jueves, 16 de mayo de 2019

CUANDO LOS ARTISTAS SON UNA FARSA


La historia de la música está llena de artistas que han resultado ser una mera imagen que escondían a un verdadero artista en la sombra. Los productores alemanes han sido desde siempre unos de los grandes protagonistas de este tipo de prácticas, escondiéndose detrás de bandas históricas como Boney M.

Pero si hay una discográfica que siempre será recordada como la gran fábrica de artistas actores, esa es Hansa Records, que ha protagonizado algunos de los casos más escandalosos de la historia de la música.

5 comentarios:

  1. Quizás por eso y por las servidumbres que conlleva la fama, algunos acaban suicidándose.
    Debe de resultar insoportable vivir en una mentira permanente y sintiendo como que se ha vendido el alma al diablo...

    ResponderEliminar

  2. Estos de Hansa deberían haber invertido en embellecer a los cantantes feos en alguna compañía tipo corporación dermoestetica, un par de operaciones de cirugía y andando..

    ResponderEliminar
  3. Los artistas siempre son farsantes... por eso nos gustan.
    Es cierto que la palabra no tiene buenas connotaciones... será por los malos artistas o actores de crisis (incuidos los de política)

    ResponderEliminar
  4. No son los que dan la cara, pero son unos artistas.
    Cuando no son descubiertos van y se creen sus propias mentiras.

    ResponderEliminar
  5. Si funcionó en la música ¿Por que no en la política?
    Me sorprendió la poca permanencia de las listas electoales de las pasadas eleccciones Generales... hay partidos que no repite casi nadie y los que repiten suelen estar peor clasificados ¿Serán contratados para actuar?

    ResponderEliminar