jueves, 7 de marzo de 2019

EL MENDAZ ÓRDAGO DE VILLAREJO



"Los que idearon el 11-M no están ni en desiertos remotos ni en montañas lejanas"
 J.M. Áznar

El comisario José Manuel Villarejo, un habitual de las cloacas del poder político, encargado de trabajos sucios al mejor postor anda estos días presumiendo de poder chantajear al estado revelando lo que sabe.

Cuenta con mejorar su situación y marcarse un "Pujol" -conseguir inmunidad a cambio de cerrar el pico- a costa de quienes llevan 15 años beneficiándose del pacto de silencio que siguió al más terrible atentado reciente en suelo europeo. Solo que con las cartas que ha puesto boca arriba solo ha demostrado su capacidad de crear una tormenta en un vaso de agua ... y nada más.

Acusa a los servicios secretos franceses, en connivencia con los marroquíes, de haber preparado el atentado, pero quienes llevamos años investigando lo sucedido tenemos una pregunta rotunda (que nadie le va a hacer a bocajarro): ¿de cuál de las dos tramas superpuestas acusa a la entente franco-marroquí?

Porque el 11-M materializa una doble trama, como revela la atención a las explosiones (la explosión del vagon 1 es completamente diferente a las demás): una de opereta, destinada a ser "desactivada" a tiempo por la policía y el gobierno, de la que se culparía a ETA, y para la que se había escenificado previamente un preludio constituido por la detención de la "caravana de la muerte" y la revelación del "modus operandi" mediante el que la banda terrorista (o la facción infiltrada por los servicios secretos nacionales actuando bajo los intereses del poder constituido) pretendía volar la estación de Chamartín mediante mochilas-bomba activadas por móviles, y otra súbita, sangrienta y consumada, que es la que sorprendió a todos al materializar el supuesto táctico de las maniobras CMX de la Otan y provocar la conmoción que acabó con el sueño supremacista de un Aznar descolocado, traicionado por los que creía sus aliados e incapaz de reaccionar. La primera, de baja intensidad, preparada con dinamita, la segunda con explosivo militar C3 o C4, reservada a comandos especializados de unos pocos ejércitos. La primera bajo control del CNI y los expertos en lucha antiterrorista, la segunda ejecutada por mercenarios entrenados y eficaces en su macabro trabajo. La primera, como aditamento de la magna operación mediante la cual Aznar pretendía despedirse del poder: la detención de toda la cúpula de ETA y la desactivación de sus comandos operativos (*). La segunda, la horrenda vacuna que inocularía a los aliados europeos el terror a Al Qaeda.

Al situar su denuncia en el hecho de que España y Francia llevaban tiempo colaborando en operaciones de "supuestos atentados fingidos", en los que se facilitaba a grupos terroristas el acceso a explosivos "marcados" para luego frustar la comisión de atentados y detener a sus autores Villarejo viene a reforzar la teoría de la "trama asturiana" que el juicio de Campamento buscó apuntalar a toda costa, cargando las culpas sobre los delincuentes de medio pelo "suicidados" en Leganés y ocultando la segunda trama, la que masacró a casi 200 civiles inocentes.

A ocultar la existencia de esa segunda trama fue enormemente útil la búsqueda de rentabilizar políticamente la masacre, en una competición innoble que ganó por la mano quien pudo manipular las improvisadas "pruebas" que iban apareciendo según las necesitaba el relato oficial, ese que acabó apuntalado con el silenciamiento de los cabezas de turco disponibles la autoría "yihadista".

Villarejo revuelve en un lodazal que no conduce a ninguna parte. Su guerra no va a beneficiar a quienes exigimos la verdad. Con su pan se lo coma.

(posesodegerasa)

(*).- El tristemente desaparecido Fernando Mújica se hace eco de esta operación secreta al señalar el primer Agujero Negro de la versión oficial (18/04/2004): En los días previos a las elecciones se preparaba un golpe de mano espectacular contra ETA (...) Una gran satisfacción para Aznar que a la vez servirá (al PP) como última catapulta electoral para arrasar en los comicios: la captura, de un golpe, de toda la cúpula de la banda y de prácticamente todos sus comandos operativos conocidos. Aznar podrá así, dentro de su último mandato y por un margen de un par de días, cumplir con una de sus promesas más solemnes: acabar con la organización terrorista. Se ha elegido cuidadosamente la fecha del gran golpe: la noche del viernes 12 de marzo, justo en el momento en que el país abandona la campaña electoral para sumergirse en la jornada de reflexión. Los agentes de campo están cada uno en su puesto vigilando a los terroristas. El secreto de la operación es absoluto.

Es decir, Aznar iba a destruir a ETA en la madrugada del 12 al 13M y, con ello, muy probablemente, iba a asegurar la mayoría absoluta para su partido. Casualmente alguien organiza el día de antes un atentado islamista que vuelca el resultado electoral en sentido contrario. La conclusión lógica es que el secreto de la operación del 12-13M no fue tan absoluto como debiera, porque alguien se enteró de que se iba a realizar y la contrarrestó. El soplo sólo pudo salir de dos sitios: de las personas con conocimiento de dicha operación en los aparatos del Estado o de las personas con conocimiento de dicha operación en Francia.

Puesto que parte de las detenciones se iban a realizar en Francia, el gobierno galo, sus servicios secretos y sus cuerpos de seguridad estaban al tanto. Verosímilmente, la operación 11M fue diseñada por alguien para contrarrestar la operación 12-13M. Es difícil creer que los diseñadores primeros fueran los etarras: una matanza tan sofisticada y sincronizada como la del 11M exige largos preparativos y abundante recopilación de información. Las pistas apuntan a la versión 2.0 de Gladio (hablaré de ello en una próxima entrada)

5 comentarios:

  1. Muy interesante, espero la próxima entrada.

    ResponderEliminar
  2. Como el canario no cante a tiempo, no sería extraño que cualquier día lo "suiciden" o le provoquen un "oportuno" infarto...

    ResponderEliminar
  3. Interesantísimo. Pienso que tremendo tiene que ser lo que sabe y puede probar Puyol para que hayan quedado impunes sus delitos. Monarquía...seguro.

    ResponderEliminar
  4. "Si non e vero e bien trovato."

    O cómo se diga

    Imposible de comprobar, por ahora (salvo que cante alguien de los de dentro y no parece que sea el caso de Villarejo ahora, cómo bien dices), por desgracia.

    Pero es mucho mas coherente con lo que si sabemos que pasó y que jamas se reconocio en el juicio.

    Espero las próximas entregas.

    Muchas gracias

    ResponderEliminar
  5. Hola otra vez Poseso

    Te dejo una reflexión que he hecho derivada de tu análisis, ahonda en él, aunque a mi lo de la hipotesis Gladio me parece que no acaba de encajar, aunque si nue Gladio serían unos primos hermanos..

    un cordial saludo:

    Sobre todo porque da la clave con las fechas:

    1/ Porque la fecha del regalo a Aznar sería el 12

    2/ Porque alguien, que conocía esa fecha y el cómo, "reventó" el regalo y dispuso que el atentado fuera el 11, y de tal manera que el modus operandi fuera parecido al "fake" excusa del 12, pero a lo bestia. Para que desde el gobierno tuviera muy a las claras que ahondar en "eso" sólo podía traer consecuencias aún mas inconvenientes para Aznar y los suyos.

    3/ De ahí la cara de gilis que se le quedó al PP y su incapacidad para responder a nada. Les tenían cogidos por los huevos.

    Por supuesto alguien de dentro, pero pro PSOE, lo supo detectar (no necesariamente tenía que estar en contacto con los hijos de puta que hicieron los atetados) y montaron las pruebas falsas, la mochila, la furgoneta,... el resto es historia.

    Y el PP contribuyó con diligencia a liquidar todas las pruebas reales, porque con las reales se deshacía de las fake, porque sabía que en todo el enredo era imposible explicar al personal que existían unas reales y otras fake.

    Lo cual dio aún mas cancha a las pruebas falsas, las plantadas.

    Lo que no se es hasta que punto también puede explicar también otras cosas. Por ejemplo habría que ver si las mochilas que detectaron sin explotar, y que explosionaron con un cebo.. podrían ser de las fake, de las diseñadas para justificar la detención de la cúpula, de ahí esa prisa por explosionarlas y no desactivarlas.

    Difícil saberlo a estas horas.

    Y si dichas mochilas (que se detonaron en el andén o en todo caso lejos de los trenes) podrían haber sido parecidas a la falsa. Con su metralla (que las de los malos de verdad no tenían) y con Goma 2 Eco, y vale ya. Ya que la mano que hizo las unas podrá ser también la que hiciera la otra.

    Aún mas complicado saberlo a estas horas.

    Pero que nos da una idea, o sucesión de ellas que si explican bastante de lo que si pudo ocurrir, de las consecuencias y de cómo se manejaron y porque reaccionaron unos de una forma y otros de otra.

    Obviamente de lo los Gladio y demás, los verdaderos malos de este asunto (los otros, los que manipularon el atentado y los que lo quisieron simular, son unos simples asquerosos aprovechados), no se muy bien a que carta quedarme. No acabo de ver muy claro que ganaba USA con eso. Salvo que a Bush le venía muy bien para justificar los desmedidos gastos que estaba teniendo en Irak, dado que en otoño del 2004 había elecciones en USA.

    Pero a mi me parece un poco cogido por los pelos. Porque sabido es que en los USA a los gringos lo que pueda pasar fuera de su país y visto que para ellos Madrid está en México, no les importa gran cosa.

    Lo mismo que se me ha ocurrido a mi seguro que se le ha ocurrido a otros, ocurrido a otros, uno no tiene el monopolio de la lógica y el sentido común, por suerte.

    un cordial saludo

    ResponderEliminar