martes, 14 de febrero de 2017

DISTURBIOS EN PARÍS: UN CHICO DE 16 AÑOS RESCATA A UNA NIÑA DE 6 DE UN COCHE EN LLAMAS




Emmanuel Toula, un adolescente de 16 años rescató a una niña de seis que había quedado atrapada en un vehículo al que manifestantes prendieron fuego el sábado por la noche en los disturbios en Bobigny, al noreste de París, uno de los "banlieues" (ghettos o barrios marginales) que llevan diez días sumidos en el caos.

Theo, víctima de la brutalidad de la gendarmería, visitado en
el hospital por un conocido masón cuya "fraternité" no se ex-
tiende a las gentes de otras razas (salvo si hay foto promocio-
nal de por medio)
Las violentas protestas se desataron como respuesta a la brutal paliza que la policía dio a un joven de 22 años sin antecedentes al que se detuvo en lo que debía ser un control rutinario, pero que acabó con lesiones en la cabeza, problemas respiratorios por haber sido rociado con gas lacrimógeno y desgarro anal provocado por la porra de uno de los agentes, algo que el policía responsable (que está siendo investigado) atribuyó a un "accidente" (!), y que requirió intervención quirúrgica.

La decidida acción del joven salvador de la niña ha obligado a las autoridades a corregir su versión de la historia, ya que en un primer momento dijeron que fueron miembros de las fuerzas de seguridad quienes "socorrieron a una niña pequeña que se hallaba en un vehículo en llamas", aunque tras hacerse público el testimonio de varios testigos acabaron reconociendo "el coraje del joven que sacó ayer a la niña del coche incendiado".

El protagonista del heroico acto relató cómo vio que un coche quedaba atrapado entre los agentes antidisturbios que lanzaban gases lacrimógenos y un grupo de descontrolados, que incendiaron un contenedor junto al vehículo.

"Del capó se escapaba algo de humo porque el contenedor estaba justo delante e incluso comenzaron a salir pequeñas llamas. La madre salió del coche con un niño pequeño, que tendría dos años como máximo, y olvidó a su hija. En ese momento me acerqué al vehículo y vi a una niña de 5 o 6 años paralizada", dijo.

Toula cuenta que se acordó de sus seis hermanos pequeños y decidió intervenir "porque alrededor nadie hacía nada". Así que entró en el coche, y "aunque las manos me temblaban y estaba paralizado" logró quitarle el cinturón de seguridad a la pequeña y sacarla en brazos, mientras comenzaban a sentir los efectos de los gases lacrimógenos.

Tras ello, pasó casi una hora, ayudado por otras dos personas y finalmente un gendarme, hasta conseguir dejar la zona de los disturbios -por los que han sido detenidas 37 personas- para buscar a la madre de la niña, ya que los agentes desplegados no les permitían pasar.



"No hay que atribuirse los méritos ajenos. Pero también les digo a quienes incendiaron el coche que hay que dejar de hacer esas estupideces, puesto que acaban recayendo sobre las madres de familias como ésta", declaró Toula.

(Fuente: http://www.20minutos.es/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada