viernes, 17 de marzo de 2017

LAS REGLAS DEL JUEGO (1ª parte)



Nota: para entender en toda su extensión esta serie cuya publicación inicio hoy se requiere estar familiarizado con la imposición de la Ley Marítima, la ficción legal de la personalidad administrativa u "hombre de paja" y la conspiración de las letras mayúsculas, que codifican y dan realidad a aquél en detrimento del ser humano natural que somos, y al que renunciamos sin conocimiento de ello. La información previa sobre estos temas en el blog es abundante: la serie "Ley terrestre, ley marítima" de Sosa del Puerto puede servir de introducción general, pero recomiendo leer TODAS las entradas que el buscador del blog (barra de encabezamiento, arriba a la izquierda) presenta cuando se teclean como criterios de búsqueda "ley marítima" y "hombre de paja". Para el neófito será toda una sorpresa, mientras que quien haya seguido la investigación del blog acerca de estos temas encontrará en esta nueva vuelta de tuerca información complementaria de sumo interés.



Somos esclavos de la cuna a la tumba, esclavos certificados y documentados como mercancías que llegan a un muelle de carga: desde que nacemos o rompemos aguas tenemos un certificado de nacimiento, y cuando morimos, uno de defunción, como producto inservible que meten en un ataúd que simboliza el culto cabalístico a Saturno (para que nos pudramos sin ser devueltos a la naturaleza).



Mientras vive, el hombre de paja, una ficción legal, es siempre culpable. Tiene que ser aceptado por su valor en bolsa. Abogados y procuradores se ganan la vida creando controversia, lo que le convierte en el responsable del caso y siempre en culpable. Un simple juego de negocios con actores. Un juego sancionado y santificado por la Iglesia de Roma, verdadero poder en la sombra y soporte de todo el sistema.

La Iglesia de Roma, en su condición presente, es la creación del Imperio Romano para perpetuarse. Su estatuto jurídico fue establecido en Europa durante la Edad Media por los Caballeros Templarios, predecesores de la Banca Internacional actual.

La Iglesia y su sistema de creencias tienen una historia escondida repleta de metáforas y simbolismos.


Church (Iglesia en inglés) viene de la palabra escocesa Kirk, cuya etimología se remonta hasta la diosa Circe o madre Circe de la mitología griega, que se convirtió en la madre Circ de Roma, madre Kirk en escocés, madre Church, o madre Iglesia en español. En la mitología griega, madre Circe con su magia hipnotizaba a la gente, les hacía ir a su morada para robarles la mente, los convertía en animales y luego los devoraba. Precisamente lo que la madre Iglesia hace. Por todo el mundo se ha llevado gente, los ha encerrado y les ha robado su mentalidad e inteligencia, su habilidad natural para pensar.

La Iglesia pertenece pues al mismo poder fáctico del cártel de la Banca Internacional, que también puede presumir de poseer el cuerpo y la mente de la gente:

«Por las palabras del Evangelio somos instruidos de que, en ésta y en su potestad, hay dos espadas: la espiritual y la temporal ... Una y otra espada, pues, están en la potestad de la Iglesia, la espiritual y la material. Mas ésta ha de esgrimirse en favor de la Iglesia; aquella por la Iglesia misma. Una por mano del sacerdote, otra por mano del rey y de los soldados, si bien a indicación y consentimiento del sacerdote. Pero es menester que la espada esté bajo la espada y que la autoridad temporal se someta a la espiritual... Que la potestad espiritual aventaje en dignidad y nobleza a cualquier potestad terrena, hemos de confesarlo con tanta más claridad, cuanto aventaja lo espiritual a lo temporal... Porque, según atestigua la Verdad, la potestad espiritual tiene que instituir a la temporal, y juzgarla si no fuere buena... Luego si la potestad terrena se desvía, será juzgada por la potestad espiritual; si se desvía la espiritual menor, por su superior; mas si la suprema, por Dios solo, no por el hombre podrá ser juzgada. Pues atestigua el Apóstol: El hombre espiritual lo juzga todo, pero él por nadie es juzgado [I Cor. 2,15]. Ahora bien, esta potestad, aunque se ha dado a un hombre y se ejerce por un hombre, no es humana, sino antes bien divina, por boca divina dada a Pedro, y a él y a sus sucesores confirmada en Aquel mismo a quien confesó, y por ello fue piedra, cuando dijo el Señor al mismo Pedro: Cuanto ligares etc. [Mt. 16,19]. Quienquiera, pues, resistaa este poder así ordenado por Dios, a la ordenación de Dios resiste [Rom. 13,2], a no ser que, como Maniqueo, imagine que hay dos principios, cosa que juzgamos falsa y herética, pues atestigua Moisés no que "en los principios", sin en el principio creó Dios el cielo y la tierra [Gn. 1,1]. Ahora bien, declaramos, decimos, definimos y pronunciamos que someterse al Romano Pontífice es de toda necesidad para la salvación de toda humana criatura».

(Bula "Unam Sanctam", 1302)

De la deriva de la Iglesia primitiva a su forma cesaro-papista da fe la evolución de su condena del interés en los préstamos a su adopción plena, visible hoy en la existencia de un Banco Vaticano que es de los más opacos del mundo, y cuya colaboración con la Mafia, sus delitos de blanqueo de dinero y cómo el intentar reformarlo costó la vida a algún Papa son de sobra conocidos por todo el que se ha documentado mínimamente.

El auge de la usura lleva a la acumulación de la riqueza en cada vez menos grandes propietarios mientras se generaliza la miseria en todos los ámbitos.

Así, durante la reforma protestante en Inglaterra surgieron realidades como las ´sociedades-purgatorio´ donde alguien legaba una porción de tierra a la iglesia mediante la cual ésta establecía una sociedad-purgatorio para a cambio del despojo orar por salvación de su alma, una versión propia de la venta de bulas por parte de Roma que justamente fue el desencadenante de la Reforma de Lutero. El uso social de la tierra fue abrogado y los campesinos y las clase agricultora expulsada de la tierra que era cercada para uso exclusivo del terrateniente. E Inglaterra nunca se recuperó. Toda su tierra fue tomada, robada y concentrada. De cómo este proceso fue extendido al Imperio o Corporación Británica hablaremos en la próxima entrega

(Fuente: http://noficcin.blogspot.com.es/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario