domingo, 30 de octubre de 2016

MÁS "ERRORES" DE E.E.U.U. EN FAVOR DEL I.S.I.S.



La ambigüedad de la administración Obama en su relación con el yihadismo sunnita ya ha sido objeto de numerosos análisis en este blog. De hecho, hablar de ambigüedad es irnos a una fase préterita de la geopolítica estadounidense, en la medida en que numerosas -y escandalosas- declaraciones de poderosos personajes han ido mostrando cómo grupos terroristas de diverso pelaje están haciendo el trabajo sucio que las tropas estadounidenses no podrían asumir sin verse objeto del escrutinio de organizaciones pro-derechos humanos, tribunales internacionales y de la opinión pública. Dichas declaraciones van desde el asumir que Al Qaeda funge como aliado de U.S.A. en según qué escenarios hasta la desvergüenza de la candidata Hillary Clinton al reconocer que el ISIS se benefició del presupuesto asignado a unos supuestos "rebeldes moderados" que, considerados ellos, perpetraban moderadas ejecuciones en masa, uso moderado de armas químicas contra la población civil y moderadísimos crímenes contra la humanidad al trabajar por el objetivo común de derrocar a un Bashar Al-Ashad mayoritariamente respaldado por el pueblo sirio.

El hecho es que la "cruzada contra el terrorismo" iniciada por el nefasto -a la para que ilegítimo- George W. Bush ha sido la excusa perfecta para la injerencia en un país soberano que se resiste a seguir el camino de Libia, Afganistán, Iraq y otros países arrasados en las campañas neocoloniales que el Premio Nobel de la Paz Barak Obama ha corregido y aumentado.

Y aquí es donde conviene advertir que el que juega con fuego puede no quemarse a sí mismo, sino prender a quien esté cerca. El concepto de "fuego amigo" ha sido popularizado por tanto por los "mass media" que buscan hacer digerible la barbarie a la que asistimos como por esa maquinaria de propaganda que haría las delicias del mismísimo Goebbels que es Hollywood. Tanto es así que los amigos con armas a veces son más peligrosos que los enemigos. O resultan ser enemigos camuflados.

Teóricamente los E.E.U.U. están en Siria combatiendo al terrorismo del Estado Islámico. Lo singular es que éste combate a su vez al presidente Assad, y ya se sabe que los enemigos de los propios enemigos suelen ser considerados amigos. Desde luego, en este caso así ha sido, habida cuenta de la cantidad de "errores" con que los E.E.U.U. han acabado favoreciendo al ISIS, que van desde los suministros a otros grupos que acaban cayendo cual maná en manos de los yihadistas hasta los ataques directos contra las tropas sirias que defienden su territorio de esta caterva de bárbaros fanatizados.

El pasado diciembre, Damasco acusó a EEUU de bombardear un campamento de sus tropas al este del país, ataque del que los norteamericanos culparon a la aviación rusa. En septiembre, no obstante, admitieron el "error" de haber atacado posiciones del ejército sirio en Deir Ezzor, matando a 62 soldados fieles a Assad y aliviando la presión sobre las posiciones del ISIS, que aprovecharon para contraatacar exitósamente. Y estos "errores" no solo se producen en el teatro de operaciones sirio.

Anteayer se repetía la historia al bombardear los cazas de la coalición una de las posiciones de la División 16 del Ejército de Irak al norte de Mosul, “un error de cálculo y reconocimiento” que aporta un balón de oxígeno a los terroristas atricherados en la provincia iraquí de Nínive. Lo singular es que dicho ataque es prácticamente el único realizado por la aviación occidental, que pese, al compromiso norteamericano de apoyar a las tropas iraquíes y a las milicias de Hashid al Shaabi en su intento por expulsar al ISIS de la ciudad de Mosul, ha optado por "remolonear", exasperando al ejército iraquí y a las milicias kurdas.

El portavoz del Hashid al Shaabi, Karim al Nuri, ha declarado al respecto: “Estamos siendo testigos de grandes retrasos y de la negativa de EEUU a atacar las bases militares y las concentraciones de terroristas del EI”.

Siempre habrá quien atribuya tanto despropósito a la casualidad y pretenda salvar la noble intención del "amigo americano". Pero son ya tantas las ocasiones en que los "errores" de E.E.U.U. favorecen a los terroristas del ISIS que los malpensados tenemos argumentos de sobra para pensar que son intencionados.

(posesodegerasa)

No hay comentarios:

Publicar un comentario