lunes, 4 de marzo de 2019

AENA ELIMINA CUALQUIER ALUSIÓN AL GÉNERO EN LA MEGAFONÍA DE LOS AEROPUERTOS ESPAÑOLES Y EMITIRÁ MENSAJES INCLUSIVOS


AENA: Artificiosamente Establecemos Normas Anormales

El dicho castellano afirma que cuando el tonto sigue la linde, la linde se acaba pero el tonto sigue. Cambiese "linde" por "pista de despegue" y se tendrá una cabal representación de lo que está haciendo AENA (¿Atacamos El Nombre Adecuado?) al apostar por el lenguaje inclusivo, renunciando a las reglas gramaticales de la lengua española y haciendo el caldo gordo a los apóstoles (y apóstolas) de la corrección política, la inclusividad interseccional (sea eso lo que sea) y lo que, hablando en plata, solo puede calificarse de "gilipollez" progre-analfabeta. Porque, vista la noticia de la que informa el gestor aeroportuario de turno, AENA parecen ser las siglas de "Asociación de Energúmenos No Alfabetizados".

AENA: Alimentamos Expectativas No Asimilables
Y de lo que de lo que se trata es de evitar la mención de términos que identifiquen el género masculino o femenino, dando un carácter neutro a los mismos; loable intención a la que "Astillas de Realidad" quiere contribuir con una serie de recomendaciones que evitarán el micro-machismo infiltrado en el correcto uso de la lengua y que ofrecemos gratuitamente a la Asociación Enervante de Necios Analfabetos (AENA).

Por ello, proponemos la sustitución de términos machistas-falocráticos-discriminatorios como los que siguen:

- Vuelo con retraso: inaceptable asimilación del tráfico aéreo a la situación de los humanos sintientes, por lo que proponemos la locución "Vuelo con capacidades especiales" o "Vuelo con características intelectuales alternativo/minoritarias".

- Pasajeros: intolerable masculino plural no integrador que debería ser sustituido por "seres objeto de portabilidad aérea".

AENA. Aterrizamos En Niebla Atmosférica
- Torre "de control": Dado que la expresión despierta suspicacias por su connotación de implacable manipulación totalitaria de las personas objeto de portabilidad aérea, recomendamos la más benigna locución "Atalaya orientadora", que queda como más chupi-guay.

- Horario de "salida": la expresión entrecomillada se asocia a  mujer obsesa, rijosa y probablemente presa de pertinaz ninfomanía. Recomendamos pasar de dicha expresión connotativa a la más angélica, blandita y beatífica, a la par que coherente con la esencia elevatoria del asunto,  de "ascensión".

Un cambio comunicativo como el aquí propuesto llevaría a que los avisos de megafonía del aeropuerto sonasen así de inclusivos y genéricamente neutros: "Personas objeto de portabilidad aérea, la atalaya orientadora avisa de que el vuelo 459 manifiesta discapacidad cognitiva, por lo que su celestial ascensión se difiere hasta las 17 horas".

AENA: Así Encaramos Nuestro Aterrizaje
¿Duda alguien de la intrínseca belleza de tal alocución? Ni Dante Alighieri, oiga.

Como que, poniéndonos en lo peor, un indeseable accidente aéreo se convertiría en una "Eventualidad no prevista a priori que permuta el destino meramente vacacional por otro irreversible que hace del billete de vuelta la formalización de una posibilidad súbitamente irrealizable".

Vamos, que te dicen que un familiar se ha visto sometido a tal "eventualidad" y hasta das las gracias.

Y es que, si hay que hacer el memo, hagámoslo hasta las últimas consecuencias.

... y luego nos extrañamos del "Brexit"

(posesodegerasa)

1 comentario:

  1. La estupidez no conoce límite; el problema es cuando se convierte en un peligro, como está pasando con la delirante ingeniería del "género", que está consiguiendo sembrar tanto odio que a muchas taradas sólo les falta que les den la pistola para liarse a tiros con los hombres...

    ResponderEliminar