viernes, 11 de septiembre de 2015

LOS SEPARATISTAS CATALANES TRATARON DE PACTAR CON HITLER PARA CONSEGUIR LA INDEPENDENCIA



De acuerdo con un artículo publicado el año 1983 en el periódico ‘Diari de Barcelona’, el Tercer Reich pensó en crear una Cataluña independiente. No obstante, con el desarrollo de los acontecimientos los planes de Hitler cambiaron y los gobiernos alemán e italiano optaron por apoyar Franco en detrimento de los independentistas catalanes, que perdieron la esperanza de conseguir la libertad nacional.

En los años 1930 los líderes de la Alemania nazi mantenían contactos con la agrupación nacionalista radical catalana Nosaltres Sols! y el partido político independentista Partit Nacionalista Català (PNC), relata el periódico digital Público. De acuerdo con el artículo, la cooperación fue tan estrecha que antes del inicio de la Guerra Civil en España un grupo de nacionalistas catalanes llego incluso a ofrecer a Hitler desplegar sus bases militares en el territorio del futuro Estado catalán a cambio de “recibir entrenamiento en el manejo de aviones y en la preparación de explosivos”.

Por su parte, los nazis, que acababan de llegar al poder en Alemania, trataban de complacer de cualquier manera a los nacionalistas catalanes y otros grupos independentistas radicales en Europa. En aquel entonces, el principio hitleriano de “divide y vencerás” funcionaba con éxito mientras sirviera a los intereses del Fuhrer. Cataluña, según opinan los historiadores, era la región donde operaba la red de espionaje y propaganda nazi mejor organizada de toda Europa.

Adolf diu "no"
En julio de 1935, durante una visita a Alemania, uno de los líderes de Nosaltres Sols! entregó al ministro de Propaganda nazi, Joseph Goebbels, un memorándum que tenía que demostrar con una lista de beneficios que la colaboración entre Alemania y el separatismo catalán estaba destinado a tener éxito. No obstante, los independentistas no recibieron ninguna respuesta del ministro. A pesar del fracaso con Goebbels los partidarios de la independencia no se desanimaron y en 1936, cuando la situación en España empeoraba después de las elecciones, presentaron en el consulado alemán en Barcelona un nuevo proyecto ampliado de memorándum. Está vez el cónsul alemán se tomó en serio el documento y lo envió al Ministerio de Exteriores en Berlín.

Sin embargo, las esperanzas de los radicales catalanes se fueron al traste por la decisión de los gobiernos de Alemania e Italia, que no estaban seguros de la fidelidad catalana, de apoyar decisivamente a Franco una vez empezó la Guerra Civil Española. En aquel momento los teutones ya entendían que una futura Gran Cataluña que incluyera Islas Baleares y Valencia podría facilitar la penetración francesa hacia Gibraltar gracias a las vías férreas que unían los dos países.

En 1940, un año después del inicio de la Segunda Guerra Mundial, los nazis derrotaron a Francia y se concentraron en recibir el apoyo del gobierno colaboracionista francés de Vichy para que Hitler pudiera realizar sus planes de conquistar Europa. Centrado en nuevas aventuras, el Tercer Reich ya no estaba interesado en una Cataluña independiente.

(Fuente: http://www.alertadigital.com/)

2 comentarios:

  1. Los separatistas catalanes intentaron pactar con los nazis, o sea que no lo consiguieron, sin embargo el ejercito nazi-fascista hispano no tuvo ni siquiera que intentarlo, ya iba el pacto en el encargo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... lo que corrobora el dicho de Oscar Wilde "elige bien a tus enemigos, porque acabarás siendo como ellos".

      Eliminar