sábado, 30 de noviembre de 2019

LA PERSPECTIVA DE "GÉNERO" DISTORSIONA LA VIOLENCIA



La perspectiva de género constituye una visión muy parcial de la realidad: considera que la violencia en la pareja solo se ejerce en un sentido, de los hombres hacia las mujeres. Así, conduce a realizar encuestas que solo se centran en la mujer como víctima, a pesar de que muchas evidencias indican que los hombres también lo son. Un estudio realizado en seis países europeos concluyó que tanto hombres como mujeres son víctimas y perpetradores de la violencia en la pareja. Entre sus conclusiones destaca que los hombres son víctimas del 48,8% al 71,8% de las agresiones psicológicas; las mujeres del 46,4% al 70,5%.

A pesar de que muchos estudios concluyen que la violencia en la pareja es bidireccional, el discurso feminista hegemónico mantiene que los agresores son los hombres. Y que se debe a una cuestión sociocultural, el patriarcado, como si tal estructura pudiese afectar tan solo al 50% de la población. Pero las mujeres también recurren a la violencia cuándo y dónde pueden. Es el modo de agredir lo que difiere.

Tal y como explica Marta Iglesias, “los hombres agreden más físicamente y algo más verbalmente que las mujeres. Es decir, prefieren modos de confrontación directa. Por otro lado, las chicas tienden a agredir indirectamente; dañando la reputación o el contexto social”. Sin embargo el feminismo actual, los medios de comunicación y la política presentan a las mujeres exclusivamente como víctimas y niegan que las conductas violentas tengan múltiples causas ¿Por qué transmiten este mensaje?

¿Violencia de género?

Es un error llamar a cualquier violencia del hombre hacia la mujer violencia de género o violencia machista porque es se está nombrando al todo por la parte. La violencia puede deberse a machismo, pero puede tener también su origen en multitud de motivos muy distintos. La convivencia, la dependencia o la nula gestión emocional son factores importantes. Aspectos como la inseguridad (celos y control), la insensibilización progresiva, el aislamiento o la pérdida de libertad, son indicadores de un proceso de codependencia que se establece entre víctima y agresor.

La esencia de la violencia de pareja consiste en imponer el deseo de uno sobre el otro. Un deseo incompatible con las necesidades intrínsecas de seguridad y afecto pero que se va imponiendo de formas muy sutiles, incluso aceptables y cotidianas. Son situaciones en las que no hay violencia explícita sino atmósferas tóxicas. Nadie se da cuenta; ni siquiera las víctimas.

Pero desde el feminismo dan por hecho que la violencia contra la mujer se ejerce por el mero hecho de ser mujer. La realidad es más compleja pues un hombre puede tener otro tipo de problemas con su pareja, por ejemplo de convivencia. Y la mujer puede tener este mismo problema y, naturalmente, no está causado porque su pareja sea hombre.

Entonces, ¿el hombre agrede a la mujer por su condición de mujer o por su condición de persona? No justifico nada, sólo deseo mostrar que la violencia en la pareja provoca similares daños, humillaciones y sufrimientos a hombres y a mujeres. ¿Acaso no hay violencia en parejas homosexuales? ¿Acaso no hay mujeres que maltratan a sus parejas (hombres)?

El maltrato oculto

En España, la violencia no se percibe como un problema de salud, sino como algo limitado a determinadas parcelas, estatus o condiciones. Con una tasa de homicidios muy reducida, la segunda más baja de la Unión Europea, España ocupa una de las últimas posiciones en la clasificación internacional sobre violencia en general y sobre violencia contra la mujer en particular. Son resultados que se repiten año tras año.

La denominada violencia de género permanece estable a lo largo de las últimas décadas, a pesar de los cambios metodológicos de las encuestas. Sucede lo mismo con las víctimas mortales, cuyo número oscila entre los 60 y 70 casos anuales desde 1999, antes incluso de que la polémica Ley contra la Violencia de Género entrase en vigor. Se demuestra así que esta ley no ha logrado reducir los casos.

Lo curioso es que cuando se pregunta acerca de la percepción que se tiene sobre tal violencia, los españoles piensan que este problema es grave en comparación con otros países europeos. Es decir, pese a que la violencia contra la mujer en España es baja, la sociedad percibe que es muy elevada. Pero en los del norte de Europa ocurre justo lo contrario: la violencia es mas elevada pero su percepción inferior. Esta divergencia se debe a que “los medios de comunicación no sólo pueden inducir imitación o insensibilización ante la violencia real, sino también -y, sobre todo- lo que pueden hacer es sesgar la visión de la realidad, haciendo que se perciba, por ejemplo, más violenta”, como explica José Sanmartín Esplugues.

A pesar de todo, no se conoce con precisión ni la extensión ni la distribución y tampoco el impacto en la salud de esta violencia, especialmente cuando no desemboca en la muerte. La mayor parte de los datos procede de estudios que raramente aportan indicadores precisos sobre la magnitud del problema. Tampoco analizan el riesgo y la incidencia teniendo en cuenta las diferencias demográficas.

Todo ello contribuye tanto a la sobrestimación como a la subestimación del problema. Además, la mayor parte de los estudios se suelen centrar en aspectos concretos de la salud mental (patologías) y apenas contemplan otras dimensiones de la salud (drogodependencias, situación social). De hecho, desde 2006, el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género sólo recoge datos de violencia de género pero no de violencia en parejas homosexuales ni de violencia de la mujer hacia el hombre; ni siquiera los infanticidios. Estamos literalmente en pañales.

Resulta muy complejo analizar la situación porque los diferentes organismos y medios incurren en errores, discriminan en razón de sexo o silencian diferentes tipos de violencia, sacando sólo uno a la luz y además de forma sesgada. Niegan además la existencia de otras formas de violencia con la burda justificación que la proporción de maltrato sobre la mujer es abrumadora en relación a otras. Menos aún hablan de la violencia en parejas homosexuales, cuando tienen una incidencia similar a la de las parejas heterosexuales.

Cabe preguntarse entonces por qué el feminismo y los diferentes organismos callan y niegan otras realidades de la violencia íntima. La respuesta es sencilla: se lucran con la Ley contra la Violencia de Género.

Un problema humano

El clima propiciado por la perspectiva de género y secundado por la política y los medios de comunicación ha favorecido la deshumanización de la violencia. Se ha convertido al hombre en la representación de todo lo malo, en lugar de analizar lo que está mal independientemente del autor. Eso ha conducido a la existencia de víctimas de primera y de segunda categoría, porque el discurso hegemónico analiza la violencia en función del sexo.

La conclusión es que la violencia íntima en la pareja es un problema humano en el que están implicados factores psicobiológicos y culturales. Para obtener una visión completa hay que investigar estudiando a toda la población, modificar el discurso imperante y cambiar las leyes para incluir todas las formas de violencia en el seno familiar. Es necesario estudiar y aprender más sobre la relación de pareja y sobre las formas en que la violencia surge en las relaciones íntimas. En Australia , por ejemplo, han diseñado una campaña entre académicos, investigadores, trabajadores sociales, psicólogos, consejeros, abogados, promotores de la salud, formadores y supervivientes de la violencia doméstica.

Generalizar no es necesariamente erróneo pero sí lo es aplicar una generalización a un individuo. Prejuzgar a una persona por pertenecer a un colectivo del que se conocen algunos datos en promedio es una estupidez que hace mucho daño.



Cuca Casado
(Visto en https://disidentia.com/)

APROBADO EL "DECRETAZO" DIGITAL


El "progreso" que ofrece el gobierno en funciones de Pedro Sánchez: te pueden
despedir estando de baja, desconectar de Internet  si ejerces la crítica, sufragas
con tus impuestos una Administración que ha renunciado a recuperar el dinero
que costó el rescate a la banca (que ya lleva ganado más que el montante de esa
cantidad), etc. Gobierno "de progreso", no lo olvides.

Este pasado miércoles, 27 de noviembre, el Congreso de los Diputados dio vía libre por muy amplia mayoría al Real Decreto-ley 14/2019 de 31 de octubre por el cual el gobierno, este, el siguiente o el que venga, podrá intervenir con “carácter excepcional y transitorio” redes y servicios de comunicaciones electrónicas. Las comillas obedecen a la mucha chicha que tiene esta ley, que desde la primera línea es un despropósito tras otro con tintes de dictadura orwelliana. Porque ¿quién considera qué es de carácter excepcional? Pues el mismo gobierno.

Este decreto es una revisión 2.0 de las Leyes Mordaza que promovió el gobierno de Mariano Rajoy, el cual era una nueva vuelta de tuerca a la Ley Sinde del último gobierno de Rodríguez Zapatero. En el fondo todas tienen la misma idea: el gobierno de turno se ha cansado de tener que pedir permiso a un juez para hacer algo ilegal y de que el juez le mande a paseo. Así que optan por legislar; quitan al juez de la ecuación y hacen lo que antes no les dejaban. Gracias a la Ley Sinde pueden cerrar páginas de “piratería” aunque no haya ánimo de lucro, con las Leyes Mordaza hacían ilegal el derecho básico a la protesta no violenta y ahora con el Decretazo Digital podrán cerrar webs que contengan información de disidentes, de sindicatos, de colectivos por los derechos sociales, de colectivos por los derechos de los inmigrantes, etc.

Con este decreto el gobierno podrá cortar redes y comunicaciones (no solo internet) cuando ellos determinen que hay una amenaza para el orden público o cuando estimen que se puedan crear graves problemas económicos a otros proveedores o usuarios de redes o servicios de comunicación. En el caso de los cortes de redes de comunicaciones, hay que tener en cuenta el nivel de complejidad y la gran cantidad de información que se obtiene de estas redes, lo que posibilitaría actuaciones muy concretas, como cortar la conectividad a un número concreto de teléfono o a todos los teléfonos que estuvieran localizados en un área concreta, por ejemplo en la Puerta del Sol de Madrid el 15 de mayo de 2011. En este redactado no solo cabe la “República Digital Catalana”, cabe mucha más gente; en este redactado cabes tú, seas quien seas.


Cuando una sección sindical, una asamblea de trabajadores y trabajadoras o un comité de empresa esté promoviendo una huelga por motivos laborales en una empresa, especialmente en alguna pública como pueda ser RENFE, ADIF, Enaire o en alguna privada pero cuyo servicio se considera “importante” como pueda ser cualquier teleco, el gobierno podrá ordenar el cierre de la web e incluso el cierre de las comunicaciones en una zona determinada; por ejemplo, en donde se encuentre el sindicato convocante.

Cuando un colectivo esté preparando una huelga general, el gobierno podrá cerrarles las páginas web.

Cuando un grupo ecologista esté preparando una movilización frente a una central eléctrica de carbón o nuclear, el gobierno podrá cerrarles la página web y cortar las comunicaciones en la zona en cuestión.

Cuando vaya a haber una movilización, la que sea, el gobierno podrá cortar la conectividad con Telegram, WhatsApp, como han hecho gobiernos tan “democráticos” como el turco, el chino o el ucraniano.

… y entonces habrá que denunciar al estado ante un juez, e ir a juicio, y esperar. Esperar mucho. Y aunque luego el juez te dé la razón, el daño ya estará hecho. La huelga habrá sido un fracaso, se habrá desmovilizado al colectivo, se habrán desvanecido las fuerzas y un juez dirá que tenías razón y que el gobierno no tenía derecho a cerrar tu web.

Por este motivo es importante que esta información se difunda. Más allá de que organizaciones judiciales vayan a denunciar este Real Decreto por inconstitucional, debemos difundir en nuestros entornos lo que significa esta ley. En el trabajo, entre tus amistades, con la familia. Es importante porque esta ley te afecta, quieras o no, tanto como te afectan las Leyes Mordaza.

(Fuente: https://www.cgtinformatica.org/)

viernes, 29 de noviembre de 2019

ALTO ESPECIALISTA ISRAELÍ ASESORÓ A SEPARATISTAS CATALANES SOBRE LA CREACIÓN DE UN EJÉRCITO



¿Por qué no se habla de la "injerencia israelita"? A nadie se le escapa que Israel es uno de los países en los que el independentismo catalán ha buscado un modelo a imitar y conseguir el apoyo del Estado sionista para sus pretensiones. Igualmente, basta ir a las hemerotecas para comprobar que los líderes separatistas siempre han sido bien recibidos en Israel.

Jordi Pujol se declaró sionista, Artur Mas lo puso como ejemplo de “un pueblo determinado a ser libre”, Carod Rovira se paseó por allí siempre que quiso, las unidades especiales de los Mossos han sido entrenados por el Mossad y ven en ese país de quién aprender para organizar la defensa de una Cataluña independiente.

Entre los colectivos que debaten, discuten y diseñan cómo serían las Fuerzas Armadas de esa hipotética república catalana se encuentra la Societat d’Estudis Militars, formada por los expertos que anteriormente integraron la sectorial de Defensa de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), y que en su día elaboraron varios documentos sobre el ejército, la armada y el ejército del aire de Cataluña. Dicho de otra forma, el embrión de un “Ministerio de Defensa” catalán … para “defenderse”, como bien puede suponer el lector, de España. Esto significa, aunque sea como planteamiento teórico en esta fase, algo tan terrible como asumir la posibilidad de una guerra civil para conseguir la independencia.

En este contexto, el Confidencial Digital informó recientemente que la denominada Societat d’Estudis Militars, entramado militar del separatismo catatlán, inició en septiembre un seminario sobre “Modelos de política de defensa”, con objeto de examinar países que tuvieron que desarrollar su defensa desde cero y en circunstancias adversas.

