sábado, 10 de octubre de 2015

EL MODELO DE MATERNIDAD QUE IMPONE EL SISTEMA


Nos han robado el azul del cielo con chemtrails, la confianza en el prójimo con la hiperexposición de la violencia y la paranoia de la seguridad, la generosidad con la corrupción de las ONG instrumentalizadas, las expectativas de futuro con paro y explotación, ... Pero aún más increíble es que el sistema también ha determinado incluso cómo ha de ser la relación entre una madre y su bebé, lo más íntimo de lo que nos convierte en humanos ... Otra conspiración que debe ser denunciada.

Investigo quién fue el primer pediatra de masas que difundió la idea de "dejar llorar" y no ser empático con las necesidades de los bebés y llego a Luther Emmett Holt, pediatra del Instituto Rockefeller (por cierto, también el personaje que difundió aquello del "dale cada tres horas" y gran investigador del contenido de la lactancia materna para mejorar la leche de fórmula ...). Estudio la amenorrea/anovulación de la lactancia materna y el MELA, llego al consenso de Bellagio, que se llama así porque se reunieron los científicos en el Centro de Bellagio de la Fundación Rockefeller. Sigo la trayectoria de Elsimar Coutinho, el científico que sale en el documental La Luna en Ti y creador del DepoProvera, y veo que trabajó en el "Rockefeller Institute for Medical Research", además de ser pionero de la reproducción artificial. Veo que también escribió su libro "¿Es la menstruación algo obsoleto?" durante una residencia en el Centro de Bellagio. Ayer me compro un libro sobre la dieta sin trigo y la celiaquía, comienzo a leer y en el primer capítulo explican cómo un genetista, Norman Burlaug, creó el trigo estándar que se come en todo el mundo, el "trigo enano de rendimiento excepcional", a base de intensas hibridaciones y que puede que sea la causa de muchos problemas de salud ... ¿Dónde realizó las investigaciones? En el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo, que surge como resultado de un programa cooperativo de investigación entre el Gobierno de México y la Fundación Rockefeller en la década de 1940. Estudio el concepto de "empoderamiento" y llego a Gita Sen, financiada por las fundaciones Ford y Rockefeller o a Caroline Moser, subvencionada por la Fundación Ford.

No en vano las elites del capitalismo se unen en la industria petrolera, banquera, militar y biopolítica. No es "conspiranoia", se llama Capitalismo y Estado, que tienen en su propia lógica y dinámica interna el objetivo de acrecentar los beneficios, la tendencia natural al monopolio y, no lo olvidemos, también a aumentar el poder, el control y el "progreso".

El Estado tiene en su propia esencia una estructura militar jerárquica, y ese es el modelo aplicable a la fábrica industrial-ejército, al hospital-fábrica o al colegio-ejército. Las y los poderosos tienen el dinero para investigar y dirigen la investigación o las políticas en cada momento hacia sus propios intereses de clase, a crear nuevas necesidades sin preocuparse por los efectos a medio y largo plazo. Por otro lado, las estrategias empresariales o políticas, inspiradas siempre en el campo militar, no son monopolio de las elites. Cualquier pequeña empresa o proyecto personal tiene que aplicar las mismas reglas si quiere participar en el juego. El pensamiento imperialista y domesticador busca el control total sobre la vida, y la industrialización condiciona, a su vez, la forma en la que esto se lleva a cabo.

Es más viejo que el toser ... No tiene nada de extraño ni maravilloso.


El tipo de la foto de arriba es el pediatra Luther Emmett Holt. Su libro, publicado en 1894, se puede leer aquí, donde podéis ver la maravillosa tabla de horarios de amamantamiento. Al parecer llegó a sus "conclusiones", en lugar de observando el funcionamiento de la lactancia materna real, estudiando el tamaño de los estómagos de los bebés:

Como podemos leer en el libro "How We Do It: The Evolution and Future of Human Reproduction" escrito por Robert Martin (donde dice "madre trabajadora" se entiende que "asalariada industrial", las madres han trabajado y han criado desde el principio de los tiempos sin problemas):

"Como la cultura ha influenciado en gran forma el maternaje en todas las sociedades modernas humanas, no es fácil decidir qué es "natural" para nuestra propia especie. En el pasado, autoproclamados expertos preocupados ellos mismos por reglas ordenadas, proveían de consejos que ignoraban en gran parte a la biología. Hasta la mitad del siglo XIX, los médicos y las guías raramente proponían horarios rutinarios para la lactancia materna. Entonces, las cosas cambiaron rápidamente mientras la revolución industrial se abría paso y las madres trabajadoras se hicieron muy comunes. A comienzos del siglo XX los horarios rígidos en la lactancia materna eran la norma en el mundo industrializado. Esta nueva aproximación al amamantamiento, acompañada por la reducción de la duración recomendada de dos años a uno, fue fomentada por pediatras pioneros como Luther Emmett Holt en Nueva York y Thomas Rotch en Boston. Modas paralelas ocurrieron en Inglatera, Francia y Alemania. El best-seller de Holt, "The Care and Feeding of Children: A Catechism for the Use of Mothers and Children's Nurses" se publicó por primera vez en 1894. Finalmente tuvo unas 75 ediciones e impresiones y fue considerado como un texto definitivo en cuidado infantil hasta 1940.

La norma de Holt de que los niños deberían ser alimentados en intervalos de tres horas a lo largo de la mayor parte del primer año deriva de su estudio de 1890 de los estómagos de bebes muertos. Midió el volumen de cada estómago apretándolo por los extremos y llenándolo con agua. Para calcular sus horarios de alimentación, dividió el total de cantidad de leche ingerida entre el estómago lleno promedio. En un estudio fascinante de 1987, el pediatra americano Marshall Klaus revisó la noción de horarios rígidos de alimentación y satirizó la regla de Holt como la teoría del tanque de gas".

... esa es el modo en que la élite dice a las madres cómo y cuando deben alimentar a sus hijos.

(Visto en  http://lasinterferencias.blogspot.com.es/)

8 comentarios:

  1. Es una falacia lo de alimentar al bebé cada tres horas. Yo soy madre de tres hijos y, cuando son recién nacidos, necesitan mamar cada hora y media, tanto de día como de noche. Luego, a medida que van creciendo, hacen los sueños más largos y te reclaman alimento cada tres horas. También van espaciando la noche, en la que consiguen dormir más horas: primero cinco, luego seis y por último, ocho horas. Es el propio bebé el que te va indicando sus necesidades.
    Nadie como una madre que esté pendiente de él para entenderle.
    La maternidad debería declararse sagrada, así como que el bebé tenga derecho a ser criado por su madre hasta los cinco años, mínimo, o hasta un tiempo después de empezar el colegio, cuando el peque empiece a sentirse fuerte y seguro de sí mismo.
    No estoy de acuerdo con que la madre tenga que dejar al bebé en la guardería por tenerse que ir a trabajar, pues allí nunca le darán el cariño, el amor y toda la atención personalizada que requiere cada niño. En la guardería eres uno más, en casa eres exclusivo y único y esto último es lo que ayuda al peque a tener seguridad en sí mismo y a forjar su personalidad en el futuro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad absoluta tus palabras. Una mujer no es libre cuando deja a su hijo en una guardería y se va a trabajar. Digan lo que digan ciertos lobbys, una mujer es libre cuando deja su trabajo y se entrega a su familia.

      Eliminar
    2. Podrías haver salido en el no-do. Una mujer es libre cuando tiene independència económica, no tiene hijos y hace lo que quiere en su tiempo libre y, más importante todavía, con su dinero. Estamos retrocediendo al siglo XIX.

      Eliminar
  2. Cierto, pero para desnaturalizar a la especie humana ademas de convencer a la madre de que es libre trabajando es necesario que ésta deje al niño en su edad mas temprana e influenciable en manos de las guarderías con dudosos metodos sin duda adoctrinadores y condicionadores del futuro miembro de esta sociedad zombie.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, a menudo llego siempre a una misma conclusión, quien esta haciendo todo esto a la especie humana no puede ser humano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es ilógico que una madre deje de alimentar a su hijo (lactancia materna) para trabajar y ganar para que ese mismo se alimente (leche de bote) y tenga que delegar, se va mucho del sueldo en pagar guarderías, etc.. y no compensa.

      El sistema está montado para vivir con dos sueldos y la familia sale perdiendo.

      También comento la moda que ha habido de dormir el bebé en otra habitación y controlándole a distancia. Y la de considerar al niño un objeto de consumo con infinidad de productos prescindibles.

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo contigo!!!!! no son humanos!!!!!
      No pueden ser humanos, los humanos somos mamiferos estos deben ser reptilianos!

      Eliminar
  4. Todo lo que nos dicen es mentira, porque lo que quieren es que nos creamos la patraña de la supuesta "liberación" del esclavismo asalariado. Yo di pecho a mi hijo cuando él quería, y dejé de trabajar, abandonando la supuesta seguridad de un trabajo estable. Fue la época más feliz. Nunca dormí menos de 7 u 8 horas, y mi hijo raramente se ha puesto enfermo, y de dolencias sin importancia. Hoy es un chico muy sano. Me regalaron el libro de "Estivill" y lo tiré a la basura porque a nadie quiero tan mal como para regalárselo.

    ResponderEliminar