domingo, 8 de mayo de 2016

FUMIGADOS COMO MOSCAS (2)



TERCERA PARTE: HIPOTESIS DEL FENÓMENO 

Llegados a este punto, ha llegado el momento de plantearse cuáles serían las diferentes hipótesis que explicarían la existencia de este fenómeno.

La que cuenta con mayor aceptación, sostiene que el objetivo pretendido, sería la modificación del clima y del tiempo meteorológico, para lo que se estaría creando una pantalla de protección frente a las radiaciones solares, dentro de una compleja operación secreta, de bioingeniería militar, aunque estas prácticas, estén prohibidas internacionalmente desde 1977.

Hay una segunda hipótesis según la cual, se trataría de una experimentación biológica a gran escala, cuyo objetivo sería provocar un cambio obligado en las formas naturales de producción agrícolas y, en consecuencia, en los hábitos de consumo de los seres humanos y de numerosas especies animales. 

Una tercera teoría abogaría por un presunto plan eugenésico con el que diezmar la población, que encontraría, en la fumigación tóxica, una de sus armas más rápidas, silenciosas y efectivas de propagación de enfermedades, y cuyo principal beneficiario (producto del progresivo debilitamiento de los sistemas inmunológicos de los seres humanos) serían las multinacionales farmacéuticas,

Pero la hipótesis más inquietante, por estar avalada por las investigaciones científicas más recientes, es la de que se trataría de una compleja operación de nanotecnología, cuya finalidad sería implantar, dentro del organismo humano, a través de los poros de la piel y de la respiración..., sensores microscópicos “más finos que un cabello”, para controlar la población a distancia, hipótesis que ha trascendido públicamente, tras la desclasificación parcial del proyecto de los servicios secretos aeronáuticos norteamericanos “El Tiempo es una fuerza múltiple”, un plan a largo plazo, que no estaría concluido hasta el año 2025.

Aquellos finísimos micro tubulos, fruto de ingeniería genética, una vez penetraran por los poros de la piel, tendrían la capacidad de auto reproducirse en el interior del organismo, actuando como balizas de seguimiento, (según la investigadora Loretta Polgrassi), facilitando todo tipo de datos, que se recogerían en un ordenador central, ubicado en un satélite espacial, posibilitando así, un control total de todo organismo viviente.

Y, finalmente, estaría la hipótesis de la “terra formación”, consistente en que se estaría creando, artificialmente, un cambio en las condiciones de vida del Planeta, para adaptarlo a nuevas y próximas condiciones de supervivencia.

CUARTA PARTE: EFECTOS QUE PROVOCA

Veamos ahora algunos de los efectos más importantes que están provocando la dispersión masiva de estas partículas nocivas:

El primer efecto, sería la contaminación del medio ambiente, a través de minúsculos trozos de plástico o fibras de vidrio, principalmente de aluminio tanto en la lluvia, como en el agua de los ríos, plantas y masas forestales (con incendios de dimensiones jamás vistos hasta ahora) o el cabello de los humanos.

Un segundo efecto, sería la enorme modificación que están experimentando nuestros suelos de cultivo, ya que la acidez ha aumentando más de diez veces por encima de lo admisible, en puntos concretos del planeta, repercutiendo en los humanos a través de los alimentos, el agua y la ionización del aire

Una tercera consecuencia, serían las enfermedades directamente relacionadas con este “fenómeno”, especialmente el conocido como “síndrome de Morgellons” (descubierto por la doctora norteamericana Hildegarde Stanninger), enfermedad psico somática reconocida por la OMS, síndrome referido al “polvo inteligente” que el Pentágono denominó “tecnología estratégica del nuevo milenio”, y que se manifiesta en forma de sarpullidos en la piel .tras la inhalación de miles de sensores microscópicos creados artificialmente, nano fibras encontradas en la piel, cuya relación con los chemtrails ha sido sostenida ya por algún científico y que varios millones de personas en todo el mundo, podrían estar portando ya sin el menor conocimiento.

Para ahondar aún más en la dimensión de este enigma, me referiré, a continuación, a esas formas esféricas filmadas junto a los aviones que dispersan esas sustancias, y que son conocidas con el nombre de “caneplas”. ¿Pero qué son estas formas esféricas?

Por un lado, algunos investigadores sostienen que, dichas esferas, marcarían el paso a seguir por los aviones a los que acompañan, mientras que otros especialistas, sostienen, por el contrario que, aunque todavía no se conoce el origen de estas formas geométricas, de lo que no hay duda es de que se tratarían de una serie de artefactos cuya finalidad sería la destrucción de los vertidos químicos dispersados por aquellos.

QUINTA PARTE: CONCLUSIONES

¿A quién se le ha podido ocurrir un plan tan maquiavélico?

La respuesta podría ser, que los mismos que llevan siglos haciéndote creer que eliges libremente a tus representantes, que provocan las guerras, que envenenan lo que comemos y el aire que respiramos, que nos intoxican con sus medicinas, y que condicionan tu vida de deudor en base a un dinero que ni siquiera existe.

¿O es que, acaso, alguien, en su sano juicio, puede creerse que los políticos de cualquier país del mundo afirmen no saber nada de este fenómeno cuando no se atrevan a negarlo? Lo cierto es que estamos amordazados por la mano oculta de grandes corporaciones que han creado una “legalidad clandestina”, en la que nadie se atreve a cuestionar lo que parece estar autorizado.

Pero, ¿qué están haciendo con nosotros?

Lo que parece claro es que, sea lo que sea, no parece nada bueno y si no ¿por qué tanto secretismo? ¿Qué podría haber de cierto en el presunto acuerdo secreto de los gobiernos del mundo, con un tercero en la sombra, con objetivos que jamás se han dado a conocer?

Llegados a este punto, hay que reseñar que, aunque oficialmente se hayan encargado de desprestigiar este fenómeno tildándolo de “leyenda urbana”, su evidencia es ya tan incuestionable que, o bien este asunto se les ha ido de las manos (algo bastante improbable), o bien están interesados en que, cada vez, seamos más los habitantes del Planeta que vayamos “familiarizándonos” con esta inquietante realidad.

En este sentido, se calcula que sólo en torno al 10 % de la población mundial, es consciente de la realidad de este fenómeno, mientras el resto, ni siquiera imagina lo que se podría estar haciendo con ellos (al respecto, el primer Congreso Internacional sobre “chemtrails” se celebró en Bélgica el 29 de mayo de 2010).

Después de haberte aportado estos pocos, pero creo que esclarecedores datos, te rogaría solamente una cosa: no te creas, si no quieres, nada de lo que te he contado pero, a cambio, deja a un lado tu indiferencia y, cuando salgas a la calle, un día soleado cualquiera, o en el atardecer de una tarde limpia de nubes, observa al Cielo y, posiblemente, los verás; y si no fuera así, no te preocupes demasiado, e inténtalo varias veces más, te aseguro que no te será difícil visualizarlos.

Tenemos una labor por delante consistente en dar a conocer al máximo número de personas posibles, y por todos los medios a nuestro alcance, la conspiración a la que estamos siendo sometidos, poniendo a disposición de nuestros interlocutores, todas las evidencias de que tengamos noticia, con el fin de que comprueben, ellos mismos, la veracidad de los datos que les aportamos.

A partir de ese momento, has adquirido una gran responsabilidad, porque ahora ya sabes lo que está sucediendo, de manera que de ti dependerá que circule esta información, única manera que tenemos para exigir que nos expliquen lo que ya no pueden ocultar.

De ti depende que podamos detener esto.

(Fuente: http://laventanaesmeraldaart.blogspot.com.es/)

5 comentarios:

  1. Excelente. Los malevolos oscuras NO desean que la Humanidad evolucione, porque se acabaria su control.
    Desafortunadamente, la gran mayoria de los humanos son dociles borregos matrix.
    En vez de ir a INFORMARSE, solo se burlan y niegan esta verdad a los que ya saben y estan DESPIERTOS. LAMENTABLE
    Gracias.
    Bendiciones

    ResponderEliminar
  2. La razon no es proteger de o disminuir la radiacion solar, si asi fuera lo harian abiertamente. Basta con obsetvar el cielo para ver claramente que fumigan antes y durante las borrascas y al atardecer lo que confirma que no quieren combatir el cambio climatico sino mas bien provocarlo y decir lo contrario ez entrar en su juego. Hay que mirar mas al cielo antes de elocubrar. Lo de destruir borrascas es un hecho, si ademas aprovechan para hechar mas cosas perniciosas pudiera ser, al fin y al cabo nadie les controlan

    ResponderEliminar
  3. Ajá y como se supone q podemos hacer algo cada uno de nosotros? Por favor ilústrenme.

    ResponderEliminar
  4. Ajá y como se supone q detengamos este ataque a la humanidad cada uno de nosotros? Esto no se trata de decir solo ... genial tu investigación...me gusta lo q escribes... no no no...ilústrenme alguna solución para poder aportar un grano de arena y ser partícipe de la solución a este desastre. Como????

    ResponderEliminar