domingo, 22 de mayo de 2016

EL SINSENTIDO POR BANDERA



Es un asunto que debería preocuparnos a nivel social, pero del que nadie parece darse cuenta.

Y es que dada vez es más evidente que estamos perdiendo hasta la más mínima capacidad para analizar el sentido lógico de la realidad que nos rodea.

En este artículo, el asunto que vamos a tratar pone de relieve un aspecto realmente grave: y es que las personas somos capaces de debatir, discutir acaloradamente durante horas y días, e incluso acabar peleándonos, sin comprender realmente los mecanismos lógicos que rigen aquello sobre lo que discutimos.

Como niños: "La mía mola más que la tuya".
Hasta tal punto llega nuestra incapacidad para comprender estos mecanismos lógicos, que llegamos a defender a capa y espada posturas que en realidad representan una total falta de respeto hacia nuestras posiciones.

Desgraciadamente, el asunto que vamos a tratar es un tema candente de la realidad política española y es posible que muchos de nuestros lectores caigan en la misma trampa en la que está cayendo la sociedad española en general estos últimos tiempos: dejarse llevar por el ruido ideológico y malinterpretar el sentido del texto.

Por esa razón, queremos pedirle a los lectores que decidan seguir leyendo este artículo, que dejen en la puerta los zapatos políticos con los que transitan por la realidad española y se permitan leer este artículo con los pies descalzos, para comprender que lo que tratamos de dirimir en este artículo es la lógica interna de los acontecimientos y no su sentido político.

El furbo, que es lo que importa
Para los que no lo sepan, en España se ha generado un enorme debate por la entrada de unas simples banderitas en un estadio de fútbol.

Pongamos el asunto en contexto para quien no lo conozca.

Durante la semana que va entre el 16 y el 22 de mayo, en España se ha generado una agria discusión social, política e incluso judicial alrededor de la entrada de banderas independentistas catalanas (las llamadas “esteladas”) en el estadio vicente Calderón, donde se disputará la final de la Copa del Rey de fútbol entre el Sevilla CF y el FC Barcelona.

Como viene siendo habitual en los últimos años, se prevé que los aficionados catalanes del FC Barcelona acudan al estadio ataviados con dichas esteladas y ante tal posibilidad, la delegada del gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, ha decidido prohibir la entrada de esas banderas al estadio, alegando que dichas banderas pueden “provocar un conflicto”, así como “problemas de orden público y de seguridad”.


Alrededor de este asunto se ha montado un enorme debate nacional que ha durado días y que ha copado los medios de comunicación, a través de innumerables tertúlias televisivas y radiofónicas, ha incendiado las redes sociales con miles y miles de referencias cruzadas al asunto y ha provocado una oleada de declaraciones políticas al respecto y de acusaciones de toda índole.

La cuestión es que esta discusión beneficia políticamente a ambos bandos en disputa en puertas de unas elecciones generales.

Por un lado, los defensores de la prohibición (básicamente el gobierno español del Partido Popular y otros partidos como Ciudadanos), refuerzan su posición de “garantes de la Unidad de España”, mientras que los independentistas catalanes, refuerzan su posición de víctimas del Estado, amparándose en la “defensa de la libertad de expresión”.

El rey de copas, escuchando la "vox populi"
Pero como decíamos antes, en este artículo no vamos a hablar del aspecto político del asunto: que cada uno tome la posición que mejor le parezca.

Este artículo quiere alejarse del ruido generado por unos y otros y poner de relieve que con el fragor de la discusión y cegados por los colores de las banderitas, nadie se ha percatado de que los mecanismos lógicos que rigen esta discusión están cargados de incoherencias internas que nada tienen que ver con el posicionamiento político.

Y es que aunque ahora pueda parecer una paradoja, los que deberían estar ofendidos por la prohibición de las banderas esteladas en la final de la copa del Rey, no deberían ser los aficionados catalanes e independentistas, sino los defensores de la unidad de España y en concreto, los aficionados del Sevilla CF, a los que se está insultando gravemente.

¿Por qué?

Vayamos al grano.

A algunos les gusta tocar las narices
La delegada del gobierno en Madrid, Concepción Dancausa que ha impulsado dicha prohibición, ha alegado, al igual que alega el propio gobierno central español, que la prohibición se produce por “motivos de seguridad”.

Es decir, se prohibe la entrada de banderas esteladas en el estadio para impedir que éstas puedan generar enfrentamientos violentos.

Y la pregunta clave que sorprendentemente nadie se ha hecho es: ¿violencia de quién y hacia quién?

Todo el mundo ha iniciado una enconada discusión alrededor del tema y se han alegado conceptos como la “libertad de expresión” o la supuesta ilegalidad o inconstitucionalidad de la dichosa banderita, “contraria a la unidad de España”.

Pero de forma sorprendente, y por alguna razón misteriosa, nadie ha sabido entender el mensaje que el gobierno español está dando implícitamente en todo este asunto.

Desahogar, desahogará. Pero esto del "furbol" tiene un no se qué de regresivo

No lo han sabido ver los políticos favorables a la prohibición, que sin saberlo, están insultando gravemente a las personas que defienden la unidad de España, entre los que se incluyen ellos mismos. Y de la misma manera, tampoco lo han sabido interpretar los independentistas ni los contrarios a la prohibición en general.

Increíblemente, nadie, ni los periodistas y tertulianos que tanto han debatido sobre el asunto, ni tan solo las personas de la calle que discuten sobre ello en las tertulias de los bares o en los puestos de trabajo, han sabido dirimir la lógica (o más bien dicho ilógica) de fondo del asunto.

Así pues, repitamos la cuestión clave: se prohibe la entrada de banderas independentistas en el estadio para impedir que se generen “enfrentamientos violentos”.

Pero, ¿violencia de quién hacia quién?

La "estrella de la muerte", el arma definitiva del Imperio ga-
láctico, haciendo sentir a su portador como Darth Vader
Y es que por alguna razón no especificada, la mayoría de gente ha interpretado inconscientemente que aquellos que lleven consigo la bandera independentista serán los “violentos”.

Bien, tomemos como hipótesis que los generadores de la violencia son los independentistas con sus esteladas.

Como veremos, esta hipótesis acaba resultando insostenible por la lógica interna de la prohibición impulsada por el gobierno español a través de la delegada del gobierno en Madrid.

¿Por qué?

Pues muy sencillo: porque si los que llevan las esteladas son “los violentos” o los “generadores de la violencia”, por lógica lo serán a causa de su ideología independentista, tanto si llevan la bandera con ellos como si no.

Quod erat demonstrandum
De lo contrario, eso significaría que solo son violentos cuando llevan la estelada consigo, es decir, que son violentos por culpa de la presencia de la bandera (recordemos que solo es un trapo de colores) y no por su posición ideológica.

Por lo tanto, este razonamiento implícito indicaría que la estelada, como si fuera una especie de fetiche mágico, impulsa a los independentistas a convertirse en violentos y agresores que ponen en peligro la seguridad; y por lo contrario, cuando solo ejercen de independentistas sin bandera, se presupone que son personas pacíficas y razonables, que pueden entrar en cualquier estadio libremente sin peligro.

Como cualquier persona con dos dedos de frente puede deducir, este razonamiento que acabamos de exponer, es un completo sinsentido sin pies ni cabeza.

Sería ridículo pensar que una bandera o un símbolo, por el simple hecho de ser percibido físicamente, convierte a las personas en violentas, ¿no?

Ardor españolista en el Camp Nou. 
Por lo tanto y puesto que la delegación del gobierno quiere prohibir la entrada de banderas esteladas y no la de los propios independentistas (que previsiblemente silbarán al Rey y al himno de España con todas sus fuerzas), está indicando implícitamente que los independentistas no son violentos de por sí, que no representan una amenaza para la seguridad de por sí y que aunque silben e insulten el himno español y al Rey, manifestando claramente su ideología independentista, ello no pondrá en peligro la seguridad en el estadio.

Por lo tanto, la hipótesis inicial que exponíamos, según la cual los generadores de la violencia son los independentistas, queda anulada por la propia actitud del gobierno ante ellos.

Por lo tanto y por lógica, lo que realmente significa “prohibir la entrada de esteladas para evitar escenas de violencia”, es que “los violentos” serán todos aquellos que se sientan incómodos con la presencia de las esteladas, es decir, los defensores de la unidad de España y en este caso concreto, los aficionados del Sevilla que se desplacen al estadio a ver la final.

Con esta prohibición y con sus mecanismos de lógica interna, el gobierno de España está INSULTANDO GRAVEMENTE a todos los defensores de la unidad de España, por el simple hecho de serlo, clasificándolos a todos como personas potencialmente violentas e intolerantes con las ideas de los demás.

Em... bestida para matar
Transmite implícitamente que los defensores de la unidad de España son prácticamente unos salvajes incapaces de controlar sus impulsos, que espuma en boca pueden atacar a cualquiera que lleve consigo una bandera que les incomoda.

Además, en un nuevo retruécano ilógico, la prohibición también considera, implícitamente, que esos potenciales agresores no se ofenderán ante cualquier otra manifestación independentista como los silbidos al himno o al rey de España, sino que solo les ofende el trapo de colores … vamos como si en vez de personas racionales, fueran un toro embravecido que se lanza a cornear un capote.

Resumiendo: el gobierno español del Partido Popular ha insultado gravemente a los defensores de la unidad de España (y por lo tanto a sí mismos) … ¡y nadie ha dicho ni mu!

Es realmente sorprendente que se haya generado tamaña discusión alrededor del asunto y que nadie se haya dado cuenta de que la posición del gobierno español representa una gravísima falta de respeto para todas aquellas personas razonables y demócratas que defiendan la unidad de España.

Ardor nacionalista en la Diada barcelonesa.
De la misma manera, sorprende la profunda estultícia de los políticos independentistas, cuyo discurso plano centrado en la banderita, les ha impedido detectar la perniciosa lógica interna que se oculta en la prohibición y que califica implícitamente como “violentos” a los defensores de la unidad nacional y como potenciales víctimas de la agresión a los independentistas.

Así pues, el debate de las esteladas es un síntoma, que va mucho más allá de la política o la ideología.

Nos muestra una realidad muy inquietante.

Una sociedad entera aquejada de una preocupante superficialidad que se sumerge en el ácido de una discusión centrada en los símbolos y no comprende el mensaje implícito que se oculta tras la discusión; que es incapaz de percibir aquellos mecanismos lógicos que realmente le dan el sentido lógico a las cosas.

Es alucinante ver como millones de personas han quedado cegadas por el color de las banderitas, por las grandilocuentes alusiones a la Constitución, a la unidad patria y a la libertad de expresión y nadie se ha percatado de las contradicciones internas, a nivel lógico (y no político), de aquello que ha generado el enconado debate, que es la prohibición impulsada por la delegada del gobierno, Concepción Dancausa.

Paralelamente, hay otro aspecto de la discusión, que también necesita ser puntualizado.

Y es que enmedio de esta discusión por las dichosas banderas, se están realizando repetitivamente afirmaciones o sentencias, cuya base lógica también resulta insostenible.

Por ejemplo, en la discusión sobre la presencia de esteladas en los estadios, estamos escuchando, una y otra vez, hasta la saciedad el argumento de que “no debe mezclarse el deporte con la política”.

Esta afirmación debería chocarle a todo el mundo, puesto que en toda actividad social, la política tiene una presencia implícita.

Dos colosos frente a frente. El lector que quiera sa-
ber en qué quedó su duelo, puede encontrarlo en
http://buzz.eurosport.es/top/gerard-pique-derriba-a-
darth-vader-de-un-balonazo-11398/
Veamos cuál es la definición de Política: “Ciencia que trata del gobierno y la organización de las sociedades humanas, especialmente de los estados”

Si no se pudiera mezclar el deporte con la política, jamás se podrían producir acontecimientos deportivos tan importantes como un Mundial de futbol, una Eurocopa o unos juegos Olímpicos, acontecimientos en los que los deportistas representan a un estado organizado bajo un determinado régimen político, simbolizado por una bandera y una simbología concreta.

Si ustedes acuden a un estadio con la bandera española para apoyar a “la Roja”, están mezclando al 100% el deporte con la política, puesto que la bandera española, en sí misma, representa al régimen político actual con el que se organiza el estado, caracterizado por una monarquía democrática, con un escudo coronado en su centro que simboliza una organización política concreta: la monarquía española.

La bandera de España, no es un símbolo abstracto que represente a España como entidad nacional, sino que representa al régimen político español actual. De hecho, en sí misma, la bandera es un símbolo político y por lo tanto, no existe en manera alguna ningún aspecto que pueda considerarse apolítico o neutral.


¿Representan lo mismo la bandera española constitucional actual, la bandera española del franquismo y la bandera republicana?

Si fuera así, las 3 serían igual de válidas para representar a España como concepto nacional abstracto y los aficionados acudirían felizmente a los estadios con las tres, sin que ello generara ningún conflicto … pero eso no sucede, porque las banderas son 100% políticas, representan un determinado regimen político y su presencia en un estadio o en el escudo de una camiseta, es 100% POLÍTICA.

Entonces, ¿cómo puede ser que un disparate sin ninguna lógica alguna como es la frase: “no debe mezclarse el deporte con la política”, sea repetido tantas veces sin que nadie se percate que con ello se está poniendo en duda la propia representación política de España en las competiciones internacionales?

Política
¿Qué creen que van a hacer los aficionados de España cuando acudan orgullosos con sus banderas a apoyar a la selección en la próxima Eurocopa? Van a hacer POLÍTICA.

Si no hicieran política, y solo les importara esa entelequia llamada “deporte no mezclado con la política”, celebrarían los goles del equipo contrario, festejando el buen hacer de sus jugadores y las meritorias jugadas que realizaran…¿alguien cree que lo van a hacer?

Así pues, la sentencia “no debe mezclarse el deporte con la política” es un disparate tan insostenible como lo sería decir “no debe mezclarse la cultura con la política”.

Y eso representaría que personajes de la talla de Mario Vargas Llosa o Gabriel García Márquez, no podrían haber opinado jamás de ningún aspecto político, puesto que al hacerlo, alguien les habría podido decir “no mezclen la cultura con la politica: ustedes son escritores, dedíquense a escribir”, que es algo parecido a lo que se le dice a un futbolista cuando opina sobre cualquier aspecto considerado político.


Esperamos que los lectores sean capaces de comprender el sentido de lo que estamos diciendo en este artículo, aislándose del ruido ideológico de estos últimos días.

Repetimos de nuevo que en este artículo, no hemos hablado de política.

Estamos hablando de cómo en la sociedad actual, la población pierde de vista con extrema facilidad el sentido lógico que tienen las cosas, con indepedencia de su color ideológico.

Y al perder esa mínima capacidad para analizar la lógica interna de los acontecimientos, nos convertimos en seres totalmente manipulables, capaces de enzarzarnos en tremendas y acaloradas discusiones sin darnos cuenta de que a nivel lógico (y no político, repetimos), aquello por lo que discutimos no tiene ningún sentido.

Bandera anticonstitucional ... pero representativa de muchas
cosas, no me lo nieguen
Y la pregunta que deberíamos hacernos es: si debatimos sobre un asunto que no tiene ninguna base lógica, por más que esté envuelto en un aspecto político o ideológico real, ¿tiene sentido que discutamos tantas horas sobre ello?

Nos tememos que muy poca gente querrá afrontar el asunto desde este punto de vista.

Ahora sucederán mil cosas alrededor del tema de las banderitas y de la final de la Copa del Rey, acontecimientos que generarán un enorme ruido mediático y acaloradísimas discusiones y todo el mundo olvidará que el inicio de la discusión, la prohibición inicial (ahora denegada) de las esteladas en el estadio, era un sinsentido desde el punto de vista lógico.

Y así nos va, en este país y en el mundo entero …

(Fuente: GAZZETTA DEL APOCALIPSIS)

10 comentarios:

  1. Pues mire Vd. si y ...no.

    Si alguien va por la calle con una bandera con la esvastica ¿Vd porque cree que la lleva? Para expresarse. De acuerdo pero ¿Que es lo que expresa? Y sobre todo ¿Que sentimientos genera en los demás? Esta ejerciendo su libertad de expresión pero esta realizando una violencia emocional sobre los demas. Una agresion que no tiene nadie ningún derecho a ejercer

    Ese es el quid de la cuestión

    LA estelada ¿que representa? Pues representa el naZionalismo xenófobo de catalanismo. La ideología inventada por la burguesía catalanista que tiene la pretensión de IMPONER un APRTHEID en España Un apartheid de una parte de los españoles, que son “raza superior” y que no pueden convivir con el resto de los españoles que NO somos una raza superior Esa enseña y se enarbola para reafirmar ese sentido de pertenecía a la raza superior” y en contra de la “raza inferior” que somos todos los demás.

    Que esa doctrina xenofobia este triunfando se debe a dos causas

    1) A la pretendida instrumentalización de la izquierda de los fascismos Catalanista y Vasquista en contra de Franco Empezó el PCE con la ulterior destrucción de l PSUC y siguió el PSOE con la destrucción actual del PSC y la prosigue Podemos con la deconstrucción programática de la izquierda acomodándola a las doctrinas segregacionistas

    2) También a la inmensa cantidad de dinero empleado en propaganda catalanista en Cataluña No solo los oficiales de la Generalitat sino parte del inmenso patrimonio robado por los Pujol

    También podríamos añadir que, ahora la segregación y la xenofobia pasan en el resto de España por ser algo "democrático".

    Así que quien se pasea chulenado con una bandera fascista lo hace para insultar y vejar a los demas ¿Tiene derecho a hacerlo? ¿Tienen derecho a agredir emocionalmene a los demas?¿Tienen derecho a hacer propaganda de su doctrina xenófoba?

    En cuanto las banderas en el campo. En el Camp Nou la inchada del Atleti llevaba banderas españolas Que ..les fueron retiradas a la entrada del campo ( sin previo aviso) alegando exactamente los mismos motivos que la delegacion de Gobierno de Madrid

    Nadie denuncio aquello La delegación de Gobierno de Madrid, si ha hecho algo mal, ha sido no repetir exactamente lo de Barcelona Es decir retirar las banderas, sin previo aviso, justo a la entrada del estadio y si alguien no la quiere dejar en deposito. Pues que no entre al estadio ( lo mismito que en el camp nou)

    Aquí somos excesivamente tolerantes con el fascismo. Incluso, cuando el fascismo y la xenofobia se aplica contra nosotros, parece que hasta nos gusta muchísimo.

    Esta claro que FALTA la denuncia sistemática de los fascismos racistas Vasquista y Catalanista por parte de una IZQUIERDA RACIONAL. Que ya nadie sabe lo que es la doctrina del “desarrollo separado de los pueblos” es decir el APARTHEID. Que todos estamos muy ocupados “tomando cañas” como para pensar a donde nos lleva admitir esas atrocidades como algo democrático y que cuando alguien nos agreden pensamos que “nos lo merecemos por ser españoles” Es decir por ser de la raza/nacionalidad inferior

    ¿Baja autoestima? Si, pero también algo mucho peor: que la gente ya no sabe distinguir el fascismo de la democracia con lo que estamos... condenados a perderla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ser español es un azar que ninguno hemos elegido. A partir de esa obvia constatación, lo más lógico es buscar el mejor encaje posible en lo que nos ha tocado en suerte, como ocurre, en otro orden de cosas, con la familia en la que nacemos, no elegida, pero con la que buscamos la mejor convivencia posible.

      En cuanto a la exhibición de símbolos, estos no tienen que tener el valor que su portador le de, sino el que el observador le reconoce. Lo primero significaría asumir las reglas de juego del otro, y en eso ya hay sumisión a sus planteamientos, como en lo de "quitémosles a la fuerza las banderas tal como ellos han hecho". ¿Son ellos nuestros maestros?

      Habla Vd. de "violencia emocional", pero ésta, a diferencia de la física, necesita de la colaboración del ofendido, que es quien decide -si tiene autodominio, si no lo tiene mal vamos- cuál es su reacción.

      ¿Ha probado Vd. a reirse de la esvástica? Es un dibujito anticuado, que denota una mentalidad muy esquinada y que identifica a los perdedores (que en seguida se lanzarán a justificar el por qué de la derrota de quienes la enarbolaban, justificar, que es, por definición, lo que se hace con los errores).

      En lo que le concedo toda la razón es en que falta una denuncia de los fascismos racistas, pero no por parte de ninguna izquierda, sino de la mentalidad racional, que no es patrimonio de ninguna ideología, sino de la gente que piensa antes de reaccionar.

      Un saludo.

      Eliminar
    2. Mira, Posesodegerasa;
      Te admiro mucho por el valor que tienes de publicar ciertas cosas en tu blog, del que soy seguidora, pero he de aclararte ciertas cosas con las que considero que, o estás equivocado, o no estás bien informado:
      Dices que ser español es un azar que no hemos elegido, así como nacer en una determinada familia.
      Pues bien; Según los budistas, además de otras religiones, nada es casualidad en este mundo, pues somos estudiantes del Universo y sus planos de existencia, así que antes de nacer, programamos nuestras experiencias según lo que nos falte por aprender y por supuesto, elegimos planeta, país, familia, amigos y amantes.
      Una vez aquí, no recordamos nada de ello porque de esa manera, olvidamos los fracasos y los dolores de experiencias pasadas -en otras vidas-, y estamos mejor posicionados para comenzar una nueva experiencia partiendo de cero. Pero nada, absolutamente nada, es casual.
      En cuanto al tema de la bandera, sea esta del país que sea, representa nuestra NACIÓN-FAMILIA, -sea como sea, y esté formada por miembros más o menos deseables o
      indeseables.
      Una familia es nuestra célula social primaria. Es el grupo humano que nos acoge en cada planeta en el que nacemos para desarrollar nuestras potencialidades humanas y divinas y hay que estarle agradecidos a muerte, pues si se portan bien con nosotros, nos están enseñando a hacer las cosas bien, pero si se portasen mal o muy mal, o abyectamente mal, también nos estarían enseñando, de una forma negativa, ¡QUÉ ES LO QUE NO DEBEMOS HACER JAMÁS!.
      La nación es nuestra familia, nuestra madre, y como todas las madres, unos días nos trata con todo el amor del mundo, y otro, nos infla a hostias. ¡PERO ES NUESTRA FAMILIA Y ES NUESTRA MADRE!.
      Por lo tanto, la bandera de cada país, representa nuestras creencias, nuestros ideales, nuestros proyectos y las cosas más intimas de cada pueblo. En ella están inscritos, simbólicamente, nuestro pasado -los héroes que dieron su vida por defendernos-, nuestro presente y nuestro futuro.
      La bandera no es un trapo de multicolor. Es una insignia sagrada, Es la ropa interior que viste a nuestra FAMILIA-NACIÓN.
      Cuando una familia se parte en dos porque uno de sus miembros decide divorciarse e independizarse de sus obligaciones morales y familiares, aparte del sufrimiento que ocasiona a los demás miembros de la unidad familiar, debe ser muy cuidadoso de no hacer alarde a los familiares que desprecia porque los considera molestos para su pretendida libertad y por supuesto, nunca debe enseñar desvergonzadamente la nueva ropa interior; ¡LA NUEVA BANDERA!, que le ha regalado su actual amante.
      Así pues, Posesodegerasa, no me convence nada este artículo que nos has mostrado sobre el tema de la bandera, pues usando sus mismas expresiones quiero dejar bien claro que está escrito en un lenguaje demagógico pretendiendo confundir y acallar nuestra opinión, usando una "lógica perniciosa", utilizando un lenguaje artero de "profunda estulticia".

      Eliminar
  2. Pues mire Vd que sea Vd español o que sea Vd de determinada familia Vd piensa que "es casualidad" y decir eso..... ¿que significa?

    Pues agradezca Vd la casualidad, porque podria haber nacido en el Yemen y ser el segundo vastago de la tercera mujer de su señor padre ¿Seria una casualidad? Si, pero ¿Iria vd de culo? Pues tambien

    Dicho lo anterior si Vd tiene la suerte de nacer en una familia que le ha cuidado, querido y pagado una educacion Una familia que solo ha tenido los hijos que podia mantener, pues, naturalmente que podria vd cagarse en todos los muertos de su propia familia, escupir sobre sus tumbas y no estar agradecido a los desvelos de su familia ( Si , hay gente asi)

    Hay españoles que se cagan en España y que ni siquiera entienden que es gracias al esfuerzo de generaciones pasadas por lo que estamos como estamos... Si, me podrá decir "Hay quien esta mejor, alla por le norte de Europa" Y efectivamene, pero esos no soportaron una invasion musulmana de 800 años de la que todavia no nos hemos recuperado, la vida, es dura.

    Que alguien no tiene ningun respeto por ser español y por consiguiente ningun respeto por el resto de sus compatriotas Pues habria que recordarle "..ahi tiene vd la puerta" Aqui se queja todo el mundo pero no se va nadie por voluntad propia

    Y le deberiamos señalar la puerta, porque si alguien no tiene ningun respeto por lo que tiene ¿Se merece tenerlo? francamente creo que no, porque ni siquiera entiende su posicion en el mundo

    En cuanto lo de culpar a la victima Eso ya es muy antiguo y no cuela "No ofende quien quiere sino quien puede" Si, pero el que INSULTA Y AGREDE lo hace para hacer daño y el responsable es: ese que insulta, no el otro que recibe el insulto, reaccione como reaccione.

    la svastica para rusos y judios tiene pocas risas y ami una bandera de los que pretenden imponerme un apartheid "porque soy español y no tnego de lengua vernacula el catalan" ¿Que quiere Vd que le diga?¿No tengo derecho a rechazarlo ? ¿A denunciarlo? ¿A demostrar mi oposicion? ¿Tengo que dejar que me conviertan en ciudadano de segunda?

    ...¿?

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Agradezco las nuevas aportaciones al debate, aunque empiezo por recordar el sano escepticismo de Ortega, para quien "las naciones no tienen naturaleza, sino historia".

    No se si soy desconsiderado (si lo soy cuento con su condescendencia, dado el tono educado y mesurado que ambos emplean y que no se da en otros comentaristas) al responder a la vez a Mª Jesús, cuya tesis indaga en la lógica oculta del aparente azar, y al anónimo que considera que hay azares que son muy preferibles a otros.

