa época, obtienes una imagen completamente diferente de una pandemia de gripe: en realidad, fueron las vacunas las que desencadenaron la masiva mortandad.

Anne Rilez Hale, un testigo de la época, informa de una verdadera escabechina en el ejército de los Estados Unidos. Por lo tanto, había relativamente muchos soldados entre las víctimas. Los hombres jóvenes que escaparon de la vacunación no mostraron síntomas de gripe, y se mantuvieron perfectamente saludables. Pronto se hizo evidente que más soldados fueron asesinados por las vacunas que por los rifles enemigos.

Otras vacunas forzadas en el ejército, como contra la fiebre amarilla, la fiebre tifoidea, etc., tuvieron consecuencias perjudiciales similares. La única diferencia con la gripe española fue que las vacunas contra la fiebre amarilla y la fiebre tifoidea se restringieron al ejército, mientras que la vacuna contra la gripe se inoculó a toda la población. A pesar de la vacunación, o precisamente debido a la vacunación, hubo más de 7,000 casos de fiebre tifoidea registrados en el ejército británico en 1916 y más de 113,000 en los franceses.

Hasta la fecha, las vacunas masivas de esa época, incluidas las contra la gripe, no se han abordado o, obviamente, ni siquiera se han negado. El Secretario de Guerra de los Estados Unidos, Henry L. Stimson confirmó las consecuencias fatales de las vacunas contra la fiebre amarilla en 63 casos. Se administró un total de 14 a 25 vacunas a los reclutas. Los registros del ejército indican que todas las enfermedades vacunadas aumentaron alarmantemente después de que comenzó la vacunación en 1917.

Otro testigo era el Dr. Eleanor McBean, Ph.D., naturópata, quien escribió en su libro "The Swine Flu Expose" (La vacuna de la gripe, expuesta, 1977), CAPÍTULO 2: LA EPIDEMIA DE LA INFLUENZA ESPAÑOLA DE 1918 FUE CAUSADA POR LAS VACUNAS:

¡Fui observador directo de la epidemia de gripe de 1918!

Todos los médicos y las personas que vivían en el momento de la epidemia de gripe “española” en 1918 dicen que fue la enfermedad más terrible que jamás haya afectado al mundo. Hombres fuertes, sanos y alerta un día, murieron al día siguiente.

La enfermedad tenía las características de la peste negra agregada a las de la fiebre tifoidea, la difteria, la neumonía, la viruela, la parálisis y todas las enfermedades con las que las personas habían sido vacunadas inmediatamente después de la Primera Guerra Mundial.

Prácticamente, la población total estaba “sembrada” con una docena o más de enfermedades. También se habían inyectado sueros tóxicos. Fue particularmente trágico que todas estas enfermedades causadas por la acción médica empezaran a estallar simultáneamente.

La prolongada pandemia se mantuvo viva durante dos años con la adición de medicamentos tóxicos que se pensaba que eran efectivos.

Por lo que pude averiguar, la gripe solo afectó a los vacunados. Los que se negaron a tomar sueros de vacuna escaparon de la gripe. Mi familia había rechazado todas las vacunas, así que nos mantuvimos bien todo el tiempo. Sabíamos por las clases de salud de Graham, por Spur, por Tilden y por otros, que no se podía contaminar el cuerpo con toxinas sin causar enfermedades.

Cuando la “gripe” estaba en su apogeo, todas las tiendas, escuelas, tiendas, incluso el hospital, estaban cerradas. Los médicos y las enfermeras también habían sido vacunados y estaban convalecientes de gripe. Nadie estaba en las calles. Era como un pueblo fantasma. Nosotros [los no vacunados] parecíamos ser la única familia que no tenía gripe. Entonces mis padres iban de casa en casa para cuidar a los enfermos porque era imposible encontrar un médico. Si fuera posible que los microbios, las bacterias, los virus o los bacilos causaran enfermedades, habrían tenido muchas oportunidades de atacar a mis padres porque pasaban muchas horas al día en las habitaciones de los enfermos, pero no contrajeron la gripe, y no trajeron microbios a casa que nos hubieran atacado a los niños. Ninguno de nuestra familia tenía gripe, ni un golpe ni un jadeo, y era invierno con nieve profunda en todas partes.

Se ha dicho que la epidemia de gripe de 1918 mató a 20,000,000 de personas en todo el mundo. Pero nuestras observaciones nos mostraron: fueron los médicos quienes realmente los mataron con sus tratamientos crudos y mortales y sus drogas tóxicas. Esta es una acusación arriesgada, pero convincentemente corroborada por el éxito de otros médicos que no usaron medicamentos químicos y, por lo tanto, actuaron correctamente.

Mientras que la medicina medicinal y los hospitales medicinales (“alopáticos”) perdieron el 33 % de sus casos de gripe, los hospitales no medicinales como Battle-Creek, Kellogg y el sanatorio de salud de MacFadden lograron casi el 100% de curación con sus tratamientos de agua, baños, enemas, etc., con curas de ayuno y otros procedimientos simples de curación, a los que siguieron planes de dieta cuidadosamente preparados con alimentos naturales.

Un médico sin drogas no perdió ningún paciente en ocho años. El exitoso tratamiento de recuperación de uno de esos naturópatas libres de drogas que no perdió ningún paciente se describe en la otra parte del libro, "La vacunación errada", que se publicaría un poco más tarde.

Si los médicos habituales estuvieran tan avanzados como los naturópatas, no habría habido esos 20 millones de muertes como resultado del tratamiento médico contra la gripe. 

Hubo siete veces más enfermedades entre los soldados vacunados que entre los civiles no vacunados, y las enfermedades eran exactamente aquellas contra las que habían sido vacunados. 

Un soldado que vino del extranjero en 1922 me dijo que los hospitales del ejército estaban abarrotados de casos de polio y se preguntó por qué los hombres adultos deberían haber tenido una enfermedad infantil. Ahora sabemos que la polio es una consecuencia común del envenenamiento por vacuna. Los que se quedaron en casa no tuvieron polio hasta después de la campaña mundial de vacunación de 1918. 

Fuente del artículo anterior: “LA GRIPE ESPAÑOLA. Informe de un testigo ocular: solo las personas vacunadas enferman ”, informe impf julio / agosto de 2005, páginas 19-25, cit. después de Petra Timmermann.

Hay otra sección traducida en Neue-medizin.com:

“Como he señalado, todas las autoridades de vacunación médicas y no médicas están de acuerdo en que las vacunas están diseñadas para causar formas más leves de las enfermedades que están diseñadas para prevenir. Pero también saben y admiten que no hay forma de predecir si el curso será leve, grave, o mortal. 

Con tanta incertidumbre al tratar con nada menos que la vida humana, es muy poco científico y extremadamente peligroso usar un procedimiento tan cuestionable como la vacunación. 

Muchas vacunas también causan enfermedades distintas a las que protegen. Por ejemplo, la vacuna contra la viruela a menudo causa sífilis, parálisis, lepra y cáncer. 

Las vacunas contra la poliomielitis, la toxina/antitoxina diftérica, la vacuna contra la fiebre tifoidea, así como el sarampión, el tétanos y todas las demás vacunas a menudo causan varias otras etapas de la enfermedad, como la encefalitis (meningitis) posterior a la vacuna, parálisis, meningitis espinal, ceguera, cáncer ( a veces dentro de los 2 años), tuberculosis (dos a 20 años después de la vacunación), artritis, enfermedad renal, enfermedad cardíaca (insuficiencia cardíaca a veces en cuestión de minutos después de la vacunación y a veces unas horas más tarde). 

El daño a los nervios y muchos otros trastornos graves también son el resultado de inyecciones. 

Cuando se administran varias vacunas (diferentes vacunas) en unos pocos días o semanas, a menudo desencadenan formas más intensas de todas estas enfermedades a la vez porque el cuerpo no puede hacer frente a una gran cantidad de veneno mortal que se inyecta directamente en el torrente sanguíneo. Los médicos lo llaman una “nueva enfermedad” y continúan suprimiendo los síntomas. 

Si los venenos se ingieren a través de la boca, el sistema de defensa interna tiene la posibilidad de expulsar algunos de ellos a través del vómito, pero si los venenos se inyectan directamente en el cuerpo, evitando todas las “fuerzas de seguridad” naturales, estos venenos peligrosos circulan en unos pocos segundos. en todo el cuerpo hasta que todas las células estén envenenadas. 

Escuché que siete hombres en el consultorio de un médico cayeron muertos después de la vacunación. Esto estaba en un campamento del ejército, así que le pedí confirmación al gobierno. Me enviaron un informe del Secretario de Guerra de los Estados Unidos, Henry L. Stimson. Este informe no solo confirmó el informe de los siete que murieron después de la vacunación, sino que también testificó que hubo 63 muertes y 28,585 casos de hepatitis como resultado directo de la vacunación contra la fiebre amarilla en solo 6 meses de la guerra. 

Sin embargo, esta fue solo una de las 14 a 25 vacunas que se dieron a los soldados. Podemos imaginar el daño que todas estas vacunas le hicieron a estos hombres (vea el capítulo “Lo que las vacunas le hicieron a nuestros soldados”).

La Primera Guerra Mundial fue relativamente corta, por lo que los fabricantes de vacunas no pudieron vender todos sus productos. Sin embargo, dado sus fines eran (y todavía son) de lucro, decidieron ofrecer las vacunas al resto de la población. Por lo tanto, lanzaron la campaña de vacunación más grande en la historia de los Estados Unidos.

No hubo epidemias para justificar esto, pero utilizaron otros trucos. Su propaganda afirmaba que los soldados regresaban a casa de países extranjeros con todo tipo de enfermedades y que todos tenían que recibir todas las vacunas disponibles en el mercado. La gente les creyó porque, en primer lugar, querían creer a sus médicos y, en segundo lugar, porque los soldados que volvían a casa estaban realmente enfermos. Pero no sabían que estas últimas eran enfermedades relacionadas con la vacuna inducidas médicamente, porque a los médicos del ejército no les gusta decirles esas cosas.

Muchos de los soldados que regresaron quedaron discapacitados de por vida como resultado de estas enfermedades transmitidas por vacunas. Muchos se volvieron locos por la encefalitis posvacunal, pero los médicos lo llamaron “shock post-bélico”, aunque muchos de ellos nunca habían abandonado el suelo estadounidense.

La enfermedad del conglomerado, que fue desencadenada por las diversas vacunas tóxicas, dejó a los médicos sin palabras. La nueva enfermedad que crearon tenía síntomas de todas las enfermedades que habían inyectado en los hombres: fiebre alta, debilidad extrema, erupción abdominal y trastornos intestinales típicos de la fiebre tifoidea.

La vacuna contra la difteria causó una inflación excesiva de los pulmones, sensación de frío y fiebre, dolor de garganta, después problemas respiratorios y sibilancias, también sofocación, después de lo cual el cuerpo se volvió negro por la sangre en reposo, que se vio privado de oxígeno durante las fases de asfixia. Solía ​​llamarse la “muerte negra”.

Las otras vacunas causan sus propias reacciones: parálisis, daño cerebral, tétanos, etc. Cuando los médicos intentaron suprimir los síntomas de la fiebre tifoidea con una vacuna aún más fuerte, causaron un tipo de fiebre tifoidea llamada paratifoidea. Sin embargo, cuando elaboraron otra vacuna más fuerte e incluso más peligrosa para suprimir las consecuencias de la otra, crearon una enfermedad aún peor para la que inicialmente no tenían nombre.

No querían decirle a la gente lo que realmente era: su propio monstruo de Frankenstein que habían creado con sus vacunas y medicamentos para suprimir los síntomas. Querían quitarse la culpa de sí mismos, por lo que eventualmente llamaron a la enfermedad “gripe española”.

Esto es lo que revelan los informes de hechos de ese tiempo ominoso. Ahora, como de costumbre, los creyentes de las vacunas pueden volver a sulfurarse y, según su ortodoxia, hablar, negar y tergiversar todo hasta que vuelva a encajar en la imagen del “mundo perfecto”.

En el informe de impf No. 12/13, noviembre diciembre. 2005 ("El misterio del origen de la gripe española" por Hans UP Tolzin, leemos:

“¿Qué tiene que ver la gripe española, que se dice que costó hasta 100 millones de vidas en todo el mundo hace casi 90 años, con nuestra situación actual? No mucho, en realidad, porque nuestro tiempo no es comparable al de la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, recientemente esta epidemia ha sido señalada a nuestra atención por científicos y autoridades de salud como evidencia aterradora de que una pandemia global similar podría ocurrir nuevamente en cualquier momento. 

Todo lo que creemos saber sobre las causas y el curso de la gripe española en la actualidad se basa en anécdotas contradictorias, hipótesis y conjeturas puras. Sin embargo, la ciencia actual cree que se han resuelto todas las preguntas esenciales sobre la causa de la pandemia de 1918. ¿Con razón?

“Una pandemia es una forma efectiva de deshacerse de los” comedores inútiles “sin dañar la propiedad. La pandemia de gripe de 1918-1919 infectó al 20% de la población mundial y mató a más de 60 millones de personas. Esto es aproximadamente tres veces más que la Primera Guerra Mundial en muertos y heridos y es aproximadamente comparable a las pérdidas en la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, esta plaga moderna ha desaparecido de la memoria. ¿Por qué? ¿Fue un truco deliberado de los Illuminati para terminar el trabajo que comenzaron con la Primera Guerra Mundial?" ("¿Fue la gripe española (1918) un genocidio deliberado?" por Henry Makow, Ph.D.)

(Fuente: https://liebeisstleben.de/; visto en https://falsasbanderas.wordpress.com/)

DESCIFRANDO LA AGENDA DE BILL GATES Y SU VACUNA





Tampoco está de más recordar este artículo, escrito en 2019 y absolutamente premonitorio de lo que se nos está pretendiendo imponer ahora:

TATUAJES INVISIBLES PARA IDENTIFICAR A NIÑOS VACUNADOS, FINANCIADOS POR BILL GATES

Saber quién está vacunado y quién no es algo extremadamente importante para admisión en escuelas (primera falacia, el derecho a la educación es un derecho humano básico e incondicionado, nota del "blogger"), control de enfermedades o iniciativas nacionales de vacunación en los países en desarrollo.

En muchos casos es necesario realizar un seguimiento de quién tomó qué vacuna y cuándo, y eso es algo difícil de realizar si seguimos usando el método de la cartilla de vacunas en papel.

Ahora llega otra solución desde el MIT: han creado una tinta que se puede poner de manera segura en la piel junto con la vacuna en sí, y solo es visible usando una aplicación y filtro especial para la cámara del teléfono inteligente.


La idea es tener el registro de una vacuna directamente en la piel del paciente en lugar de documentarla electrónicamente o en papel, algo fundamental en áreas donde las tarjetas de vacunas en papel a menudo se pierden o no existen en absoluto, y las bases de datos electrónicas son desconocidas.

Esta tecnología podría permitir la detección rápida y anónima del historial de vacunación del paciente para garantizar que cada niño sea vacunado.

El tatuaje es un patrón formado por minúsculos puntos, pequeños cristales semiconductores que reflejan la luz y brilla bajo la luz infrarroja. El patrón, y la vacuna, se administran en la piel utilizando microagujas solubles de alta tecnología hechas de una mezcla de polímeros y azúcar.

(Fuente: https://wwwhatsnew.com/)

Nos quieren marcar como a ganado sí o sí. Y no es por nuestro bien.

LOS MADRILEÑOS TENDRÁN MÁS O MENOS LIBERTAD DE MOVIMIENTOS EN FUNCIÓN DE SI TIENEN O NO ANTICUERPOS DEL COVID



La Presidenta de la Comunidad autónoma de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha bautizado la nueva medida como “la cartilla Covid-19”: aquel que tenga anticuerpos del Covid podrá acceder a cines, museos o gimnasios con total normalidad.

Según la doctrina “Ayuso” el que tiene anticuerpos del Covid “no puede contagiar”. Se trata según sus palabras, “de hacer que las medidas tomadas por los rebrotes no afecten de la misma manera a los que tienen anticuerpos del Covid y a los que están en riesgo de contagio.

Isabel Díaz Ayuso, IDA. Ya lo dicen sus iniciales
Es según Ayuso “el comienzo de un nuevo lenguaje internacional” (y eso que, pese a las altisonantes declaraciones de la iluminada ésta, la idea ha sido descartada en todos los países en que se propuso, nota del "blogger").

Se le olvida a la presidenta de Madrid que expertos inmunólogos advierten que una persona con anticuerpos del Covid aunque no enferme, puede contagiar.

Es de tal calibre la paranoia de todo el entramado propagandístico de la “plandemia” que incluso resoluciones segregacionistas como sería “la cartilla del Covid-19” caen en contradicción con lo que dice el propio sistema sobre la capacidad de contagio de los que tienen anticuerpos del Covid, con lo cual la medida de Ayuso se convertiría en una medida discriminatoria sino tiene la base científica sólida y necesaria para determinar quién es y quién no es un potencial contagiador.

Al final como dice la señora Ayuso, esto es “el nuevo lenguaje internacional”, un lenguaje basado en pruebas PCR que solo detectan material genético, no carga viral necesariamente, según la propia OMS.

Un lenguaje donde los futuros vacunados con una de las decenas de vacunas financiadas por Gates serán ciudadanos de primera. Al menos por unos años, hasta que la Élite los considere prescindibles. Y el resto ciudadanos de segunda sin posibilidad de ir a un cine o ir en autobús, personas con su derecho a la movilidad limitado ... por muchos años.

Un mundo segregado, es el nuevo apartheid del siglo XXI.

La "nueva normalidad", cimentada en el terror y en el más indisimulado autoritarismo. Una violación malsana de nuestro más elemental derecho a no sentirnos discriminados por no pasar por el aro del poder.

El mundo se aleja de la libertad y vamos a unos años de un oscuro autoritarismo que infunde miedo desde las sombras, que hace de la ficción una realidad a través de sus apéndices de poder.

Un mundo distópico, una sociedad que solo hace caso a la televisión y a sus políticos, una sociedad decadente incapaz de luchar por un mundo sin miedo. Incapaz de luchar por su propio derecho a vivir en libertad porque se alinea con sus propios verdugos.

Una sociedad narcotizada por sus miedos, por sus neuras, por sus fobias y sus filias, sentada en su sofá condenada irremediablemente al exterminio por fases programado por las élites eugenésicas.


Es el fin de la libertad y el inicio de la nueva esclavitud digital.

(Fuente: https://dondelaverdadnoslleva.blogspot.com/)

miércoles, 29 de julio de 2020

MÉDICO ESPAÑOL RUEGA NO PONERSE LAS VACUNAS DE GRIPE ESTACIONAL Y COVID-19


Mensaje del Dr. Alejandro Sousa, licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Santiago de Compostela (España) acerca de los tests PCR y las vacunas que están desarrollándose para el Covid-19 y cuyos ensayos están resultando mortíferos.

LA CONTUNDENTE EVIDENCIA DE QUE EL SARS-COV-2 FUE CREADO ARTIFICIALMENTE (2ª PARTE)




Fort Detrick y los virus

En los albores de la Segunda Guerra Mundial, los EE.UU. ya eran líderes en la producción de armas biológicas y químicas, siendo el Arsenal de Edgewood la mayor instalación de armas químicas y biológicas del mundo con un personal de 1.200 investigadores.

En 1943, el desarrollo de armas biológicas y químicas fue transferido a Fort Detrick. Con el fin de obtener aún más conocimientos sobre las armas biológicas, los Estados Unidos concedieron inmunidad a destacados científicos nazis como Erich Traub, un virólogo especializado en la fiebre aftosa, la peste bovina y la enfermedad de Newcastle. Fue jefe de laboratorio de la principal instalación de armas biológicas de los nazis en la isla de Riems.

"Meses después de su contrato para la operación Paperclip, Traub fue invitado a reunirse con científicos estadounidenses de Fort Detrick [...]. Traub habló del trabajo realizado en el Instituto de Investigación del Reich para Enfermedades Virales de los Animales en la Isla de Riems durante la Segunda Guerra Mundial para los nazis, y el trabajo realizado después de la guerra allí para los rusos. Traub dio una explicación detallada de la operación secreta en el Instituto, y sus actividades allí. Esta información proporcionó el trabajo de campo para el laboratorio de enfermedades animales de guerra bacteriológica de Fort Detrick en la isla Plum."
[Carroll, Michael (2004). Lab 257: The Disturbing Story of the Government's Secret Germ Laboratory. (Laboratorio 257: La perturbadora historia del laboratorio secreto de gérmenes del gobierno) New York: HarperCollins Publishers. pág. 7-8.]

A cambio de la transferencia de conocimientos sobre armas biológicas a Fort Detrick, los EE.UU. también proporcionaron inmunidad a los líderes de la infame Unidad 731, un grupo de investigación japonés encubierto sobre armas biológicas, que practicó la vivisección en vivo y mató a más de 300.000 ciudadanos chinos mediante la guerra bacteriológica.

Instalaciones de Fort Detrick
En la década de 1950, Fort Detrick ya estaba experimentando con un gran número de virus y otros gérmenes:

"Operación Harness", un programa experimental poco exitoso en el que participaron equipos de microbiólogos estadounidenses, británicos y canadienses que rociaron agentes virulentos como el ántrax, la brucelosis y la tularemia sobre las Bahamas, Antigua y Nuevas Hébridas. [...] Otros proyectos de SOD menos conocidos que se llevaron a cabo antes de la formalización de una relación con la CIA consistieron en probar los efectos de la intoxicación por salmonela, los aerosoles de toxina botulínica, el kala-azar (una enfermedad parasitaria), el linfogranuloma inguinal (un virus similar al herpes), los pianes y, quizás lo más ominoso de todo, el desarrollo de "la capacidad de inducir cáncer por medios encubiertos".
[Hank Albarelli, A Terrible Mistake (Un terrible error)]

Los experimentos de guerra alemana se llevaron a cabo en sujetos involuntarios y causaron un número de muertes en países "enemigos", países del tercer mundo, países "aliados" como Francia y la población de los EE.UU.; no sólo prostitutas, reclusos o pacientes mentales, sino "ciudadanos normales", como durante la exposición de 800.000 residentes de San Francisco a la Serratia marcescens.

En 1969, en medio de enormes protestas contra la guerra de Vietnam y de las crecientes revelaciones sobre el uso del Agente Naranja (creado por Frederick Hoffman y los bioquímicos de Fort Detrick) y del napalm contra las poblaciones civiles, el presidente Nixon anunció una supuesta prohibición del uso de armas químicas y biológicas. Sin embargo, se trataba de una prohibición falsa, como lo demuestra la convención firmada en 1972:

"Los Estados Unidos limitarán sus investigaciones biológicas a medidas defensivas como la inmunización y las medidas de seguridad".

Básicamente, el único cambio fue que ahora los Estados Unidos tenían que señalar con el dedo a un presunto bioterrorista para proseguir -o para "justificar" más tarde- su investigación sobre un arma biológica determinada. Y eso es exactamente lo que hicieron con la historia del ántrax de Irak. Irak estaba supuestamente desarrollando armas biológicas de ántrax, una de las excusas para lanzar la guerra contra Irak. Fue el mismo ántrax que fue enviado por correo por "bioterroristas" unas semanas después del 11-S (momento conveniente para exagerar el frenesí del "malvado terrorista musulmán").

Al final, las investigaciones revelaron que el ántrax no vino de Irak sino de Fort Detrick. Un hecho inconveniente, pero pronto se encontró un chivo expiatorio conveniente. Según el FBI, las cartas con ántrax fueron enviadas por un empleado loco: Bruce Edwards Ivins, un premiado microbiólogo que había trabajado en Fort Detrick durante 18 años.

Colin Powell muestra un frasco con ántrax en la ONU

10 años después, un análisis científico de las cepas de ántrax realizado por la Academia Nacional de Ciencias concluyó que el FBI exageró la solidez del análisis genético que relacionaba el ántrax enviado por correo con un suministro mantenido por Bruce E. Ivins. El ántrax era de Fort Detrick, pero Ivins probablemente no fue el culpable. Ivin murió en 2008, supuestamente por una sobredosis de Tylenol. No se realizó ninguna autopsia, y el cuerpo fue incinerado pronto. Los muertos no cuentan cuentos.

Hoy en día, los científicos de Fort Detrick todavía están llevando a cabo una intensa investigación sobre armas biológicas hechas por el hombre en general, y los virus diseñados específicamente. Por ejemplo, en 2016, Fort Detrick participó en la investigación sobre el uso de murciélagos y los virus que llevan como armas biológicas. En 2018, Fort Detrick realizó investigaciones sobre el coronavirus MERS, un pariente cercano del SARS-CoV-2.

Fort Detrick también utiliza una tecnología avanzada llamada CRISPR-Cas9 para extraer secuencias genéticas específicas de los virus. Según un documento publicado en 2017, los equipos de Fort Detrick utilizaron esta tecnología para extraer secuencias virales que codifican para un "sitio de furina de clivaje". Casualmente, o no, según algunos investigadores, es el inesperado sitio de la furina de clivaje que se encuentra en el SARS-CoV-2 lo que proporciona su inusualmente alta virulencia y demuestra que es artificial.

Arriba se muestra la extensión de la investigación pública que emana de Fort Detrick. Siendo un sitio militar estrechamente ligado a la CIA, donde el secreto es primordial, Fort Detrick y los laboratorios asociados alrededor del mundo operan dentro de redes cerradas de comunicación y publicación.

Fort Detrick y el control mental

Paralelamente a la investigación y el diseño de armas biológicas, Fort Detrick está muy involucrado en el control mental. A partir de la Segunda Guerra Mundial, los métodos incluyeron el uso de varias drogas (heroína, mescalina, LSD, MDMA, THC sintético y morfina), polígrafo, terapia de electrochoque, el uso de "ayudas mecánicas", lobotomías, hipnotismo, fatiga, aislamiento, privación sensorial y tortura.

MKULTRA es el programa de control mental más conocido debido a las revelaciones sobre los horribles experimentos llevados a cabo por Sydney Gottlieb, químico de la CIA y jefe de algunos experimentos de control mental en Fort Detrick, y el Dr. Ewen Cameron del Allan Memorial Institute en Montreal. Pero esto era sólo la punta del iceberg; los experimentos expuestos eran sólo parte del subproyecto 68, uno de los 144 subproyectos contenidos en MKULTRA.

MKULTRA se ramificó en muchas "avenidas adicionales de control del comportamiento humano, incluyendo radiación, electrochoque, varios campos de la psicología, psiquiatría, sociología y antropología, grafología, sustancias para el acoso y dispositivos y materiales paramilitares".

Luego de que el subproyecto 68 fuera expuesto, MKULTRA fue oficialmente interrumpido en 1964. La verdad es que no terminó en 1964; simplemente fue reetiquetado como Proyecto MKSEARCH.

Además, MKULTRA fue sólo uno de los numerosos programas dedicados al control mental; otros programas conocidos son ARTICHOKE, Bluebird, QKHILLTOP, Chemical Corps, MKNAOMI, MKSHADE. Todos se dedicaron a "entender" la mente humana y a encontrar todas las formas posibles de controlarla.

El objetivo final de los experimentos de control mental llevados a cabo en Fort Detrick y sus innumerables organizaciones satélites (laboratorios, hospitales, compañías de biotecnología, compañías farmacéuticas y prisiones) fue mejor expresado en 1952, cuando Paul Gaynor, jefe del Servicio de Investigación de Seguridad de la CIA, describió el propósito de ARTICHOKE:

[Gaynor] planteó la última pregunta del proyecto al jefe de la Oficina Médica de la CIA: "¿Podemos obtener el control de un individuo hasta el punto de que haga nuestra voluntad en contra de la suya e incluso en contra de tales leyes fundamentales de la naturaleza [como] la autopreservación?

Los dos principales temas de investigación en Fort Detrick, a saber, las armas biológicas y el control mental no estaban compartimentados. Según la misma admisión de la CIA al Departamento de Justicia de los EE.UU. durante la investigación de 1975, MKULTRA, centrado en Fort Detrick, asoció los materiales biológicos con el control mental:

Las actividades [de MKULTRA] que se ocupaban de la investigación y el desarrollo de materiales químicos, biológicos y radiológicos capaces de ser empleados en operaciones clandestinas para controlar el comportamiento humano.

Esta asociación está confirmada por la documentación de experimentos que asocian las enfermedades infecciosas con el comportamiento humano, realizados ya en 1959:

ccMilwaukee (AP) - La CIA reclutó a científicos de la Universidad de Wisconsin para dos experimentos entre 1959 y 1962, según informó el Milwaukee Journal en su edición de hoy. Los documentos obtenidos por el periódico indican que los administradores de la universidad pueden no haber sido informados de la participación de la CIA en los proyectos de investigación. Sin embargo, los documentos muestran que los investigadores conocían el patrocinio de la CIA y los objetos de la investigación. Los experimentos involucraban enfermedades infecciosas y comportamiento humano.
[Glenn E. Tagatz, ENIGMA: A Veteran's Quest for Truth (ENIGMA: La búsqueda de un veterano por la verdad)]

Sydney Gottlieb era un estudiante de doctorado bajo la supervisión de Ira Baldwin en la Universidad de Wisconsin. El Dr. Ira Baldwin eventualmente presidiría el Departamento de Bacteriología de la universidad antes de convertirse en el director de investigación científica de Fort Detrick.

Lo anterior muestra que la convergencia entre las enfermedades infecciosas y la investigación del comportamiento humano comenzó hace más de 60 años. Desde entonces ambos campos de investigación han hecho un tremendo "progreso".

Un artículo mencionado anteriormente describe los virus modificados genéticamente para alterar el comportamiento, publicado en 2011 por un equipo de Rostock. Si un modesto laboratorio en Rostock pudiera publicar un artículo sobre un virus de ingeniería que altera la mente en 2011, pueden imaginar lo que Fort Detrick es capaz de crear en secreto actualmente.

Hoy en día, Fort Detrick prospera como la principal base del ejército de los EE.UU. para la investigación biológica y el control de la mente, empleando a casi 8.000 personas en 600 edificios en 13.000 acres. En los últimos 70 años ha invertido miles de millones de dólares en control mental y en la ingeniería de virus.

¿Hecho en China o hecho en EE.UU.?

El laboratorio de nivel 4 de Wuhan es una instalación civil que investiga tratamientos contra los virus existentes, mientras que Fort Detrick es la instalación militar de armas biológicas más grande del mundo, y una de sus actividades principales es la creación de nuevos virus artificiales. El SARS-CoV-2 es un nuevo virus y, como se muestra arriba, es probable que haya sido creado por el hombre.

La creación del laboratorio de Wuhan en 2015 palidece en comparación con Fort Detrick y sus décadas de actividad en armas biológicas y control mental. El único argumento a favor de un SARS-CoV-2 diseñado en Wuhan es la ubicación del "paciente cero", que supuestamente se encontró en un mercado de Wuhan en diciembre de 2019. Esta idea fue pronto desacreditada por un artículo que sugería que el mercado de Wuhan no era el lugar de origen de la epidemia.

Si bien no hay ningún paciente cero en Wuhan, una serie de misteriosos "incidentes epidémicos" cerca de Fort Detrick precedieron, por meses, al brote de Wuhan.

El 2 de julio de 2019, una misteriosa epidemia respiratoria afectó a la comunidad de Greenspring Senior Living, ubicada en Springfield, Virginia, que está a sólo 80 km de Fort Detrick. Retrospectivamente, los síntomas descritos son muy parecidos a los del SARS-CoV-2. Las estadísticas epidemiológicas (para los ancianos) también son similares a las del SARS-CoV-2; con 263 residentes, 63 se enfermaron y 3 murieron.

Las pruebas de laboratorio realizadas por el CDC no identificaron una causa específica para la misteriosa enfermedad respiratoria. Recuerde que, en ese momento, el SARS-CoV-2 era desconocido (por lo tanto, indetectable) ya que su descubrimiento oficial fue anunciado el 9 de enero de 2020 por la OMS.



Springfield no fue un caso aislado. Virginia informó de un aumento inusual de enfermedades respiratorias localizadas en 16 grupos geográficos que duró, al menos, hasta diciembre de 2019 y afectó a los típicos pacientes de COVID-19: "La mayoría de los reportes han ocurrido entre adultos mayores y aquellos con condiciones médicas crónicas en centros de vida asistida y de cuidado a largo plazo".

El 26 de julio, 24 días después del brote de Springfield, surgió en Illinois y Wisconsin otro misterioso síndrome respiratorio, rápidamente atribuido a cigarrillos electrónicos, con ocho personas hospitalizadas debido a síntomas que, una vez más, recuerdan al COVID-19: "Los escáneres y rayos X mostraron inflamación o hinchazón en ambos pulmones [...] La gravedad del estado de salud ha variado, y algunos pacientes han necesitado ayuda para respirar".

Los escáneres pulmonares de los pacientes mostraron la "sombra de cristal" típica de COVID-19.

Casos de enfermedad pulmonar asociada a los cigarrillos electrónicos en EE.UU.

En los meses siguientes, el "síndrome de los cigarrillos electrónicos" se extendió rápidamente a otros estados de EE.UU. Llegó a 908 casos y 3 muertes hasta el 20 de septiembre. El aumento exponencial de los casos es claramente evocador de una enfermedad contagiosa:

Si esta misteriosa enfermedad respiratoria se debe a los "cigarrillos electrónicos", ¿cómo explicamos que comenzó en el noreste de los EE.UU. y sólo se produjo dentro de los EE.UU., mientras que hay decenas de millones de usuarios de cigarrillos electrónicos en todo el mundo? Sobre el "síndrome de los cigarrillos electrónicos", John Britton, un profesor británico de medicina respiratoria, declaró:

Lo que está sucediendo en los EE.UU. no está sucediendo aquí (en Gran Bretaña), ni tampoco en otros países donde los cigarrillos electrónicos son comunes.

Britton añade que los cigarrillos electrónicos son mucho menos peligrosos que fumar, que las afirmaciones son completamente falsas, y que el síndrome no es causado por los cigarrillos electrónicos. Alrededor de la época del comienzo oficial de la pandemia del SARS-CoV-2, el misterioso síndrome de los cigarrillos electrónicos que para entonces había requerido 2.800 hospitalizaciones y causado 70 muertes, desapareció mágicamente; aunque un gran número de personas en los EE.UU. siguen fumando los cigarrillos electrónicos.

Hacia finales de 2019, los Estados Unidos también estaban experimentando la primera epidemia de gripe desde 2002-2003. La "gripe" se produjo 15 días antes de lo habitual. Según el Asahi News Report, algunos de los 14.000 estadounidenses que murieron "de" (o con) esta "gripe temprana" pueden haber contraído sin saberlo el SARS-CoV-2.

Fue en este contexto de misteriosas epidemias respiratorias que afectaron a los EE.UU. en general, y a las cercanías de Fort Detrick en particular, que 300 soldados estadounidenses llegaron a Wuhan, China, para los Juegos Militares Mundiales que se celebraron del 18 al 27 de octubre de 2019. Justo antes del viaje, algunos de los soldados estadounidenses se habían entrenado en Fort Belvoir, a 80 km de Fort Detrick y a 9 km de Springfield, Virginia (el primer grupo de la misteriosa enfermedad respiratoria).

Ubicación del laboratorio de vacunas de Wuhan, del hotel de
los soldados norteamericanos y del mercado de pescado de
Wuhan
El equipo de EE.UU. se alojó en el Hotel Wuhan Oriental, que está a sólo 300 metros del mercado de mariscos Huanan de Wuhan:

Inesperadamente, el equipo de EE.UU. no hizo un papel digno en los juegos: "El equipo de EE.UU., conocido por sus habilidades competitivas, lo hizo terriblemente; sólo 172 participaron, casi la mitad ni siquiera compitieron en sus eventos".

A pesar de tener el ejército más grande del mundo, diez veces más, los EE.UU. llegaron en el 35º lugar detrás de naciones como Irán, Finlandia y Eslovenia.

Parece que el misterioso brote infeccioso que ocurrió alrededor de Fort Detrick unas semanas antes pudo haber infectado a los participantes de los Juegos Militares Mundiales. Cinco atletas "extranjeros" fueron hospitalizados por una infección indeterminada. Muchos atletas extranjeros de Francia, Bélgica, Alemania, Italia, Suecia y Luxemburgo han revelado que se enfermaron en los Juegos Militares Mundiales y pensaron, retrospectivamente, que lo que tenían era COVID-19.

El primer caso oficial de COVID-19 entre los habitantes de Wuhan apareció el 2 de noviembre, sólo seis días después del final de los juegos militares. Coincidencia o no, 42 empleados del Hotel Oriental (donde se alojaba la delegación de EE.UU.) fueron diagnosticados en noviembre con COVID-19, convirtiéndose en el primer grupo en Wuhan.

