jueves, 28 de mayo de 2015

INVENTO ANTI-VIOLACIÓN RADICAL




La violación se ha vuelto una forma de agresión endémica en el sur de África, por lo que una doctora llamada Sonette Ehlers ha desarrollado un invento que podría poner fin a esa lacra de un modo absolutamente radical, y que materializa la freudiana y pesadillesca imagen de la "vagina dentata".

La doctora Ehlers nunca pudo olvidar a una víctima de violación que le dijo con tristeza: "Si tan solo tuviera dientes ahí abajo".

Algún tiempo después un hombre entró en el hospital donde ella trabajaba con un dolor insoportable, puesto que se había pillado el pene con la cremallera del pantalón.

Ehlers fusionó esas dos imágenes y tuvo la idea de un dispositivo, al que denominó "Rapex", semejante a un tubo con púas en su interior. Una mujer puede insertárselo como un tampón, con un aplicador, y cualquier hombre que intenté penetrarla se clavará las púas, que solo podrán ser retiradas en una sala de emergencia.

Cuando los críticos calificaron el ingenio de "castigo medieval" Ehlers lo defendió afirmando que se trata de un "dispositivo medieval contra un acto medieval".

(Fuente: Facebook)

No hay comentarios:

Publicar un comentario