jueves, 2 de julio de 2015

EL COLAPSO PLANIFICADO DE E.E.U.U. Y EUROPA



Estos últimos días estamos oyendo hablar mucho de la crisis griega. Alguna gente cree que la crisis griega puede tener graves consecuencias para la economía de la Unión Europea.

Pero quizás las cosas sean diferentes de como parecen y realmente no importe si Grecia va a pagar a los acreedores, si quebrará definitivamente como país o si se unirá a Rusia y a los BRICS.

Porque en el fondo, todo este asunto no es más que un gran teatro, dirigido por los financieros y globalistas internacionales.

Es muy importante recordar los fundamentos, sin distraernos en elementos decorativos. La clave es que Grecia incumple sus deudas. Y que no hay manera de evitarlo. Entonces, poco importa que alcance un pacto para alargar sus pagos o no: a medida que pase el tiempo, la capacidad del país para sacrificarse y tratar de pagar sus deudas, que aumentan exponencialmente, le llevará inevitablemente a la quiebra.

Sabiendo pues, como va a terminar el asunto de forma inevitable, ¿Por qué son tantos economistas se muestran tan preocupados por un pequeño país como Grecia?

Todo es debido a una gran mentira: una narrativa deshonesta creada por el establishment, que afirma que si Grecia cae, o sale de la UE, esto podría desencadenar un efecto dominó en otras naciones.

La mentira incrustada en esta narrativa es que “Grecia causará un contagio cuando incumpla con sus pagos”. Y la verdad es que no puede haber contagio.

Múltiples países de la UE han desarrollado sus propios problemas con la deuda, con independencia de lo que haya hecho Grecia en el último par de décadas. Cada uno de estos países, Italia, España, Portugal, etc. tiene sus propios problemas independientes.

En realidad, la Unión Europea está en problemas, no a causa de Grecia, sino debido a la interdependencia supranacional forzosa. La UE tiene problemas por su sistema de moneda única supranacional centralizado.

También cabe señalar que las instituciones globalistas, como el Fondo Monetario Internacional, están muy motivadas para iniciar un desastre en la UE, a pesar de que mucha gente crea que la UE es una especie de modelo representativo de la globalización.

Lo cierto es que no lo es.

Si este fuera el caso, entonces el FMI no estaría estrangulando a Grecia con la deuda, mientras ayuda a Ucrania, a pesar de la flagrante incapacidad que tiene Ucrania para pagar esa deuda.

Puede parecer extraño, pero los poderes globalistas están buscando una ruptura parcial de la Unión Europea.

¿Por qué? ¿Qué iban a ganar con ello?

La respuesta es obvia; ganan una crisis, crean un caos y adquieren la oportunidad de presentar una falsa dialéctica.

Europa no es en absoluto representativa de lo que los globalistas quieren realmente en términos de estructura económica y política. Es más bien, una especie de facsímil; un boceto.

Cuando Europa golpee el fondo del abismo financiero y el público desconcertado comience a preguntarse qué diablos ha pasado, las élites globalistas aparecerán con una explicación inmediata. Ellos afirmarán que el problema no fue la interdependencia entre los estados de la UE. Todo lo contrario. Lo que nos dirán es que el problema de la Unión Europea es que no estaba suficientemente CENTRALIZADA.

La idea que tratarán de vendernos es que para que una economía supranacional y una moneda funcionen, también debemos tener un gobierno supranacional centralizado.

En otras palabras, nos dirán que en la Unión Europea el sistema falló porque se necesitaba establecer un GOBIERNO GLOBAL.

Los socialistas fabianos argumentarán que fue la institución bárbara y anticuada de la soberanía nacional la que causó la crisis. Nos dirán que estamos en una aldea global y que debemos aceptar la idea de que todos triunfamos o fracasamos juntos. Nos venderán la idea de que los mercados libres y la innovación individual aparentemente no tienen nada que ver con una estructura económica próspera. Nos dirán que lo que realmente necesitamos es formar una mente colectiva que nos convierta a todos en piezas fácilmente reemplazables de una gran máquina dedicada “al bien global”.

La caída de la Unión Europea es un medio para alcanzar ese fin.

No hay prácticamente ninguna nación o institución que los globalistas no estén dispuestos a sacrificar, si ese sacrificio se puede aprovechar para impulsar su objetivo de dominación política y económica mundial total.

Ellos no sólo quieren un sistema completamente centralizado; quieren que todos nosotros les supliquemos que lo apliquen. Quieren que las masas crean que fue idea suya. Esta es la forma más efectiva de esclavitud: cuando se manipula a los esclavos para que exijan su propia esclavitud.

Quieren engañar a los esclavos para que crean que su esclavitud es un motivo de orgullo.

La caída de los EEUU no será diferente en el fondo, aunque el colapso será ligeramente diferente en las formas.

Los estadounidenses están destinados a desempeñar el papel de imperialistas mimados que finalmente reciben lo que merecen.

EEUU es la nueva Roma del pan y circo. Y cuando los EEUU se vengan abajo como Europa, los globalistas estarán allí de nuevo para denunciar la codicia inherente a la soberanía nacional y esas aspiraciones destructivas de poder, que debe ser aplastadas para crear un sistema político noliberal global más imparcial y más eficaz.

