domingo, 20 de septiembre de 2015

UN VIDEO DE RAGE AGAINST THE MACHINE ANTICIPÓ LA CANDIDATURA DE DONALD TRUMP A LA PRESIDENCIA DE E.E.U.U.


Los chistes de ayer son la actualidad de hoy.

Que la alta política norteamericana es un coto exclusivo para millonarios es algo tan obvio que un video musical grabado en 1999 presentó en forma de parodia algo que ha acabado por hacerse realidad en las últimas semanas: la precandidatura de Donald Trump a la presidencia de los E.E.U.U. por el Partido Republicano.

La canción en cuyo clip -dirigido, por cierto, por Michael Moore- se incluía (minuto 1.04´) un cartel con el lema "Donald J. Trump for President" es "Sleep now in the fire", el segundo single editado por la combativa banda de rap-metal "Rage against the machine" de su album más exitoso, "The battle of Los Angeles", un crudo e iracundo testimonio de las tensiones raciales en E.E.U.U., la constante violencia presente en la sociedad, el belicismo del gobierno y la vigencia cada vez más evidente de la distopía anunciada por George Orwell en la novela "1984".



El video de "Sleep now in the fire" fue grabado (sin permiso para ello) frente a la Bolsa de Nueva York, lo que provocó la paralización de la actividad bursatil durante la jornada debido a la afluencia de fans que quisieron presenciar la actuación. Michael Moore fue detenido durante una hora y la aureola de anti-sistema de la banda quedó definitivamente consagrada. Al final del video se recogen las declaraciones del político republicano Gary Bauer calificando a la banda -cuyo nombre cita mal- de "anti-semita" y "pro-terrorista". Faltaba ya poco para que la fiebre patriotera desatada por los atentados del 11-S causase la prohibición de emitir sus canciones, como ocurrió con varias de John Lennon (en particular "Imagine" y "Give peace a chance") y con otros temas de artistas acusados de anti-patriotas (incluyendo a los Strokes, System of a Down, Soundgarden, Massive Attack, etc.).

Cuatro kamikaces capaces de paralizar Wall Street
Lo singular es que en el caso de Rage Against the Machine el memorando enviado por Clear Channel Communications a 1.200 emisoras del país no prohibía tal o cual canción del grupo, sino absolutamente TODO SU REPERTORIO.

Además de la voracidad de los supermillonarios como Trump, el video presenta una parodia del conocido concurso "¿Quién quiere ser millonario?", convertido en "¿Quién quiere ser jodidamente rico?", entre otras críticas a la codicia de Wall Street y a las actuaciones del gobierno en relación con temas tan polémicos como la esclavitud, el uso de la bomba atómica contra Japón en 1945 o del "agente naranja" en Vietnam.

A continuación, la traducción al castellano de la canción:



Con la "profecía" de Zack de la Rocha, Tom Morello, Tim Commerford y Brad Wilk tenemos el enésimo ejemplo de que la realidad imita al arte. Materializada aquélla, Donald Trump parece haber provocado más rechazo que adhesiones para su causa con sus torpes declaraciones contra la comunidad hispana de E.E.U.U., y entre las críticas que ha suscitado tenemos la de otra banda consagrada, R.E.M., cuyo "It´s the end of the world as we know it" ha adoptado su campaña como sintonía sin haber pedido permiso a los músicos, quienes no se han recatado en llamarle "patético hombrecillo" en una nota de prensa emitida como protesta. Toda una bofetada al antipático plutócrata y una ocasión de oro para rememorar la canción de los de Athens.



(posesodegerasa)

No hay comentarios:

Publicar un comentario