martes, 15 de septiembre de 2015

¿HASTA CUANDO SE SEGUIRÁ PERMITIENDO ESTA VERGÜENZA?




Hoy de nuevo, en un país que se pretende moderno y modélico y en una villa que será por unas horas la capital mundial de la infamia volverá a repetirse la imagen de una turba de miserables ensañándose hasta la muerte con un ser inocente. La pulsión primitiva y cruel, el linchamiento en masa, la sucia y cobarde turbamulta de bestias de apariencia humana pero corazón de alimaña tienen una cita a la vera del Duero para recrearse en el acoso, tortura y muerte de un noble ser condenado por haber nacido en una tierra de asesinos sin corazón, incapaces de piedad, una chusma de innobles verdugos cada uno de los cuales da contenido a ese "español de puro bestia" que certeramente diagnosticó César Vallejo.

Esta muestra de psicopatía endogámica es, además, "Bien
de interés cultural". Sería interesante saber qué entienden
por "cultura" los perpetradores de tamaño disparate.
La misma España negra y primitiva, ajena a la compasión y a la empatía, que hipócritamente acompaña a la víctima simbólica en las procesiones de Semana Santa es la que cambia de bando ante la víctima real, mostrando su vergonzosa naturaleza criminal para recrearse en el sufrimiento y la muerte en un aquelarre de espanto al que llaman "fiesta".

Y frente a esa masa ebria de sangre, excitándose a sí misma en la consabida ceremonia de la falsa valentía de los que atacan en manada, en horda pesadillesca y sádica, el toro estará solo, como están siempre los justos, padeciendo una agonía intolerable para disfrute de energúmenos sin alma -porque "animal" viene de "ánima" (alma) y quienes disfrutan de esta aberración son sencillamente unos desalmados-, solo como un dios abandonado -porque el toro fue avatar del Zeus que raptó a Europa-, solo y sin la capacidad de entender el por qué de un deicidio tan opuesto al que otro dios olvidado, Mitra, al decir de la mitología persa, consumó con sus propias manos.

"La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por la forma en que ésta trata a sus animales" escribió Gandhi. Y sus sabias palabras son una sentencia contra una ciudad y un pais tan abyectos como para regodearse en la muerte de seres sintientes, en la aniquilación de la vida y la belleza para esparcimiento de canallas descerebrados.

Hasta que dejen de asesinar animales, este blog seguirá proclamando: Vergüenza sobre el culpable pueblo de Tordesillas, cuna de asesinos.

(posesodegerasa)

9 comentarios:

  1. Que pinchen a los banqueros y políticos que son los que hacen daño a este mundo no a ese animal. Para eso hay muchos huevos, cuando hay que luchar de verdad huyen como conejos.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen artículo. Ya es hora que la conciencia despierte, después de siglos de torturas a nuestros hermanos, los animales.

    ResponderEliminar
  3. Es posible que el toro encuentre más natural esa muerte que la del matadero.
    Desconozco el tema pero los de Tordesillas son al menos tan buena gente como los de los otros pueblos.
    Y por experiencia... el mecánico en Tordesillas fue mucho más trabajador y desinteresado que en Golmés

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una muerte tan "natural" que los lugareños, esa "buena gente", han buscado en sucesivas ediciones impedir cualquier forma de documentarla (fotos, grabaciones, etc.) con agresiones a reporteros (incluso de las cadenas que aún defienden esta salvajada), se han manifestado masivamente por su derecho tan "natural" (la ley del más fuerte, no hay más) a ensañarse con un ser inocente y han agredido con violencia a quienes se manifestaban pacíficamente contra sus "naturales" aficiones. Tanta bondad iguala al menos las de los pueblos donde se celebran "correbous", se ahorcan galgos, se tira(ba) a la cabra desde el campanario o se permite cualquier forma de violencia contra los animales como forma de diversión.

      Y los "buenos" trabajadores que guardan silencio ante estas canalladas son cómplices por omisión. Ninguna persona de bien tiene derecho a mirar hacia otro lado mientras la crueldad y el sadismo tienen carta blanca "por tradición". "Herido de muerte está el pueblo que con sangre se divierte" (Juan Ramón Jiménez)

      Eliminar
    2. La prueba de que vivir en Tordesillas convierte a cualquiera en un tarado mental es que su habitante más célebre fue Juana LA LOCA.

      Eliminar
    3. No son solamente los vecinos de Tordesillas, Allí van gentes de todo Valladolid; -vallado de la lid-, Yo tengo familiares en esta ciudad, y he podido comprobar que, en su mayoría, son gente de mente muy retrógrada. Se dría que sus ideas están enraizadas más allá de la Edad Media, no se renuevan espiritualmente, ni tampoco intelectualmente. Están obsesionados con ganar dinero como sea y por lo tanto admiran a los que se han hecho con él aunque sea robando. Son capaces de asesinarte en vida ¡por la sombra de un chorizo!
      Yo, tuve que exiliarme de allí porque no quería ese futuro espiritual e intelectual para mis hijos. Me fui llorando a lágrima viva. Pero hoy me alegro de haberles liberado de ese embrutecimiento, de esa garrulería que siguen heredando de sus ancestros todos esos zotes de Tordesillas y sus aledaños.

      Eliminar
  4. Ahora, eso si; Todos los domingos y fiestas de guardar van a misa a comulgar y a hacer la pasarela por el pasillo de la iglesia.
    Me pregunto que ¿para qué demonios les sirve?.
    ¿Tal vez para que Dios les perdone tanta barbaridad?
    ¿O más bien para lucir el modelito de turno y cotillear a los del entorno?.
    Desde luego, todos no son iguales. Hay gente muy maja pero desgraciadamente están en minoría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para una vez que estuve me tocaron los majos.
      Las diferencias entre grupos no seleccionados vienen siendo mínimas.
      ¿En lo del toro se juntan? Vale, pues critiquen a los del toro.

      Eliminar
    2. Quien no alza su voz contra la barbarie y la injusticia no puede considerarse libre de ellas: "No me asustan las acciones de los malvados, sino la indiferencia de los buenos" (Gandhi).

      Eliminar