viernes, 31 de mayo de 2019

LA DICTADURA DE GÉNERO, NEGACIÓN ABSOLUTA DE LA REALIDAD HUMANA (3ª PARTE)



Tras la deconstrucción del lenguaje, la ideología de género impone la ´liberación total´ del ser humano en todos los órdenes, desde las relaciones familiares, la reproducción, la sexualidad, la educación, la cultura y la religión.

No hay que confundir la ideología género con el lenguaje que usa tomado del feminismo radical, y que se trata de una lucha a favor de los derechos de la mujer lo que en realidad es una busqueda constante de privilegios a través de la victimización.


El sentido del término género se diferencia de la palabra sexo para expresar que la distinta situación y roles de la mujer y del hombre son construcciones sociales sujetas a cambios.

El concepto de género ya está enclavado en el discurso social, político y legal contemporáneo, con intentos actuales de varios Estados de borrar el término sexo del lenguaje oficial.

Los autores de la teoría de género afirman que hay diversas formas de sexualidad: heterosexual masculino, heterosexual femenino, homosexual, lesbiana, bisexual e indiferenciado, como equivalentes a la heterosexualidad.

Desnaturalizando la condición humana se habla de cinco géneros. Otros hablan de nada menos que ciento doce géneros o inclusive de ninguno, ya que se trata de llegar a una situación andrógina sin sexos fijos, donde cada uno pueda elegir a su gusto, por el tiempo que quiera, el rol que más le guste. Un tipo feminismo sin mujer que defiende que cualquier tipo de unión y actividad sexual es justificable al abrir un panorama imaginativo.

Propone, en clave feminista radical, que la heterosexualidad sea sólo un caso más de práctica sexual, tan válida como cualquier otra, para que cada persona pueda elegir libremente el género al que le gusta pertenecer según los momentos y etapas de la vida: rol heterosexual, rol bisexual, rol homosexual, etc. Todos roles culturalmente construidos.

Rol es un término teatral que indica que una persona representa un papel de acuerdo a un libreto escrito. El uso del término rol o de la frase roles desempeñados indica que hay algo artificioso que se impone al individuo.

Para la ideología de género la maternidad sólo es un rol. Una mujer, cuando tiene un hijo, representa el papel de madre, pero no se es una madre. En definitiva, lo que hace a la mujer un sexo oprimido es la maternidad, una servidumbre reproductiva determinada por la biología.

El término libre elección de la reproducción se refiere al aborto. Asegurar la eliminación de las clases sexuales requiere que la clase subyugada de las mujeres se apodere del control de la reproducción, restaurando a la mujer la propiedad sobre su cuerpo, como también el control femenino de la fertilidad humana, incluyendo tanto las nuevas tecnologías como todas las instituciones sociales de nacimiento y cuidado de niños.

Ideas y conceptos aceptados universalmente como naturales son sólo construcciones sociales y  culturales hechas para mantener la hegemonía del dominio masculino. Es decir, de hecho no hay hombres ni mujeres.

Para la teoría de género lo que denomina patriarcado es la institucionalización del control masculino androcéntrico sobre la sociedad que perpetúa una posición subordinada de la mujer.

Al afirmar esto la ideología de género no intenta la promoción ni equiparación de la mujer con el hombre, como proponen las feministas, sino que busca la completa supresión de cualquier distinción entre la mujer y el hombre, centrada en que la masculinidad es una enfermedad tóxica.

La violencia machista sólo estaría vinculada a las relaciones afectivas y no a otras relaciones sociales, ya que todas relaciones hombre / mujer son estructuralmente de dominación.

El feminismo radical es responsable de envenenar la visión de la sociedad sobre los hombres, hasta el punto que los hombres son descritos como el sexo desechable.

En este guerra contra la testosterona, específicamente los hombres son atacados en el campo de la violencia doméstica, el padre ausente, el abuso infantil, la igualdad ente la ley, salud y educación.

La extensión del odio contra los hombres en la sociedad es enorme y perpetrado desde el nacimiento hasta la muerte, al punto que ser varón se ha vuelto casi ilegal.

La ideología de género parte de una premisa inamovible: los hombres y las mujeres no sienten atracción por personas del sexo opuesto por naturaleza, y que eso es fruto sólo de un condicionamiento cultural de la sociedad, así afirmando que el deseo sexual se puede dirigir a cualquiera, ya que fuerza a la gente a pensar que el mundo está dividido entre dos sexos que se atraen sexualmente uno al otro, que existen diversas formas de sexualidad equivalentes y tan validas como la heterosexualidad, que llaman ´preferencia sexual´.

Lo natural es un concepto que para la ideología de género hay que superar. Es que lo natural no es necesariamente un valor humano. La humanidad ha comenzado a sobrepasar a la naturaleza. Es ya un transhumanismo en procura de suprimir la continuación de un supuesto sistema discriminatorio de clases por sexos sobre la base de sus orígenes en la naturaleza.

Al argumentar que el ser humano nace sexualmente neutral y que luego es socializado en hombre o mujer, la ideología de género se plantea destruir con máxima urgencia una serie de realidades que denominan roles.

La ideología de género sostiene que un niño es un niño porque sus padres le dan juguetes de varón, le han puesto nombre de niño y le tratan como a un niño. Lo que hay que hacer es dejarle en libertad para que elija ser niño o niña, o las dos cosas, o ninguna.

No importa la experiencia cotidiana. Hay que educar a los niños sin estereotipos ni juguetes o tareas ´sexo-específicas´, evitando cualquier distinción entre hombre y mujer, así matando al macho interior.

Es la negación de que hay una naturaleza dada a cada uno ser humano por su capital genético. Se falsea la diferencia entre los sexos como algo convencionalmente atribuido por la sociedad, y resulta que cada uno puede inventarse a sí mismo.

A su vez, las feministas de género pretenden que se sustituyan los términos ´género específicos por palabras género-neutrales´, y aspiran a que no haya diferencias de conducta ni responsabilidad entre el hombre y la mujer en la familia.

La ideología de género entiende por familia cualquier agrupación humana. Quiere quitar a la familia convencional de padres e hijos su estructura para cambiarla por cualquier concepto manipulado.

Para la ideología de género la familia es la causa de la existencia del tabú del incesto, el auténtico origen de la represión sexual percibida por el niño desde la infancia. Por tanto basta con eliminar la familia biológica para eliminar el tabú del incesto, y en consecuencia inhibir los instintos reprimidos, o las pulsiones básicas de placer, que oprimen a los individuos y a la sociedad.

La represión sexual precoz sería el mecanismo básico en la construcción de las estructuras de poder, que sostienen la servidumbre política, ideológica y económica que sufre la mujer.

Otro tipo de ´roles socialmente construidos´ que la ideología de género quiere deconstruir son las ocupaciones que una sociedad asigna a uno u otro sexo.

La ideología de género no lucha por la equiparación de la mujer, como hace el feminismo, sino que para que no haya distinción entre sexos. Ni pretende que una mujer pueda alcanzar un trabajo y ser remunerada igual, sino que desaparezcan las ´categorías´ hombre y mujer.

Lo que importa para la ideología de género no es que la mujer tenga los mismos derechos que el hombre, sino que no existan ni hombres ni mujeres.

Para las feministas de género todo es socialmente construido, desde la familia a la religión, y por lo tanto hay que deconstruirlo todo, en especial destruir la identificación de los intereses de la mujer con los de su familia, el matrimonio y la femineidad.

El núcleo de la ideología de género es la eugenesia. Por tanto plantea otras vías de reproducción. Según esto la forma en que se propaga la especie es determinada socialmente.

Si la gente es sexualmente polimorfa y la sociedad estuviera organizada de modo que se permitiera por igual toda forma de expresión sexual, la reproducción sería resultado sólo de algunos encuentros heterosexuales.

En sociedades transhumanistas la reproducción biológica podría asegurarse con técnicas que no requieran una mujer fértil.

La división estricta del trabajo por sexos, un invento social común a toda sociedad conocida, crea dos ´géneros´ muy separados y la necesidad de que el hombre y la mujer se junten por razones económicas.

No considera que los hombres suelen tener mejores salarios que las mujeres por varias razones. En general, las mujeres no quieren hacer trabajos que impliquen carga física, riesgos vitales y horarios laborales extendidos. Por eso de ninguna manera es un tema de desigualdad entre sexos.

La ideología de género es una reinterpretación neo-marxista de la historia. Los marxistas clásicos teorizaron que el sistema de clases desaparecería una vez que se eliminara la propiedad privada y la religión.

Para el marxismo clásico si se quiere llegar a la sociedad sin clases hay que pasar necesariamente por la dictadura del proletariado. Siendo todo una lucha de opresores contra oprimidos que se resolverá sólo cuando los oprimidos se percaten de su situación, se alcen en revolución e impongan una dictadura de los oprimidos.

Los mismos principios de la lucha clases aplicados para la revolución sexual, porque de esa forma la sociedad sería totalmente reconstruida y emergerá una sociedad sin clases, libre de conflictos, que asegurará la paz y prosperidad utópicas para todos.

El primer antagonismo de clases de la historia coincide con el desarrollo del antagonismo entre el hombre y la mujer unidos en matrimonio monógamo, que es la primera forma de opresión de una clase por otra, la del sexo femenino por el masculino.

Sin embargo, para la teoría de género los marxistas fracasaron al concentrarse en soluciones económicas, sin atacar directamente a la familia, que para la ideología de género es la verdadera causa de las clases. La cuestión no sólo es acabar con la diferencia de clases sino destruir la diferencia de sexos. Al interior de la familia el hombre sería el burgués y la mujer el proletario.

Asegurar la eliminación de las ´clases sexuales´ requiere que la clase subyugada, las mujeres, se alce en revolución y se apodere del control de la reproducción; se restaure a la mujer la propiedad sobre sus propios cuerpos, como también el control femenino de la fertilidad humana, incluyendo tanto las nuevas tecnologías como todas las instituciones sociales de nacimiento y cuidado de niños.

La meta revolucionaria final del marxismo cultural es no sólo acabar con el privilegio de la clase económica y la distinción misma entre clases, pero también acabar con el privilegio masculino y la distinción de sexos misma, donde las diferencias genitales entre los seres humanos ya no importarían culturalmente.

La educación es una estrategia clave para cambiar los roles del hombre y la mujer en la sociedad.

Para quitar el concepto hombre y mujer, la perspectiva del género debe integrarse en los programas escolares.

Las niñas deben ser orientadas hacia áreas no tradicionales y no se las debe exponer a la imagen de la mujer como esposa o madre, ni se les debe involucrar en actividades femeninas tradicionales.

El final de la familia biológica eliminará también la necesidad de la represión sexual.

La homosexualidad masculina, el lesbianismo y las relaciones sexuales extramaritales ya no se verán desde el prisma liberal como opciones alternas fuera del alcance de la regulación estatal; en vez de esto, hasta las categorías de homosexualidad y heterosexualidad serán abandonadas; la misma institución de las relaciones sexuales, en que hombre y mujer desempeñan un rol bien definido, desaparecerá. La humanidad podría revertir finalmente a una ´sexualidad polimórfica natural´.

Muchas mujeres apoyan los postulados de la ideología de género porque piensan que son avances de carácter feminista, y no es así. El feminismo defiende la igualdad entre la mujer y el hombre. La ideología de género va más allá y trata de borrar esa distinción, impidiendo que la mujer se dedique a su hogar y al cuidado de sus hijos, porque eso la hace ´desigual´.

La igualdad feminista radical significa no simplemente una igualdad bajo la ley y ni siquiera una igual satisfacción de necesidades básicas, sino que las mujeres, al igual que los hombres, no tengan que embarazarse y dar a luz.

La ideología de género propone la destrucción de la familia biológica que permitirá la emergencia de mujeres y hombres nuevos, diferentes a los que han existido con antelación.

Deconstrucción de la familia no sólo porque según la ideología de género esclaviza a la mujer, sino porque condiciona socialmente a los hijos para que acepten la familia, el matrimonio y la maternidad como algo natural.

La ideología de género sostiene que uno puede crear a voluntad su propia identidad sexual, eligiendo ser hombre y mujer bajo nuevas leyes de identidad de género, con el derecho a inscribirse en el Registro Civil con el sexo que se desea, al margen de cuál sea su misma configuración cromosómica y morfológica.

En otras palabras, la ideología de género sostiene que uno puede crear según su voluntad la propia identidad sexual; que puede elegir ser hombre y mujer; y que además tiene el derecho a que se lo reconozca así en el Registro Civil.

(Visto en http://noficcin.blogspot.com/)

LA PLATAFORMA ELECCIONES TRANSPARENTES OFRECE SEIS URGENTES RECOMENDACIONES PARA TENER UNAS ELECCIONES LIMPIAS



Después de una completa auditoría al sistema electoral español, tras las enormes irregularidades detectadas en las elecciones del 28 abril y el 26 de mayo del 2019, la Plataforma Elecciones Transparentes quiere transmitir a la sociedad civil y los partidos políticos interesados en la regeneración de la sociedad seis medidas muy concretas que permitirían recuperar la confianza en el sistema.

1.- Derogación inmediata del “Subcomité para la seguridad de la información de los datos provisionales en los procesos electorales”, creado por el presidente Sánchez pocos días antes de las elecciones del 28 de abril porque compromete seriamente la imparcialidad del proceso.

