martes, 18 de abril de 2017

LA GUERRA OCULTA: AGENTES SECRETOS Y MAGOS CONTRA HITLER (1ª parte)



¿Cuál era la relación de Aleister Crowley con Ian Fleming (creador del mundialmente famoso James Bond)? ¿Utilizaron las agencias británicas de inteligencia los servicios de ocultistas para atrapar a Rudolf Hess? ¿Realmente se fabricaron muñecos de Adolf Hitler para que la gente clavara agujas y alfileres en ellos? Siempre que se habla del ocultismo en conexión con la segunda guerra mundial, se habla de las creencias ocultistas de cierto sector de la jerarquía nazi; pero ¿qué pasaba mientras tanto en las oficinas de la inteligencia británica? Este informe relata cómo hicieron los ingleses para sacar provecho del ocultismo ... y demuestra el viejo dicho de que “en la guerra, cualquier trinchera es aprovechable”

Es sorprendente el número de practicantes de las artes mágicas y de la brujería que estuvo involucrado en trabajos de inteligencia militar durante la Segunda Guerra Mundial. Tal vez el 'espía ocultista' más conocido que operó en la Segunda Guerra Mundial, y de hecho mucho antes, y cuya carrera de inteligencia ha sido bien documentada, es Aleister Crowley. El Dr. Richard B. Spence cree que Crowley comenzó su carrera de agente secreto cuando tomó un juramento de lealtad a la Corona británica. Esto sucedió en el internado del Malvern College en 1891 cuando se unió al cuerpo de cadetes de los voluntarios locales de la Worcestershire Royal Artillery. Más adelante, Crowley diría que a pesar de sus problemas y dificultades con el establishment británico él siempre había sentido que estaba atado a ese juramento. De hecho, había fortalecido su vínculo con Inglaterra. Es posible que se refiriera tanto a un nivel mágico y psíquico, así como físico y patriótico.

De joven, a través de la presentación de su tía que era miembro, Crowley se unió a la Liga Primrose. Este era un grupo semi-secreto y cuasi-masónico de extrema derecha del Partido conservador cuyo objetivo era protegerlo de sus enemigos políticos. El Dr. Spence sugiere que las simpatías jacobitas de Crowley en apoyo al retorno de la dinastía Estuardo al trono británico para reemplazar a los usurpadores de Hannover, podría haber sido utilizada por la Liga para persuadir a Crwoley de espiar a potenciales enemigos de la Corona. Sin embargo, esto sugeriría que sus inclinaciones jacobitas no eran genuinas o que eran una fase adolescente pasajera.

Crowley tuvo la suerte de estar bajo el patrocinio del Marqués de Salisbury, el Gran Maestre de la Liga. Se ha sugerido que Salisbury ayudó a Crowley a entrar en la Universidad de Cambridge y que estaba preparando a su joven protegido para una carrera vitalicia en el Servicio Diplomático, que bien podría haber implicado espiar para su país. Sin embargo Crowley tenía otras ideas, a pesar de que estaba en Cambridge cuando conoció al futuro artista Gerald Kelly, con cuya hermana Rose posteriormente se casó. Aproximadamente cuarenta años más tarde ambos hombres fueron a servir al Servicio Secreto Británico en tiempos de guerra.

Durante la primera guerra mundial Crowley estaba viviendo en Nueva York y fue abordado por un desconocido en un ómnibus. Durante su conversación sobre la guerra en Europa el hombre entregó a Crowley una tarjeta de negocios. Impresas en ella estaban las direcciones de dos revistas pro-alemanas y posteriormente Crowley escribiría propaganda anti-británica para estas publicaciones. Naturalmente, el gobierno británico se formó una mala opinión gracias a este acto anti-patriótico y traicionero. Lo marcaron como traidor y la policía allanó y clausuró su templo mágico en Londres. Crowley siempre proclamó su inocencia. De hecho, dijo que había estado trabajando para la Inteligencia Británica y que había escrito los artículos satíricos tal como le habían solicitado. El objetivo era ridiculizar al movimiento pro-alemán en América y desacreditar sus publicaciones. Esto nunca ha sido confirmado por el gobierno británico, pero tampoco ha sido negado.

El amigo Crowley tiene tendencia a aparecer donde menos
pensaría uno.
Mientras Crowley estaba en los Estados también se hizo pasar por irlandés para apoyar la autonomía o autogobierno de Irlanda, que todavía era parte del Imperio Británico. Se las arregló para ponerse en contacto con varios republicanos irlandeses-americanos que compartían sus supuestos puntos de visita. Al parecer, ellos le habrían suministrado los fondos para quedarse en el país, a pesar de que finalmente se hartaron de sus demandas financieras. Es muy posible que Crowley estuviera espiando a los republicanos irlandeses y enviando la información obtenida a su oficial a cargo en Londres.

A principios de la década de 1920 Crowley y su pequeño grupo de seguidores fueron expulsados ​​de Italia por órdenes directas del dictador fascista Benito Mussolini. La versión oficial fue que habían sido expulsados a causa de sus actividades sexuales ‘obscenas y pervertidas’ en la llamada Abadía de Thelema en Cefalu, Sicilia. La verdadera razón fue que la policía italiana tenía un dossier secreto sobre Crowley y creía que era un espía británico.

Los rumores que circulaban en los ambientes gubernamentales y en los medios de comunicación, tanto en Alemania como en Francia, afirmaban que Crowley tenía contactos con “los servicios de inteligencia de los países extranjeros”. En 1929 fue expulsado de París por el gobierno francés, convencidos de que era un espía. El Dr. Spence cree que en esa época el oficial a cargo y contacto de Crowley en la Inteligencia Británica era Gerald Yorke, a quien había conocido en 1927. Yorke era un periodista independiente y también trabajaba para la agencia internacional de prensa Reuters. Eso podría haber sido una buena cortina de humo para las actividades de inteligencia y muchos periodistas aún son reclutados para tal fin hoy en día.

La primera evidencia sólida de que Crowley fue reclutado por el MI6 o SIS (Servicio Secreto de Inteligencia) se halla en la década de 1930. La idea era espiar a los ocultistas alemanes con vínculos políticos al emergente Partido Nacionalsocialista ('nazi') y al marxismo revolucionario. Uno de los posibles objetivos de Crowley era Albert Karl Theodor Reuss, el fundador del grupo mágico Ordo Templi Orientis u Orden de los Templarios Orientales (OTO), en la que Crowley había sido iniciado en 1912 y había sido nombrado jefe de la rama británica. Reuss tenía fama de haber trabajado antes de la Primera Guerra Mundial como agente encubierto de la policía secreta de Prusia. Mientras vivía en Londres, en 1885, Reuss se unió a la Liga Socialista Revolucionaria dirigida por el fundador del movimiento de artes y oficios William Morris y la hija de Karl Marx, Eleanor. Cuando finalmente descubrieron que era un espía, Reuss fue expulsado.

Otro destacado miembro de la OTO en Alemania, que más tarde se convertiría polémicamente en el Gran Maestre de la sede de los EE.UU., era Karl Johannes Germer. Él había sido galardonado con la muy codiciada medalla de la Cruz de Hierro en la Primera Guerra Mundial por su trabajo de inteligencia, aunque por desgracia fue encarcelado en un campo de concentración por los nazis. Se ha afirmado que esto fue debido a su asociación con Crowley y a sus intentos de reclutar miembros alemanes para la OTO.

Mientras vivía en Berlín, en la década de 1930, Crowley espió a las sociedades secretas y a miembros del partido nazi conocidos por su interés en el ocultismo y en el renacimiento de las viejas religiones paganas germánicas. Compartía piso con Gerald Hamilton, periodista inglés pro-comunista, que era conocido por la inteligencia británica como un espía que trabajaba para los alemanes. Crowley informó a Londres sobre las actividades de Hamilton y sin duda estaba haciendo lo mismo con sus jefes alemanes. Puede haber sido la participación de Crowley en el SIS lo que llevó a Heinrich Himmler, jefe de la Orden nazi de las SS, a declarar públicamente que el servicio secreto británico era dirigido por Rosacruces que utilizaban sus poderes ocultos para espiar a sus enemigos.

