viernes, 2 de agosto de 2019

EL MARKETING DETRÁS DE GRETA THUNBERG


El camino más corto para ser "doctor honoris causa": dejar de ir al colegio y
ejercer de predicadora apocalíptica. ¡Aprende, Pedro Sánchez!

Tras la farsa de Greta Thunberg se encuentra un comercial sueco de las relaciones públicas, Ingmar Rentzhog, un personaje mucho más interesante que el libreto que ha representado en todos los escenarios imaginables. Sus hazañas las ha investigado el periodista sueco Andreas Henriksson y fueron denunciadas ya a finales del año pasado.

Todo ha sido cuidadosamente diseñado para transformar a la joven sueca en una heroína internacional, tan pronto como el primer artículo apareció en el diario más leído del país, Aftonbladet, pocas horas después del mensaje de Rentzhog en Facebook.

“We Don't Have Time”, la empresa fundada por Rentzhog en 2016, pretende crear una red social de más de 100 millones de miembros, que influirá en los políticos y capitalistas del mundo entero para combatir el calentamiento del planeta.

Para ello, ha captado ya cientos de miles de direcciones de correo electrónico.

Entre los accionistas de la nueva empresa se encuentran los miembros de dos familias interconectadas, la familia Persson, hijos del multimillonario Sven Olof Persson, que hizo fortuna, entre otros, con la venta de automóviles, y la familia Rentzhog. Ambas familias no tienen ninguna relación con la ecología. Son especuladores.

En mayo del año pasado, Ingmar Rentzhog fue contratado como Presidente y Director Ejecutivo del grupo de expertos Global Utmaning, para promocionar el “desarrollo sostenible”.

Su fundadora es Kristina Persson, hija del multimillonario y antiguo ministro socialdemócrata de Desarrollo Estratégico y Cooperación Nórdica entre 2014 y 2016.

El 16 de enero Global Utmaning anunciaba en las redes sociales su colaboración con Global Shapers, una comunidad de jóvenes cachorros de entre 20 y 30 años a los que consideran con potencial para jugar un papel en el futuro como dirigentes políticos. La red fue creada por el Foro Económico Mundial en 2011 y sus dirigentes tienen la intención de “salvar el planeta” al mismo tiempo que mantienen el crecimiento económico.

Esos son los pilares del montaje. Por un lado, una plataforma digital como “We Don’t Have Time” que despegó hace unos meses gracias al montaje Greta Thunberg. Por el otro, una familia de multimillonarios con un antiguo ministro que invierte en el plan, contrata a Ingmar Rentzhog y a un grupo de expertos capaz de implementar las políticas de “desarrollo sostenible”.

Una copia de este mismo plan a escala local lo tenemos España.

El PSOE, desde sus medios digitales, Público, ElDiario.es, InfoLibre, El Salto Diario y similares lleva meses haciéndose eco de sus mensajes, donde los “ecologistas” desempeñarán un papel fundamental porque es lo que les viste de cierto perfume “progresista”, alternativo y reivindicativo."

(Visto en Patriota Magazín)

2 comentarios:

  1. Otro producto de marketing excretado por el sistema, todo para que la gente siga en la inopia.

    Sin embargo, esta criatura, con su expresión agria, de permanente cabreo, tiene un aspecto inquietante, que recuerda a las gemelas de la película "El resplandor"...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay un factor que explica esa expresión, y es que padece el síndrome de Aspergen, un trastorno del desarrollo cognitivo que entre otros factores implica inflexibilidad de pensamiento, resistencia al cambio y fijación obsesiva por campos de interés limitados y absorbentes. Lo que en otra persona sería fanatismo sin más en Greta es resultado de un determinismo psicológico que la incapacita para un pensamiento flexible y una adecuada comprensión de los matices. He tenido alumnos que lo padecían, y son personas a las que cuesta ejercer muchas posibilidades del lenguaje, como los dobles sentidos o la connotación.

      Esta niña ha sido programada por manipuladores sin escrúpulos para repetir su mensaje unidireccional, pero si un dia la enfrentasen en debate con científicos serios no podría soportar el envite y se derrumbaría. Aunque, por supuesto, ya se cuidarán sus Pigmaliones de evitar esa posibilidad. Les es útil mientras no se vea expuesta a la contraargumentación.

      Ciertamente, da asco ver como le roban su adolescencia y la posibilidad de completar su educación manipuladores cuyo cerebro es una caja registradora.

      Y da pena ver como cunde un fraude así en una sociedad como la europea sumida en la ignorancia y el exhibicionismo sensiblero.

      Eliminar