2.- Que todos los partidos políticos puedan realizar auditoría del código fuente del programa que realiza el recuento, tanto de los resultados provisionales como de los finales, de manera que se evite que esté únicamente en manos del partido en el gobierno.

3.- Que se produzca un conteo manual efectivo de la sumatoria de las actas, y no sólo automatizado, porque éste puede ser manipulado por desviados intereses.

4.- Que se produzca una inmediata revisión del censo, ante el cúmulo de ciudadanos que han sido suprimidos, y que éste no se modifique en los meses previos a cada elección.

5.- Que los votos por correo sean guardados por la Guardia Civil y reposen en los juzgados, como se venía haciendo hasta el 2016, y que no se mezclen en las urnas con los votos presenciales, pues de esa manera no se puede garantizar que haya habido manipulaciones previas.


6.- Que las actas de las elecciones sean publicadas o en los colegios o en los ayuntamientos, como marca la ley, y que sean subidas a un espacio público estatal en Internet, donde puedan ser cotejadas tanto por los ciudadanos como por los partidos políticos.

(Fuente: https://eleccionestransparentes.wordpress.com/)

jueves, 30 de mayo de 2019

ESTUDIOS EN DIFERENTES PAÍSES CONFIRMAN QUE EL SER HUMANO ES CADA VEZ MENOS INTELIGENTE



Lo que ya parecía evidente por sentido común, o por un juicio cultural, se puede afirmar ahora científicamente: las personas se están haciendo cada vez menos inteligentes. Esto es un hecho global. Hace unos meses se dio a conocer un estudio alarmante. Un grupo de investigadores de Noruega tomó en cuenta más de 730 mil pruebas de IQ (cociente intelectual) realizadas en hombres de dicho país de 1970 al 2009; los científicos descubrieron que existe una disminución de casi 7 puntos por generación, y la última es la menos inteligente.

Nuevos exámenes han encontrado un patrón similar de disminución de la inteligencia en países como Gran Bretaña, Dinamarca, Suecia, Alemania, Francia y Australia. En general se encuentra un declive desde el inicio del siglo 21 en los países considerados como más desarrollados. El mismo Flynn, el científico que dio nombre al "efecto Flynn", el cual sugería que en el siglo 20 hubo un incremento de inteligencia a nivel global, ha aceptado que el cociente intelectual está en decadencia.

Existen muchas especulaciones para explicar este evento global. Algunos han culpado a las migraciones, pero el estudio en Noruega notó que existe una caída pronunciada en las mismas familias. Es decir, los hijos de padres de alto IQ están teniendo menos inteligencia pese a no mezclarse con inmigrantes y demás. Otras hipótesis sugieren factores ambientales como la contaminación o el cambio climático. Una de las teorías más interesantes tiene que ver con que las personas están trabajando en empleos que son menos demandantes intelectualmente. Quizá esto va de la mano del declive en las humanidades en la academia. Otra posibilidad importante es el uso excesivo de aparatos tecnológicos que amputan nuestras facultades -como la memoria y la atención- a la vez que amplifican otras -la comunicación a distancia-.

De cualquier manera es apremiante descubrir cuáles son las causas antes de que seamos demasiado estúpidos para darnos cuenta y sea demasiado tarde. Quizá esto también explica por qué hemos confiado nuestras vidas a los algoritmos y hoy en día dejamos que decidan por nosotros y que incluso manipulen nuestro comportamiento.

(Visto en Pijamasurf)

PRUEBAS DEFINITIVAS SOBRE EL AUTO-ATENTADO DEL 11-S


Esta es una entrada conspiranoica y antisistema. Las autoridades recomiendan
no tomarse en serio su contenido, ni hacer caso a la percepción ni a la lógica.
Los gobiernos nos cuidan, nos respetan y nunca harían lo que  aquí se sugiere.

Dicen que una imagen vale más que mil palabras.

Te han hecho creer que un grupo de yihadistas, titulados en un cursillo de aviación de tan solo un año con avionetas fueron capaces de burlar el sistema de vigilancia aérea más avanzado del mundo, el NORAD, y entrar en la ciudad de Nueva York estrellando dos aviones comerciales de 400 toneladas de peso, contra dos rascacielos con una precisión quirúrgica que pilotos experimentados no han conseguido repetir jamás en simuladores de vuelo.

¿De verdad crees que pilotos con deficiente formación de vuelo (en avionetas)
recorrieron miles de kilómetros a su bola sobre el territorio de la primera po-
tencia mundial a los mandos de aeronaves cuya complejidad les superaba?. 

La versión oficial afirma que en el foco del impacto se alcanzaron los 1.000 grados de temperatura, lo que haría que colapsasen las estructuras de acero de las torres, provocando el consiguiente derrumbe.

Observad la siguiente fotografía de la zona de impacto:

La mujer de la foto no podría estar ahí -al menos, viva-
de ser cierto lo que nos dicen

Y ahora observad el siguiente video especialmente en el minuto 2,05: continuas explosiones en las plantas inferiores donde no ha llegado el fuego de los supuestos aviones comerciales.



Y digo supuestos aviones comerciales porque demostramos con hechos que el American Airlines 11 jamás llegó a despegar del aeropuerto, y el segundo avión, el United Airlines 175, despegó 16 minutos antes de lo descrito por la versión oficial.

De los otros dos aviones del 11-s, el del Pentágono jamás despegó del aeropuerto. y el United 93 “el vuelo de los héroes” que neutralizaron los planes de los terroristas, despegó 40 minutos antes de lo expuesto por la versión oficial.


De como dos aviones reales se pueden llegar a convertir en pleno vuelo en 4 aviones “fantasma” ,es una historia descrita décadas antes en el Plan Northwoods de los servicios de inteligencia de los Estados Unidos.

Observa:

https://dondelaverdadnoslleva.blogspot.com/2016/09/descubre-con-asombro-el-informe.html

Los dos aviones reales “se transformaron” en pleno vuelo en el Delta 1989 y el avión x, ¿ qué pasó en Cleveland realmente?.

http://goldenageofgaia.com/2010/08/08/phil-jayhan-the-4-flights-of-911-what-happened-to-the-passengers/

La extraña metamorfosis en pleno vuelo del American Airlines que chocó con
la segunda torre, comparada con el aspecto que realmente tendría la vista infe-
rior del avión. ¿Perdió súbitamente la simetría?

Como demuestra el video de las explosiones en cadena, fuera de los focos de impacto de los ¿aviones/ drones no tripulados? en las torres, el colapso del World Trade Center fue provocado por una red de explosivos quizá del tipo nanotermita distribuidos estratégicamente por toda la estructura de las torres, debajo de la zona de impacto.

Vigas cortadas a 45º con absoluta precisión, algo imposible en una explosión
inesperada, pero previsible en una demolición controlada.

