lunes, 9 de septiembre de 2019

"HOTEL BOMBAY", CRÓNICA DEL HORROR




Rodada en 2018, acaba de llegar a las pantallas españolas "Hotel Bombay", una mirada a los terribles sucesos del 26 de noviembre de 2008, cuando varios comandos islamistas atacaron diversos puntos de la capital financiera de la India, causando una masacre que se cobró 173 víctimas mortales y un total de 327 heridos.

El relato en imágenes de lo sucedido comienza con la llegada a la ciudad de los yihadistas, que se distribuyen por sus varios objetivos con precisión mortal.

Todo lo que vamos a saber de sus motivos nos es sugerido al hilo de sus acciones: un inductor intelectual ("el Toro") les va guiando desde una aséptica y cobarde lejanía, activando verbalmente su programación y recordándoles el Paraíso que les espera a golpe de horror.

En cuanto a los ejecutores de la matanza, les vemos determinados al "martirio", pero afectuosos con sus familias, al extremo de que el más vulnerable de ellos parece más preocupado porque les llegue a sus familiares la aportación económica de los inductores de los atentados -que les asegurará el futuro material- que por su propio destino ultraterreno, apuntando con ello a uno de los factores que explica la propensión de jóvenes musulmanes a las acciones suicidas.

Resulta también revelador de la mentalidad terrorista el modo en que en las mentes de los perpetradores del horror se despoja de toda dignidad y humanidad a las víctimas -"Sóis animales indignos de la misericordia de Alá", llega a decir uno de ellos-, contempladas como mero objetivo de una yihad atroz e irracional, nunca merecedores de empatía ni compasión.

Esa indiferencia hacia el sufrimiento causado convierte el film en un relato de terror infinitamente más eficaz que tanto largometraje efectista e irreal como pulula por ahí, en la medida en que lo que se nos cuenta recrea una realidad que obligó a gente corriente a actuar como héroes, aminorando con su determinación y valentía el trágico balance de una acción criminal dictada por el fanatismo de quienes buscan ganarse su pueril Paraíso trayendo el infierno a la tierra.

(posesodegerasa)

1 comentario:

  1. Ese tipo de "acontecimientos" son matanzas rituales dirigidas desde el astral.
    Pura manipulación a un nivel que no podemos comprender del todo y que digerimos como matanzas terroristas para poder dormir tranquilos aún con todo ello.
    Las películas posteriores fijan en la conciencia de masas lo falso de todo el proceso.
    No hay nada de real en ese tipo de películas tan solo programación mental dada por los mismos instigadores ocultos de los acontecimeientos.
    Lo mismo es válido para todas las películas basadas en atentados de bandera falsa.

    ResponderEliminar