lunes, 14 de octubre de 2019

EL DRAMA DE LOS SUICIDIOS EN ESPAÑA



Según datos de la OMS, cerca de 800 000 personas se suicidan cada año en todo el mundo, siendo la segunda causa principal de muerte en el grupo de edad de 15 a 29 años. En España, alrededor de 3.500 personas se quitan la vida cada año, lo que supone que diez personas al día fallecen por esta causa en nuestro país.

La tasa anual de suicidios no deja de crecer en España
El suicidio en España en un problema que nadie quiere asumir. Los datos son escalofriantes. En el año 2018 el número de suicidios en España volvió a situarse entre los 3.600 y los 3.700. De los diez fallecidos cada día, de media siete son hombres y tres mujeres, lo que hace que la tasa de muertes sea de 8,5 por cada 100.000 habitantes. Esto significa que el suicidio es la primera muerte por causa externa no natural en la población general.

Incluso los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado presentan tasas de suicidio que duplican las cifras de población general. Por ejemplo, en el último año se registraron 46 suicidios entre el personal de las Fuerzas Armadas y de los Cuerpos de Seguridad del Estado.

La Guardia Civil sufre un suicidio cada 26 días, una dramática estadística que se repite anualmente. En 2016 fueron nueve los muertos, diecisiete en 2017 y diez, en 2018. Desde 1982 hasta la actualidad son 500 los guardias que se han suicidado.


Marta Ceñal, creadora de la página “El descanso de Pedro” en Facebook, en memoria de su hijo que se suicidó, afirma que cada suicidio imprevisto genera una sombra de culpabilidad e incomprensión sobre el entorno de la víctima.

Su historia comenzó el 8 de noviembre de 2017, cuando su hijo Pedro, que tenía un buen trabajo en el casino de Gran Vía y se iba a casar en seis meses, se quitó la vida. Los síntomas que hubieran debido haber disparado las alarmas resultaron indetectables para la familia. Por eso, tanto ella como la novia de Pedro se siguen preguntando por qué el joven llevó a cabo tal acto.

La depresión amenaza con convertirse en la enfermedad
del futuro
Para Marta, en muchas de las ocasiones se culpa directamente a los padres y al entorno por no ser capaces de evitar estas muertes. “Lo primero que hace uno es culparse. ¿En qué hemos fallado? Tenemos que hablar con nuestros hijos. Es fundamental”, explicaba.

Una de las causas del suicidio suele ser la depresión. El 90 por ciento de las personas con síntomas suicidas tiene problemas psicológicos y/o afectivos. Entre las muertes por suicidio hay un 10 por ciento que ha tenido previamente una depresión endógena, los cuales tienen complejos y una autoestima muy baja. El 90 por ciento de los suicidas suele dejar una nota antes de morir. Pedro dejó una nota en la que ponía “soy un mierda de tío” para acto seguido suicidarse tomándose cinco cajas de pastillas.

(Fuente: https://elcierredigital.com/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario