domingo, 11 de junio de 2017

LA VERDAD SOBRE EL NIÑO DE ALEPO


Una imagen usada para alentar la intervención militar occidental y el apoyo al
terrorismo contra el pueblo sirio

En agosto de 2016, diversos medios occidentales difundieron imágenes de Omran Daqneesh, un niño de tres años herido durante las hostilidades en Alepo oriental y aseguraron que el menor fue víctima de la operación de las tropas gubernamentales sirias y de Rusia para liberar esa ciudad de los militantes del grupo terrorista Estado Islámico.

Casi un año después, un equipo de la agencia de noticias Ruptly ha encontrado a la familia Daqneesh, que regresó a Alepo e intenta rehacer su vida, algo posible gracias a la llegada de las tropas de Bashar al Assad.

Mohammad, el padre del menor, ha explicado qué sucedió en realidad en agosto pasado: nadie intentaba ayudar, sino que utilizaron a su hijo para grabar un video propagandístico.



Este hombre recuerda que, en el momento del ataque, se encontraba en casa con su familia. Después, sin hacer caso de sus heridas, el hombre trató de rescatar a sus parientes y los Cascos Blancos solo observaron y grabaron a su hijo herido. "Mientras estaba ocupado salvando a mi familia", esas personas filmaron "cómo escapaban de los escombros para emplear esas imágenes en su propaganda", ha relatado.

"Nunca tuvo nada que ver con sus organizaciones ni recibió su llamada ayuda humanitaria", ha añadido en referencia a los Cascos Blancos. "Los insurgentes aprovecharon la oportunidad para filmar a Omran cuando yo estaba en casa. Salí y pregunté: '¿Dónde están mis hijos?' Me respondieron que estaban en un hospital, pero a Omran solo le llevaron para tomar fotografías y videos", ha precisado Mohammad Kheir Daqneesh.

Hoy sabemos, aunque la CNN se haya desentendido de ello, que la imagen del niño de Alepo es un montaje propagandístico realizado por el terrorista Mahmud Rslan, que además tuvo la desfachatez de firmar las fotografías que los medios difundieron sin molestarse en averiguar su procedencia ni de quien era la sangre que el niño se limpia. Mahmud Rslan pertenece al grupo de terrorista Harakat Nour al-Din al-Zenki que en julio de 2016 decapitó al niño palestino Abdullah Tayser. Quién degolló al pequeño fue precisamente el propio Rslan.

De esa magnitud son las manipulaciones que nos cuelan.



(Fuente: https://actualidad.rt.com/)

2 comentarios:

  1. porque nunca hablas mal de los rusos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Nunca? http://astillasderealidad.blogspot.com.es/2016/07/una-inquietante-propuesta-del-gobierno.html

      Eliminar