sábado, 17 de febrero de 2018

LOS PERVERSOS EFECTOS DEL #METOO



... que, curiosamente, suena como "mito" pronunciado en bable.

El movimiento feminista #MeToo, creado para denunciar en las redes sociales las agresiones sexuales, acoso o abuso a las mujeres, está provocando efectos diversos, algunos de ellos contrarios a los objetivos perseguidos, como, por ejemplo, azuzar la discriminación laboral.

La oleada de denuncias sobre comportamientos misóginos o machistas vinculados al hashtag #MeToo en Twitter, más de 500.000, muchas de ellas por parte de empleadas, está provocando que los empresarios tengan miedo de contratar mujeres. El popular periodista y escritor americano Milos Yiannopoulos ha denunciado esta nueva caza de brujas y alerta de "las terribles consecuencias que tendrá en el ámbito laboral". Pero el terror de los altos ejecutivos está dando pie a situaciones propias de una película distópica, un escenario de vigilancia orwelliana protagonizada por las soldados del #MeToo. Atención ...

Se niegan a viajar solos con mujeres

El diario La Nación, por ejemplo, recoge la historia de un lobbista que casi pone los pelos de punta. El hombre solicita viajar en un vehículo diferente al de su socia, la mujer que hizo casi todo el trabajo en el asunto que iban a presentar a Washington para ejercer presión en el Congreso. El alto ejecutivo asegura que, por el momento, "con todo lo que está pasando, prefiere no arriesgarse a realizar un viaje laboral sólo con una mujer". Señala que "sabe del gran talento de ella, pero no es una cuestión de discriminación, sino de precaución".

La situación está llegando a ser tan inverosímil como rocambolesca. La psicóloga de la Universidad de California Kim Elsesser recalca en su libro Sex and the Office que"el movimiento #MeToo está haciendo que las relaciones entre hombres y mujeres empeore".

Un inversor de Silicon Valley ha llegado a cancelar las reuniones que iba a tener a solas con chicas emprendedoras que buscan financiación para sus proyectos. Asimismo, Johnny Taylor, presidente de la Asociación para el Manejo de los Recursos Humanos, confiesa que en las últimas semanas "los ejecutivos de varias empresas nos están comentando que están limitando los viajes de trabajo mixto". 

No saben cómo comportarse

Porque una cosa es Hollywood, los Goya y sus reivindicaciones plagadas de poses en photocalls y abanicos rojos, y otra bien distinta la cruda realidad, lo que ocurre en los lugares donde trabaja la gente. El debate en oficinas o fábricas ha comenzado. Es la otra cara del #MeToo. Hombres asustados porque ya "no saben cómo comportarse con sus compañeras de trabajo". Temen que cualquier gesto o mirada sea motivo de denuncia o acoso.

Según Elsesser, "algunos trabajadores han dejado de abrazar a sus compañeras no vaya a ser que sean malinterpretados". Y es que ellas se están viendo autorizadas a denunciar cualquier conducta que consideren impropia. La escritora añade que no hay indicios de que "el #MeToo, sirva para algo, no está mejorando la cultura laboral en absoluto. Al revés, está tomando la forma de partición entre géneros".

Incluso, Ycombinator, una empresa de bussines angels, ha realizado una lista negra informal de inversores conocidos por ser acosadores. Surgiría así una neo-inquisición vestida de buenas intenciones. Y la cuestión va más allá.

Inversión en empresas con más mujeres

La agencia de noticias Reuters, por su parte, ha publicado recientemente las nuevas exigencias de las activistas del #MeToo. Al parecer, están presionando en California para que los bancos estadounidenses publiquen datos sobre la diversidad social de sus empresas. Es decir, las compañías serían evaluadas en función del número de mujeres que tengan contratadas, lo cual podría abrir la veda a nuevas sanciones.

Sea como fuere, actualmente, y tras el éxito social del #MeToo, el 54% de los hombres americanos menores de 50 años se está replanteando su comportamiento con las mujeres, según el portal Infobae.

Todavía no existen datos de los efectos del movimiento #MeToo en el ámbito laboral en nuestro país. Sobra decir que todo lo que ocurre en Estados Unidos llega a España y a cualquier punto del planeta y este miedo podría estar ya instalándose en alguna oficina. Tiempo al tiempo. Yiannopoulos ya lo anunciaba hace dos años en este discurso dirigido a los hombres: "Y cuándo necesitéis pedir trabajo, seréis discriminados sólo porque ellas son mujeres".



(Visto en https://www.libremercado.com/)

8 comentarios:

  1. Con lo fácil que es mirar a tu alrededor y percibir que las cosas no son así, como nos las cuentan en los medios,verdad es que hay gente se odia, pero de ahí a que haiga un problema insostenible de convivencia entre hombres y mujeres, hay un trecho.
    Yo por ejemplo vivo en una ciudad gobernada por un partido de la izquierda.Si vas a cualquier edificio público, el bombardeo psicológico es constante de este tipo propaganda (de violencia machista),el mensaje que se repite en estos lugares públicos rezan lo siguiente: "espacio libre de violencia machista" queriendo dar a entender que si eres mujer en cualquier sito puedes ser atacada por un machista,(o algo así) menos aquí. A mí me recuerda a estos entrenadores deportivos que para motivar a sus jugadores, colocaban todo tipo de mensajes positivos o incluso negativos por todo el vestuario para motivar a sus jugadores.
    Mi opinión es que a los políticos y la mayoría de medios de comunicación les importan tanto los ciudadanos como un pañuelo lleno de mocos, y lo peor de todo es que hay gente que se traga toda esta bazofia que nos echan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo malo de todo esto que comentas es que casi no hay "espacio libre de humo feminista".

      Ese mensaje infunde miedo por los hombres en las mujeres, sobre todo, en las jóvenes (menores de 30 años) que son más vulnerables a este tipo de mensajes. Si desde pequeñas (porque esto lleva más de dos décadas) crecen con todo tipo de mensajes negativos hacia los hombres, y encima; les fomenta el ego, se convierten en personas intransigentes y también sexistas.

      Es paradójico, porque se supone que buscan la "igualdad" y que luchan contra el "sexismo", y para eso; lo ideal sería una educación por el respeto mutuo, el valorar las buenas cualidades del sexo contrario y ver los defectos del otro como una manera de superarse en las relaciones personales. Sólo si hay algo realmente delictivo, denunciar y condenar, pero nunca generalizar y crear conflictos. Si es que cae por su propio peso...

      Eliminar
  2. todo esto es una manipulacion de diseño

    una manera de agilipollar a la gente ( hombres Y mujeres) Siguen un patron el de los metodos chinos de lavado de cerebro que usaban los chinos con los prisioneros gringos de la guerra de corea

    Pero no se emocionen pensando que solo pueden manipular a "los demas" nos manipulan a todos, los metodos son de una eficacia espeluznante

    Si alguien quiere saber lo que nos hacen les remito a los libros de Cialdini, por ejemplo . Influence: Science and practice (4th ed.). Boston: Allyn & Bacon.

    Hay traduccion española y se encuentra en la red

    Vale

    ResponderEliminar
  3. Esto es una locura, y además, hacen muy flaco favor a las mujeres que de verdad han sufrido algún tipo de agresión sexual porque se está frivolizando, exagerando y generalizando en demasía.

    Pero también se puede pensar en una cosa: en los países llamados "occidentales" no hay discriminación laboral por ser mujer (habrá excepciones, claro), pues este miedo infundado que se está fomentando ahora en el ámbito laboral, puede hacer que se cometan injusticias no contratando a mujeres (aumento de paro en el sector femenino) que sería caldo de cultivo para justificar discriminación laboral "por ser mujer"; es decir, todo esto se retroalimenta así mismo. Luego, se puede aprovechar para sacar leyes que obligue a las empresas a contratar cierto cupo de mujeres.

    Sin ir más lejos, ayer en antena 3 se sacó una "noticia" denunciando "discriminación laboral por ser mujer". No sé realmente la veracidad de tal noticia, pero, se está volviendo tan descarado el asunto que se ve de lejos lo que "preparan". Es como un preludio para justificar cierta huelga prevista un 8 de marzo, que no deja de ser curioso, si ese día es el de "la mujer trabajadora" se planea una huelga de mujeres para no trabajar.

    Sin dejar de valorar y ponerme en el lugar de mujeres que hayan sufrido alguna injusticia, porque existen evidentemente, no quita para ver que todo esto es "artificial" y se percibe "manipulación social e informativa".

    ResponderEliminar
  4. Los Hombres ya Toman Recaudos contra las LAGARTAS. Los Seres más Fáciles de Alienar y Fanatizar SON las mujeres, con algunas excepciones Fabulosas, y lo Peor es que esas NECIAS están Manipuladas por HOMBRES, con TONTOS útiles como por ejemplo el Cretinazo Mayor del Zapatero, y que pretenden a través de las Hembras SOMETER a los HOMBRES que les quieren Patear a esos COBARDES envenenados de Avaricia y Psicopatía. El Feminismo es Hoy un Esperpento Nauseabundo y Estertorante. Por Supuesto que el DAÑO a las MUJERES de Verdad es Inenarrable pues las convierten en Leprosas y Apestadas a Mantener Lejos.

    ResponderEliminar
  5. En mi anterior comentario lo escribí mal.
    Corrección:
    No se lee "mito". Si leemos pronunciando en inglés, se lee "mi tu".
    Si leemos pronunciando en español, se lee "me too", tal como está escrito.

    ResponderEliminar
  6. Otro detalle: Milos Yiannopoulos es británico.

    ResponderEliminar