Nadie parece darse cuenta de ello, pero los EEUU están jugando el papel de chicos malos en este teatro mundial dirigido por las élites. Los estadounidenses son los villanos, el resto del mundo hace el papel de víctima inocente, y los poderes globalistas como el FMI o el BIS (Banco de Pagos Internacionales) están destinados a desempeñar el papel de héroes, viniendo al rescate de la humanidad cuando todo parezca perdido.

La deuda de EEUU, supera con mucho la totalidad de deuda de las naciones de la UE combinadas.

A diferencia de países como Grecia, sin embargo, los EEUU tienen la opción directa de imprimir moneda fiat a voluntad con el fin de prolongar la agonía.

Sin embargo, como hemos visto con las recientes reacciones de los mercados financieros ante la posibilidad de que la Reserva Federal aumente las tasas de interés en septiembre, tal evento provocaría una salida de dinero de los mercados de valores y podría provocar graves disturbios financieros. Y la pregunta que debemos hacernos es: ¿por qué los banksters quieren hacer algo así? ¿Por qué no mantienen las tasas de interés a cero de forma constante?

Nadie les presiona para dejar de hacerlo. Entonces, ¿Por qué la Reserva Federal ignora los cientos de señales que muestran que los EEUU entrará en una recesión y siguen adelante con la idea de alzar las tasas de interés a pesar de que mantenerlas a cero es el mejor interés para los EEUU y para la propia Reserva Federal?

La Reserva Federal sabe que lo único que apuntala los mercados norteamericanos es el dinero gratis y la fe ciega del público en que que los bancos y el gobierno actuarán para detener cualquier problema económico si se presenta un potencial de crisis.

Cuando el dinero barato desaparezca y con él desaparezca esa fe en las instituciones, entonces se producirá el desastre en EEUU.

Los globalistas que controlan la Reserva Federal lo saben muy bien y quieren provocar una versión controlada de esta caída.

Las élites NECESITAN la caída del actual sistema de Estados Unidos, precisamente porque provocará la necesidad de un “gran reajuste económico”. Este gran reajuste es la siguiente etapa en el plan para la centralización económica mundial total.

Así pues, no hay problema de contagio con Grecia. Es todo una excusa, una distracción diseñada para desviarnos del verdadero problema. Se trata de un esfuerzo concertado por los globalistas durante las últimas décadas para llevar a las culturas occidentales a una situación de vulnerabilidad.

Cuando las personas están débiles y asustadas, se vuelven maleables y se muestran dispuestas a acatar “soluciones” que las saquen de su estado.

Los cambios sociales que ahora creemos imposibles, pueden convertirse en posibles enmedio de una gran crisis.

Es posible que ahora estemos asistiendo al inicio de la próxima gran crisis.

No debemos olvidar que la crisis es en sí misma, también es una distracción.

Cualquiera que sea el dolor que sintamos en el futuro, no olvidemos quienes han sido los causantes del problema: esa élite globalista formada por la banca internacional y sus contrapartes políticas globalistas.

Suceda lo que suceda, no debemos aceptar un sistema centralizado a escala mundial. No importa lo razonable o racional que pueda parecer enmedio del terror de la incertidumbre fiscal o de la incertidumbre de un posible conflicto bélico.

No nos dejemos engañar, porque si permitirmos que este poder centralizado global se establezca, ya no habrá marcha atrás y esas élites globalistas habrán cumplido con el viejo sueño de todos los emperadores, conquistadores, dictadores y criminales de la historia: gobernar el mundo por completo.

Es cierto que todos debemos unirnos ignorando nuestras diferencias, nuestras razas y nuestras procedencias.

Sí, debemos unirnos … pero contra ellos.

Brandon Smith
(Fuente: http://alt-market.com/; visto en El Robot Pescador)

5 comentarios:

  1. Y que pasaría con el nacionalismo Ruso y el chino. para eso necesitan una guerra mundial y devastarlo, casi todo. Y parece que quieran ir por ahí.
    No creo en ese globalismo, porque es contrario a su criterio de comercio capitalista global (materialista).
    Necesitan crear "necesidad" para mantener comercio y beneficios. No quieren abandonar este modelo de usura, deberían querer seguir manteniéndolo tal y como esta.
    Necesitan naciones divididas para continuar con el beneficio del lucro. Hasta la fecha no han aumentado de fomentar las divisiones nacionales y culturales (enfrentamientos individualistas/ideológicos). No buscan alianzas, buscan rivalidades. Mantendrá firme las deudas (créditos), las presiones, el comercio, la necesidad...

    Un globalismo centra el problema en un solo punto, el cual sería más fácil de resolver o criminalizar. Lo que buscan es dividir y distraer (entretener y desvirtuar la razón) porque es la forma de detener el progreso y las libertades.
    Luchan contra el progreso, la autosuficiencia civil/social. Eso eliminaría su comercio y explotación. Son monarcas aprovechándose de la mano de obra de su populacho (vago, ignorante y cobarde). Es la ley del fuerte y el listo contra el débil. Por puro egoísmo milenario, y que en su día fue causa de la necesidad y la supervivencia. Uno no cambia su forma de ser y su estatus de vida.
    No cederán nunca su forma de vida milenaria, no saben hacer otra cosa y querrán cambiar. A demás de que creen firmemente que la masa social es estúpida y que necesitan control y orden.

    Esto solo se cura con desarrollo, fruto de la educación y una ciencia equilibrada a la par de la misma ética o civismo.

    Lo que más temen es la unidad cultural/social, por eso financian y explotan las religiones y mantienen vivo el espíritu lingüístico de cada pueblo. Cuanta más diversidad mejor (división de razones).
    No buscan alianzas ninguna, solo las justas y necesarias para mantener un equilibrio entre ricos y pobres, como hizo siempre la iglesia católica contra sus rivales.
    Como cito Napoleón, la religión solo es el invento que evita que los pobres ataquen a los ricos.

    No podrán invertir en el negocio de las armas sin enemigos. Viendo la diversidad y la distancia entre culturas y naciones, jamás habrá una alianza global, ni tampoco les interesara que eso ocurra.
    No compartimos las mismas costumbres y creencias, ya solo con salir de nuestra comunidad hay diferencias, empezando con el lenguaje o idioma. Hasta ser de otro equipo de fútbol nos parece mal.

    Para obtener beneficios comerciales, necesitan fomentar divisiones y odios, hasta el día del juicio final.

    ResponderEliminar
  2. Sorry, el error en el primer párrafo: ...para eso necesitan una guerra mundial y devastarlo, casi todo. Y parece que "NO" quieran ir por ahí.
    No le interesa una guerra (descontrol total, en realidad los cambios irían a algo más positivo, no les interesa una posguerra donde la gente estaría más unida tras las desgracias sufridas y ahora con una sociedad más culta e informada, con internet). Antes no tenían información ni educación.
    Tras una tragedia hay más solidaridad.

    Imaginar ya en diciembre de 1914, en las trincheras, los pobres campesinos ignorantes, pensando en que diablos hacían combatiendo los unos contra los otros. En esa guerra tenían demasiado tiempo para pensar, esperando atrincherados sin hacer nada.

    En una contienda pueden salir mal muchas cosas y una es la unión y la solidaridad de la gente más desesperada. No les conviene una pobreza extrema. Si reprimir el estado como hasta ahora, y es debido a que sobra demasiado mano de obra, el problema lo tendrán cuando haya demasiada gente desocupada con tiempo libre (situación que no les conviene).

    ResponderEliminar
  3. Es interesante tu punto de vista. Pero creo que divisiones y odios habrá seirmpre por muy globalizado y centralizado que esté el sitema. O si no, ya se encargarán ellos de generalo. Piensa en todos los medios que tienen a su alcance. Creo que no les interesa tano el dinero, (pues les sobra; y con ello el negocio de la guerra) predomina interés de someternos a su control/leyes/normas. Pienso que buscan de una vez por todas establecer su "poder oficial" que definitivamente nos someta... Mas allá de interese económicos que también.

    ResponderEliminar
  4. No dije que fuera por dinero, para eso si lo inventan. El dinero es para controlar al resto, con el trabajo y la deuda.

    Lo dije muchas veces, la lucha es contra el "desarrollo sostenible". Y han de reproducir problemas y necesidades. La unión hace la fuerza, lo contrario les beneficia.
    Los estados nacionalistas estaban amenazados desde dentro y fuera, así los dictadores luchaban por levantar el país. Desde fuera luchaban por destruirlo. Con Franco liquidado, primero recortaron el suministro militar, una vez se hizo, el país acepto los recortes industriales o comerciales y decidió aceptar los créditos de deuda, a cambio de generar parados.
    El crédito se supone que es para crear trabajo y estabilidad, pero solo es un reclamo, para reprimirte a largo o medio plazo.
    Franco lo logro con 4 dictadores árabes" aliados (y gracias a la distracción soviética) cargados de petróleo, esos ahora están muertos y sus países invadidos o controlados.
    La realidad es que no hay solución, solo someterte.
    Los que lo intentaron están muertos, Lincoln, Kennedy, Hitler, Marx/Trosky, Allande, Gadafi... Los nacionalismos están muertos, menos Irán y Corea (a la vieja usanza) controlando la cultura basura del materialismo pagano (el mundo occidental).

    Ojala hubiera un dictador, el centro de las miradas recaerían sobre él. El problema es que ahora no hay donde mirar, no hay culpables, todo son mentiras y distracciones. Es una guerra internacional y en la cual no hay enemigos reconocibles.
    El Rey es el primer corrupto, el punto de mira y el más débil, si no cumple lo pactado el populacho caerá sobre él, de esa forma cumplirá con lo pactado, sabe que su herencia tiene los días contados, sería el primero en caer. Es el más obediente del control exterior.
    Como un presidente, es la figura sobre la que culpabilizar de todos los problemas. Donde se pueden desahogar la ira de los incautos.

    ResponderEliminar
  5. Coincido en casi todo lo que has expuesto.

    ResponderEliminar