Los países elegidos para ese “análisis” fueron, presten atención: Finlandia, Israel, Estonia, Letonia, Lituania y Eslovenia; país este último citado por Quim Torra como un modelo de cómo llegar a la independencia. Como puede comprobarse, todos “aliados” de España en la OTAN, la UE o países supuestamente “amigos” como Israel.

El debate “Modelos de política de defensa” sobre Israel tuvo lugar el 17 de octubre en la sede en Barcelona del Institut d’Estudis Catalans, entidad que promueve la cultura catalana y que hace las funciones de la Real Academia Española (RAE) en cuanto a la codificación del catalán.

La segunda sesión del seminario, el pasado 17 de octubre, se dedicó a Israel, presentándose como invitado estrella nada menos que al ingeniero militar considerado el padre del sistema antimisiles que protege el país de los cohetes y misiles palestinos y de los países árabes de su entorno: Uzi Rubin. Participaron tres ponentes: un investigador universitario catalán, centrado en Israel, y dos invitados israelíes. El primero, Ben-Dror Yemini, fue presentado como antiguo asesor del Ministerio de Absorción de la Inmigración de Israel y el citado Rubin.

¿Quién es Uzi Rubin?

Rubin estudió Ingeniería, y en los años 80 fue elegido por el gobierno de Yitzchak Rabin para dirigir la oficina israelí de cooperación con la Iniciativa de Defensa Estratégica del Pentágono impulsada por el presidente estadounidense Ronald Reagan.

A principios de los 90, Uzi Rubin fue nombrado director de la Organización de Defensa contra Misiles, dependiente del Ministerio de Defensa, que dirigió hasta el año 1999 y como tal supervisó el desarrollo del sistema de defensa antimisiles Arrow de Israel. Rubin está considerado el ‘padre’ de este sistema antimisiles, una potente red de radares que detecta proyectiles que entran en el espacio aéreo israelí y que los derriba con baterías de artillería antiárea.

Sirvió en el consejo de Seguridad Nacional (1999-2001), así como dirigió varios programas de Israel Aerospace Industries . Ha sido profesor visitante en el Centro para la Seguridad Internacional y Control de Armas, en la Universidad de Stanford. También pasó por empresas privadas de defensa, aeronáutica y seguridad, y ha dirigido su propia consultora sobre tecnologías de defensa.

Uzi Rubin ha estado involucrado en programas de investigación, desarrollo e ingeniería militar israelí durante casi cuarenta años. Fue galardonado con el Premio de Defensa de Israel en 1996. Es miembro del Centro Begin-Sadat de Estudios Estratégicos en la Universidad Bar Ilan .

Rubin ayudó a liderar tres grandes proyectos de defensa que todos ganaron premios de defensa. Uno era el Arrow, otro el envío del primer satélite de Israel al espacio y el tercero permanece en secreto.

La conclusión es alarmante: uno de los mejores especialistas en defensa de todo el mundo viene a dar consejos para montar un “ejército catalán” a un seminario montado por el órgano separatista especializado en el tema.

La conferencia se celebró, y la participación en el evento separatista era tan descarada que debió generar cierta incomodidad en la diplomacia israelí. Ello causó que días después Ben-Dror Yemini publicó un artículo en el diario Yediot Aharonot, el mayor periódico en lengua hebrea publicado en Israel. El autor, Ben-Dror Yemini, es uno de los articulistas más influyentes tanto en Israel como entre la numerosa diáspora judía en todo el mundo, especialmente en Estados Unidos. Yemini habla de su visita reciente a Barcelona junto a Rubin para asistir al seminario organizado por la Societat d’Estudis Militars. Al final, la excusa que pone al ECD el periodista sionista no deja de ser sarcástica… “cuando me invitaron allí, no sabía que el instituto de investigación donde se suponía que debía dar clase pertenecía a los separatistas”. “Fui invitado con el señor Uzi Rubin, que es presentado como ‘uno de los mayores analistas de sistemas de misiles en Oriente Medio’”, “Ninguno de los dos teníamos ni idea sobre la orientación política o separatista de la institución”. Como enseña la locución latina: Excusatio non petita, accusatio manifesta.

¿Alguien que tenga un mínimo de idea de cómo funciona el Estado de Israel y el Mossad se imagina que Rubin vino a España sin asesoramiento de inteligencia, sin saber a qué venía, quién le convocaba y pagaba y las consecuencias diplomáticas que pudiera generar? Por favor …

Hubo más “aliados”

La siguiente conferencia del seminario se dedicaba a las repúblicas bálticas que se independizaron de la URSS entre 1990 y 1991. Estonia, Letonia y Lituania son también modelos muy citados por los independentistas catalanes como ejemplos de cómo alcanzar la soberanía.

Para esta charla, invitaron y por supuesto asistió el teniente coronel James Corum, del ejército de Estados Unidos (US Army), que entre 2009 y 2014 dirigió el Baltic Defense College, institución que desde Estonia forma a oficiales de los ejércitos de los tres países bálticos.

Y en definitiva… ¿Podemos calificar todo lo expuesto como “injerencia israelí”? ¿Es Uzi Rubin un “espía ruso” y no lo sabe ni el Mossad? ¿Tendrán algo que decir los kalikatres sapientísimos de los Alandete, Nicolás de Pedro, Manuel Torres, los anacletos de El País, los vocingleros de ciertas emisoras y demás fauna ibérica? ¿El general Ballesteros, director del Departamento de Seguridad Nacional, va a dejar de tocarle las palmas a estos magufos de la “injerencia rusa” o va a decirnos a los españoles quién de verdad ha metido sus pezuñas en la crisis catalana?

En España, el esperpento lo inunda todo …

(Fuente: http://www.elespiadigital.com/)

EL CRIMINAL GOBIERNO FEMINISTA DE SUECIA, CULPABLE DE VIOLACIONES MASIVAS CONTRA SUS CIUDADANAS



La primera obligación de un gobierno civilizado es defender la integridad de sus ciudadanos. Hace tiempo que en Suecia esa prioridad ha sido abandonada porque implica oponerse a la violencia de quienes presume de acoger, aún a costa de haber destruido el estado de bienestar. La mujer ni importa ni es objeto del menor cuidado por parte de unos poderes públicos a los que solo parece importarles la imagen de país de acogida.

Cuarenta años después de que el parlamento sueco decidiera por unanimidad cambiar la Suecia anteriormente homogénea en un país multicultural, el crimen violento aumentó en un 300 % y las violaciones en un 1,472 %. Suecia ahora es el número dos en la lista de países con mayor índice de violaciones, solo superado por Lesotho en África del Sur.


En un sorprendente número de casos, los tribunales suecos han demostrado simpatía por los violadores y han absuelto a los sospechosos que han afirmado que la niña quería tener relaciones sexuales con seis, siete u ocho hombres invasores inmigrantes que la violaron en grupo.

Muchas mujeres suecas tienen miedo de denunciar la violación de un inmigrante invasor, ya que su denuncia implica racismo, que está castigado por la ley sueca.

