jueves, 20 de agosto de 2015

UN LIBRO REVELA LOS EXPERIMENTOS BIOLÓGICOS Y QUÍMICOS EFECTUADOS POR EL GOBIERNO BRITÁNICO CONTRA SU PROPIA POBLACIÓN



Un libro recientemente publicado, titulado “Ciencia Secreta: Un siglo de Armamento Venenoso y Experimentos Humanos”, del historiador de la Universidad de Kent Ulf Schmidt, revela que el Ministerio de Defensa Británico probó agentes biológicos patógenos sobre su propia población y armas químicas sobre sus propios soldados, entre 1939 y 1989.

Por ejemplo, en un experimento de 1953, un ingeniero de la RAF, llamado Ronald Maddison murió entre grandes sufrimientos al ser expuesto a lo que hoy se conoce como gas sarín, después de que se le prometiera una paga extra y días extra de permiso por participar en el experimento.

Actualmente, el Sarin se clasifica como una arma de destrucción masiva.

La investigación sobre la muerte de Maddison dictaminó que había sido “víctima de un homicidio ilegítimo”, y su familia recibió 100.000 libras de compensación.

Asimisno, el libro revela que en 1963, el gobierno británico liberó una bacteria parecida a la causante de la peste en el metro de Londres, con el fin de determinar cómo se propagaba.

La bacteria era la Bacillus globigii que, aunque en su momento no se creía nociva, ahora se sabe que puede causar intoxicaciones alimentarias, infecciones en los ojos y en ocasiones la muerte.

El libro sugiere que hasta 21.000 miembros del ejército fueron sometidos a experimentos secretos, con casos de graves quemaduras químicas, vómitos y descomposición.

En 2008, el gobierno británico pidió disculpas por usar a los militares como conejillos de indias y concedió una indemnización a 670 de las víctimas.

¡Todo por la patria, el honor y la bandera!

(Visto en http://elmicrolector.org/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada