jueves, 8 de octubre de 2015

LA VERDAD OCULTA SOBRE LAS VACUNAS



Los defensores de las vacunas defienden sistemáticamente tres posiciones que nadie parece cuestionar: 1. “He visto niños que mueren a causa de una enfermedad prevenible por vacunación.” 2. “Los niños vacunados están protegidos.” 3. “Vacunándose USTED hace que yo no me enferme.”

Echemos un vistazo a cada uno de ellos:

1. Los niños en ocasiones mueren por una infección. Esta "verdad" es altamente criticable, con lo cual no pretendo de ninguna manera minimizar la muerte de cualquier niño (o adulto). Pero sólo porque tenemos una vacuna para un patógeno en particular, no significa que la enfermedad es “prevenible por vacunación”. Hay muchos ejemplos de enfermedades e incluso de muerte en los niños completamente vacunados. Lo que está completamente al margen de la discusión es cuántos están quedando permanentemente discapacitados – o mueren – por una vacuna. ¿Por qué esas historias tristes jamás llegan a los medios de información masivos?

2. Los niños vacunados están protegidos. Está completamente aceptado y ampliamente aceptado que los niños vacunados no se enfermarán y que todos los niños no vacunados contraigan la infección. No se consideran excepciones a cada caso. Y, francamente, ninguno de los argumentos es exacto. Muchos niños vacunados enferman del mal contra el que fueron vacunados. Los no vacunados rara vez enferman … con una infección “prevenible por vacunación”, o para el caso, con cualquier tipo de infección. Y los niños no vacunados raramente toman medicamentos diarios o tienen problemas de salud a largo plazo.

3. Vacunarme a mí impide que usted se enferme. Piense en esto sólo por un minuto; puede ser uno de los mayores trucos médicos de todos los tiempos. La evidencia científica demuestra que los individuos vacunados con vacunas de virus vivos como MMR (sarampión, paperas y rubéola), rotavirus, varicela, herpes zóster y de la influenza (nasal) pueden excretar el virus durante semanas o meses y pueden infectar a los vacunados y los no vacunados. Y, si usted está vacunado, y tiene una dieta pobre, fuma y no se lava las manos, ¿cómo mi vacuna va a evitar que usted se enferme? Este concepto ha sido empujado más fuertemente en los trabajadores de la salud, donde en la mayoría de los estados, tienen que vacunarse contra la gripe para mantener su trabajo. En 2013, un meta-análisis de ocho estudios encontró poca evidencia de que la vacunación de los trabajadores de la salud proporciona protección para los pacientes. Los trabajadores tienen todo el riesgo de efectos secundarios y los pacientes no reciben ningún beneficio. Puede leer más sobre estos estudios aquí.

La vacunación ha sido aceptada como segura, eficaz y protectora cuando la verdad, es que ninguna de estas premisas se sostiene bajo escrutinio. Los argumentos a favor de las vacunas son profundamente derrotados una y otra vez. La insistencia en la demonización de los no vacunados es inapropiada y la inoculación forzada es la peor forma posible de intimidación. La vacunación se ha convertido en una vaca sagrada médica, que se define como “un procedimiento médico que es excesivamente inmune a las críticas.” Médicos y pacientes que cuestionan las vacunas son ridiculizados y marginados. Es una herejía sugerir que el status quo es erróneo.

La real “pseudo-ciencia” de las vacunas está expuesta por la retórica que es: frases hechas elaboradas por funcionarios de salud pública de la OMS y los CDC, y luego regurgitadas por los profesionales médicos insuficientemente informados a un público ingenuo, para hacer dinero para las compañías farmacéuticas.

¡Despierte! Su ADN de está siendo dañado.

A menos que todos demos un paso adelante y nos involucremos con la detención de estos proyectos de ley – incluyendo el plan ampliado de vacunación de adultos – vamos a lograr que el gobierno nos diga el “muéstrame tus papeles de vacunas” que nos merecemos, haciendo verdad las predicciones de Orwell.

Dr. Sherri Tenpenny
(Fuente: http://edgytruth.com/; visto en http://periodismo-alternativo.com/)

7 comentarios:

  1. El blog tenía su punto de reflexión, de cinismo, de sátira y oposición social. Parece que también de ganas de hablar de lo desconocido. Más Inmunología, y menos gilipolleces, que sólo causan muerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo desconocido, ¿para quién? No para la autora del artículo, médico osteópata muy reputada. ¿Cuál es tu cualificación académica para criticarla? En cuanto a las "gilipolleces que solo causan muerte", sólo la vacuna del papiloma es responsable de al menos 352, tal como se ha notificado a la Agencia Europea de Medicamentos.

      Sí, alguien está hablando de lo que desconoce ...

      Eliminar
    2. va va,me lo apunto

      Eliminar
  2. No me queda buen cuerpo cuando obligan a los niños a vacunarse, al menos los responsables de los niños deberían leer el prospecto y pedir garantias.

    ResponderEliminar
  3. Garantías a donde a quien ? Con los mega lobbys farmacéuticos que se podría decir , creerías si fuese el caso de que harían caso ? Hay una serie a la que estoy enganchada que recomiendo se llama Utopía , al principio es algo rara pero merece la pena seguir con el segundo capítulo
    Me encanta este blog enhorabuena posesodegerasa

    ResponderEliminar
  4. El Gran cambio ya inicio, el mundo sera un sitio mejor, Soy Medico Pediatra y estoy Totalmente de acuerdo con este articulo y en contra de las vacunas, es un gran negocio de las Transnacionales y parte importante del TTIP. Gracias.

    ResponderEliminar