lunes, 7 de octubre de 2019

ES IMPOSIBLE QUE EL CO2 CAUSE EL CALENTAMIENTO DEL PLANETA



Apenas pasa un día sin que se nos advierta de la inundación costera por el aumento de los mares debido al calentamiento global. ¿Por qué en la tierra atribuimos cualquier calentamiento de los océanos al dióxido de carbono, cuando hay un culpable mucho más obvio, y cuando un examen directo de la termodinámica lo hace imposible?

Se nos dice que el dióxido de carbono atrapa el calor que ha sido irradiado por los océanos, y esto los calienta y derrite los casquetes polares.

Si bien esto parece una propuesta plausible a primera vista, cuando uno realmente lo examina de cerca, surge una falla importante.

¿El agorero que anuncia la inminente subida del nivel del
mar se compra una finca en la costa? Algo no cuadra.
En pocas palabras, el agua necesita mucha energía para calentarse y el aire no contiene mucho. De hecho, en una base volumen / volumen, la relación de capacidades de calor es de aproximadamente 3300 a 1. Esto significa que para calentar 1 litro de agua a 1˚C se necesitarían 3300 litros de aire más caliente en 2˚C, o bien un litro de aire aproximadamente 3300˚C más caliente!

Esto no debería sorprender a nadie. Si hiciste un baño frío y luego intentaste calentarlo poniendo una docena de calentadores en la habitación, ¿alguien cree que el agua alguna vez se calentará?

El problema se vuelve aún más difícil si se considera el tamaño del océano. Básicamente, hay demasiada agua y no hay suficiente aire.

¡El océano contiene un colosal 1,500,000,000,000,000,000,000 litros de agua! Para calentarlo, incluso en una pequeña cantidad, se necesita una cantidad asombrosa de energía. Para calentarlo a solo 1˚C, por ejemplo, se requieren 6,000,000,000,000,000,000,000,000 de julios de energía.

Pongamos esta cantidad de energía en perspectiva. Si todos apagáramos todos nuestros electrodomésticos y fuéramos y viviéramos en cuevas, y luego dedicamos cada planta de carbón, nuclear, gas, hidroeléctrica, eólica y solar a solo calentar el océano, tomaría unos 32,000 años impresionantes calentar el océano solo en un grado Celsius.

En resumen, nuestra influencia en nuestro clima, incluso si realmente lo intentamos, ¡es minúscula!

Por lo tanto, tiene sentido hacer la pregunta: si el océano se calentara por el 'calentamiento del invernadero' de la atmósfera, ¿qué temperatura debería darse en la atmósfera? Si todo el océano se calienta a 1 ° C, ¿cuánto tendría que calentar el aire para contener suficiente calor para hacer el trabajo?

Bueno, desafortunadamente por cada tonelada de agua solo hay un kilogramo de aire. Teniendo en cuenta las capacidades de calor relativas y las masas absolutas, llegamos a la asombrosa cifra de 4.000° C.

Es decir, si quisiéramos calentar todo el océano a 1° C, y quisiéramos hacerlo calentando el aire sobre él, tendríamos que calentar el aire a unos 4.000°.

Y otro problema es que el aire se asienta sobre el agua: ¿cómo se calienta el aire caliente en el océano? Incluso si la superficie se calentara, el agua tibia simplemente se sentaría encima del agua fría.

Por lo tanto, si el océano se estuviera calentando por el 'calentamiento de invernadero' del aire, veríamos un sistema con un enorme retraso térmico: para que el océano sea solo un poco más cálido, la tierra tendría que estar sustancialmente más caliente y el aire mucho más, mucho más cálido (para crear el gradiente de temperatura que facilitaría la transferencia de calor del aire al agua).

Por lo tanto, cualquier calor medible en el océano estaría acompañado por una anomalía enorme y obvia en las temperaturas del aire, y no tendríamos que molestarnos en mirar la temperatura del océano.

Entonces, si el aire no contiene suficiente energía para calentar los océanos o derretir los casquetes polares, ¿qué contiene?

La tierra está inclinada sobre su eje, y esto nos da nuestras estaciones. Cuando el hemisferio sur se inclina hacia el sol, tenemos más luz solar directa y más (días más largos). Cuando se aleja del sol, tenemos menos luz solar directa y menos (días más cortos).

El resultado directo de esto es que en verano hace calor y en invierno hace frío. En invierno ponemos los calentadores en nuestros autos y en verano los aires acondicionados. En invierno, los casquetes polares se congelan y en verano 60-70 % de ellos se derriten (unos diez millones de kilómetros cuadrados). En verano el agua es más cálida y en invierno, como todos sabemos, más fresca.

Todos estos cambios están determinados directamente por la cantidad de luz solar que obtenemos. Cuando las nubes se despejan y nos bañan a la luz del sol, no nos quitamos el jersey debido al 'calentamiento de invernadero' de la atmósfera, sino debido al calor directo causado por la luz solar en nuestro cuerpo. La influencia del sol es directa, obvia e instantánea.

Si la enorme influencia del sol en nuestro clima es tan obvia, entonces, ¿por qué acto de locura miramos una variación de una fracción de un porcentaje en cualquiera de estas variables, y no miramos al sol como la causa?

¿Por qué en la tierra atribuimos cualquier calentamiento de los océanos al dióxido de carbono, y cuando un examen de la termodinámica lo hace imposible?.

El CO 2 es un gas no tóxico ni contaminante fundamental para la mayoría de la vida orgánica en la Tierra (la fotosíntesis y la respiración) que nos suministra el oxígeno vital que necesitamos para sobrevivir.

El C02 no aumenta la temperatura, como lo prueba que en los 40-70 el C02 subía y la temperatura bajaba 0,3º debido a los ciclos solares (Murray Mitchell jr, 1976).

Por otra parte, el nivel del mar sólo ha subido 18 cms en un siglo según la ONU (6 cm reales segúnWadhams & Munk, 2003) y el cataclismo que dicen los modelos que ocurrirá en 100 años será –si ocurre- por 55 u 88 ridículos centímetros, según el IPCC.

Pero, sospechosamente, la ONU pide 200.000 millones de dólares anuales para prevenir este Apocalipsis.

Otro signo ominoso es que Groenlandia aumentó su masiva capa de hielo en 220 km3 ,y esto en verano, solo esa porción de aumento de hielo es suficiente para cubrir completamente a España con medio metro de hielo. Del año 900 hasta el 1300, (Período Cálido Medieval), la Tierra era más caliente que ahora y en el Periodo Romano aun mucho más.

Los expertos de la ONU -IPCC son sólo 2.500 y todos modeladores, es decir que sólo se basan en simulaciones computarizadas hechas por ordenador a 100 años para asustarnos o gráficas falsificadas como el famoso Palo de Hockey de Manny Bradley (miembros del IPCC), donde quitaron el calentamiento medieval para que el actual parezca mayor. Nature,dirigida por el calentólogo Philipo Campbell, tuvo que pedir perdón en 2004 por esta trapacería. La mayoría de los autores del IPCC son burócratas científicos -como Pachauri y Qin, los capos de la organización- y todos los científicos especialistas en ciclos solares o paleoclimatólogos son censurados

El Tiempo es cíclico, siempre está cambiando. Siempre hubo cambio climático, inventarse que es algo que solo ocurre en nuestro tiempo es una sandez.

A despecho de las constantes historias de cómo los años recientes han sido los más calurosos, históricamente la NASA ha estimado que 4 de los 10 años más calurosos en los Estados Unidos en realidad lo fueron en la década de 1930, con 1934 siendo el más caluroso de todos los del siglo 20.

El NWO ha inaugurado sobre la descarada falsificación de la evidencia científica el inmenso negocio de la venta de bonos de CO2, o lo que es lo mismo, hacer pagar a los ciudadanos (que no el Estado o país por mucho que digan lo contrario) por la emisión de dicho gas porque produce “efecto invernadero”. Sepan ustedes que el CO2 curiosamente tiene un poder de efecto invernadero cercano a cero. Las contribuciones de CO2 antropogénico causan sólo el 0,117% del efecto invernadero, una contribución insignificante.

El otro gran negocio es el del control del agua debido a la absorción y destrucción de nubes, generando de este modo una sequía artificial y encareciendo los precios de los cultivos, o generando tormentas y huracanes que arrasen las cosechas mediante el uso de la tecnología HAARP.

HAARP no son solo instalaciones repartidas en complejos militares repartidos entre Rusia, China,USA, Canadá, etc. El proyecto HAARP es GLOBAL y mucho mas cerca de su hogar de lo que se imagina. Las mayor parte de las supuestas “antenas” de telefonía móvil y “estaciones” metereológicas, radares y estaciones repetidoras de TDT son parte de este proyecto. Estos dispositivos emiten fuertes radiaciones electromagnéticas que, aparte de ser perjudiciales para la salud humana y del medio ambiente, se encargan de frenar y desviar frentes lluviosos.

El proyecto Blue Beam es, sin duda alguna, el golpe maestro de la Hermandad Babilónica, no solo para terminar de implantar su Nuevo Orden Mundial, sino para hacerlo como respuesta a la petición unánime de la población. Hablamos de una conspiración de la NASA, con la ayuda de las Naciones Unidas y de ciertas sociedades secretas, vinculadas al Nuevo Orden Mundial, como el Club Bilderberg, cuyo objetivo sería recrear imágenes holográficas en 3D en diferentes partes del planeta; imágenes que corresponderían a deidades, que transmitirían un mensaje y cuya razón, sería la de establecer una única religión mundial, rompiendo barreras religiosas y socio-culturales, y allanando el camino para un Nuevo Orden Mundial.

Ahora bién ¿como encajan aquí los Chemtrails?

Como toda proyección holográfica, necesita una “pantalla” donde realizarse y esa será el cielo químico que actualmente tenemos debido a las fumigaciones.

Podría pensarse que es necesario que el cielo esté totalmente cubierto de nubes químicas, pero esto no es necesariamente así. Tras las fumigaciones, las substancias químicas permanecen en el aire durante meses y otras durante días. Puede observar fácilmente, 4 días después de la última fumigación, que el cielo aun no es completamente azul, sino mas bien azul blanquecino.

La humanidad está siendo rociada con una mezcla tóxica de metales pesados ​​venenosos, productos químicos y otros ingredientes peligrosos. Conocido como Geo-Ingeniería de Aerosol Estratosférico. Los programas de geoingeniería están interrumpiendo y diezmando por completo el clima y los sistemas de soporte vital de todo el planeta.

Las pruebas de agua de lluvia después de la pulverización de chemtrail muestran una mezcla extremadamente venenosa de bario, nano aluminio, fibra de vidrio recubierta, torio radiactivo, cadminio, cromo, níquel, esporas de moho sanguíneo desecado, miotoxinas fúngicas amarillas, dibromuro de etileno, fibras de polímero.

Entonces respiramos todo esto en nuestros pulmones; También riega nuestros cultivos como lluvia. Luego comemos los alimentos hechos de estos cultivos que están llenos de estos productos químicos.

Investigadores independientes y laboratorios continúan mostrando niveles fuera de escala de estos venenos. Unos pocos funcionarios "anónimos" han reconocido esta fumigación con aerosoles. Nuestro cielo, que alguna vez fue azul, se ha desvanecido y ha sido reemplazado por una neblina tóxica de color blanco grisáceo que borra y disminuye considerablemente nuestra luz solar habitual.

Y además "filántropófagos" como Bill Gates hablan abiertamente de oscurecer el cielo rociando millones de toneladas de polvo en la estratosfera para evitar un calentamiento global que la Élite -y no los ciudadanos- ha provocado.

Mientras Greta Thunberg -una patética marioneta- y los tontos útiles que no reflexionan sobre datos como los que este artítuclo ofrece difunden histéricamente la mentira del calientamiento global. Esto es completamente comprensible porque la agenda del cambio climático siempre ha sido impulsada por dos principios globalistas. En primer lugar, robar la mayor cantidad de dinero posible de los contribuyentes y, en segundo lugar, entregar el control central de todos los recursos naturales de la Tierra a las corporaciones privadas y sus principales accionistas.

¿Alguien le ha dicho a Greta que el magnate del petróleo y el protegido de Rockefeller, Maurice Strong, fue quien convocó la primera cumbre de la Tierra de Río en 1992? O que la industria petrolera y energética, a través de Strong y sus conexiones corporativas, fueron clave en la creación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). ¿Conoce Greta la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) de la cual se deriva el Acuerdo de París? surgido, fue formulado por los capitalistas de riesgo globalistas? Probablemente no.

Junto con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el PNUMA, bajo el liderazgo de Strong, también creó el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC). Greta, junto con los otros niños -cronológicos o mentales- manifestantes confía en el IPCC como un organismo científico que supuestamente investiga las causas del cambio climático. El IPCC es solo un grupo de presión política diseñado para promover un concepto, el del calentamiento global de origen antropogénico, con exclusión de todos los demás, un enfoque que es la antítesis del método científico .

Greta y sus "activistas" están manifestándose para promover una agenda económica diseñada por corporaciones multinacionales.

Greta, dándose un festín envuelto en plásticos no reciclables. Así es de cohe-
rente la niña que cultiva su ignorancia faltando a clase.

Los climatistas suelen afirmar que la abrumadora mayoría de los científicos del clima aceptan la teoría del calentamiento global antropogénico. Sin embargo, más de 4.000 científicos firmaron el Llamamiento de Heidelberg oponiéndose a la Agenda 21 de la Cumbre de la Tierra de Rio de Janeiro (1992), que estaba muy marcada por la ideología climatista. Además, más de 40.000 científicos norteamericanos han firmado el Proyecto Petición del Calentamiento Global, que afirma lo siguiente: “No hay una evidencia científica convincente de que las emisiones humanas de dióxido de carbono, metano u otros gases de efecto invernadero están causando o causarán, en el futuro previsible, un calentamiento catastrófico de la atmósfera de la Tierra y una ruptura del clima de la Tierra. Además, hay una evidencia científica sustancial de que los aumentos del dióxido de carbono atmosférico producen muchos efectos beneficiosos en los ambientes naturales vegetales y animales de la Tierra”

Greta, vuelve a la escuela, que es donde te podrían explicar que el clima de la Tierra es un sistema caótico y complejísimo, en el que intervienen cientos de factores, entre ellos la radiación del Sol, los rayos cósmicos de las estrellas, la fuerza gravitatoria de la Luna, las nubes, los volcanes, las corrientes oceánicas, etc., que sólo cuatro de cada diez mil moléculas del aire son dióxido de carbono, o que la concentración de dióxido de carbono, aunque tiene una evolución similar a la temperatura, sigue a ésta con un retardo de unos 500 años, por lo que sus cambios no pueden ser la causa de los calentamientos y enfriamientos.

(Artículo completo en http://pensaresgratis-mafiappsoe.blogspot.com/)

3 comentarios:

  1. Magnífico artículo, muy bien enfocado y argumentado. La evidencia científica a estas alturas es aplastante y los críticos al dogma cada vez son más. Entretanto, parece que los globalistas se están poniendo nerviosos, porque están poniendo toda la carne en el asador, a base de propaganda masiva y utilización de los menores. Pero siguen contolando la mente colectiva mundial tachando de "negacionistas" a la gente que dice la verdad y ocultando muy hábilmente el grave asunto de la geoingeniería, como aquí se cita, que al principio incluso negaron diciendo que eran "estelas de condensación".

    Y no nos olvidemos que con el asunto climático también han tapado la cuestión de los residuos tóxicos, la alimentación artificial, la agresión farmacológica y en particular la agresión electromagnética, que con el 5G superará todos los límites. En suma, están atacando al planeta y a la humanidad y encima nos hacen culpables de todo malo que pasa. Más control, más impuestos, más "ecologismo", más regulaciones... En fin, no hay peor ciego que el que no quiere ver.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Por lo último que he visto en internet sobre Greta es posible que la quieran convertir en una víctima en operaciones de falsa bandera para despertar el rechazo sobre la disidencia climática ahora que la jugada les ha salido mal.El monstruito MK-Ultra ha sido un fiasco absoluto.

    Hay dos noticias una sobre un muñeco de Greta colgado y otra sobre un profesor disidente que supuestamente dijo que no tenía su rifle de francotirador dando a entender su desacuerdo con greta y que ha sido suspendido de su cargo por la nueva inquisición de lo politicamente correcto.Huele que apesta a falsa bandera para lograr la compasión del borrego-matrix medio y desviar el tema del abuso infantil de la niña o lo que sea y sus falsos postulados dictados por las entidades antihumanas.

    Por otro lado decir que un aparato tan sofisticado y que lleva funcionando desde muy antiguo no se le combate con razones sino desmontando breve pero contundentemente las falsas premisas y reconduciendo la conciencia de masas una y otra vez a donde nadie quiere mirar que es la manipulación invisible que muchos autores ya han expuesto profusamente.

    El exceso de información en contra del cambio climático o cualquier otro tema aunque se crea atiende a razonamientos (muchos dados por el sistema de control) no hace sino embotar la mente media con supuestas pruebas a las que la conciencia de masas no atenderá.
    Y los que ya sabemos de que va esto ya lo sabemos sin necesitar enciclopedias de datos.

    Para desprogramar se recoge lo que el sistema de adoctrinamiento ofrece y se lleva a donde nos interesa de forma breve y contundente y a sabiendas de que muchos se perderán en la ignorancia, en las pruebas y dirán que llueve cuando les están meando encima.
    El exceso de pruebas y referencias crea un debate estéril en un terreno donde no se puede vencer en modo alguno debido a que los media no enseñan sino que adoctrinan y contra un gigante no se puede luchar de frente ni con sus mismas armas.

    ResponderEliminar
  3. Absolutamente difundible... aplauso.

    ResponderEliminar