martes, 3 de mayo de 2016

FUMIGADOS COMO MOSCAS (1)



“El control químico de la sociedad, hará que el rebaño coma de la mano de su dueño, sin percibir que va a la matanza”
(Aldous Huxley)

INTRODUCCIÓN

El que nuestros cielos estén siendo fumigados a diario, por aviones sin identificar y con fines desconocidos y partiendo del desconocimiento de este “fenómeno” por la mayor parte de la población, comprenderemos la urgente necesidad de abordar, uno de los secretos, a voces, mejor guardados de nuestro tiempo.

Típico argumento de los que ni fuerzan las cervicales para
mirar hacie el cielo ni fuerzan las neuronas para entender
lo que está pasando (dado que los gobiernos nunca harían nada
que fuera contra la salud de los ciudadanos, ¿verdad?)
Por la trascendencia de su gravedad, por las implicaciones que encierra, por las especulaciones que justificarían el “bombardeo” masivo marcado por estelas químicas con que dibujan nuestros cielos, y por el silencio oficial con el que encubren esta realidad, he acometido la elaboración de este documento, con la única finalidad de aportar un poco de luz.

PRIMERA PARTE: DESCUBRIENDO LAS ESTELAS

Lo que voy a contarte a continuación, es rigurosamente cierto, aunque si nunca hubieras oído anteriormente hablar de ello, pueda sonarte a ciencia ficción.

Voy a hablarte, de las “estelas químicas” o chemtrails, un inquietante fenómeno de carácter global que viene observándose en los cielos de nuestro mundo desde 1.995.

Un fenómeno que cualquiera de nosotros podemos verificar, preferentemente en horas diurnas y a la caída del Sol, sin necesidad de sofisticados aparatos ópticos, y sin tener que desplazarte a ningún lugar especial, bastando con que observes el cielo en el mismo entorno donde desarrollas habitualmente tu vida, sea en el campo o en la ciudad.

Argumento tonto nº 2: las estelas solo se producen en ciertas
condiciones climatológicas. En la foto dichas condiciones so-
lo afectan al avión señalado con la flecha roja, no al que vue-
la junto a él. ¿Lógico, no? De premio para el que repita el ar-
gumento, un cerebro a estrenar.
Confieso que, la primera vez que me hablaron de esto, me sonó muy raro, incluso a broma, lo mismo que podría estar pasándote ahora a ti, por eso te sugiero que leas atentamente este documento y luego observes, con atención, lo que en él voy a tratar de indicarte, pues no estamos ante una cuestión de fe, sino ante evidencias perfectamente verificables.

Todo comenzó una veraniega tarde del año 2009, cuando fui invitado a observar, en el firmamento, unas líneas rectas de color blanquecino que, en ocasiones, aparecían entrecruzadas y, en otras en paralelo, observación que me sorprendió.

Tras sucesivas observaciones, constaté que, quién “dibujaba” aquellas líneas en el cielo, eran aviones que, aparentemente, no parecían tener nada de especiales, una primera impresión, que estaba muy lejos de ser cierta.

A partir de ese momento, comencé a fijarme en las características de las diferentes estelas que iban dejando tras de sí, aprendiendo pronto a discernir, entre las habituales estelas de condensación dejadas por los aviones regulares, y las llamadas “estelas químicas”, cuyas rastros en los cielos, nada tienen que ver con las anteriores.


SEGUNDA PARTE: ESTELAS DE CONDENSACIÓN Y ESTELAS QUÍMICAS

Las estelas de condensación, son finas e inocuas líneas de color blanco, formadas como consecuencia del contraste entre la temperatura de los gases que emanan del avión, y la temperatura de la atmósfera, y que, a larga distancia, visualizamos como rastros cortos que se difuminan progresivamente, y que no superan en más de 20 veces la longitud de unos aviones que, además, no están autorizados a volar por debajo de los 8.000 metros de altura (normalmente aviones “a reacción”).

Por el contrario, las “estelas químicas”, son marcas multiformes, generalmente en forma de líneas, que tras abrirse y extenderse a lo ancho, persisten durante muchos minutos, hasta teñir el limpio azul del Cielo, en un sucio y feo blanco plomizo, hasta hacer desaparecer su color celeste.

Además, las estelas de “condensación” son siempre rectas y en una sola dirección, lo que explica que el trazado de los “dibujos” multi direccionales que, tantas veces aparecen en los cielos, no puedan ser imputados a esos aviones “regulares”, ya que las leyes de la navegación aérea limitan el número de aviones que pueden sobrevolar una misma porción del espacio aéreo en un espacio de tiempo tan corto.

Por lo tanto, esos “dibujos” con los que vemos “pintados” nuestros cielos, son atribuibles a uno o varios “misteriosos” aviones que, volando muy bajo, para asegurar la concentración de los materiales dispersados, “peinan” simultáneamente nuestros cielos, siendo algunos de ellos detectados por los radares convencionales, mientras que otros no lo son.

Maniobras con las que no respetan las distancias mínimas exigibles por las leyes de la navegación aérea, como la de que tengan que mediar distancias de 300 metros en vertical y, un mínimo, de 9 kilómetros, en paralelo, actuaciones que confieren a la atmósfera, una rara sensación de neblina antinatural, fácilmente observable.

En este sentido, he sido testigo de estallidos multicolor tipo “arco iris”, que recuerdan a las auroras boreales, consecuencia de la entrada en contacto con la luz solar de metales cristalizados que esparcen las estelas en la atmósfera.

Pero, ¿qué son estos “misteriosos aviones”? Según el Observatorio de Geoingeniería de España, serían aeronaves militares, acondicionados, al efecto, modelo comercial Mc Donnell Douglas KC-10, sin distintivos ni colores, fabricado por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, aunque, otras fuentes, sostienen que se tratarían de otros modelos, como los boeing 747 o el “Hércules” sin ventanas, reconvertidos para camuflar su verdadera naturaleza, evitando así despertar sospechas, lo que parece avalar la tesis de que, según la zona del mundo de que se trate, los modelos utilizados podrían ser diferentes.

¿Cuáles serían las bases de despegue y aterrizaje de estas aeronaves fumigadoras en territorio español? Según fuentes altamente cualificadas, los aeropuertos militares de Manises, Torrejón de Ardoz, Jerez de la Frontera y San Javier, podrían ser el origen desde los que estos aviones, (supuestamente aprovisionados de noche por camiones de color blanco, y protegidos por escoltas camufladas), cargarían sus arsenales químicos, para dispersarlos, más tarde, sobre nuestra atmósfera, sin descartar la hipótesis, que cada día gana más adeptos, de que los aviones fumigadores no serían sino drones.

Según fuentes científicas de reconocidos laboratorios internacionales, estas estelas, que algunos conocen como “ vertidos de la muerte”, estarían integradas por componentes químicos altamente perjudiciales para la biodiversidad (como el óxido de aluminio, sustancia altamente tóxica que no desaparece una vez esparcida, sino que se concentra y acumula, provocando gravísimos e irreversibles daños a todas las formas de vida conocidas).

Lo mismo sucede con otras sustancias como los óxidos de titanio, sales de bario, silicio, estroncio y fibras de polietileno, o la diatomina (producto que China, ya ha reconocido estar utilizando para impedir las precipitaciones),

El esparcimiento de estas partículas tóxicas sobre la atmósfera está teniendo lugar, principalmente, sobre grandes núcleos de población, aunque también, sobre superficies forestales, ríos y campos.

La dispersión en la atmósfera de estas partículas, constituye una desconcertante realidad y uno de los “secretos” oficialmente mejor guardados de nuestro tiempo, máxime teniendo en cuenta que, en un momento en el que la desclasificación de documentos es una práctica común, los “chemtrails”, por el contrario, continúan siendo un enigma sin desvelar, aunque algunas instituciones, como el Parlamento alemán, se hayan visto obligados a admitir estar haciéndolo, con el fin de “proteger al Planeta de las radiaciones solares”.

En esa misma dirección, tampoco los medios de comunicación se refieren a ellos, como no sea para ridiculizar el fenómeno y, de paso, a través de sus secciones meteorológicas, desinformar, calificando a quiénes denunciamos la existencia de esta realidad de “conspiranoicos”, cuando no de paranoicos, aunque haya grupos de meteorólogos organizados que estén denunciando, sin ningún rodeo, lo que está pasando en nuestros cielos. https://yanomiramoselcielo.wordpress.com/2015/02/16/meteorologos-espanoles-denuncian-ante-la-ue-que-espana-esta-siendo-fumigada-chemtrails-por-aviones-para-cambiar-el-clima/

Por su parte, la clase política, continúa ignorando o negando su realidad, como así ocurrió el 17 de diciembre de 2007 por parte del Alto Comisionado del Medio Ambiente de la Comunidad Europea a preguntas del euro diputado belga Erik Meijer, aunque, también es cierto que, el ex primer ministro italiano Antonio Di Prietro, admitió públicamente, que los “chemtrails” estaban relacionados directamente con las bases que la OTAN tenía establecidas en Italia, sin olvidar la denuncia de este “fenómeno”, recientemente, en el Parlamento Europeo por parte de la experta en la materia Josefina Fraile, cuyos dos vídeos adjunto al final de esta reflexión.





(Fuente: http://laventanaesmeraldaart.blogspot.com.es/)

11 comentarios:

  1. 1969. Película "Un Trabajo en Italia". Dir. Peter Collinson. Protagonista Michael Caine. Justo en la secuencia final en la que despeñan tres Mini Cooper preciosos por los Alpes, en el momento en que en una curva se queda colgando al vacío y en equilibrio el autobús, se puede observar claramente (en un contrapicado de cámara), una enooorme estela chemtrail... Nos fumigan como mínimo desde entonces...
    Gracias por tu trabajo, Poseso.

    ResponderEliminar
  2. Estoy convencido que tu Blog ayudará a que esta fabulosa entrevista se comparta y difunda. La parte 1 del video es más dificil de llevar, pero la parte 2 es imprescindible para los que se preocupan por este grave tema.
    Fumiguemos la Verdad y que las masas se enteren para actuar.

    ResponderEliminar
  3. Noto cierto paralelismo entre los casos chemtrails y los avistamientos Ovnis. No lo digo como crítica ciertamente, sino como una realidad, una analogía. En ambos sucesos tienes que "fiarte" mucho de los testigos. Y hacer "piruetas" con tu credulidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Así que Vd. nunca ha visto en el cielo las estelas de las que habla el artículo? Aquí los "testigos" de los que hay que fiarse no son extraños, ... son nuestros propios ojos. Vd. verá que fiabilidad les concede.

      Eliminar
    2. Piruetas harán tus ojos para tratar de no ver las estelas químicas por doquier....no me jodas!

      Eliminar
    3. Veo las estelas, pero no soy científico y no he analizado su composición "química". ¿Tú sí? Ilústrame.

      Eliminar
  4. Hay muchísimos niños padeciendo asma por culpa de estas fumigaciones. Los pobrecillos nunca han hecho nada malo para que les enfermen a propósito sus pulmones y se los llenen de cristales y aluminio micronizado. Sus padres tienen que salir con ellos en brazos a horas intempestivas para ver si llegan al hospital antes de que se les ahoguen por el camino.
    Hay muchas personas con cáncer de pulmón, por respirar el aire que envenenan los aviones de la OTAN.
    Hay muchos políticos que ponen la mano y miran para otro lado, sin importarles la responsabilidad criminal que están teniendo para con la sociedad a la que deberían defender. Sus propios hijos, sus propias familias ya portan el veneno en la sangre. Pero su inutilidad es tan inmensa que está muy por encima de los aviones que fumigan la tierra desde el aire.
    ¡¡¡MALDITOS SEÁIS, CANALLAS DEL INFIERNO, H.D.P. TODO CASTIGO SERÍA POCO PARA VOSOTROS!!!

    ResponderEliminar
  5. yo de esto ni comento

    Nos envenenann en la comida en las medicinas y .... cuando decidieron añadir plomo como antidetonante a la gasolina se SABIA que el plomo produce retraso mental ¿que se hizo?

    Pues meter plomo a la gasolina Ahora se ha cambiado el antidetonante ¿alguien sabe cual es el nuevo antidetonante y que efectos tiene sobre los seres vivos? ....

    A veces me pregunto si los chem trail no son para que miremos todos hacia otro lado

    !Anda que no tienen formas de envenenarnos que se notan menos!

    ResponderEliminar
  6. la neta esa cosa da anciedad y despues paranolla corto plaso pero quedas dañado

    ResponderEliminar
  7. Curiosamente el otro dia estaba con mi novia mirando al cielo de Vigo, desde el monte de A Guía. Cuando vimos dos estelas de aviones en forma de X. Y le comenté en plan broma: "¿Sabías que hay unos tipos en internet que dicen que esas estelas no son de condensación, si no que son estelas que contienen elementos químicos y se llaman "chemtrails"?

    Yo había leído así un poco por encima y no me lo creía, ella tampoco. Le seguí diciendo "se supone que tendrían que estar una hora y media o así sin desaparecer para que se consideren chemtrails."

    Pues resulta que pasaron otros aviones mucho más arriba que esas estelas, y dejaban otras estelas de condensación pero estas desaparecían conforme iba avanzando el avión. Pasaron 3 o 4 aviones y todos igual, la estela desaparecía según pasaba el avión, y era mucho más fina. Las estelas con forma de X seguían, y se podía observar que el comienzo y el final se perdían en el horizonte, osea que eran grandes lineas casi rectas con cientos de km, imposible que fuese un cirro. Seguimos observando y calculando el tiempo, ya llevaban en el cielo 2 o 3 horas y poco a poco se hacían más anchas hasta que casi ya no se distinguían si eran estelas de aviones o nubes.

    Les saqué alguna foto, si el admin del foro o alguien la quiere que me deje su correo y se la envio.

    Al llegar a casa me puse a investigar sobre el tema y estoy convencido de que esas estelas no eran estelas de condensación normales.

    Yo nunca había creído que los gobiernos llegasen hasta tal punto. Si que es cierto que por mi profesión, operador financiero, estudio las manipulaciones que existen en todos los mercados financieros del mundo, y sé que en lo que al ámbito económico se refiero, estamos muy mal informados, y muy engañados por medios de comunicación, universidades y políticos. Pero no sabía que les importa tan poco la salud y la vida de las persona.

    ResponderEliminar
  8. Hay amigo, nuestro querido gobierno, bueno el gobierno del estado del que tu no formas parte aunque te hacen creer que si. Los ciudadanos y el gobierno viven en Comercio y tienen que sacar rendimiento de todo, Nada personal, solo negocios. Los seres humans viven en la verdad.
    Maxima legal Romana: deja a los que deseen ser enganyados, ser enganyados (=si eres tan estupido para no saber como funcionan las cosas, es tu propio problema) y asi sigue el mundo tras 2 milenios o +. Haz los deberes sobre el gobierno y quienes estan detras realmente y quien se beneficia...

    ResponderEliminar