En 1933, el año en que los nazis tomaron el poder en Alemania, Crowley conoció a un excéntrico aristócrata galés, el vizconde Tregedar (Evan Morgan 1893-1949). Su embrujada casa de campo estaba cerca de Newport, en Gales del Sur y fue el escenario de famosas fiestas salvajes en las que participó una amplia mezcla de tipos sociales, incluyendo a Aldous Huxley y H.G. Wells. La finca incluía un zoológico privado con un canguro, un oso melero, un babuino y un loro guacamayo. La reina Mary, abuela de la reina actual, llamaba a Lord Tredegar “mi bohemio favorito”. Uno de sus huéspedes más inusuales y notorios, tal vez de manera significativa a la luz de los dramáticos acontecimientos posteriores, fue el diputado nazi Rudolf Hess. De hecho Hess tenía una conexión familiar con la finca Tregedar, ya que su primera esposa estaba sepultada cerca de allí. En 2012 la casa será tomada por el National Trust y abierta al público.

Mr. Crowley, jugando a las sombras chinescas
Lord Tregedar también había visitado en Alemania la casa de Ernst Rohm, jefe de las SA, y habían compartido un amante masculino. Rohm, que había consultado a los astrólogos sobre su homosexualidad, fue asesinado por órdenes de Adolf Hitler durante la purga del partido nazi conocida como “la noche de los cuchillos largos” en junio de 1943 cuando las SA fueron disueltas. Esto fue en parte porque Hitler le temía a la organización y al creciente poder de Rohm, pero también porque muchos de sus miembros compartían las preferencias sexuales de su líder y los otros jerarcas nazis eran homófobos.

La amistad de Crowley con Lord Tregedar se basó en gran medida en el hecho de que ambos compartían un interés en lo oculto y, posiblemente porque ambos eran bisexuales. La Gran Bestia dio a su señoría el espaldarazo definitivo de nombrarlo ‘Adepto de Adeptos’. Aunque Tregedar se había convertido al catolicismo en su juventud, e incluso sirvió como chambelán de dos papas y fue a Caballero de Malta, todavía continuaba con sus actividades ocultistas. Mientras vivía en Roma se dice que hizo un rito nigromántico en el cementerio protestante inglés de la ciudad para evocar el espíritu Shelly, el poeta romántico del siglo XVIII. También tuvo contacto con un 'hombre astuto' (¿un curandero?) en el norte de Gales.

Parece que a Tregedar le gustaba realizar rituales en los cementerios, y así fue como supuestamente utilizó el de la iglesia parroquial de Ovingdean en Sussex. Este estaba convenientemente cerca de la casa de su madre. En uno de estos rituales del cementerio iba acompañado por un grupo de ocultistas que incluía a un primo de Sir Winston Churchill. Lord Tregedar pertenecía a una sociedad secreta ocultista londinense llamada El Círculo Negro, que seguía la tradición brujeril de incluir trece miembros en los aquelarres. En ella, el aristócrata era conocido como el ‘Monje Negro’ e incluso fue pintado con la capa negra con capucha que todos los miembros llevaban para sus ceremonias. Era dueño de varias reliquias de santos, reflejando su formación católica, tenía el esqueleto de una bruja galesa local - al que puso en su pasillo para recibir a sus invitados -, y confió a Crowley que su familia era descendiente del rey Arturo. Se supone que la legendaria ciudad de Camelot estaba en el cercano yacimiento romano de Caerleon. Crowley incluso describió a su señoría como “el heredero legítimo de Excalibur”.

Cuando Gran Bretaña declaró la guerra a Alemania en septiembre de 1939, a pesar de sus creencias ocultistas o posiblemente a causa de su relación inusual con Churchill, Lord Tregedar fue reclutado por el MI5 (el servicio interno de seguridad británica). Incluso es posible que perteneciera al mismo antes de la guerra y que ya hubiera pasado información sobre sus contactos nazis. Fue nombrado como jefe de la sección del MI6 conocida como el Servicio de Seguridad Radial (RSS). Entre sus otras funciones en esa posición, estaba a cargo de las palomas mensajeras que se utilizaban para comunicarse con los agentes secretos en la Europa ocupada por los nazis.

Desafortunadamente su carrera secreta terminó abruptamente. Un día Tregedar llevó a una recorrida no autorizada por las oficinas a una bella joven que no tenía autorización de seguridad. Él fue arrestado y acusado de traición a la patria, un delito muy grave en tiempos de guerra. Podía significar un largo tiempo en la Torre de Londres o incluso la ejecución en la horca o un pelotón de fusilamiento. Sin embargo, para sorpresa de sus colegas, el aristócrata fue liberado y se murmuraba que el MI5 había intervenido en el caso. Tal vez conocía demasiados secretos. Inmediatamente Tregedar se puso en contacto con su viejo amigo Crowley y trató de persuadirlo para que le echara una maldición al agente que lo había arrestado.

Otro vínculo entre Crowley y los servicios de inteligencia era su amistad con P.F. Tom Driberg - que era homosexual. Había sido columnista de chismes de la sociedad en el Daily Express y paradójicamente se había unido al partido comunista británico en 1920. Con contactos en los diferentes mundos de la política, la alta sociedad y el ambiente gay, era un informante ideal para el MI5, aunque asimismo se rumoreó que también era agente de la KGB. Driberg fue reclutado en 1937 por el asistente-director del MI5 responsable del contraespionaje, Maxwell Knight. Él estaba a cargo de plantar a los “topos” en las organizaciones fascistas, comunistas, y otros grupos considerados por el gobierno como una amenaza para la seguridad nacional. Después de 1933 Knight volvió la atención a las organizaciones pro-alemanas que operaban en Gran Bretaña.

Después de que Tom Driberg fuera reclutado, presentó a Crowley con Dennis Wheatley - escritor de aventuras, thrillers históricos y de magia 'negra' -, cuya esposa trabajaba como oficial de la administración de transporte para el MI5. Wheatley también fue reclutado personalmente por Churchill para ser parte de una unidad de alto secreto en la Oficina del Gabinete, dedicada a la planificación para la guerra total (incluyendo el uso de gas venenoso y armas biológicas), a la defensa local de Gran Bretaña si los alemanes invadían y a la organización de un movimiento de resistencia si tenían éxito. Se supone que Crowley ayudó a Wheatley con la investigación para sus novelas de ocultismo y dispuso encuentros con otros magos. Incluso hay una historia que dice que a pesar de que Wheatley negara haber asistido a ceremonias mágicas, él y Maxwell Knight podrían haber sido estudiantes de Crowley.

Coincidentemente Dennis Wheatley era también amigo cercano de la escritora ocultista Joan Grant, quien escribió novelas best seller sobre la reencarnación, como The Winged Pharoah basada en su propia vida en el Antiguo Egipto. Grant practicaba ritos sexuales mágicos del tipo rosacruz con su marido psiquiatra. Ella también era miembro de la Orden Internacional Masónica Mixta y cuando yo me uní a una logia masónica mixta con temática egipcia en la década de 1970 me dijeron que Joan Grant había pertenecido a ella muchos años antes. Varios de los miembros la recordaban con cariño. Cuando niña en 1914 había navegado con sus padres en la infortunada SS Lusitania. Crowley iba en el mismo viaje y ya en Nueva York había visitado la casa de la familia de Grant, porque conocía a su padre.

La conexión íntima entre Maxwell Knight, Dennis Wheatley, Tom Driberg y Crowley es que los cuatro hombres estaban interesados ​​en el ocultismo. Knight también estaba obsesionado con los animales y alojaba culebras en el baño de su planta baja de su apartamento en Chelsea, un loro amazónico en la cocina y un mono del Himalaya en el jardín. Después de la guerra, ya retirado del MI5, Knight comenzó una segunda carrera exitosa. Grabó programas de radio sobre historia natural para la Children’s Hour de la BBC bajo el seudónimo de ‘Tío Mac’. Maxwell Knight también era bisexual y amigo de Lord Tregedar - mencionado anteriormente -, y también tenía un zoo privado.

