martes, 26 de mayo de 2015

EL CALIFATO ISLÁMICO AMENAZA CON UN ATENTADO NUCLEAR EN E.E.U.U.



Parece que la propaganda del “miedo terrorista” da un decisivo paso adelante.

En un artículo publicado en la versión en inglés de la revista online Dabiq impulsada por Estado Islámico, el grupo terrorista afirma que dispone de suficiente dinero para comprar un arma nuclear de Pakistán y “llevar a cabo un ataque dentro de Estados Unidos el próximo año”

En el artículo, el columnista de ISIS dice que el arma podría ser introducida de contrabando a los Estados Unidos a través de su frontera sur con México.

John Cantlie, ¿un caso de síndrome de Estocolmo o un hombre
de paja al servicio de la estrategia de la Élite?. Su apellido
hace pensar en un simbolismo obvio ("Can´t lie")
Curiosamente, el autor de la pieza es John Cantlie, reportero gráfico británico que fue secuestrado por ISIS en 2012 y que ha sido mantenido como rehén por la organización desde entonces; ha aparecido en varios videos desde su secuestro y criticó a las potencias occidentales.

Como señala el periódico The Telegraph, “Cantlie, cuyos colegas periodistas que han sido rehenes han sido liberados o decapitados, ha aparecido en videos de propaganda de ISIS y ha escrito artículos anteriores para ellos. En su último trabajo, supuestamente escrito bajo presión, pero escrito con su distintivo estilo que combina la hipérbole, la metáfora y el sarcasmo, dice que las políticas del presidente Obama para contener a ISIS han fracasado ostensiblemente y que ha aumentado el riesgo para Estados Unidos”.

Cantlie describe el escenario “hipotético” del posible atentado nuclear así:

“Permítanme hacer una hipótesis sobre cómo podría ser la operación. El Estado Islámico tiene miles de millones de dólares que envían a Pakistán para comprar un dispositivo nuclear a través de distribuidores de armas con enlaces a funcionarios corruptos de la región.

A continuación, el arma se transporta por tierra hasta Libia, donde las mujaidines lo llevan hasta Nigeria. Los cargamentos de droga desde Colombia con destino a Europa pasan a través de África occidental, por lo que mover otros tipos de contrabando de este a oeste es posible.

El arma llega a las costas de América del Sur y se transporta a través de las porosas fronteras de América Central hasta traspasar México y la frontera con Estados Unidos.

Desde allí sólo hace falta un utilizar los habituales túneles de contrabando y mezclarse con otros 12 millones de extranjeros “ilegales” en Estados Unidos, con una bomba nuclear en el maletero del coche.

Quizás este escenario es descabellado, pero es la suma de todos los miedos de las agencias de inteligencia occidentales y es infinitamente más posible hoy en día de lo que era hace un año. Y si no es un arma nuclear, ¿qué pasa con unos pocos miles de toneladas de explosivos de nitrato de amonio?

Eso es algo factible para Estado Islámico”

Obviamente, parece una pieza de propaganda, pero vale la pena tener en cuenta que estas amenazas podrán ser convenientemente utilizadas por Occidente para justificar todo tipo de maniobras relacionadas con la vigilancia masiva y la represión ideológica.

Y es que ya tenemos la combinación mágica específicamente lanzada al imaginario popular:

ISIS + Atentado nuclear = Miedo y Estado Policial

La pregunta clave es, ¿quién se beneficia de este tipo de amenazas?

(Fuente: http://www.zerohedge.com/news/; visto en El Robot Pescador)

No hay comentarios:

Publicar un comentario