sábado, 18 de mayo de 2019

UNA REFLEXIÓN MOTIVADORA


4 comentarios:

  1. Caminante, no hay camino, se hace camino al andar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y todo camino empieza con un paso...

      Eliminar
    2. El futuro no se cambia, se hace, y en eso estamos todos.

      Eliminar
  2. Bonita reflexión, pero utópica. Demasiado new age (filosofía del engaño, del esperar que "algún día se solucionará", por medios irreales, no realizables). La ambigüedad en sus mensajes suelen delatar su inconsistencia.
    La historia nos enseña que son minorías rebeldes, que se rebelan; individuos y personalidades con capacidad de liderazgo; grupos de intención, voluntad y capacidad. Los cambios provienen de individualidades, la gran masa ha actuado y siempre lo hará como meros figurantes, a los que lleva la corriente.
    No es despreciar a nadie, es constatar una realidad. Esa 'sabiduria' se podría sentar toda la enternidad a esperar a que 'cada' ser humano sea consciente de sí o del mundo. Por esto las "élites"(los que hoy tienen el poder, que es algo muy distinto) promueven los movimientos y filosofías de ese tipo. Saben que esa actitud y tipo de mensaje anula a mucha gente que interiormente, aunque sea en su subconsciente, comprenderán que ningún cambio es posible por medio del "despertar humano masivo". Nunca pasará tal cosa.
    Los cambios llegan por la lucha, a varios niveles, entre minorías contra minorías. Guste o no reconocerlo en este mundo que asemeja un teatro, la inmensa mayoría figura pero no influye. Los grandes cambios por lo tanto, que incluyan a figurantes, se producirán por una especie de ósmosis, que más que consciente es un cambio como cuando cambia una marea, por arrastre.
    Ahora estamos llegando al cúlmen de la ósmosis negativa, en el que los figurantes son arrastrados hacia sus más bajos instintos, formas de su ser, y son más engañados invertir su moral y valores. Como toda especie tiende a su autoconservacion, a su supervivencia. A no mucho tardar se debe dar la reacción de la minoría (rebelde positiva Humana) que nos asegure la vida y evite la destrucción más allá de los límites permisibles.
    Algo así como el péndulo que no puede extender su movimiento a partir de ciertos altos o bajos, pero que necesitará de ciertas individualidades/grupos para cada impulso o cambio. Se podría decir que a cada lado se encuentran: la inconsciencia inhumana del mal, y por otro la consciencia Humana del Bien. Desde el momento que sabemos que el mal "juega" sin respetar las reglas, se puede asumir que el Bien necesita de superioridad que ejerza llegado el momento la fuerza, el impulso suficiente para asegurar la supervivencia y el desarrollo de la Consciencia-Vida.

    ResponderEliminar