Dinamarca ha tenido que cerrar su frontera con Suecia debido al estallido de violencia de inmigrantes invasores.


El 25% de las mujeres suecas tienen miedo de salir de su casa. ¿Cuándo comenzará la fuga masiva de mujeres desde Suecia?

Paul Craig Roberts
(Fuente: https://www.paulcraigroberts.org/)

jueves, 28 de noviembre de 2019

LA ENFERMEDAD DE ESTAR SIEMPRE OCUPADOS, EL GRAN MAL DE ESTA ÉPOCA



En una sociedad capitalista como la nuestra, estar siempre ocupado parece tomarse como sinónimo de éxito. Muchas personas en general son ya incapaces de "quedarse quietas", por así decirlo, evocando ese quietismo que se aconseja en ciertas tradiciones filosóficas y espirituales como ejercicio de la tranquilidad de mente. "Sentado, sin hacer nada, la hierba crece y la primavera llega por sí sola", dice el conocido proverbio zen que nos habla de la posibilidad del no-hacer como postura paradójicamente activa frente a la realidad y sus exigencias.

Con todo, en nuestras sociedades, cuando alguien se encuentra sin nada que hacer o decide pasar las tardes de manera relajada en el sofá, hay cierta sensación de incomodidad, incluso de culpa, como si tácitamente no estuviera permitido estar francamente inactivo. La norma en la vida actual es siempre estar ocupado, siempre tener cosas que hacer para sobrevivir o demostrar el éxito rotundo. En ocasiones, esto empieza desde la infancia, con una cantidad excesiva de clases extracurriculares para hacer un poco de tiempo antes de la cena familiar (si es que la hay).

En la actualidad, estar ocupado es un estilo de vida deseable y obligatorio. La enfermedad de estar ocupado es la respuesta a un sistema de explotación no sólo de los recursos de la naturaleza sino también de la fuerza obrera y la capacidad creativa del ser humano. En cualquier ámbito, la explotación destruye todo sentido de bienestar, salud e incluso espiritualidad.

Desde un punto de vista de salud mental, la enfermedad del workaholism –la asociación de los términos para "trabajo" y "adicción" en inglés– impide mantener una conexión entre mente y cuerpo y por lo tanto, dificulta saber estar en el presente en el marco de nuestras interacciones sociales. En algunos casos puede incluso sabotear la creación o la experiencia de un sentido de comunidad, el cual resulta ser una de las necesidades básicas del ser humano para garantizar su supervivencia.

La tecnología, ¿la cadena de la fuerza productiva explotada?

La constante oferta y demanda de la última tecnología móvil ha permitido extender los horarios del trabajo, que ha pasado de durar un promedio de 40 horas a la semana (horas suficientes para provocar un desequilibrio en la existencia) a una especie de tiempo sin límites que se extiende incluso a esos instantes que antaño estaban consagrados a la vida personal o subjetiva. Esas horas extra que no se ven reflejadas en una nómina y que, además, se espera que se cumplan con compromiso y sin queja. La tecnología y la explotación laboral, un estilo de vida que acerca a las sociedades a plagas del siglo XXI: ansiedad, depresión, incapacidad de vinculación afectiva, pobreza extrema.

En uno de sus libros más lúcidos, La sociedad del rendimiento, el filósofo de origen coreano Byung-Chul Han nos dice al respecto:

El cambio de paradigma de una sociedad disciplinaria a una sociedad de rendimiento denota una continuidad en un nivel determinado. Según parece, al inconsciente social le es inherente el afán de maximizar la producción. A partir de cierto punto de productividad, la técnica disciplinaria, es decir, el esquema negativo de la prohibición, alcanza de pronto su límite. Con el fin de aumentar la productividad se sustituye el paradigma disciplinario por el de rendimiento, por el esquema positivo del poder hacer (Können), pues a partir de un nivel determinado de producción, la negatividad de la prohibición tiene un efecto bloqueante e impide un crecimiento ulterior. La positividad del poder es mucho más eficiente que la negatividad del deber. De este modo, el inconsciente social pasa del deber al poder. El sujeto de rendimiento es más rápido y más productivo que el de obediencia. Sin embargo, el poder no anula el deber. El sujeto de rendimiento sigue disciplinado. Ya ha pasado por la fase disciplinaria. El poder eleva el nivel de productividad obtenida por la técnica disciplinaria, esto es, por el imperativo del deber. En relación con el incremento de productividad no se da ninguna ruptura entre el deber y el poder, sino una continuidad.

Y más adelante:

El sujeto de rendimiento está libre de un dominio externo que lo obligue a trabajar o incluso lo explote. Es dueño y soberano de sí mismo. De esta manera, no está sometido a nadie, mejor dicho, sólo a sí mismo. En este sentido, se diferencia del sujeto de obediencia. La supresión de un dominio externo no conduce hacia la libertad; más bien hace que libertad y coacción coincidan. Así, el sujeto de rendimiento se abandona a la libertad obligada o a la libre obligación de maximizar el rendimiento. El exceso de trabajo y rendimiento se agudiza y se convierte en autoexplotación. Esta es mucho más eficaz que la explotación por otros, pues va acompañada de un sentimiento de libertad. El explotador es al mismo tiempo el explotado. Víctima y verdugo ya no pueden diferenciarse. Esta autorreferencialidad genera una libertad paradójica, que, a causa de las estructuras de obligación inmanentes a ella, se convierte en violencia. Las enfermedades psíquicas de la sociedad de rendimiento constituyen precisamente las manifestaciones patológicas de esta libertad paradójica.

Si bien este sistema es complejo de alterar ante la precaridad de un sustento económico que mantenga a flote a una familia trabajadora, los expertos en salud mental recomiendan por encima de todo no dejar de lado los vínculos personales (esto es, estar con el otro sin la constante interrupción de mensajes ni correos), el cuidado de sí tomando en cuenta las necesidades del cuerpo y la psique, además de detalles como un abrazo o la atención presente durante una conversación, o dejar un mensaje escrito en la habitación de los hijos antes de irse a trabajar sin poder saludarlos porque están dormidos todavía. En pocas palabras, usar la vinculación con el otro como el antídoto contra los males subjetivos más comunes del siglo XXI.

(Visto en https://pijamasurf.com/)

LA OSCURA VERDAD DETRÁS DEL ÉXITO DE McDONALD´S


miércoles, 27 de noviembre de 2019

"EL SHOW DE TRUMAN" (II): EL INDIVIDUO COMO ESPECTADOR



En el artículo anterior hablamos sobre la naturaleza del mundo en el que vivimos. Nos cuestionamos si existe un mundo falso y un mundo verdadero, un tema sobre el que han reflexionado filósofos, escritores y guionistas. A continuación nos centraremos en la segunda reflexión que podemos extraer de la película El Show de Truman, y que hace referencia a la naturaleza del propio ser humano. ¿Somos personas o espectadores? ¿Vivimos la vida o la vemos pasar ante nuestros ojos? ¿Vivimos de forma activa o pasiva? ¿Qué le conviene al poder? De nuevo, estamos hablando de formas de control sobre la población.

Una sociedad enganchada al televisor

En El Show de Truman observamos dos sociedades. La película se centra en el mundo en el que vive Truman, el “falso mundo”, que sirve de distracción social masiva. Pero además del falso mundo de Truman, la trama tiene lugar de alguna manera también fuera del programa de televisión, es decir, en el mundo real. Así, a parte de la sociedad que rodea a Truman en su vida diaria, podemos analizar a la sociedad que está viendo el show.

Es esta sociedad sobre la que vamos a reflexionar a continuación, y que es oportunamente caricaturizada y criticada en la película. Una sociedad enganchada al televisor, que sigue el show de Truman como si sus propias vidas estuvieran ligadas al destino del personaje Truman. Son personas que en la película aparecen siempre mirando la pantalla de la televisión, y que ríen, sufren y lloran siguiendo a Truman.

¿Hasta qué punto son personas estos espectadores? ¿Ejercen su papel de ciudadanos activos, o por el contrario son simples espectadores sentados en un sofá? En la película se muestran una serie de personas que viven para y por el show de Truman. Es lo más importante que hacen cada día: ver ese programa de televisión. Vemos dos guardias de seguridad que se olvidan de su trabajo, una madre que no presta atención a su bebé, una pareja de abuelas que no tienen nada más que hacer… todos ellos han dejado a un lado el mundo real y se centran en seguir la vida de un personaje ficticio.

En la película El Show de Truman esta caricaturización de la sociedad enganchada al televisor se lleva al extremo, pero en ocasiones solo se puede llegar a comprender la realidad analizando los puntos más extremos. Esta representación de una sociedad embobada y totalmente dependiente de los programas de televisión nos puede ayudar a identificar varios síntomas de una patología que se está extendiendo en el S.XXI.

Para empezar, debemos preguntarnos: ¿por qué se engancha la gente a programas de televisión tan simples? Hay que recordar que el programa El Show de Truman no tiene mayor interés que ver cómo un hombre se despierta, desayuna, va al trabajo y se sienta por la tarde a ver la televisión. No hay nada más sencillo que eso: es un programa que sigue las 24 horas del día de una persona que, por otra parte, no es nada interesante (nunca le ocurre nada extraordinario, su vida es una aburrida rutina que hasta él mismo aborrece). Aun así, millones de personas conectan cada día con la televisión para ver el programa, ¿por qué?

Puede que la respuesta se esconda en las profundidades de la sociología. Quizás es un problema social, de cada persona. Quizás hay mucha gente que necesita vivir la vida de otras personas para encontrar satisfacción o distracción. Puede que el auge de programas de la conocida como “telebasura” esté directamente relacionado con la disminución de la personalidad de los ciudadanos. A más conciencia, menos consumo de telebasura.

Además de ser una medicina para escapar del aburrimiento diario, los programas de la telebasura cumplen una función sociopolítica, en el sentido de que ayudan a formar determinados perfiles sociales y políticos. En efecto, programas como Sálvame (Telecinco) consiguen “fabricar” una importante masa de población cuyo perfil sociológico es de sobras conocido. Son personas con un nulo sentido crítico y sin apenas conciencia política, de esta forma, ayudan a mantener el sistema establecido. Así, la existencia de estos programas beneficia a las clases dominantes. Por ello, además de señalar como culpables a los televidentes, hay que resaltar la responsabilidad de las empresas que ponen en antena este tipo de programas.

Los datos confirman esta realidad: varios millones de personas leen cada semana revistas de la denominada prensa rosa, que favorecen la difusión de anti-información, es decir, información banal, irrelevante, que no informa y no favorece ni motiva la reflexión ni el pensamiento crítico. Todo lo contrario: este tipo de “información” destruye la capacidad crítica de las personas, y llegan a reducir incluso la propia personalidad de los individuos, al ligar la vida de los espectadores o lectores con las vidas de los personajes artificiales expuestos en esos programas y revistas.

Es un complejo proceso sociológico el que deriva de estos medios de comunicación tan simples. Para conseguir el objetivo final se precisan de dos elementos: un producto que vender y un consumidor que lo compre. El producto que se vende es la vida de otras personas (personajes), el consumidor son los millones de individuos que, convencidos de que lo realmente interesante ocurre en la pantalla del televisor, invierten horas de sus vidas en atender los problemas de estos personajes artificiales. El objetivo que se consigue satisface al poder en varios aspectos.

Para empezar, un individuo sentado en el sofá leyendo una revista de cotilleos o viendo un programa de prensa rosa es un individuo que no está levantado, en la calle, pensando. En este sentido el papel de espectador que adquiere el individuo en la sociedad moderna permite al poder tener controlados y distraídos a varios millones de ciudadanos. Por otro lado, además de suministrarles entretenimiento a través de los medios de comunicación, se consigue hacer llegar a los ojos y a los oídos de los espectadores algo más importante que la distracción: publicidad.

Espectadores y consumidores

Estando sentado en el sofá, viendo la telenovela o escuchando a la ex-pareja de aquel torero gritarle a la amante de tal actor, el ciudadano no sólo está adoptando un papel de espectador. El individuo no sirve al sistema únicamente como observador pasivo, sino que también es convertido en un potencial consumidor. Las estrategias de publicidad encubierta son muy bien representadas en El Show de Truman, puesto que los televidentes, enganchados al show, están recibiendo continuamente mensajes que les incitan a comprar productos que, en realidad, no necesitan.

En la película estas estrategias de marketing se llevan al extremo, pero en realidad las series de televisión que podemos ver en cualquier canal utilizan técnicas muy parecidas. La publicidad ha invadido la televisión y aparece a mitad del telediario, en el espacio de la predicción meteorológica, incrustada en programas, en series … y, además de todo eso, tenemos las largas pausas publicitarias.

¿Por qué hay tanta publicidad? Porque hay millones de potenciales consumidores. Son millones los espectadores que, cada día, se sientan frente al televisor y se dejan desinformar y distraer. Y entre tanta distracción, sin darnos cuenta, nuestro cerebro va recibiendo mensajes muy claros: “Necesito esas zapatillas”, “ese videojuego es el mejor”, “tengo que beber ese refresco”…

Una sociedad desinformada

Además de ser una sociedad distraída, la actual es una sociedad desinformada. Son los dos pilares sobre los que se asienta la estrategia del poder mediático: formar individuos ignorantes y distraídos. Ya hemos analizado la función de distracción que cumplen los medios, y que queda muy bien retratada en El Show de Truman. Para completar el análisis, es necesario mencionar la función de desinformación.

Desinformar es la acción de dar información insuficiente o manipulada intencionadamente, al servicio de ciertos fines. Suelen ser las grandes esferas de poder quienes están interesadas en someter a la población al engaño. Estos mecanismos de control social ya los hemos analizado en otros artículos. En el caso de El Show de Truman, la desinformación es en realidad el pilar fundamental sobre el que se asienta la trama: Truman está completamente desinformado. No conoce el verdadero mundo real. Está engañado. No tiene información veraz para conocer la realidad que le rodea.


Una de las estrategias de la desinformación (y que hace más complicado detectarla) es conseguir que el consumidor de información crea estar bien informado. Aunque en la película Truman acaba sospechando, lo cierto es que pasa muchos años engañado, confiando en la información que recibe. En el caso de la desinformación aplicada a la “otra sociedad” de la película (el mundo real, donde viven los televidentes que ven el show), no podemos decir que los medios de comunicación estén desinformando directamente a la población, pero se puede inferir que los espectadores del programa de televisión están de alguna manera manipulados, ya que no atienden a los problemas reales de la vida, sino que se limitan a sentarse y a ver el Show de Truman. Un ejemplo extremo lo podemos observar en la madre que se olvida de cuidar a su bebé porque está viendo el show.

En cierta manera la anti-información es una forma más de desinformación, pues consiste en introducir en la cabeza de las personas información inútil e irrelevante, que puede terminar confundiendo y engañando a las personas. Cuando alguien cree que lo verdaderamente importante está en la isla de los famosos, en el plató de Telecinco o en el debate entre el torero y su amante, está sufriendo un ataque de desinformación. A través de la difusión de anti-información, pero finalmente el resultado es semejante: termina siendo una persona desinformada, que no conoce la verdadera realidad. Por ello todos aquellos personajes que en la película aparecen enganchados al Show de Truman son ciudadanos pasivos, distraídos y engañados.

En el falso mundo real, donde vive Truman, también observamos manipulación de la información. Truman sufre la desinformación cuando en la agencia de viajes le dicen que no hay vuelos disponibles, o cuando la radio explica que el objeto que ha caído del cielo procedía de un avión. Además está sujeto a engaños y mentiras constantes (puesto que el mundo que le rodea es completamente falso). Y también podemos detectar otra de las estrategias de la desinformación, la difusión del miedo, cuando se exponen carteles que advierten de que un rayo podría caer sobre el avión (para evitar que Truman quiera viajar). Así, mediante el engaño, el miedo y la manipulación, se consigue consolidar el falso mundo real y someter a la población (en este caso a Truman). Como apuntábamos en el anterior artículo, la única escapatoria ante esta situación de sumisión es el ejercicio reflexivo de una mente libre.


Demasiado distraídos como para hacer algo

Mediante la difusión de anti-información (información banal, que nos distrae de lo realmente importante) y utilizando las técnicas de la des-información (manipulación de la información), el sistema actual mantiene a la población en un estado de letargo, que convierte a las personas en individuos pasivos, en ciudadanos apolíticos, que no forman parte de la polis ni intervienen en la toma de decisiones. Así es mucho más fácil manipularles y engañarles.

El sistema se encarga de distanciar a la gente de la política, de la economía y de la reflexión social. Los ciudadanos no tienen interés por estos temas, porque encuentran más interesantes los debates de la telebasura o los cotilleos en las revistas. La función de distracción y de engaño que cumplen los medios de comunicación ha permitido consolidar un sistema injusto y antidemocrático. Al no suministrar a la población información de calidad, impiden intencionadamente la correcta formación de las personas, que únicamente encuentran en los medios de comunicación un lugar donde entretenerse y pasar el rato, cuando en realidad debieran ser una herramienta más para motivar el ejercicio político dentro de la polis.

Es antidemocrática la labor que cumplen los medios de comunicación porque no promueven una democracia real. Con la manipulación informativa no es necesario el fraude electoral, pues la propia desinformación está enfocada a beneficiar a determinados partidos políticos, es decir, a conseguirles votos. ¿Cómo si no se mantiene el bipartidismo? Apoyado por las grandes corporaciones mediáticas.

Como dice Noam Chomsky, una de las funciones de los medios de comunicación de masas es dar forma a la opinión pública de acuerdo a los intereses del poder corporativo dominante. Así se explica que, como decía Marx, la ideología dominante es la ideología de la clase dominante. Por ello la democracia actual no es real, ya que la ideología y los intereses de las personas no están representados por la ideología y los intereses de los principales partidos políticos, pues los votos no son metidos en las urnas por las manos de los votantes, sino por los editoriales de los periódicos. Es un voto dirigido por los medios de comunicación, en perfecta armonía con otras esferas de poder político y económico.

¿Cómo hemos extraído esta reflexión de la película El Show de Truman? Porque en esta cinta, los espectadores que observan cada día el show que muestra la vida de Truman son una representación de la sociedad actual. Esas personas que se despiertan cada día pensando “¿qué ocurrirá hoy en el programa este?” o “¡ya tengo ganas de que empiece la telenovela!” son la mejor escenificación del ciudadano pasivo. Personas que no viven la realidad, sino que la ven pasar delante de sus ojos mientras se sientan en el sofá, como simples espectadores.

Son este tipo de personas quienes sustentan el sistema establecido, pues con su pasividad dan legitimidad a las clases dominantes para gobernar sobre ellos. ¿Hay una crisis económica? ¿se pone en duda el sistema político actual? ¿hay manifestaciones y reivindicaciones en la calle? A los espectadores les da igual. Están demasiado entretenidos como para hacer algo. Son esa mayoría silenciosa que tanto gusta a los gobernantes. Silenciosos, engañados y distraídos.

Juan Pérez Ventura
(Visto en https://vaventura.com/)

"'PAPÁ NO-ES", UNA DENUNCIA DEL ABUSO INFANTIL


martes, 26 de noviembre de 2019

LOS IDEÓLOGOS DEL GÉNERO Y LA GUERRA CONTRA LOS NIÑOS



Hace cosa de un año, a los dos leones caprichosamente nominados Daoíz y Velarde, que flaquean el acceso al Congreso, se añadió una leona (de cartón). El mensaje era claro, Daoíz y Velarde simbolizan “fuerza, bravura, liderazgo”. Pero “los símbolos y referentes también deben cambiar para conseguir la igualdad”.

La colocación de la figura de la leona fue iniciativa de la ONG Plan International que, bajo el hastag #GirlsGetEqual, promueve la igualdad de las niñas en todo el mundo, con especial énfasis en lo que se refiere a la educación.

Este tipo de iniciativas parten sin embargo de un error de base: asumen la discriminación como un fenómeno generalizado y uniforme, cuando lo cierto es que poco o nada tiene que ver la situación de las niñas en un país como España respecto de otros como la India o Egipto.

De hecho, en los países desarrollados, esta supuesta discriminación no sólo ya no existe, sino que se ha invertido. Ahora son los niños los que necesitan ser ayudados. Sin embargo, esta nueva realidad no encaja con la teoría del patriarcado, que exige, entre otras cosas, la feminización de los hombres.

Una teoría sin base científica

Durante muchos años, los movimientos feministas han venido denunciando que el sistema educativo favorece a los niños y encasilla a las niñas. Psicólogos y sociólogos han defendido esta opinión con numerosos libros y estudios en los que se demostraría que los niños, además de verse favorecidos por el sistema educativo, serían cada vez más propensos a la violencia.

Sin embargo, los estudios que sirven para sustentar la idea del privilegio masculino en las escuelas y universidades están llenos de errores. Y casi ninguno ha sido publicado en revistas profesionales para ser revisados por pares. De hecho, la realidad que muestran los datos es muy distinta. Ya no son las niñas las que se encuentran en el lado perdedor de la brecha de género: son los niños los que están en serios apuros.

Según los sucesivos informes PISA, los niños están de media año y medio por detrás de las niñas en lectura y escritura y son mucho más propensos al abandono escolar que las niñas. Además, las mujeres lideran las matriculaciones en la universidad, con una diferencia sobre los hombres de más de 10 puntos. Una diferencia que, lejos de reducirse, se amplía cada año.

En lo único que los niños tienen una cierta prevalencia es en las actividades deportivas, circunstancia que los grupos feministas han puesto ya en su punto de mira, pero en todo lo demás la brecha de género se ha invertido.

Las chicas superan a los chicos en habilidad artística y musical, están más comprometidas con las tareas escolares, suspenden mucho menos que los chicos en cualquier materia y son mayoría en los programas de estudio en el extranjero. Por su parte, los niños tienen hasta tres veces más probabilidades de recibir un diagnóstico de trastorno por déficit de atención y están mucho más involucrados en delitos, alcohol y drogas. Por último, aunque es cierto que las niñas intentan suicidarse con más frecuencia, son los niños los que lideran las cifras de suicidios consumados.

La evidencia de que la brecha de género se ha invertido está animando un revisionismo masivo, pero lamentablemente se trata de un revisionismo silencioso. A pesar de que las evidencias son abrumadoras, todavía resulta políticamente incorrecto lanzar la voz de alarma y advertir que, de seguir esta tendencia, no serán las niñas sino los niños los adultos del mañana con una vida muy precaria.

La ‘feminización’ como antídoto contra la violencia

En cuanto a la mayor conflictividad de los niños y su propensión a la violencia, los ideólogos del género apuntan a la dependencia de los viejos estereotipos masculinos. La “presión de las normas culturales”, que impondría la masculinidad en detrimento de la feminidad, los separaría prematuramente de sus madres, provocándoles desórdenes psicológicos.

Así pues, alejar a los niños de la feminidad para sumirlos en la cultura de la virilidad, donde se ensalzaría la guerra y la economía capitalista, sería la principal causa de la violencia de los varones. En consecuencia, la solución consistiría en invertir este proceso: en vez de potenciar la tradicional autoafirmación de los varones, debería promoverse su emancipación de los valores masculinos; es decir, feminizarlos.

Esto ha desembocado en el intento de cambiar la naturaleza misma de la infancia. Se trata de mantener a los niños unidos a sus madres, en detrimento de sus padres, y así socavar el sistema de socialización que, en opinión de los ideólogos del género, es esencial para la perpetuación de las sociedades patriarcales.

De nuevo el empirismo brilla por su ausencia. Décadas de investigaciones sugieren que no es el alejamiento de la madre el problema, sino el alejamiento del padre. Los datos demuestran que los niños con mayor riesgo de recaer en la delincuencia y la violencia son los que están físicamente separados de sus padres.

En los Estados Unidos, por ejemplo, en 1960 la Oficina del Censo informaba que el número de niños que vivían solo con su madre era 5.1 millones; en 1996 habían pasado a ser más de 16 millones. Y a medida que la ausencia de la figura paterna había aumentado, también había aumentado la violencia.

En este sentido, el sociólogo David Blankenhorn afirmó que “a pesar de la dificultad de probar la causalidad en las ciencias sociales, el peso de la evidencia apoya cada vez más la conclusión de que la ausencia de padre es un generador primario de violencia entre los hombres jóvenes”.

Otros expertos van incluso más lejos y aseguran que la ausencia de la figura paterna es el mayor factor de riesgo para el correcto desarrollo del niño, por delante incluso de la situación económica o la pertenencia a determinados grupos de población en riesgo de exclusión.

Educar y formar correctamente a los jóvenes varones es el problema de cualquier sociedad a lo largo del tiempo. Antes, este problema era abordado desde un enfoque tradicional, donde se forjaba el carácter del joven inculcándole el sentido de honor y convirtiéndole en lo que antes se llamaba un caballero. Este enfoque respetaba la naturaleza masculina de los niños. Y funcionaba razonablemente bien. De hecho, a pesar de la crisis de la masculinidad, los jóvenes siguen identificando estos valores como valores deseables.

Por el contrario, lo que proponen los ideólogos del género es educar a los niños anulando su masculinidad. O lo que es lo mismo, criar a los niños como criamos a las niñas. Sin embargo, les guste o no, niños y niñas son equivalentes, pero no iguales. Y disminuir la masculinidad de los niños y separarlos de la figura paterna tradicional no sólo resulta muy perjudicial para su desarrollo, sino que además es abusivo.

La falsa creencia de que el niño es un privilegiado y que, por su culpa, las niñas están siendo discriminadas, le convierte en cómplice de un presunto crimen social. Constantemente se le traslada al niño la idea de que posee un gran poder por el simple hecho de haber nacido hombre. Pero él jamás han percibido tal poder. En realidad, la chica que se sienta a su lado en el aula probablemente sea mejor estudiante, más madura, más responsable y más equilibrada que él. Y tendrá muchas más probabilidades de acceder a la universidad, terminar una carrera y ganarse la vida dignamente.

La inversión de la brecha de género es un fenómeno muy real que pone en riesgo el futuro de millones de niños. Sin embargo, los niños no están recibiendo a penas ayuda por cuestiones puramente ideológicas. En lugar de eso, se insiste en socavar su masculinidad, aumentando aún más su vulnerabilidad y su desconcierto.

Es evidente que los ideólogos del género no pueden seguir escribiendo las reglas.

Javier Benegas
(Visto en https://disidentia.com/)

Superficialidad, sectarismo y "marketing" de la mano
P.D.: Respecto a la ocurrencia de añadir una leona a los dos felinos que guardan la entrada del Congreso, anécdota de la que parte el artículo del señor Benegas, no me resisto a denunciar una vez más la desinformación de la que parte tanta iniciativa feminista, reivindicativa no de una cultura general que evitaría este tipo de ridículos, sino de una visión sesgada e interesada de la realidad, dado que si la ONG de turno se hubiera informado, sabría que los leones de las Cortes, a los que el pueblo de Madrid dio en llamar Daoíz y Velarde en homenaje a dos héroes del 2 de Mayo de 1808, representan en realidad a un héroe y una heroína de la mitología griega, Hipómenes y Atalanta, condenados por la diosa Cibeles a convertirse en leones por haberse entregado a su pasión en un santuario consagrado a la diosa. La condena conllevó que nunca se viesen uno a otro, por lo que sus cabezas están orientadas en direcciones contrarias, igual que en la fuente de la Plaza de Cibeles, donde tiran de su carro. También es esa la razón por la que uno de los dos leones carece de testículos -se trata de una mujer convertida en felino-, lo que hace que el añadido de la "leona igualitaria" diera lugar al habitual resultado del feminismo hegemónico: la sobrerrepresentación femenina.

ECOLOGISMO REAL vs POSTUREO MEDIÁTICO


El negocio de los ecologetas está de moda. Cada vez es más evidente la contaminación que los grandes productores nos hacen padecer. A pesar de todo, nos culpan a nosotros mismos y nos fabrican heroes a su medida que nos ofrecen soluciones absurdas con las que solo se pretende utilizar nuestra psicología para sacar provecho de la situación.

Aquellos que encuentran soluciones reales y prácticas, son ignorados por los medios y así llegan a pasar desapercibidos por la masa que solo conoce lo que alguien desea que conozca.

lunes, 25 de noviembre de 2019

LAS MUTACIONES DEL REY CARMESÍ


La icónica portada del disco que lo inició todo.

Hay bandas de rock que gustan al público y bandas que gustan a los músicos. En esta segunda categoría hay que situar a King Crimson, un grupo que lleva ya cincuenta años apareciendo y desapareciendo a rebufo de los cambios de patrones y formas de un género que parece haber agotado sus posibilidades en el pasado, pero al que estos ilustres supervivientes trascendieron hace tiempo para constituirse en un género en sí mismos. Un género que ha influido a infinidad de bandas, pero que ha abierto caminos que, por carencias técnicas, imaginativas o conceptuales, casi nadie ha proseguido (justificando el "casi" la existencia de bandas anómalas e inclasificables como Tool, White Willow, Mars Volta y otras gozosas marcianadas).



Hablar de King Crimson es hablar de la peripecia de Robert Fripp, alma mater de la banda y el único miembro fijo a lo largo de sus sucesivas encarnaciones, pese a lo cual sería incorrecto presentar a ésta meramente como el proyecto personal del respetado guitarrista. Por extraño que pueda parecer a los seguidores de los Crimson actuales, la banda nació como un conglomerado de talentos bastante equilibrado y "democrático" en un momento en que el rock progresivo (adjetivado en nuestro país como "sinfónico") eclosionaba para felicidad de las audiencias más exigentes. Todas las corrientes que confluyeron en dicho estilo (free-jazz, música de cámara, psicodelia, rock duro, ...) se dan cita en la presentación en sociedad de la banda, el hoy clásico "In the court of the Crimson King", una sucesión de temas modélicamente construidos e interpretados que sigue siendo tan disfrutable hoy como hace cinco décadas, y que fue unánimemente reconocido como un clásico instantáneo. El grupo abre para los Rolling Stones el concierto-homenaje al recién fallecido Brian Jones en Hyde Park en julio de 1969 y -como corresponde a un monarca recién entronizado- ingresa automáticamente en la aristocracia del rock.



Seguirán seis albumes más entre los que resulta imposible elegir el mejor, y muchos -realmente muuuchos- cambios de formación, que acreditan que el verdadero denominador común de su discografía no es un estilo definido, sino unos estándares de calidad y originalidad que no decaen nunca, y en los que se van integrando una pléyade de musicos virtuosos que siempre parecen dar lo mejor de sí en su mutua compañía. Así hasta que en 1974 un Fripp que se anticipa al futuro decide disolver la banda antes que verla convertirse en un "dinosaurio" fuera de época. Como testamento de este primer periodo queda "Red", un disco crudo y agresivo, pero que cierra uno de los temas más hermosos y melancólicos de la discografía del "Rey", "Starless":



En 1981 Fripp retoma el nombre de su criatura para dar lugar a la encarnación más estable de King Crimson, para la que recupera al talentosos batería Bill Bruford -que ya aportara sus baquetas a los tres últimos discos de la anterior etapa- formando equipo con el guitarrista y cantante Adrian Belew y el bajista Tony Levin. Esta formación grabará tres discos de estudio bajo el influjo de la "new wave" en boga, pero sin ceder un ápice de la calidad marca de la casa: funk de vanguardia, temas (más o menos) bailables e instrumentación seca y precisa que teje una suerte de prog-fusion atmosférica, a veces emotiva, a veces obsesiva, pero nunca monótona.



Y tras esta brillante etapa, de nuevo el silencio.

Fripp se convierte en productor de lujo, profesor de seminarios casi monásticos de guitarra y respetada autoridad a tiempo completo. Diez años después de disolver por segunda vez la banda volverá al estudio con los mismos componentes de la anterior etapa, más la adición de un segundo bajista -Trey Gunn- y un segundo batería, Pat Mastelotto, conformando un doble trío que graba en 1994 el EP "Vroom" y se lanza inmediatamente después con un nuevo album de estudio, el rotundo "Thrak" (1995), con un sonido apabullante, rock industrial de muchos quilates y un sonido un tanto cerebral que descoloca al seguidor de la banda cálida y emotiva de los 70.



Después, la complejidad sonora da lugar a la fractalización del doble trío en unidades más pequeñas, los Projeckts, de los que habrá cuatro con diversas combinaciones, pero siempre con la presencia de Fripp y Gunn. La escucha de sus trabajos, editados en un box set de 1999, es una experiencia solo al alcance de los más fanáticos, pues hablamos de una música densa, cerrada en sí misma, técnicamente impecable pero casi inaccesible para la escucha relajada, que arroja crispación, oscuridad y ofuscación a un oyente apabullado ante tanto vanguardismo.



Algo de ese solipsismo musical permanece en la penúltima grabación de estudio de la banda, "The ConstruKtion Of Light" (2000), seguida en 2003 por "The power to believe", tras del cual Fripp anuncia que el grupo solo hará presentaciones en vivo. En este tiempo, el guitarrista ha conseguido los derechos sobre las muchas grabaciones en directo que el grupo ha ido recogiendo desde sus comienzos, editándolas generalmente de forma bimensual bajo el sello DGM Live [Discipline Global Mobile]. Entre ellas aparecen auténticas joyas que documentan el altísimo nivel interpretativo que ha caracterizado a cada una de las formaciones del grupo: experimentalismo, incursiones en la atonalidad, una sorprendente libertad creativa plasmada en improvisaciones a tumba abierta y una capacidad de fascinar y seducir inédita en una música tan lejana de los estándares de la música "culta".



Me atrevo a afirmar que cada lector que se aproxime a la ingente obra de este grupo encontrará "su" King Crimson en alguna de las diversas etapas por las que ha atravesado la formación, una formación que casi siempre acaba por volverse adictiva.

Avisados quedan.



(posesodegerasa)





REFLEXIONES DE UN HOMBRE SENSATO