domingo, 22 de mayo de 2016

ÚLTIMA HORA SOBRE LA CATÁSTROFE DEL VUELO EGYPTAIR MS-804


Desde la desparición del vuelo MH-370 han pasado 804 días. Y justo esa ci-
fra es la que identifica al avión egipcio secuestrado. No es la única extraña
"casualidad" que se da cita en este caso.

Anteayer comenzaban a llegar los primeros datos específicos sobre posibles acontecimientos que pudieran haber sucedido a bordo del Airbus A320 siniestrado en el Mar Mediterráneo. Incluso tenemos insólitas pruebas de ciertas dotes premonitorias que habría mostrado una de las azafatas de vuelo fallecidas en esta tragedia aérea. Se llamaba Samar Ezz Eldin, viajaba como TCP (Tripulante de Cabina de Pasajeros) a bordo y era miembro de la tripulación auxiliar del vuelo MS804. Un preciosa y joven azafata que, quizá, tiempo atrás intuyó de alguna manera el trágico destino que la vida le ofrecería. Hace un par de años, en 2014, publicó en su cuenta de Facebook y como foto de portada, una imagen premonitoria en la que se puede observar a una auxiliar de vuelo saliendo del mar mientras de fondo se observa un avión hundiéndose tras haberse estrellado en el agua. Inquietante cuanto menos, ¿no creéis?

La joven azafata Samar Ezz Eldin, junto a la imagen premonitoria que subió
a su cuenta de Facebook

En cuanto a las novedades que tenemos sobre la búsqueda y rescate, tanto de fallecidos, posibles supervivientes y restos del avión, se confirma que nadie ha sobrevivido a la tragedia. Nadie, al menos que sepamos, ha sido hallado con vida y lo que sí se han localizado ya son distintas partes del avión como, por ejemplo, varios asientos de pasajeros flotando, pertenecientes a ese Airbus A320. También se han localizado en la tarde de ayer objetos personales flotando en el mar, de pasajeros que viajaban a bordo del MS804 así como distintas partes y restos de los propios cuerpos de los pasajeros. Fuentes militares egipcias confirmaron también a la prensa el hallazgo de los primeros restos del vuelo de Egyptair MS804 a unos 280 Km al Norte de la ciudad de Alejandría (Egipto).

Imagen satelital de una mancha de aceite a 40 kms.
del punto desde el que emitió la última señal del
transponder del vuelo MS-804
Como dato importante además a tener en cuenta sobre la posible localización del fuselaje del A320 de Egyptair, la Agencia Espacial Europea (ESA) comunicaba que el radar del satélite “Sentinel-1A” había tomado una imagen que muestra un rastro de aceite de 2 Km de longitud en las coordenadas N33.5333 E29.2167, a 40 km de la última transmisión que hizo el transponder del vuelo Egyptair MS804. Coincide, por lo tanto, con el área donde se sospecha que ha impactado el A320 de Egyptair. La imagen fue tomada el 19 de Mayo de 2016 a las 16:00 UTC (Universal Time Coordinated).

Las autoridades de Aviación Civil de Francia han declarado ayer que 3 investigadores de accidentes aéreos, pertenecientes a la famosa agencia de investigación de tragedias aéreas BEA francesa, han sido enviados de inmediato a Egipto para formar el grupo de investigación de este accidente, en conjunto con las autoridades egipcias. Otro dato importante que ayer conocíamos son los últimos mensajes ACARS enviados desde el computador del Airbus A320 de Egyptair. En resumen, el ACARS (Aircraft Communications Addressing and Reporting System), es un dispositivo que emite en tiempo real la situación del avión a su base central de mantenimiento para que todos esos datos se queden registrados y guardados. Cualquier dato normal y anormal enseguida es transmitido, teniendo así recogida toda la información que va sucediendo a bordo prácticamente en tiempo real. La secuencia ACARS transmitida con los últimos datos desde el vuelo MS804 fue la siguiente:

Esquema de funcionamiento del sistema ACARS
00:26Z 3044 ANTI ICE R WINDOW
00:26Z 561200 R SLIDING WINDOW SENSOR
00:26Z 2600 SMOKE LAVATORY SMOKE
00:27Z 2600 AVIONICS SMOKE
00:28Z 561100 R FIXED WINDOW SENSOR
00:29Z 2200 AUTO FLT FCU 2 FAULT
00:29Z 2700 F/CTL SEC 3 FAULT


Como podemos observar, antes de cortarse la transmisión de datos y la comunicación a las 00:29 Zulú, el avión envió diversos mensajes con avisos y alertas sobre fallos en las ventanillas y humo a bordo. A continuación controles del piloto automático en relación a los motores, comenzaron a fallar. Ahí se corta la comunicación. ¿Explosión a bordo? Podría ser una posibilidad dado que produciría fuego y haría saltar por los aires las ventanillas, produciendo una descompresión explosiva a bordo dejando al avión, seguramente, con daños catastróficos.

Ayer mismo, día 21 de Mayo de 2016, la agencia francesa BEA ha confirmado que el corte de emisión de datos del ACARS coincide en el tiempo con la pérdida de comunicaciones con los pilotos del avión. Por lo tanto, es imposible, con esos pocos datos transmitidos, desvelar la verdadera causa del accidente o su origen. Y en conclusión, es imprescindible recuperar tanto los restos de fuselaje del Airbus A320 como las cajas negras del avión, tanto de datos como de audio. Los famosos FDR (Flight Data Recorder o grabados de datos de vuelo) y CVR (Cockpit Voice Recorder o grabador de voces en cabina).

Imagen del sistema ACARS en la cabina de vuelo de un avión
Cabe destacar que el Mar Mediterráneo, donde ha sucedido la catástrofe, es uno de los mares de nuestro planeta que está vigilado por satélites, tanto civiles como militares y espía, en su plena totalidad. Por lo tanto es prácticamente imposible que las autoridades en estos momentos no sepan si en realidad ha sido un atentado debido a los rastros de calor que generaría una explosión y los restos del avión que caerían incandescentes al agua. Numerosos satélites térmicos controlan las aguas del Mar Mediterráneo.

Os seguiremos informando a media que vayamos obteniendo más datos.

Iván Castro Palacios
(Fuente: http://informeinsolito.com/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario