viernes, 28 de agosto de 2015

ADA COLAU: "MIEDO CONTRA MIEDO"


Antes de ayer 50 personas murieron asfixiadas en la bodega de un barco. Ayer más de 70 muertos en el interior de un camión. Hoy nos despertamos con dos naufragios: puede que más de cien muertos. Tenemos un mar que se llena de muertos. Unas fronteras que se llenan de alambres, pinchos, cuchillas ... y de muertos.

Hombres, mujeres, niños y niñas, muertos.

Y una parte de Europa llora, grita, quiere que se salven, que no mueran, pero ... pero que no vengan, que se vayan, que desaparezcan, que no existan y que no tengamos que verlos en la tele, y menos en nuestras calles, con sus mantas, en el metro, o en las escaleras de nuestras casas.

Algunos de forma irresponsable promueven el miedo a “los otros”, “los ilegales”, “los que vienen a vender sin licencia”,” a gastar nuestra sanidad”, “a quedarse nuestras ayudas”, “a ocupar nuestras plazas de colegio”, “a pedir”, “a mendigar” “a delinquir”... Pero el miedo es sólo eso: miedo. Nuestro miedo a vivir un poco peor contra su miedo a no sobrevivir. Nuestro miedo a tener que compartir una pequeña parte del bienestar contra su miedo al hambre y a la muerte, tan profundo que les ha dado el valor de arriesgarlo todo, para venir sin otro equipaje que el propio miedo.

Miedo contra miedo. Y el suyo es más fuerte. Así que Europa, europeos: abramos los ojos. No va a haber suficientes muros ni alambres que paren esto. Ni gases lacrimógenos ni pelotas de goma. O abordamos un drama humano desde la capacidad de amar que nos hace humanos, o acabaremos todos deshumanizados. Y habrá más muertos, muchos más. Ésta no es una batalla para protegernos de “los otros”. Ahora mismo esto es una guerra contra la vida.

Que los gobiernos dejen de amenazar con el “Efecto llamada”. Lo que necesita Europa, urgentemente, es una “Llamada al afecto”, una llamada a la empatía. Podrían ser nuestros hijos, hermanas o madres. Podríamos ser nosotros, como también fueron exiliados muchos de nuestros abuelos.

Aunque se trata de un tema de competencia estatal y europea, desde Barcelona haremos todo lo que podamos para participar de una red de ciudades-refugio. Queremos ciudades comprometidas con los derechos humanos y con la vida, ciudades de las que sentirnos orgullosos.

(Visto en Facebook)

9 comentarios:

  1. Metelos en tu casa,puta demagoga de mierda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se nota que tuviste la suerte -no el mérito- de nacer en el mejor lado de la alambrada, puta insensibilidad de mierda.

      Eliminar
    2. Suerte?en este mundo no hay alambradas,todo el es una cloaca putrefacta..y no soy insensible para nada,lo que soy es realista,y además,los demagogos como la colau,me tocan un poco los hermanos misco jones..

      Eliminar
    3. En esta "cloaca putrefacta" sigue habiendo diferencia -y mucha- entre nacer en la U.E. o hacerlo en Mogadiscio, Bombay o Harare.
      Obviar eso - o negar la existencia de alambradas, vuelve a mirar la segunda foto del artículo- sí que es demagogia.

      Eliminar
    4. No obvio nada,y soy muy consciente de las alambradas y muros,pero también soy consciente que ni tu ni yo hemos puesto ni un ladrillo ni un espino de esos muros y alambradas.Con esto te quiero decir que no es que haya que obviar y evitar el sufrimiento ajeno,solo digo que todo estas propuestas y arreglos no son mas que parches,cagadas y distracciones que nos alejan del verdadero objetivo,que es que toda la humanidad viva en condiciones,ni mas ni menos.Haber dado mi opinión no me convierte en insensible ni racista,por que no lo soy,pero tampoco soy ni estupido ni demagogo,y no hay que ser un iluminado para darse cuenta que detras de todas estas olas de inmigración masiva,movimientos de refugiados y asilos bien dirigidos tras bambalinas,no hay mas que un objetivo: la invasión,sustitución y empobrecimiento a todos los niveles de europa,donde TU vives.No te suena acaso el plan kalergi?,no te suena acaso el plan morgenthau?,porque la corte penal internacional no obliga a EE:UU a acoger a todas esas victimas de todas las agresiones,que no guerras,causadas por ellos?,porque siempre esta gente es desplazada y acogida en europa y ademas,masivamente y etc etc...son muchas preguntas y lo peor es que las respuestas no tranquilizan.Espero haberte explicado bien mi punto de vista y que tu imagen de racista irracional sobre mí mute un poco,eso sí,soy blanco,europeo y orgulloso de serlo,saludos

      Eliminar
    5. Acepto tu punto de vista, que no difiere de lo denunciado desde este blog: el 16 de enero afirmaba, literalmente, "... el servil seguidismo de la U.E. respecto a la agresiva política exterior norteamericana conduce a la catástrofe", en la entrada http://astillasderealidad.blogspot.com.es/2015/05/la-miopia-de-la-ue-ante-la-estrategia.html recogía el dictamen de Thierry Meyssan acerca de que las oleadas de inmigrantes que llegan a Europa huyendo de las guerras son un objetivo estratégico de E.E.U.U. y en la segunda parte de dicho artículo (http://astillasderealidad.blogspot.com.es/2015/05/la-miopia-de-la-ue-ante-la-estrategia_11.html) adelantaba que las oleadas de migrantes que tratan de atravesar el Mediterráneo seguirán creciendo hasta convertirse en un grave problema económico. No ignoro quién está empujando esta avalancha humana hacia nosotros, pero discrepo en cuanto a que la U.E. pueda considerarse inocente de la sangre de tantos justos, y que está recaiga en exclusiva en los E.E.U.U.. La asumida y vergonzosa condición de vasallo de Europa la hace suicida colaboradora de la «Doctrina Wolfowitz», algo que debe ser señalado si queremos ir más allá de la reacción meramente visceral, apresurada y simplista. Que España, por la parte que nos toca, ponga a disposición del Imperio la base de Rota sin hacer preguntas y a perpetuidad hace a muchos cómplices de genocidio, al menos a los que apoyan esta lamentable forma de servilismo y a los que guardan silencio, no quieren saber y miran para otro lado. Decir “yo no hice nada” no exime de complicidad, sino que acusa a tanto tibio en un mundo de tibios.

      Quienes vienen huyendo del hambre o de la guerra, del expolio al que las potencias occidentales someten a los pueblos empobrecidos de la tierra no son datos estadísticos o fantasmas sin rostro, identidad ni historia, sino seres humanos. Dices estar orgulloso de ser europeo (espero que tengas más motivos para sentirte orgulloso que el mero azar que te hizo nacer aquí, algo en lo que no tuviste arte ni parte, puesto que no lo elegiste). Si Europa es esta colectividad insensible, acobardada e inhumana, arrogante ante los desposeídos y estúpidamente cómplice del Imperio que la ha convertido en peón sacrificable de su juego, lo que sobran son motivos para sentirse avergonzado de ella.

      Eliminar
  2. Newworld, mas allá de que tengas razón o no, me he desconado vivo con tu comentario tio ��������
    Un abrazo.
    Poseso no te rayes, la gracia tambien está en que no todos pensemos igual, cada uno tiene sus circunstancias y tolerancias.
    Otro abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo a ti también,no tiene por que rayarse,todos sabemos que él tampoco los metería en su casa,saludos!!

      Eliminar
    2. Lo que yo se es que si no hubieran arrasado su espacio, su estabilidad y su futuro -eso incluye su casa- no tendrían que buscarse otra. Entiendo el miedo a los pobres. No entiendo el desentenderse de las razones de este problema. Si no esquilmáramos los recursos de sus países y no fomentáramos guerras no huirían de allí. Algunos hemos denunciado el aplastamiento de Libia, la ocupación de Iraq y el monstruoso acoso a Siria y Palestina, entre otros abusos. La cuestión no es si yo metería a 3000 millones de pobres en mi apartamento, la cuestión es si aceptamos que se desarraigue a poblaciones enteras. La gran mayoría de los que tienen la comida asegurada en el plato ni siquiera se han pronunciado al respecto.

      Eliminar