Cuando la esposa de Knight murió en 1936, por una supuesta sobredosis accidental de analgésicos prescritos para su dolor de espalda, circularon rumores de que se había suicidado después participar en un ritual mágico con Crowley. Se sugirió incluso que fue asesinada por su marido por su dinero y que la Gran Bestia había aconsejado a Knight sobre cómo hacerlo usando su conocimiento sobre las drogas. No hace falta decir que no hay una pizca de evidencia para apoyar ninguna de estas historias.

Michael Howard
(Fuente: http://mazzu-stardust.blogspot.com.es/)

3 comentarios:

  1. En el relato de kurt von subberman del misterio de belicena vilca, Hitler explica su posición ocultista relativa a la sabiduria hiperborea y al gnosticismo: el enemigo es yavhé-jehova-satanas, el creador de la materia y el significado de la esvastica levógira inclinada a la izquierda, el símbolo del origen.

    ResponderEliminar
  2. Y ahora un planteamiento

    Se dice y se critica que la Iglesia catolica predica una maoral para los pobres pero otra distinta ( Aristotelica) PAra los ricos

    No es solo las religiones en todos los regimenes politicos hay dos leyes una para los de abajo y otra para los de arriba

    Pero en referencia a las manipulaciones que nos condicionan hay una que , ha tenido tantisimo exito que nadie se plantea ni que pueda ser una manipulacion

    El cientifismo( que no la ciencia ) Nos ha condicionado pra que creamos en el materialismo No existe la espiritualidad no existe Dios Solo la materia

    Esa creencia es la que se nos ha impuesto a las masas

    ¿Como funciona esa creencia? Funciona haciendo que cualquier cosa que no se atenga al cientifismo dominante se rechaze

    Por ejemplo ¿Alguien cree en la magia negra? NO, no es aceptable, no es de Bon Ton

    Eso es lo que se les ha impuesto a las masas

    Pero ¿Que pasa con "los de arriba"?

    Pues los de arriba no solo creen en la magia negra, no solo la practican, no solo les funciona Es que ademas al convencer a todos que eso no existe, LA MONOPOLIZAN

    ¿Suena raro? Preguntense porque les suena raro Descubriran que les suena extraño y que no pueden admitirlo precisamnete por el condicionamiento al que les han sometido ....

    Hace muchos años, en las guerras que fundaron nuestra civilizacion occidental, Las guerras púnicas, enla primera, los romanos impusieron a Cartago el pago de unas reparaciones

    Unas reparaciones que juzgaban imposibles de pagar

    Para su sorpresa en pocos años Cartago adelanto "el pago de la Deuda" ¿Capitalismo bien llevado? o como otros decian "Magia negra operativa"

    Estos segundos llegaron a la gran conclusion "Cartago Delenda est"

    Si lo desean piensenlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja

      Observo que nadie va a responderle y presiento que nadie va a pensar en nada de lo que vd señala ( disculpe que se lo diga tan crudamente)

      No obstante la conspiración que Vd. señala, va más alla de lo que propone ( e incluso de lo que yo pueda suponer)

      Un ejemplo

      Se supone que hay una lucha del Bien contra el Mal (papeles que se arrogan unos y otros actores, sin que tengan necesariamente que ser buenos los Buenos ni malos los Malos)

      Por ejemplo un dato "curioso" cuando menos curioso

      El rito del Exorcismo de la Iglesia Católica es el único que funciona con cualquier "poseido" de cualquier religion ( dejemos la definicion de Poseido para la iglesia que, en eso, es muy puntillosa y tiene 2000 años de experiencia)

      Segn ese hecho la unica "fuerza" que se opone al Mal con eficacia, es el rito de exorcismo de los católicos

      Pero resulta, que el Papa ha quitado el exorcismo de la iglesia, desaconseja su uso y ya no se forman exorcistas

      ¿Consecuencias?

      1º ¿via libre al Mal?

      2ª ¿A sueldo de quién está el Papa?

      Saludos


      Eliminar