jueves, 16 de julio de 2015

CONSUME Y OBEDECE: EL BINOMIO DE LA SUMISIÓN CONTEMPORÁNEA



Quizá como en ninguna otra época de la historia, actualmente el consumo se ha convertido en el principal combustible de la vida cotidiana, uno un tanto absurdo, pues en varios sentidos pareciera que se trata de un fin en sí mismo, una etapa en el proceso económico carente de un sentido ulterior más allá de la mera adquisición de una mercancía, sin importar su utilidad o su lugar en nuestra existencia.


En un intento de criticar esta circunstancia, el artista Hal Hefner creó la serie Consume, en la cual combina lemas provocativos a propósito del consumismo con imágenes de personalidades icónicas del mainstream, los colores del famoso cartel de campaña de Barack Obama diseñado por Shepard Fairey y, finalmente, ciertos aspectos visuales y estéticos de They Live, la película de John Carpenter (1988) que elabora una singular metáfora en torno a la creencia en un sistema ideológico al que nos sometemos sin estar plenamente conscientes de que lo hacemos.



Las imágenes son poderosas, ¿pero más que el sistema que critican?



(Visto en Pijamasurf)

No hay comentarios:

Publicar un comentario