jueves, 12 de diciembre de 2019

NO, PRESIDENTE: YO NO SOY CULPABLE DE LA SITUACIÓN DEL MAR MENOR



Frente a la "socialización de la culpa", ese proceder deshonesto de una élite que -de modo análogo a cómo privatiza los beneficios y carga las deudas de las empresas (autopistas, cajas quebradas, "rescates" varios ...) al erario público- culpabiliza a los ciudadanos de a pie de la pésima gestión de los políticos que pone y quita fingiendo que son aquéllos quienes delegan en estos patéticos títeres, una maniobra de la cual la Cumbre del Clima representa una bochornosa apoteosis, el columnista Miguel Hernández proclama las verdades del barquero (nunca mejor dicho) al recordar el cúmulo de incompetencia, abandono y dejadez que ha creado una situación de catástrofe curiosamente ignorada por quienes en Madrid satanizan al CO2 mientras el mar sigue siendo el gran vertedero de los desechos que crea nuestro estilo de vida.

Yo no derogué la Ley 3/1987 de 23 de abril de Protección y Armonización de usos del Mar Menor. Quien se posicionó en contra fue Federico Trillo, su Partido Popular, y sobre todo el gobierno del expresidente regional Ramón Luis Valcárcel, que terminó derogándola.

Yo no autoricé la agricultura intensiva a base de nitratos y pesticidas en el Campo de Cartagena, ni amparé, fomenté y defendí a empresarios agrícolas que incumplían las normas. Yo no planifiqué ni promoví planes urbanísticos en los municipios que circundan el Mar Menor.

No, señor presidente. No nos eche la culpa de su inacción e incompetencia a la sociedad. No le permito que nos culpabilice de los desmanes de su partido, de sus mentiras y de su errática política. No sé qué instrumento tocaba usted cuando el Mar Menor se llenaba de nitratos y de mierda, pero no es ni ético ni verdad echar la culpa a la sociedad. Jamás pensé que un presidente de mi Región utilizaría la cobardía de esconderse en la sociedad para no asumir la más mínima responsabilidad.

Yo no soy culpable, señor presidente, de aquellos tuits en los que Teodoro García y su consejera de Turismo decían que el Mar Menor estaba mejor que nunca gracias a usted. Ahora con miles de peces muertos encima de la mesa, la culpa es de todos. De lo que sí soy culpable, y lo reconozco, es de no gritar más alto cuando muchos científicos y expertos nos alertaban cada año de lo que estaba ocurriendo.


La pregunta que debería hacerse, señor presidente, es que si la culpa de todo lo malo que nos ha pasado la tiene la sociedad en su conjunto, ¿qué pinta usted entonces al frente de una empresa con más de cincuenta mil trabajadores y cinco mil millones de euros de presupuesto?

Miguel Hernández
(Artículo completo en https://www.eldiario.es/)

3 comentarios:

  1. Quien se sienta aludido y culpable por la de mentiras que propagan políticos y medios de desinformación masiva, es porque no tiene criterio propio, ni se cuestiona la insana realidad que nos rodea, ni alcanza a ver la responsabilidad de los verdaderos culpables, quienes no están ahí para velar por el bien común, aunque hagan creer lo contrario y haya quien les compre el discurso...

    ResponderEliminar
  2. La muerte de los peces fue a causa de la "ficticia" gota fria que cayó en el Mar Menor y cambió la salinidad del agua, peces que viven en agua salada, de repente se encuentran en agua dulce, fue provocado intencionadamente

    ResponderEliminar
  3. Se debe evitar la socialización de la culpa y una manera de socializar podría ser atribuirlo al pasado.
    Sin estar enterado del tema del Mar Menor, ateniendome a las fotos, lo atribuiría a un suceso puntual antes que a un proceso continuado.

    ResponderEliminar