Las víctimas fueron asesinadas por un cálculo político, utilizadas para cumplir con la agenda de dominio global de la élite en el poder.

Esa es la verdad y así debe ser difundida, por la memoria de las víctimas inocentes de las torres gemelas, por nuestras familias y por nuestro futuro libre de la tiranía de estas élites financieras genocidas y de sus cómplices.

(Visto en https://dondelaverdadnoslleva.blogspot.com/)

5 HECHOS ABSURDOS QUE SE DARÍAN EN UNA TIERRA PLANA


miércoles, 29 de mayo de 2019

SE DISPARAN LAS RECLAMACIONES CONTRA EL CÓMPUTO ELECTORAL DEL PASADO DOMINGO



Después de las denuncias en los medios alternativos de "apaños" varios el pasado 28-A (de fraude electoral, lisa y llanamente) y de la constitución de un Observatorio para la Transparencia Electoral para supervisar que no se repitiese el pucherazo, al fin los medios oficiales y el Ministerio del Interior reconocen "errores" diversos en la traslación de los datos de las mesas al sistema informático implantado "ex profeso" por Pedro Sánchez para favorecer los resultados de su partido, un "software" gestionado desde un SERVIDOR SECRETO con IP enmascarada, donde se “ANALIZAN” los resultados y se mandan al servidor central de la empresa encargada del recuento digital (Indra el 28-A, Scytl el domingo), y de ésta a la Web de Ministerio del Interior y a los medios, todo filtrado por el infame "Subcomité de seguridad de la información en los procesos electorales" que, como viene siendo habitual en los enjuagues de los trileros que nos gobiernan, hay que leer en clave inversa: el organismo que se nos presentó como encargado de impedir el "hackeo" de las elecciones ha sido precisamente el que ha posibilitado la trampa que nos han colado marrulleramente.

Y justo cuando hay una respuesta social a este tinglado es el propio Ministerio del Interior el que señala que son los "códigos introducidos para procesar la información" los responsables del caos en el escrutinio del 26-M, unas elecciones locales, autonómicas y europeas bajo lupa en las que de nuevo el CIS de Tezanos no acierta -no como el 28-A- y para las que es fácil augurar una cascada de reclamaciones, alguna de las cuales ya está en la prensa oficial.

Los más avezados en esto de las conspiraciones sabéis que, en todo complot, la verdad tarda en aflorar un día o dos, y después el sistema «reconduce» la narrativa para matizar, modular y finalmente aplastar aquellos datos que dejaban entrever la existencia de un algoritmo que manipula la realidad de la Mátrix a conveniencia de los de siempre.

Por eso, deberíais guardar como oro en paño los artículos que prácticamente toda la prensa nacional (salvo El Mundo) dedican a «los fallos del recuento detectados durante las elecciones del 26 mayo» porque sin duda que hay párrafos que sólo con el paso de los días conoceremos sus más profundas implicaciones.

La primera buena noticia es que estos fallos han hecho aflorar la poca fiabilidad del recuento empleado actualmente, de la empresa Scytl específicamente y, sobre todo, a consecuencia de estos fallos están explicando cuándo se realiza el recuento verdadero (en las Juntas Electorales Provinciales), que es un acto público y que se publica 40 días después; en suma, las cosas que desde la Plataforma Elecciones Transparentes estamos denunciando.

Entre los párrafos de los tres periódicos que voy a destacar (El País, Voz Populi y El Confidencial), me detengo en este último en primer lugar.

«Desde Moncloa indican que un problema común es que no coinciden el número de votos emitidos con los que aparecen en la web de Interior. Según fuentes del Gobierno, Scytl, que ya se encargó del recuento en las generales de 2015, ha reflejado en la web solo los votos que han sido necesarios para conseguir las concejalías, y los restantes (que también han sido escrutados) no aparecen. Por tanto, según el Gobierno, el escrutinio es correcto y lo que falla es la transmisión de los datos. Añade que la empresa ya ha preparado una nueva versión con la suma total de votos emitidos que estará disponible una vez que sea verificada«.

Este párrafo deja ver que el recuento que la gente da como «real» es selectivo (no contabilizan los votos de los partidos que no sacan concejales) y que el fallo ha residido en la transmisión de los datos, cosa que hemos venido denunciando en las anteriores elecciones.

En el artículo de Voz Populi destacan del comunicado del Ministerio del Interior que «el fallo estuvo en el volcado de los datos de las mesas electorales a la web», lo cual sólo tiene explicación (si alguien encuentra otra, que me lo diga) si «han sido» modificados en la transmisión vía tablet por parte del programa informático. Es decir, si ha sido hackeado. Más abajo, el periodista de Voz Populi intenta explicar lo sucedido con este párrafo, que de paso relata el tema de las tablets y destaco en negrita lo más importante: «Paralelamente a la elaboración de las actas, representantes de la administración vuelcan los resultados en una tableta (en los municipios pequeños se facilitan vía telefónica) para publicarla lo más rápido posible. La comunicación de esos datos también es correcta. Es en el proceso de volcarlos definitivamente a la web donde se han producido los fallos por los propios códigos introducidos a la hora de procesar la información con la que el domingo trabajaron todos los medios de comunicación«. «Los propios códigos introducidos a la hora de procesar la información»: ¿de qué está hablando más que del algoritmo? ¡No es seguro!


Y acto seguido, nos ofrece un dato que nos ayuda a clarificar cómo fueron manipuladas las anteriores elecciones, vuelvo a destacar en negrita el asunto clave: «Interior insiste en que esas desviaciones no afectan al reparto de escaños que, en caso de variar, respondería a las alteraciones propias de cada proceso electoral al detectar errores menores en las actas o a la hora de contabilizar, por ejemplo, el voto de los residentes en el extranjero. Esa es la razón, explican, por la que en todo momento se habla siempre de datos provisionales mientras no se publican en el BOE. O sea: que ha sido el voto de los residentes en el extranjero lo que ha generado este caos, y es aquí donde se reside la clave; el VOTO POR CORREO, como venimos diciendo desde hace semanas.


Después están las curiosidades: ¡qué casualidad que todos estos fallos perjudican al PSOE y han beneficiado ¡a los partidos patriotas! Aquí protestan todos, hasta la CUP, pero Vox no dice nada! Resulta sumamente curioso el dato de que en el distrito donde está la sede del PSOE haya ganado ¡Falange!

En definitiva, el escándalo del fraude electoral ha llegado a las portadas de los periódicos, con lo que la fiabilidad del escrutinio ya está en entredicho.

Más información sobre Scytl, la empresa responsable de este fiasco, en el siguiente vídeo:



(Visto en http://rafapal.com/)

EL ARTE DE LA MANIPULACIÓN



El ser humano es manipulador y, además, proclive a ser manipulado. No es un rasgo innato, pero sí es inherente a la persona. Ni hombres ni mujeres son buenos por naturaleza, sino que contienen predisposiciones hacia la bondad y la malignidad, siendo el entorno el que favorece que triunfe un comportamiento u otro. Como todos los rasgos de la conducta, la manipulación tiene ingredientes pertenecientes al nacimiento, otros al crecimiento y desarrollo y otros a la crianza. Se necesita de un aprendizaje para que surja con efectividad la capacidad de engañar y, por lo tanto, de manipular.

Pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de la manipulación? Es un concepto que se usa a diario, tanto a nivel coloquial como profesional, pero que rara vez se explicita. Si nos detenemos en su dimensión social, la manipulación se explica en términos de poder. Por otro lado, su dimensión cognitiva explica cómo un discurso manipulativo controla el procesamiento del discurso y la formación de modelos mentales y representaciones sociales. A pesar de tener asociaciones negativas por ser una práctica que transgrede las normas sociales y los convencionalismos, es parte de la comunicación cotidiana y no siempre es dañina.

Podemos encontrarnos en el día a día con una manipulación benigna. Son esos profesores, instructores, entrenadores y actores, entre otros, que intervienen en la conducta ajena para inducir unas ganancias, tanto a la persona “manipulada” como para ellos mismos. Incluso la manipulación está presente en la seducción amorosa, al tratar de fascinar al otro. Por lo tanto, no se puede prescindir de esta conducta, ya que no dejamos de ser seres sociales que trabajamos en colaboración.

También hay una suerte de impostores excepcionales que bien por su profesión bien por alcanzar un objetivo aprenden a usar identidades falsas, el camuflaje y el engaño. Dentro de los impostores benignos se encuentran los detectives, por ejemplo, que su profesión está relacionada con el espionaje. En el otro lado de los impostores excepcionales, encontramos a los tóxicos. Aquellos que cometen delitos (robos, timos y estafas) o que simulan y falsean dolencias y dolores: los enfermos imaginarios. Estos enfermos incluso llegan a ser profesionales, siendo su objetivo eludir responsabilidades y obligaciones u obtener compensaciones o la prescripción de fármacos, por ejemplo.

Pero sin duda alguna, los manipuladores que adquieren relevancia y despiertan mayor curiosidad e interés son los peligrosos, los que sistemáticamente buscan su satisfacción a costa de perjudicar a los demás. Me refiero a esas personas que presentan rasgos de los pilares de la perfidia, es decir, la denominada tríada oscura: maquiavelismo, narcisismo y psicopatía. De los tres rasgos, el maquiavelismo es el característico de los manipuladores. Aun así, hay que tener en cuenta que, al igual que la mente es extraordinariamente compleja, la manera en la que se puede influir y manipular a los demás atiende a intrincados procesos.

Hoy en día, la neurociencia y las investigaciones psicobiológicas nos muestran con claridad y relevancia, que no con determinismo, una parte de esos procesos que intervienen en las artes de la manipulación tóxica. Para ahondar en este rasgo y otras cuestiones relacionadas, he tomado como principal referencia el último ensayo de Adolf Tobeña: Manipuladores. Psicología de la influencia tóxica. Pues Tobeña recoge en su libro los diferentes estudios psicobiológicos publicados en relación a la conducta manipulativa.

Saber mentir

El maquiavelismo se caracteriza por cuatro ausencias básicas: de afecto y compromiso para con los demás, de preocupaciones por las normas y convencionalismos, de convicciones ideológicas y de psicopatología. Es decir, se define por una frialdad e insensibilidad empática como rasgos claves. Además, es determinada por cualidades manipuladoras destacadas, como la mentira, que constituyen una habilidad indispensable para saber estar y actuar en determinados estratos de la vida comunitaria.

Los diferentes estudios constatan que hay dos zonas concretas de la corteza prefrontal (anterior y lateral) que están implicadas en el maquiavelismo. Pero no tanto porque estas zonas estén o no lesionadas, sino por las condiciones de trabajo de las mismas y en función de si hay estímulos sancionadores o no. Así, todo parece indicar que la conducta maquiavélica es fructífera cuando no hay sanciones y está garantizado el anonimato. Esto es evidente en el uso de los medios digitales y las redes sociales. El hecho de poder crear un perfil anónimo y que no se apliquen sanciones contingentes y rápidas ante comentarios difamatorios, peyorativos, incitadores del odio o la violencia facilita el desarrollo de las personas manipuladoras en el ciberespacio. Además, el hecho de ser las redes sociales relativamente novedosas e instantáneas posibilita la difusión fructífera de cualquier idea, sobre todo de las mentiras. Es lo que ocurre con las denominadas “fake news”: pseudonoticias, rumores, noticias manipuladas o falseadas que, al no pasar por ningún filtro que garantice su veracidad, se diseminan, se viralizan, con rapidez. Aprovechan la inmediatez y el hecho de que la gente tiende a compartir la información que perciben como más nueva en lugar de la contrastada (conlleva tiempo para demostrar su veracidad).


Los estudios al respecto han demostrado que la difusión de mentiras en las redes sociales y medios digitales se debe principalmente a la acción humana, y no tanto a los denominados bots (programas informáticos que efectúan automáticamente tareas repetitivas a través de Internet). Estos bots difundían, según los estudios, tanto ideas veraces como falsas de forma indistinta. Sin duda alguna, la ausencia de estímulos sancionadores, junto con los complejos escenarios de comunicación digital que se están dando y desarrollando, tal y como explica Tobeña, todo apunta a una degradación progresiva de las relaciones interpersonales por el aumento y expansión de las acciones manipuladoras sin límites.

Considero que merece especial atención la manipulación online del futuro: los deep fakes. Vídeos manipulados en los que se toma imágenes y sonido previo de una persona para crear un nuevo vídeo en el que supuestamente la persona afirma una idea que nunca expresó. Es gracias a un algoritmo dado a conocer por la Universidad de Washington, que presentó un proyecto piloto al respecto y en el que utilizaron la imagen del expresidente de los Estados Unidos, Barack Obama, para mostrar las posibilidades del algoritmo que manipula vídeos sincronizando sonidos con movimientos faciales. Algunas personalidades famosas, como Scarlett Johansson, han sido víctimas de los deep fake. El problema no reside ya en el hecho que alguien cree este tipo de vídeos, sino en los difusores de los mismos. Manipuladores que usan las herramientas a su alcance para modificar la conducta, el pensamiento o las intenciones de voto, por ejemplo, de las personas.

Se pensaba que la tecnología iba a facilitar la cordialidad, el conocimiento y la comunicación, pero viendo la realidad dada se ha convertido en una herramienta que propicia litigios y combates, discordias y polarizaciones. Pues como se ha visto, una falsedad genera más interés y sorpresa que una certidumbre. No obstante, que el escenario que tenemos delante de nosotros no sea óptimo, no quita que se deba diseñar de manera global espacios y puntos de resistencia, con filtros exigentes, para comprobar la veracidad o no de las ideas difundidas y, por consiguiente, con sanciones contingentes que maximicen el éxito de la resistencia y la reinserción de estas personas.

