miércoles, 30 de septiembre de 2015

OCTUBRE: ELEVADO RIESGO DE "FALSA BANDERA" EN ESPAÑA



Un gran atentado en suelo europeo daría la excusa para militarizar Europa en un grado que no hemos conocido desde la Guerra Fría: cierre de fronteras, derogación del Tratado Schengen y movimiento de tropas para "salvaguardar nuestra seguridad". La mala noticia es que las papeletas vuelven a señalarnos en esta macabra tómbola. Alguna cortina de humo debe tapar el hecho de que las reservas de oro que garantizan el pago de nuestra deuda ya han sido confiscadas por los sionistas del eje Londres-Washington.

Retirada del oro español en Cataluña. ¿A que ningún medio
te lo ha contado?
Tras el ajustadísimo resultado de las elecciones en Cataluña, que los medios nos han empujado a considerar un plebiscito sobre la ruptura de España -y que, con todo, muestran a las claras la fractura de la sociedad catalana en dos bandos-, podríamos pensar que la tensión se relajaría. El hecho es que, aunque nadie habla de ello abiertamente, la jornada del domingo fue precedida de movimientos estratégicos que van desde el envío de centenares de antidisturbios a aquella comunidad hasta el descarado traslado del oro del Banco de España depositado en las bodegas de su sede de la Plaza Cataluña hacia el búnker de Torrejón. La operación no puede dejar de recordarnos que el oro del Banco Nacional de Ucrania fue retirado así por furgones americanos. ¿Han sido también sacadas fuera de España nuestras reservas de oro?

Los movimientos de las reservas nacionales de oro de todo el bloque pro-norteamericano parecen hacer pensar en un acopio por parte de la Reserva Federal ante el posible retorno del patrón-oro, acopio que no atiende a sutilezas: la semana pasada el oro de Brasil salía hacia Singapur, y de repente el Estado Islámico amenaza con tomar Malasia. Por otra parte, los países que han intentado repatriar parte de sus reservas de oro depositadas en E.E.U.U. se encuentran con dilaciones, excusas y negativas: solo Holanda parece haber conseguido repatriar 150 toneladas desde Nueva York. El oro internacional sencillamente parece haberse evaporado, aunque nadie reparará en ello cuando el Deutsche Bank se despeñe hacia la quiebra y el mundo de las finanzas sea un "salvese quien pueda".

Base aérea de Torrejón, centro de mando de una posible crisis
Y, sin permitirnos un poco de tranquilidad, octubre nos presenta una reactivación de la Guerra Fría que nos va a tocar muy de cerca: España va a ser el escenario de unas gigantescas maniobras militares, denominadas 'Trident Juncture 2015', en las que participarán 36.000 soldados de 30 países. Se trata de un teórico entrenamiento de la Fuerza de Respuesta de la OTAN, pero su despliegue va a tener lugar por todo el territorio nacional.

Los lectores del blog recordarán que unas maniobras militares de la OTAN en suelo español, el denominado ejercicio CMX 2004, fue el preámbulo de los atentados del 11-M, que escenificaron sangrientamente el supuesto táctico en que se basaba aquél ejercicio. ¿Vamos a asistir a un nuevo operativo militar que sirva de pantalla a un ataque de bandera falsa contra nuestro país, del que se culparía al terrorismo del ISIS?

El gobierno de Mariano Rajoy, siempre servil con el amo norteamericano, no ha dado ninguna explicación sobre estas maniobras, sobre cuyo coste han planteado una pregunta diputados del grupo parlamentario de Izquierda Plural durante los recientes debates de los Presupuestos Generales del Estado, pregunta por ahora sin respuesta, de acuerdo con la consabida transparencia y claridad del PP. Eso, sin detenernos en que enajenar la soberanía de un trozo de la nación -la base de Rota- da base suficiente para acusar a nuestro más patético presidente de alta traición.

Los juegos de guerra de Aznar cuando se le subió a la cabeza que podía ejercer un liderazgo internacional fueron abruptamente interrumpidos por los atentados de Atocha. La infiltración yihadista en Europa facilitada por la acogida de refugiados proporciona credibilidad a la atribución de la autoría de cualquier macro-atentado que ocurra en breve. Y ojalá que todo esto se quede en otro "delirio conspiranoico" no materializado. El caso es que se nos está empujando a participar -de nuevo sin nuestro consentimiento- en la barbarie belicista a que se ha entregado Occidente en los últimos tiempos, y se nos ha expuesto a la primera línea de fuego de una guerra abierta o del terrorismo supuestamente yihadista.

Por cierto, que el centro de mando del nuevo ejército de despliegue rápido de la OTAN estará ... en el búnker de Torrejón. ¿Está enviando la OTAN un ejército para custodiar el oro retirado del Banco de España hasta su traslado?

(posesodegerasa)

PD.: Para aliviar un poco el diagnóstico catastrofista que presenta esta entrada, recuerdo a los lectores que mañana, primero de mes, es el día en que las entradas del blog solo darán cabida al humor y al "buen rollo".

3 comentarios:

  1. Si empezamos a mirar en que cubilete está... al final será wolframio

    ResponderEliminar
  2. Ves posible que el atentado se produzca en Madrid? Vivo realmente aterrorizada, ya que cojo el tren, metro y bus cada día.

    ResponderEliminar
  3. No sabría concretar más que lo que ya expongo en el artículo. Sí intuyo que, al culparse al ISIS, se buscaría un "modus operandi" distinto al atribuido a Al Qaeda, que en Madrid y Londres se supone que atentó contra el transporte urbano.

    Tampoco quiero preocupar a los lectores zaragozanos del blog, pero las maniobras Trident Juncture están "jugando" allí con el supuesto táctico de que su ciudad es uno de los objetivos de los "enemigos de Occidente".

    Y parece que las armas a usar serán introducidas en Europa a través de algún puerto de gran tráfico (Napoles, Hamburgo, Valencia, ...). Aunque los medios -una vez más- no hablan de ello, ya se ha frustrado un envío de armas en el puerto de Chipre a bordo de un barco, el Haddad 1, de bandera ... boliviana (país sin mar). Puedes informarte más en https://eladiofernandez.wordpress.com/2015/10/01/los-yihadistas-ya-han-llegado-a-europa-ahora-solo-les-faltan-las-armas/

    Un saludo.

    ResponderEliminar