    A ambos los une la defensa de identidades colectivas que considero abstractas, y cuya aceptación nos sitúa bajo la autoridad de otros en vez de como soberanos de nosotros mismos.

    Era Montaigne quien decía aquello de "ser francés por casualidad, pero humano por naturaleza". Y solo deja de ser mero patrioterismo el que busca incluir e integrar en vez de separar y dividir.

    Sí que temo haber sido malinterpretado al señalar la colaboración de la víctima en la ofensa cuando le otorga al perpetrador el poder de dañarle, que no significa "culpar a la víctima", sino reconocer que cuanto mayor sea al autodominio de una persona, menor poder de dañarle tienen las acciones y palabras de otro.

    El otro hace o dice algo, y cada uno tiene en su mano la decisión de decidir si nos afecta. Sentirnos automáticamente afectados es ignorar ese poder interno, que es el que le hacía a Buda reconocer que "el dolor es inevitable (por eso la violencia física queda excluída de la tesis), pero el sufrimiento es opcional".

    Tiene Vd. todo el derecho a denunciar y oponerse al etnicismo de un colectivo, anónimo, pero no le entregue su "mando a distancia", el poder de hacerle reaccionar como un mecanismo automático.

    Y aunque haya temas que, ciertamente, se prestan poco a la risa, gente creativa como Roberto Benigni o Woody Allen han hecho humor de atrocidades como el Holocausto sin restar dignidad a las víctimas. Y ridiculizando a los verdugos. ¿Nos resultaría tan difícil por aquí?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Poseso;
      Resulta difícil no dejarse ofender cuando alguien te daña en aspectos muy especiales, en cosas que, para uno, son sagradas.
      No puedes decidir que esto o aquello no te va a doler, porque no eres un robot. las personas tenemos sentimientos, tenemos corazón, tenemos alma y cuando algo te duele hasta dentro del tuétano del alma, tienes que manifestarlo y no permitir que te continúen dañando, porque también estás haciendo un servicio al oponente al decirle que se controle en su actitud, que sea más educado, más humano, más cívico.
      Ten en cuenta que aunque a algunos no les afecte cierto comportamiento, a otros sí.
      Hay que evitar ir por la vida machacando y haciendo daño a los demás. Es mucho mejor el lema de "vive y deja vivir".
      Por supuesto que no quiero ser tan vulnerable que todo me afecte demasiado, pero tampoco quiero cosificarme o robotizarme con la excusa de que no quiero sufrir.
      NO QUIERO PERDER MI SENSIBILIDAD HUMANA.
      Las cosas más sagradas de las personas son;
      1º- Uno mismo,
      2º- su entorno, y aquí entran:
      A) La armonía que te rodea,
      B) Las personas cercanas a ti,
      C) Tu familia,
      D) Tus amigos,
      E) Tu nación; los símbolos que la representan,
      F) El respeto a la humanidad entera,
      G) El respeto a todos los ecosistemas,
      H) El respeto al universo entero,
      I) Y para los que somos creyentes, el respeto, el asombro, la admiración y el amor al Sumo Hacedor, que ha creado todo ésto y que quiere que nosotros evolucionemos en la perfección para que un día lleguemos a ser perfectos como El.
      Un abrazo "Poseso" y muchas gracias por ayudarnos e informarnos con todos tus artículos.

      Eliminar
    2. Gracias a ti por tu delicadeza al expresarte y por tu fidelidad a este espacio. Te envío un abrazo desde el corazón.

      Eliminar
  4. Efectivamente era Montaigne quien decía aquello de "ser francés por casualidad, pero humano por naturaleza"Tambien decia " el Ateismo es cosa de aristocratas" Y Montaigne era rico he ahi la diferencia

    Coriolano un señoron se laio con otros señorones enemigos de Roma porque a el eso delas patrias sele daba un higa Total su patria era su fortuna y el con quien se entendia era conlso ricos enemigos antes que con su compatriotas pobres

    El slogan leninista " los porletarios no tien patria " sirvio par aloq ue sirvio Es una bena manipulacion pero el tiempo lo que nso demuestra es que los porletarios SON los unicos qu etien patria Y SOLO UNA

    UN rico tien todas la spatria sque quiera todas las que pueda pagarse Por eso los ricos son cosmopolitas

    En caso de epidemia guerra o necesidad Un rico seira donde le plazca ( s elo puede pagar= pero un poblre No es que no tengamos dinero para pagarlo es qu enisiqueira nos darn visado para huir