Todos manipulamos

Pensar que solo las personalidades maquiavélicas hacen uso de la manipulación se aleja de la realidad. Solo un 30% de la gente es honesta y fiable y no necesitarían de normas y leyes. El resto (70%) usa las versátiles herramientas del engaño para manipular a los demás. De ese 70%, un 25% sistemáticamente busca perjudicar a los demás y un 5% constituyen la tríada oscura y peligrosa. Al final, queda un 60% de gente dispuesta o no a engañar y perjudicar en su propio beneficio si el entorno y las condiciones les favorece.

Tal y como reflejan los estudios que recoge Tobeña, los hombres tienden a obtener puntuaciones más altas que las mujeres en los test de maquiavelismo. Sin embargo, lo que realmente distingue a hombres y mujeres es el estilo manipulador, siendo los hombres de tácticas directas y a corto plazo y las mujeres a largo plazo. Cabe esperar que al igual que los datos son concluyentes en los estudios sobre estilos de competitividad y de procesamiento afectivo y cognitivo en función del sexo, sea así en el maquiavelismo. No obstante, poco se ha estudiado las diferencias sexuales en torno a la manipulación.

Lo que es común a todos es el talento singular para mentir. Junto con la simulación, la impostura y el camuflaje conforman otro de los vectores esenciales de la manipulación. Rasgos que se encuentran también en la base de la comedia. Basta con observar a los más pequeños para percatarse de las tretas y mentiras que usan con el fin de manipular a sus padres u otras personas cercanas. En torno a los 6 años de edad se alcanza un alto nivel de destreza engañando. Tanto que alrededor del 80% de los niños mienten y un 50% son capaces de elaborar explicaciones falsas, tal y como indican los estudios. Estas habilidades siguen desarrollándose y aumentan a lo largo de la adolescencia, sobre todo cuando se van dando interacciones sociales complejas que varían según el entorno y las reglas de cada contexto. Podría decirse que este proceso de aprender a mentir se culmina a nivel profesional.

En algunos ambientes podemos encontrarnos con trepadores profesionales. Según la Machiavellian Personality Scale (MPS), una escala que analiza los rasgos maquiavélicos en el ámbito empresarial, estos trepadores presentan desconfianza sistemática en los demás, tendencia a valerse de trampas y engaños amorales, tienen la necesidad de ejercer control sobre el comportamiento de los demás y aspiran de forma tenaz e insaciable con escalar y aumentar su estatus. Es decir, anteponen sus objetivos e intereses antes que los de los demás, provocando incluso daño. Rasgos propios del Factor D, es decir, “la tendencia general a maximizar la propia utilidad individual, sin tener en cuenta, aceptar o provocar de manera malintencionada la falta de utilidad para los demás, acompañada de creencias que sirven como justificaciones”. Este factor viene delimitado por nueve rasgos perniciosos (egoísmo, maquiavelismo, desvinculación moral, narcisismo, legitimidad autoindulgente, psicopatía, sadismo, apetito de estatus y rencor vengativo) y, tal como apuntan las investigaciones, cabe esperar que si una persona exhibe un comportamiento malévolo específico tendrá una mayor probabilidad de participar también en otras actividades malévolas. Todo ello es evidente en casos de incumplimiento de normas, mentiras y engaños en los sectores corporativos o públicos. Lo que difiere de una persona a otra son los aspectos predominantes, tal y como muestran las evidencias: mientras que los maquiavélicos necesitan acentuar el trabajo de algunos sistemas neurales para mentir, en los psicópatas esos dispositivos funcionan de modo automático y optimizado.


Junto a ello, hay una sustentación neural para la influencia que ejercen los rostros en dos dimensiones: ambición/dominancia y confianza/fiabilidad. Aunque no son indicadores fiables del carácter, la persuasión comienza ahí, con el rostro, el porte y la voz. De esto saben mucho la publicidad y el marketing, que se encargan de acentuar y magnificar estos aspectos para influir con expectativas en los consumidores, por ejemplo. También se sirven de la huella digital que las personas dejan a diario en sus interacciones en internet. De este modo, dirigen la manipulación hacia nichos concretos de influencia, a través del uso de la persuasión masiva, tanto si es benefactora como perjudicial. Aun así, no se ha estudiado pormenorizadamente aun los efectos de la manipulación sobre el cerebro ajeno.

Lo que es evidente es que la manipulación a gran escala tiene como objetivo principal que la gente crea y actúe en función del punto de vista del comunicador. Basta con fijarse en los predicadores políticos y religiosos para observar los discursos manipulativos que utilizan y como estos son tomados por la gente. Todos los líderes lo hacen por definición. Aquí surge un punto clave en la manipulación de masas: los arrastres persuasores de estos gran comunicadores incitan a sus acólitos para que se ocupen de que el mensaje no decaiga en sus efectos. Surgiendo una retroalimentación entre el manipulador y sus seguidores manipulados. Proceso a tener en cuenta a la hora de revertir una idea falsa.

Influir: de interacción social ventajosa a influencia tóxica

En palabras de David Buss y col., en «Tactics of manipulation»

“La manipulación consiste en el uso intencional de tácticas para imponer, influir, cambiar, invocar o explotar a los demás. No es necesario, sin embargo, que esa intencionalidad sea maliciosa. La manipulación es la herramienta más socorrida para interactuar con el entorno ya que hay infinitas maneras de intentar influir sobre él”. [Journal of Personality and Social Psychology, vol. 52, nº 6, p.1220].

Es cierto que una cosa es atraer o influir y otra manipular usando técnicas de persuasión. No obstante, es manifiesto que hay una carga génica nada trivial de la deshonestidad. A la vista de los estudios, hay un 70% de personas dispuestas a engañar o defraudar en ausencia de sanciones. Lo que marca la diferencia de forma notable es el efecto del ambiente único, pudiendo resultar decisivo en la elección de un curso vital honesto o deshonesto. Es decir, el aprendizaje y la implicación individual tienen una gran importancia ante las disyuntivas con carga ética.

Todos manipulamos y para ello se requiere una buena conjunción de los sistemas neurales para que la manipulación social sea efectiva. Pues la interacción social es muy compleja y requiere de todo tipo de ajustes, adaptaciones y herramientas que se han de amoldar a los entornos y las propias capacidades.

Hay manipuladores porque hay manipulados, es decir, es una cuestión de dos. Y si hablamos de internet y sus redes sociales es cosas de todos. Para ello no hay antídotos, pues las destrezas manipuladoras forman parte de la vida social. Pueden aportar ventajas, por lo que van a seguir siendo imprescindibles. Ahora bien, eso no quita que las personas se esfuercen por detectar la manipulación abusiva para evitar, en la medida de lo posible, los daños.

La manipulación se ha ido adaptando a la era digital y juega un papel coercitivo en la comunicación y, más concretamente, a través de los discursos propagandísticos. Decía Teun van Dijk (lingüista holandés) en «Discurso y manipulación» que

“La manipulación no solo involucra poder, sino específicamente abuso del poder, es decir, dominación. En términos más específicos, pues, implica el ejercicio de una forma de influencia ilegítima por medio del discurso: los manipuladores hacen que los otros crean y hagan cosas que son favorables para el manipulador y perjudiciales para el manipulado. En un sentido semiótico de la manipulación, esta influencia ilegítima también puede ser ejercida con cuadros, fotos, películas u otros medios. De hecho, muchas formas contemporáneas de manipulación comunicativa, por ejemplo, por los medios de comunicación son multimodales, tal como es el caso, típicamente, de la propaganda” [Revista Signos, 39 (60) (2006), p.51].

A todas vistas, parece que la manipulación es más efectiva que la argumentación. Probablemente porque las técnicas de manipulación nos dejan la ilusión de libertad.

Cuca Casado
(Fuente: https://disidentia.com/)

LAS CÁMARAS CON RECONOCIMIENTO FACIAL YA ESTÁN AQUÍ


martes, 28 de mayo de 2019

LA DICTADURA DE GÉNERO, NEGACIÓN ABSOLUTA DE LA REALIDAD HUMANA (2ª PARTE)



Dictadura de lo políticamente correcto - nuevo nombre para la censura - la teoría de género sostiene la hipótesis que hombres y mujeres no sienten atracción natural por el sexo opuesto, que la heterosexualidad es una perversión, que el sexo siempre fue género, y que la femineidad es producto de unas reglas impuestas.

En suma, la heterosexualidad como la expresión sexual del capitalismo de libre mercado y de una sociedad basada en la propiedad, siendo la homosexualidad la expresión sexual ciudadana, necesariamente verdadera en una sociedad socialista que combate a una ´cultura de la violación sexual´ en contra de la mujer como tal.

Así dicho, el ser humano nace sexualmente neutro siendo luego socializado en hombre o mujer como una imposición cultural útil para mantener la hegemonía estructural de dominio masculino que denomina ´sociedad patriarcal´, a su vez consecuencia de extrapolar el sentido mismo de la naturaleza, derivada del hecho de concebir que cosas y cuestiones no dependen de lo que son sino de lo que uno desearía que fuesen.

La heterosexualidad es una condición genética, biológica y evolutiva. Para hacerse uno, el cuerpo del hombre y la mujer se complementan de manera perfecta, habiendo tres aspectos entrelazados que forman la identidad sexual del individuo: el sexo biológico, el sexo psicológico y el sexo sociológico. Una profunda unidad de dimensiones corporales, psíquicas y espirituales con interdependencia entre lo biológico y lo cultural.

El sexo biológico viene determinado por apenas dos cromosomas - XX en la mujer, XY en el varón - presentes en el par 23. Base biológica que interviene en el organismo con diferencias fenotípicas entre masculino y femenino.

La psico-sexualidad de las vivencias como varón o como mujer que habitualmente coinciden con el sexo orgánico establecido en patrones cerebrales y neuronales.

El sexo civil o sociológico que da la percepción del sexo por el entorno, fruto de la connotación cultural que contribuye a orientar las exigencias intuitivas hacia la realización heterosexual, asegurando la reproducción.

Es una premisa que de acuerdo al orden natural, la familia conformada por un hombre y una mujer es el núcleo básico de la sociedad. La familia da apoyo emocional y económico, transmite lo que realmente importa, aunque en eso nada tengan que ver los cromosomas.

La familia es la institución arquetípica tradicional de la sociedad civil sobre la que se cimenta la nación. En el seno familiar un aspecto muy importante para la mujer es el encargarse de la orientación moral de los hijos. De ahí que el feminismo radical promueva al hogar como siendo el sitio más peligroso. Con el lema feminista´antes puta que ama de casa´ se motiva a las mujeres a perseguir beneficios materiales y no tener hijos.

Para la teoría de género el núcleo familiar debe ser destruido. La desintegración de la familia se ha convertido en un proceso ideológico objetivo. Es que las nuevas generaciones - los adultos del mañana - dependen de la familia para ser fuertes, seguros y estables.

En suma, para la teoría de género no habría identidad sexual en lo que el hombre y la mujer sienten y experimentan de forma distinta, ni en lo establecido como típicamente femenino y típicamente masculino. Una misma naturaleza humana que se manifiesta de modo distinto. No existiría un hombre natural o una mujer natural, tampoco la conjunción de características o de una conducta exclusiva de un solo sexo, ni siquiera en la vida psíquica.

No obstante, la unidad entre varón y mujer no anula las diferencias entre ellos. Conducta determinada a la propia función sexual bajo el hecho de que sólo la mujer puede ser madre.

Obviamente, la cultura viene después de la biología pero no la sustituye. El sexo biológico no puede ser asignado ni impuesto al nacer.

Así en tanto, la ideología de género es un sistema de pensamiento cerrado y relativismo moral que teoriza que las diferencias entre el hombre y la mujer - a pesar de las obvias características sexuales secundarias notorias a simple vista - no corresponden a una naturaleza fija, sino que son construcciones meramente culturales, hechas según los roles y estereotipos que cada sociedad asigna a los sexos.

La sexualidad configurada por un sistema falocéntrico opresor que obliga a considerar a los genitales como órganos sexuales.

Sin embargo, no hay duda alguna que la humanidad de la mujer siempre ha estado en mayor estatus que la humanidad del hombre. Para ser importante en una sociedad la mujer sólo tiene que existir, mientras el hombre tiene que hacer para que su vida tenga algún significado para alguien más que a sí mismo.

Es decir, la sociedad reduce a los hombres de seres humanos a haceres humanos. Para que el hombre pueda portar el título de ser humano se mide que tan útil es para la sociedad, o en este caso, para las mujeres. Y una de las cosas más útiles e innatas que un hombre puede hacer a los ojos de la sociedad es poner a niños y mujeres antes que él mismo.

La mujer occidental es la materialización de los privilegios, su existencia es la prolongación de su propia zona de confort. No hay colectivo en este mundo con más privilegios que la mujer occidental, prototipo de la feminista de clase media-alta que puede sermonear a cualquiera con la petulancia más impune sin temer ninguna consecuencia mientras disfruta de todos los privilegios inherentes a su clase y persona. Feminismo que en realidad es machismo de signo contrario.

La teoría de género como política de Estado para imponer sociedad contra-sexual, es una guerra cultural del racionalismo ateo contra la aptitud masculina que controla jerarquías y relaciones de poder. Una lucha ideológica cuya meta de igualdad es derrocar a una entidad heterosexual imaginaria conformada por misóginos.

Difundida desde todos ámbitos de poder, la ideología de género ha tenido como plataforma de lanzamiento en 1995 la IV Conferencia Mundial de Naciones Unidas sobre la Mujer, que tuvo lugar en Pekín, China.

La directiva de la conferencia emitió la siguiente definición: ´El género se refiere a las relaciones entre mujeres y hombres basadas en roles definidos socialmente que se asignan a uno u otro sexo´.

Sus conclusiones son devastadoras para la sociedad civil. El hombre y la mujer aparecen como siendo especies de linajes muy distintos, con problemas que sólo conciernen al estado y sus instituciones, presentada la mujer como el sexo débil cuya vulnerabilidad necesita de tutela ante el entorno hostil que la rodea, donde el hombre es descrito como permanente perpetrador de la violencia.

El sistema de Naciones Unidas a través del Fondo de Población y su red de Organizaciones No Gubernamentales y Fundaciones, ha determinado que la ideología de género sea el gran anticonceptivo mundial, levantando un muro entre los hombres y las mujeres.

Ya no se trata de controlar la demografía mundial dentro de los parámetros tradicionales, sino que ahora consiste en cambiar lo que llaman roles de género haciendo que las mujeres rechacen el matrimonio y la maternidad.

La teoría de género es una forma de ingeniería social, entendida como la manipulación inteligente de la natural tendencia de la gente a confiar convenciéndole bajo engaño que haga lo que no desea. Propaganda para alterar la mente humana adulta y destruir a la infancia.

El vector de ataque medular de la teoría de género es el lenguaje y su resignificación para transformar la realidad, ya que no es posible un cambio cultural y social definitivo sin procesar el uso del lenguaje.

El habla define las expresiones culturales de una sociedad. Es el lugar común donde se entiende todo aquello que da significado y sentido a cada una de estas expresiones que imponen valores y marcos otorgando legitimidad social a lo correcto. Con el lenguaje se construye o se deconstruye una sociedad.

Es precisamente la ideología de género la que va más allá da la realidad en este tipo de deconstrucción, al plantear el desarme del ser humano desde la misma naturaleza biológica y así volver a definir uno nuevo que dé cabida a las conductas y los comportamientos de una sexualidad mutante sin límites.

Para que tal sexualidad pueda ser esparcida, promovida y aceptada por gran parte de la sociedad, fue necesario replantear palabras y conceptos redefiniendo significados que legitimen su propuesta antropológica mediante la creación de una pócima mágica discursiva o neolengua, que trae a la existencia un ser humano asexuado en el que cabe cualquier identidad o expresión sexual basada en este pensamiento hegemónico.

Género es la palabra mágica que en esencia borra toda dimensión reproductiva en el hombre y la mujer que los liga a una orientación sexual definida. Dado que el sexo se construye socialmente, no se nace hombre o mujer, se llega a serlo. En este nuevo ecosistema humano los genitales no determinan la sexualidad.

El sentido del término género evoluciona diferenciándose de la palabra sexo para expresar la realidad de que la situación y los roles de la mujer y del hombre son construcciones sociales sujetas a cambio, donde no hay un hombre natural o una mujer natural, siendo dos especies maleables distintas que no tienen una conjunción de características o una conducta exclusiva de un sólo sexo, ni siquiera en la vida psíquica.

Así, la inexistencia de una esencia femenina y esencia masculina les permite rechazar la supuesta superioridad de uno u otro sexo, y cuestionar en lo posible si existe una forma natural de sexualidad humana.

Desde entonces, la ideología de género está presente en todas las Agencias de las Naciones Unidas para el Fondo para la Población, UNICEF, UNESCO y Organización Mundial de la Salud (OMS), que han elaborado detallados documentos con categorías propias de esta ideología. Desde la organización de Naciones Unidas pasó a la Unión Europea, donde se difunde extensamente con presupuestos millonarios.

Este es el momento cultural que atraviesan la mayoría de países. El concepto de feminismo de género está enclavado en el discurso social, político y legal. Ha sido integrado a la planificación conceptual, al lenguaje, los documentos y programas del sistema de las Naciones Unidas. Ni siquiera hay intentos actuales de Estados miembros de borrar el término género en la Plataforma de Acción y reemplazarlo por sexo.

El término sexo hace referencia a la naturaleza e implica dos posibilidades, varón y mujer, que son las únicas derivadas de la dicotomía sexual biológica.

El término género que procede de la lingüística y la taxonomía permite tres variaciones: masculino, femenino y neutro.

Entonces género se refiere a las relaciones entre mujeres y hombres basadas en roles definidos socialmente, que se asignan a uno u otro sexo.

El enemigo objetivo para la ideología de género es la diferencia hombre-mujer, al afirmar que no existen sexos; sólo roles, orientaciones sexuales dinámicas, que se pueden cambiar en el transcurso de la vida las veces que uno quiera.

En definitiva, no existe una naturaleza humana que haga a unos seres humanos varones y a otros seres mujeres, todo con el objetivo discursivo de construir y exacerbar el conflicto.

Según teoriza, cada niño se asigna a una u otra categoría en base a la forma y tamaño de sus órganos genitales. Una vez hecha esta asignación se convierte en lo que la cultura piensa que cada uno es, femenino o masculino.

El hombre y la mujer no son una manifestación natural de un plano genético, siendo en cambio el género producto de la cultura y del pensamiento humano, una construcción social que crea la verdadera naturaleza de todo individuo.

Siguiendo el imperativo neomarxista de que la legalidad no es una cuestión de justicia sino de poder, la dictadura de género se está haciendo con el poder punitivo del Estado para los fines más abyectos, como eliminar la presunción de inocencia hasta degradar el Derecho al linchamiento popular y la caza de brujas.

La ideología de género es la mayor amenaza a la libertad individual. Un totalitarismo que se presenta bajo las etiquetas de la diversidad, la equidad, la tolerancia y la inclusión, por el cual la libertad de expresión está siendo atacada con suterfugios como el concepto de ´crimen de odio´. Un delito de opinión punible según el código penal de la mayoría de países, que es toda manifestación verbal, gestual o escrita en contra de la teoría de género.

Partiendo de tal presupuesto, la ideología de género emprende un proceso deconstrucción que consiste en mostrar cómo se ha fabricado un concepto a partir de procesos históricos y acumulaciones metafóricas, e intentan mostrar que lo claro y evidente, de que existen hombres y mujeres, dista verdad de serlo, con definiciones sexualmente polimorfas basadas en la homofobia.

(Visto en http://noficcin.blogspot.com/)