Convenientemente, Fort Detrick recibió una orden de cese y desistimiento del CDC y fue cerrado el 15 de julio de 2019, sólo 13 días después del comienzo del misterioso brote respiratorio cercano en Springfield, VA. Un científico de alto nivel describió la atmósfera de Fort Detrick en ese momento como de "miedo y desconfianza". Fort Detrick reabrió en abril de 2020, en el extremo final de la pandemia.

¿De una vacuna para la obediencia a un virus de desobediencia mutado?

Hasta ahora los datos sugieren que Fort Detrick diseñó el SARS-CoV-2. Contenido en una vacuna, puede tener como objetivo la función cerebral, particularmente las regiones asociadas con la obediencia y la toma de decisiones morales. Pero si el SARS-CoV-2 fue diseñado para aumentar la obediencia de sus sujetos, ¿cómo explicamos las medidas sin precedentes en todo el mundo para minimizar su propagación?

Bueno, a veces las cosas no salen según lo previsto, especialmente con los virus.

Supuestamente, las vacunas contienen virus "muertos" pero esta desactivación viral no siempre funciona y los virus "vivos" pueden escapar de su vacuna. Esto es exactamente lo que ocurrió con la vacuna de polio de Salk que causó el peor brote de polio de la historia, infectando a 200.000 personas con polio viva, de las cuales 70.000 se enfermaron.

Además de escapar de las vacunas, los virus tienen la tremenda capacidad de mutar. Curiosamente, las mutaciones pueden revertir totalmente los efectos "originales" o "previstos" de un virus:

"[...] un virus no mutado tenía más probabilidades de producir mucho ARN viral y menos probabilidades de disparar la alarma celular. Los virus mutados generalmente tenían el efecto opuesto".

¿Siguió el SARS-CoV-2 la secuencia de eventos descrita anteriormente?

1. Virus diseñado
2. Incorporación en una vacuna
3. El virus escapa de la vacuna
4. El virus muta y revierte sus efectos

Las pruebas parecen confirmar esta hipótesis:

1/ Virus diseñado

A pesar del secreto que rodea a este tipo de actividad, varias pruebas sugieren que Fort Detrick participó en investigaciones estrechamente relacionadas con la ingeniería del SARS-CoV-2.

En 2016, Fort Detrick participó en investigaciones sobre armas biológicas relacionadas con el uso de murciélagos y los virus que éstos transportan.

En 2017, el gobierno de EE.UU. levantó la prohibición de la ingeniería de virus mortales para hacerlos transmisibles entre los seres humanos. Este artículo menciona específicamente la ingeniería del SARS y el MERS (parientes cercanos del SARS-CoV-2) para que se propaguen más fácilmente o sean más mortales.

Fort Detrick también utiliza una tecnología avanzada llamada CRISPR-Cas9 para extraer secuencias genéticas específicas de los virus. Según un artículo publicado en 2017, los equipos de Fort Detrick utilizaron esta tecnología para la extracción de secuencias virales que codifican para un "sitio de furina de clivaje".

En 2018, se llevó a cabo una investigación en Fort Detrick enfocada en el coronavirus MERS, un pariente cercano de SARS-CoV-2.

2/ Incorporación en una vacuna

Durante más de dos siglos, los soldados estadounidenses han sido utilizados como conejillos de indias para las vacunas. Cada año se prueban nuevas vacunas en las tropas. Cualquiera de las muchas inoculaciones administradas alrededor de 2018 podría haber contenido SARS-CoV-2, incluyendo la vacuna anual obligatoria contra la gripe, o una de estas nuevas vacunas basadas en el coronavirus:

En 2018, el CEPI financió 56 millones de dólares para el programa de vacunas de ADN de Inovio contra el coronavirus que causa el MERS. USAMRIID (Fort Detrick) fue un socio en este programa.

También en 2018, se concedió una patente (presentada en 2015) para una vacuna que contiene el coronavirus hecho por el hombre. La vacuna fue financiada por la OMS y la Fundación Bill y Melinda Gates:

"La presente invención proporciona un coronavirus vivo atenuado que comprende una variante del gen de la replicasa que codifica poliproteínas que comprenden una mutación en una o más proteínas no estructurales [...] El coronavirus puede utilizarse como vacuna para tratar y/o prevenir una enfermedad, como la bronquitis infecciosa, en un sujeto".

3/ El virus escapa de la vacuna

La fuga probablemente ocurrió a principios del verano de 2019, como sugiere el brote de extrañas enfermedades respiratorias que comenzó cerca de Fort Detrick y se extendió al resto de los EE.UU. en cuestión de meses. Hasta entonces, el virus estaba contenido en la vacuna.

4/ El virus muta y revierte los efectos neurológicos

Entre la primera inoculación de la vacuna, probablemente en 2018, y el final de 2019, el SARS-COV-2 mutó. Las pruebas masivas realizadas en Islandia revelaron 40 mutaciones en el SARS-CoV-2. Un artículo publicado en marzo de 2020 fue más allá al identificar 149 sitios de mutaciones y dos cepas distintas: el linaje L y el linaje S.

El linaje L exhibe un número significativamente mayor de mutaciones, mientras que el linaje S está más relacionado con los coronavirus en los animales. Esto sugiere que el linaje S es la cepa originalmente contenida en la vacuna (obediencia) mientras que el linaje L es la cepa que apareció después de la mutación (desobediencia).

En septiembre de 2019, antes de la epidemia de Wuhan, pero después de las misteriosas enfermedades respiratorias en EE.UU., el presidente Trump firmó una Orden Ejecutiva de "emergencia" que daba 120 días para el desarrollo de una nueva vacuna contra la gripe, "por si acaso".

El confinamiento es para minimizar la propagación, no la mortalidad

Fuimos testigos de dos "encierros" muy distintos. El primero en Wuhan se decidió frente a un virus aún desconocido, al menos para los científicos chinos. El segundo fue un bloqueo mundial (aunque principalmente occidental) impuesto por quien controla la OMS, después de que se determinara que el SARS-COV-2 no era más mortal que una gripe común.

Las autoridades de Wuhan tomaron una decisión lógica. En ese momento, el virus era desconocido y aún no se había desarrollado ningún tratamiento. Las autoridades chinas identificaron un grupo infeccioso cuyo momento y lugar se ajustaban al período en el que los soldados estadounidenses estaban en Wuhan. Sospechaban con razón que se trataba de un arma viral potencialmente mortal diseñada en los EE.UU. (como declararon ya en marzo).

Como en la Edad Media durante la Peste Negra, el confinamiento era la única solución. En ausencia de una cura, es un intento de minimizar la propagación del virus evitando cualquier contacto social.

Pero los virólogos chinos determinaron rápidamente que el SARS-COV-2, aunque diseñado en los EE.UU., no era peor que una gripe estacional y que había tratamientos efectivos disponibles. Pronto se levantó el bloqueo. Noten que Wuhan es sólo una pequeña región geográfica en China. El resto de China experimenta un bloqueo limitado o nulo. Rápidamente, China y los países vecinos adoptaron un enfoque de prueba y tratamiento que tuvo éxito: la tasa de mortalidad en China se estima en un 0,6%.

El confinamiento impuesto en Occidente fue una historia muy diferente. Para entonces, estaba claro que el SARS-COV-2 no era la nueva plaga; además, se disponía de kits de prueba y tratamientos eficaces (hidroxicloroquina, enzitromicina, zinc). Así que había una mejor solución que el encierro en términos de "salvar vidas".

Encierro contra no-encierro

El bloqueo total impuesto a miles de millones de individuos personifica la línea de fuerza desarrollada en este artículo. En cualquier punto, las autoridades siempre elegirán tener el control sobre "salvar vidas". Si es necesario, sacrificarán la vida para preservar o aumentar su control. Eso es exactamente lo que sucedió con el bloqueo occidental, que aumentó la tasa de mortalidad de COVID-19 (sin inmunidad de la manada, sin pruebas, sin tratamiento precoz), y la tasa de mortalidad general debido al aumento de los suicidios, la depresión, la pobreza y el retraso o la cancelación de la atención médica.

Las autoridades occidentales eligieron deliberadamente la peor solución (desde la perspectiva de "salvar vidas") porque era la mejor en términos de control. Eligieron el bloqueo para minimizar la propagación de lo que yo sospecho que es una mutación de desobediencia "beneficiosa", aunque sabían que causaría una serie de muertes innecesarias.

La premisa del bloqueo era "COVID-19 es mortal", así que para salvar vidas teníamos que quedarnos en casa. En realidad, el virus no era mortal en absoluto, pero el encierro sí lo era. Una profecía autocumplida; donde el remedio (el encierro) causaba más muertes que la enfermedad (COVID-19). Un número de muertes causadas por el confinamiento fueron contadas como muertes por COVID-19, haciendo que la afirmación inicial falsa (que el COVID-19 es mortal) parezca aparentemente cierta.


Obsérvese que cinco de los países que impusieron el bloqueo total (Francia, Portugal, Italia, Bélgica y más tarde los Países Bajos) también prohibieron un medicamento eficaz, barato y seguro: la hidroxicloroquina. No es de extrañar que esos cinco países tengan una de las tasas de mortalidad más altas del mundo.

Conclusión

En este artículo hemos examinado las pruebas que sugieren que el SARS-CoV-2 fue diseñado en Fort Detrick e incorporado a una vacuna con el propósito expreso de propagarse ampliamente y afectar las funciones neurológicas relacionadas con la obediencia.

Pero, parece que este proyecto fracasó, primero con el "virus de la obediencia" que mutó en un "virus de la desobediencia", obligando a las autoridades a tomar medidas precipitadas para restringir la propagación del mutante beneficioso; a cualquier precio.

El bloqueo total fue un intento desesperado por minimizar la propagación de los efectos potencialmente beneficiosos del SARS-CoV-2 mutado. Pero fracasó por segunda vez porque el bloqueo parece haber aumentado la tasa de transmisión:

"Estudio del gobierno sobre la seroprevalencia del COVID-19 en España: entre los trabajadores, aquellos que tenían una "profesión esencial" y continuaban trabajando estaban menos infectados que los que se quedaron en casa. Esto debería llevar a una reflexión sobre el papel del confinamiento general". 

Habiendo fallado en contener la propagación del mutante beneficioso, una de las únicas opciones que quedaban era cancelar los efectos beneficiosos. Las autoridades están ocupadas preparando al público para lo que está por venir; durante meses seguimos oyendo hablar de la "segunda ola" y de "la vacuna contra el COVID-19".

Lo que sigue es sólo una predicción hecha en un contexto muy caótico. Es probable que a finales de 2020, como todos los años, surja una epidemia de gripe. Este virus será, convenientemente, considerado un pariente cercano del SARS-CoV-2, tal vez con "características extra aterradoras".

Pero no habrá necesidad de desesperarse porque, para entonces, las autoridades habrán preparado una vacuna. Esa es una de las razones por las que la hidroxicoloroquina fue atacada y prohibida. Si ya existe un tratamiento seguro y eficaz, ¿quién aceptará una vacuna precipitada y desconocida? Una vacuna que supuestamente protegerá a las personas contra el COVID-20, pero que en realidad estará diseñada para "cancelar" los cambios beneficiosos inducidos por la cepa mutada del SARS-CoV-2.

Fort Detrick, a pesar de estar supuestamente cerrado entre julio de 2019 y abril de 2020, ya está probando una vacuna. ¿No es eso bastante rápido? Quizás no, dado que la gente de Fort Detrick probablemente ya sabe mucho sobre el SARS-CoV-2 y sus efectos neurológicos.

Es probable que la vacuna no sea obligatoria. Recuerden que las autoridades son ahora "más amables y gentiles". En lugar de la fuerza bruta, las autoridades son más propensas a usar el chantaje moral -"¡Vacúnese para proteger a los demás!"- combinado con el chantaje social -"¡Sin vacuna no hay trabajo, ni compras, ni viajes, ni socialización!". Básicamente, eres libre de elegir entre el pasaporte de la vacuna o una sentencia de por vida en una celda aislada.

Al final, el mensaje para conservar de este artículo no es tanto sobre el SARS-COV-2, que es finalmente sólo un capítulo más en el gran libro de mentiras dichas por las autoridades, y la tragedia humana de creer esas mentiras. El mensaje principal es que las autoridades no están aquí para protegernos. Lo único que puede protegernos es el conocimiento, incluyendo el conocimiento visceral de que las autoridades no nos protegen, sino todo lo contrario, de hecho.


Pierre Lescaudron
(Fuente: https://es.sott.net/)