    Asi que los unicos qu esolo tien una patria somos los pobres Y soo tenemos una Esta Imagino que Vd no tiene doble nacionalidad yo tampoco Lo spobres como solo tenemos una ptria ( es decir los derechso juridicos que nuestr apatria nos concede) podemso ahacer dos cosas CO cagarnso en ella y ayudar a destriuirla O defenderla por mero sentido de supervivencia

    Actualmente con la porpaganda del globalismo y el buensimo Europa ha exprotado sus capiatales y su know How a paises donde lso sueldos son de hambre y ademas de financiarles la instalacion de fabricas les importamos , no solo las mercancias ni no el paro ( Ahora el paro ya esta en Europa)

    Hay que ser buenos ¿? y suicidarnos... por los demas Como muchos entran al trapo de eso Pues es mas barato que las predicas de la Iglesia porque las iglesias te prometian el cielo par aconvencerte y ahora como nos han vieto a todos gilipollas no tien ni que prometernos el cielo para que nos suicidemos

    El ejemplo son los Sindicatos que ayudan a la deslocalizacion Esos i no imponen ( NI siquiera sele ha ocurrido a los mayores izquierdistas qu econczco, ya ve como esta el patio) imponer un acuerdod eComercio Internacional donde " Solo se permitanals importaciones de paises que tengan la misma legislacion la boral qu ene Europa y los mismos servicios sociales"

    Eso haria que la globalizacion sirviera para elevar el nivle de vida de todo el munod No como ahora que solo sirve para suicidarnos

    Nos han convnecido para qu epensemos lo que lso dicos (Montaigne y cia) que nacer en un apis es un albur del destino y que no tenemos qu edefender nuestro pais

    Es una crencia impuesta qu evien a decir " Si como somos espiritus puros y no comemos no necesitamos tener un pais"

    Lamentable

    LA gente esta empecinada en soluciones simples para porblemas complejos Eso no funciona ( no porque yo lo diga es un teorema de teoria matematica de Sistemas)

    Pero ¿Se ha fijado vd que todas las teorias solo aplican a lo s pobres? A lso de arriba A esos no le aplica ni el comunismo ( Nomenklatura) NI a lso capitostes les aplica el capitalismo A lso de abajo les aplica todo lo malo

    Pero oiga odos estan contentos con ssu presuntas ideologias y todas las ideologias estan de acuerdo con la Globallizacion Es decir retorarles also pobres el suos de sus respectivas patrias ( ¿Ques sino el Tratado Multiralerald e inversiones?

    Pero nosotros ya estamos convencididmos pensamos como los ricos pero sin serlo No screemos que la patri ano sirve para nada y que es solo "una casualidad"

    ¿?

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No entiendo como el que se nos confine a un corral le llama Vd. "tener patria". Ni que a dejarse matar por los intereses de una oligarquía instalada se llame "defender a la patria".

      "El nacionalismo es una ideología colectivista que convierte en un valor el accidente más banal, que es el lugar de nacimiento de una persona, y hace de eso un valor y, en alguna forma, un privilegio".

      Y lo que ya es irracional es el fomento de un sentimiento tribalista para amarrarnos a la esclavitud que supone nuestro sometimiento a lo que se nos presenta como estado-nación, pero que en realidad es una mera sociedad comercial de titularidad privada dueña de los derechos de propiedad de las personas (todos nosotros) que han nacido en su territorio. Se que le costará digerir esto, pero tal vez le ayude leer http://astillasderealidad.blogspot.com.es/2016/03/el-documento-que-nos-convirtio-en.html.

      España es una empresa privada, deficitaria, supeditada a regulación financiera y de la que no somos accionistas, sino meros bonos que garantizan el pago de la deuda externa, esa que los sinvergüenzas del PP y del PSOE a los que la gente vota porque ignoran sus desmanes blindaron en reforma constitucional urgente y express al hilo de las vacaciones de 2011 por exigencias de la banca alemana, anteponiendo su estabilidad a las necesidades de los ciudadanos. Lo extraño es que no hayamos adoptado como himno nacional "La overtura de los esclavos felices" de Arriaga.

      Eliminar
  5. Siempre lo han hecho y siempre lo harán. Divide y vencerás y mientras ellos firmando ttip, destruyendo el entorno donde vivimos, envenenandonos con la alimentación... etc. La pena es que cuando todo explote, los que si que nos damos cuenta y hacemos por cambiar las cosas (hasta donde nuestra capacidad llega); también seremos arrastrados por las masas borregas.

    ResponderEliminar