miércoles, 25 de marzo de 2015

LOS DIOSES DEL DINERO Y SU NUEVO ORDEN MUNDIAL (8ª parte)



La maternidad [debería ser] un crimen punible por la sociedad, a menos que los padres tengan licencia de los gobiernos … Todos los padres potenciales [deben] utilizar químicos anticonceptivos, y los gobiernos suministrar antídotos a los ciudadanos elegidos para procrear.
David Brower, primer director ejecutivo del Sierra Club.

No hace falta mucha imaginación para ver hacia dónde nos dirigen los acontecimientos. La diplomacia está tomando el escenario, y se escuchan nuevas voces en el discurso de la “comunidad internacional”. Las expectativas están aumentando las tensiones de larga data y las crisis latente puede finalmente resolverse.

En la medida que comiencen a verse resultados reales, como pudiera ocurrir cuando se resuelva la crisis de Irán o cuando los medios de comunicación comiencen a decir las cosas correctas, surgirá lo que equivale a una protesta pública para llevar a este cambio hacia adelante, para asegurarse de que la razón y la diplomacia sean la norma que rija las relaciones internacionales.

Librados de la crisis creada por el excepcionalismo estadounidense, nos será “vendida” una “solución” –aparentemente metiendo en cintura en a las Naciones Unidas (ONU). Gritarán no más vetos estadounidenses en desafío del sentimiento mundial. No más aventurerismo militar americano (o israelí).

Dejemos que la ONU haga el trabajo para el que fue diseñado, vamos a proporcionar un foro donde los temas realmente se puedan resolver sobre el terreno, que tenga la capacidad de llevar a cabo las decisiones resultantes. La ‘reformada’ ONU no será un gobierno mundial, pero los tipos de poderes otorgados por las “reformas” serán la misma cosa. La palabra subsidiariedad puede emerger de nuevo, si es necesario, para silenciar las voces disidentes.

Es importante notar estos últimos avances y los cambios están dando en el ámbito de la geopolítica. En este impulso hacia un gobierno centralizado se está centrando toda la atención en cuestiones de guerra y paz. Todo el mundo, presumiblemente, quiere la paz y la estabilidad entre las naciones. Se nos está ofreciendo un caballo de madera atractiva llamada paz, pero no se nos muestra lo que hay dentro del caballo. Tenga cuidado con las élites, que traen regalos.

De hecho conocemos algunas cosas que lleva el caballo, pero sólo hay espacio aquí para uno o dos ejemplos. La Agenda 21 es una de las piezas más aterradores que carga el caballo. Este programa comienza con legítimas preocupaciones en materia de sostenibilidad, y los transforma en un monstruo verde que tiene como objetivo la micro-gestión de cada aspecto de nuestras vidas, en una medida que hace que el antiguo régimen soviético parezca casi como una libre empresa.

Cualquiera que no esté familiarizado con el Programa 21 le haría bien hacer una investigación. En el ámbito de las relaciones internacionales hay algunos indicadores alarmantes, en particular con respecto a los ataques con drones. Uno esperaría que esas máquinas diabólicas queden prohibidas a medida que avanzamos hacia un mundo más armonioso. Pero no será así, ya que la ONU está considerando la cuestión drone, y quiere establecer algún tipo de sistema de clasificación para distinguir a los buenos de los malos.

Lo que nos trae a la cuestión del “terrorismo”. Como ya he relatado, y la evidencia es realmente decisiva, gran parte de lo que se llama “terrorismo” son en realidad operaciones de bandera falsa, perpetrados por mercenarios que trabajan para agencias de inteligencia occidentales, en la búsqueda de alguna desestabilización o algún proyecto de cambio de régimen. Si la pretensión es hacer creer (en un mundo basado en la diplomacia) que todo este “terrorismo” es real y que para combatirlo las libertades civiles deben ser sacrificadas, entonces nuestro caballo de madera no es tan atractivo como podría parecer a primera vista.

Hay dos cosas que sí podemos estar seguros van a venir con nuestro caballo de madera. En primer lugar, la ONU terminará con la micro-gestión de la sociedad por medio de las burocracias que no rinden cuentas, como el FMI, el IPCC, la OMS, etc. En segundo lugar, con tantos de nuestros sistemas tradicionales desestabilizados intencionadamente, podemos esperar que la “solución” se nos venderá como un “atractivo” y novedoso paradigma cultural y económico.

Richard K. Moore / New Dawn magazine ; traducido por @dacha1953
(Visto en: http://periodismo-alternativo.com/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario