miércoles, 3 de abril de 2019

FERNANDO MÚJICA SOBRE EL 11-M


La versión oficial del 11-M es un Frankenstein que no se sostiene de pie. Lo han demostrado las investigaciones de unos cuantos periodistas indómitos, algunos de los cuales han pagado con su vida (Antonio Herrero, y tal vez el que hoy traigo a esta página). Pero la verdad siempre acaba por abrirse camino, y para todo ciudadano digno que no se deja escamotear su derecho a la verdad blogs como éste son una ventana abierta al nada confortable panorama de cómo se nos hurtó el derecho a decidir nuestro destino (para los demás queda el "show" izquierdas-derechas y el cuento de que votando estarán representados).



En la entrevista, Múgica dice muchas cosas interesantes:

1) Que una cosa fue la trama de la matanza y otra la trama del encubrimiento. En la primera, Múgica insinúa que estaban implicados estados extranjeros (dice algo así como ¿qué iban a hacer? ¿ir a pedirle cuentas a otro estado?). Ya hemos hablado otras veces de que Francia y su protectorado marroquí han sonado desde el principio como manos negras. La trama del encubrimiento (destrucción de los escenarios de los crímenes, falsificación de pruebas, moros de alquiler delinquentes habituales y chivatos de varios servicios, etc) es la que es íntegramente doméstica. Y allí fue donde debemos situar la guerra por llevar el encubrimiento hacia ETA o hacia el terrorismo islámico. Ganó la segunda trama por algo que cuenta también Múgica: porque gente "importante" y gente que ocupaba puestos claves en los servicios de información de la Policía y en el CNI, y que preferían un gobierno PSOE, fueron quienes se llevaron el gato al agua.

2) La Guardia Civil estuvo al margen de la operación de encubrimiento y durante unos meses se negó a "tragar" (Múgica usa ese verbo) la patraña. De sus servicios de información partieron las primeras filtraciones sobre el montaje. Múgica reconoce expresamente que sus fuentes para los primeros artículos que publicó estaban ahí. Habla de la "guerra a muerte" entre los servicios y de cómo se espiaban unos a otros.

3) Lo más interesante tal vez: a principios de junio de 2004 "alguien que estaba muy por encima de todos ellos" dijo que aquello se había acabado. "La versión va a quedar así". Y punto. Por encima de los responsables de los servicios de información o inteligencia sólo están (en la teoría, en la práctica a menudo no es así) el ministro del ramo, la presidencia de gobierno y la jefatura del Estado. ¿"Muy por encima" quién está? ¿Las autoridades de la UE, la OTAN, la CIA? Elijan. 

(Fuente: https://www.cotilleando.com/)

8 comentarios:

  1. No es lo importante del tema pero como hay elecciones... Todos estamos representados por los que han recibido más votos, en el CE también. Es cuento que votando estarán representados, la realidad es que estaremos representados por los más votados independientemente de si hemos votado o no o a quien votamos (voto secreto).
    La posible prevaricación del votado no es atribuible a la población, que siempre se merece un respeto como población.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evidentemente, aquellos a quienes no hemos votado no nos representan, puesto que no hemos delegado en ellos nuestra representación. Teóricamente, representarían a sus electores, sino fuera porque en realidad los suplantan, con la cómplice aquiescencia de quienes fingen ser partícipes de un juego trucado en el que se limitan a entregar un cheque en blanco a quienes no tienen voluntad ni medios para controlar en la supuesta gestión de sus intereses. Quienes ejercen ese control real son los "lobbies", la banca, la gran empresa y una serie de poderes nada democráticos que desde el mismo instante de la constitución del nuevo gobierno son los únicos interlocutores reales y constantes del poder establecido.

      A este teatrillo es a lo que llaman "gobierno del pueblo".

      Eliminar
    2. No estoy de acuerdo con usted en dos cosas:
      1. El que vota mirando si ponen un dedo o dos actua (mira al apuntador) no representa.
      2. La representación política es a todos, el voto es secreto y el candidato no tiene ni idea de quien ha votado o no, o si le han votado a él o a otro. Simplemente le han votado más que a unos y menos que a otros. La delegación viene de origen, es colectiva no individual, en los que tengan más votos.
      El representante en el C.E. ha recibido mas votos que los de sus amigos, que no sabe si le han votado, y su obligación es representar a todos (a pesar de no haberle votado el 70%) pero no a uno por uno. Lo mismo en el CE Municipal no se puede representar individualmente a todos porque tienen opiniones encontradas.
      En las reuinones de vecinos tambien tenemos intereses contradictorios, no se nos puede representar a todos individualmente; la representación individual es para actuar donde uno es incompetente o incompareciente (de los que han delegado el voto dos si y uno no), pero en la representación colectiva todos somos elegibles si nos presentamos.

      Eliminar
    3. Es que lo cierto es que estamos en un sistema representativo ... de los intereses oligárquicos de los partidos, en el cual la entrega de un cheque en blanco a una asociación que comercia con el poder así delegado se rige por unas reglas que imposibilitan al elector el ejercer un control real de cómo se gestiona ese cuasi-religioso "depósito de fe" que hace.

      Los políticos no deberían ser nuestros amos, sino nuestros empleados. ¿Qué empresario aceptaría tener que retrasar cuatro años una sanción a un empleado nefasto? ... Bien, esa es la situación que asumimos al votar.

      Con ello el sistema salvaguarda una cierta legitimidad de origen, pero nunca la legitimidad de ejercicio.

      Si me perdona la auto-cita, escribí hace casi ocho años en este blog (https://astillasderealidad.blogspot.com/2011/11/el-que-vota-no-tiene-derecho-quejarse.html): "El voto, tal como está planteado el sistema electoral español, es un ejercicio de sometimiento y auto-humillación, pensado para analfabetos funcionales y no para ciudadanos con criterio, como demuestra el hecho de que basta con escribir algo propio y personal en la papeleta para que ésta sea anulada. Si saber reconocer un logo (algo al alcance de un chimpancé) puedes votar, en cambio, si tienes algo qué expresar, quedas excluído del sistema. "Vota y calla" es la consigna REAL que mantiene este sistema funcionando. Ante esto solo digo, con Luis Guitarra, que "el silencio es para los muertos", y es ese silencio mortal el que pone fondo a la farsa que la oligarquía de partidos reinante en España se dispone a representar una vez más. Hasta el recipiente donde van a parar los votos recibe el nombre de "urna" ("caja que sirve para guardar las cenizas de los cadáveres", según la R.A.E.). Piénsalo cuando te repitan, demagogicamente, lo importante que es tu voto, ése que no has podido ejercer respecto a cuantas cuestiones realmente importantes hubieras querido pronunciarte (reforma de la Constitución, rescate de los bancos con dinero público, apoyo a guerras y ocupaciones neo-coloniales, etc.) ¿Qué obstáculo REAL impide la consulta a la ciudadanía en referendum respecto a lo que nos importa? Tecnológicamente, ninguna, pero si esperas ver que la casta somete a referendum sus sueldos (por ejemplo) probablemente padeces de "delirium tremens".

      En cuanto a que "todos somos elegibles si nos presentamos" esa es la teoría: el que no tiene padrino no se bautiza, y el que no consigue una inversión bancaria multimillonaria no tiene la posibilidad de hacer llegar su propuesta a los electores.

      Eliminar
    4. Consignas no faltan pero las fabrican y difunden los interesados. El voto es anónimo y secreto. Nadie ha votado o todos hemos votado, todos tenemos el mismo derecho a protestar o a realizar cualquier otra actividad legal.
      La única manera que tiene el ciudadano de influir en el voto es votando, si se abstiene da mas valor al voto de los interesados.
      Sueldo está reñido con casta (casta de asalariados?), trabajamos para el que nos paga y el que paga gana dienero pagandonos por lo que si nos paga mucho es porque le hacemos ganar mucho.
      Nos limitamos a elegir lo que se pone a elección y no parece que en eso intervengamos pero tampoco tiene mucho sentido esperar que la casta deje de defender sus intereses.
      Cuando conozco a los que se presentan no quiero ninguna propuesta, es confianza, y en los políticos... Todos, todos saben lo que nos interesa a los ciudadanos, si no lo hacen es porque luego no les contratan... y puede que no esperen los cuatro años.
      Saludos

      Eliminar
  2. Cuando eres un borrego seguidor del sistema y te sientes representado por unos poderes que ni te hacen caso en nada, recortan derechos, si alguna vez los hemos tenido, no tienes derecho a la vivienda ni a un trabajo digno, no puedes controlar donde van tus impuestos, solo te nombran cada cuatro años para ser parte del teatro montado... no pidáis respeto y si sois incautos y no sabéis realmente en el mundo donde creéis vivir, gobiernan personas que nunca se presentan a elecciones y que nunca vemos en los "medios", si no aceptáis eso dais a la razón argumental a Carlo Cipolla en su libro donde habla de la estupidez humana, los califica en cuatro grupos, inteligentes, malvados, incautos y estúpidos siendo estos últimos la inmensa mayoría... y así nos va queridos amigos.

    ResponderEliminar
  3. Luis del Pino se ha encargado eficazmente de desactivar toda disidencia sobre este tema. Casi nada es lo que parece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si parece debo no fiarme. En el caso concreto no se a que se refiere, pero la disidencia siempre me suena mal, la acción la llevan los otros y el que juega primero va ganando (y sin el contrario es solitario).

      Eliminar