viernes, 20 de marzo de 2015

LOS DIOSES DEL DINERO Y SU NUEVO ORDEN MUNDIAL: EL JUEGO FINAL HA COMENZADO (6ª parte)



Como se mencionó anteriormente, el crecimiento económico no puede ser permanente en un planeta finito. Es evidente que la dicotomía capitalismo/crecimiento llegará a su fin tarde o temprano. Con base en estos hechos, muchos analistas han predicho el colapso de la civilización. Algunos incluso ven esto como algo bueno, una oportunidad para construir desde cero una nueva sociedad.

Estos analistas o bien no entienden el grado en que está centralizado el poder actualmente, o asumen que los que tienen el poder son ciegos y estúpidos; algo que los dioses del dinero están remotamente de serlo.

En realidad han estado planeando el sucesor del paradigma de crecimiento desde la creación del Club de Roma en 1968, si no antes. En lugar de dejar que el colapso del capitalismo se venga por sí solo, han dispuesto un colapso controlado, y así forjar un resultado que les convenga.

El colapso financiero de 2008 no sucedió por accidente; fue un proyecto diseñado por los dioses del dinero. No habrá recuperación luego de un colapso, esa no es la intención. En lugar de una economía basada en la actividad del mercado, vamos a tener una economía de micro gestiones a nivel mundial; como lo presagia el amplio despliegue de contadores estrella. Las lecciones aprendidas en el experimento soviético van a aplicarse a nivel mundial.

El fundamento del proyecto “colapso de 2008″ fue el establecimiento de la regla “mercado mata mercado”, también conocida como Basilea II. Esta fue decretad por la Banca Internacional de Pagos (BPI, por sus siglas en inglés), que es el banco central de todos los bancos centrales, con sede en Basilea, Suiza. Esta norma obliga a los bancos a valorar sus activos de acuerdo con lo que se podrían vender de inmediato en los mercados.

Esto significa que una caída temporal en la valoración de algún activo disminuye el valor de todos los activos relacionados. De poco interés en mercados en alza, puede hacer insolvente a un banco ante cualquier tipo de crisis grave. Los mercados fluctúan, y los bancos rutinariamente dependen de la fluctuación de sus inversiones.

La regla mercado=mata=mercado significa que cualquier golpe a favos pueda convertirse más adelante en un descarrilamiento de sus finanzas: una bomba de tiempo colocada en el sistema financiero mundial.

Con esta bomba, el escenario está listo para el proyecto de demolición. El primer paso, organizado por los agentes de Wall Street de los dioses del dinero, ha sido la derogación de la Ley Glass-Steagall en EEUU. Ello dio a Wall Street la libertad que necesitaba para continuar con el resto del proyecto.

A continuación, las líneas de crédito a nivel mundial se abrieron para la otorgación de todo tipo de préstamos que nunca podrán ser reembolsados, especialmente en el mercado inmobiliario de Estados Unidos. Esas hipotecas “sucias” se agruparon en derivados, ya través de un seguro ficticio obtuvieron una calificación triple A. Estos derivados tóxicos fueron comercializados agresivamente en los mercados globales.

Se había creado burbuja inmobiliaria; los derivados tóxicos diversificaron el riesgo en todo el sistema bancario, y la bomba de tiempo aseguró que cuando la burbuja estallara el sistema bancario quedaría insolvente. En 2008, la burbuja reventó, e inmediatamente aparecieron las insolvencias previstas. Pero eso no fue lo peor de todo.

Cuando un banco, o cualquier negocio, se declara insolvente, lo más sensato es poner el negocio en suspensión de pagos y convenir la disposición ordenada de sus activos y pasivos. En este caso, los amos del dinero lograron que el gobierno asumiera sus pérdidas, dejando por fuera a las deudores hipotecarios.

Para evitar que los bancos se fueran a la quiebra, los gobiernos aplicaron el rescate de las deudas de sus propietarios. Entonces los dioses del dinero enviaron a sus agentes (troikas) y tomaron el control de los presupuestos nacionales. Así se decretó un régimen de austeridad, argumentando que no puede haber recuperación económica sin una venta masiva de los activos nacionales comenzó – a precios de ganga.

Países como Francia y Alemania han sobrevivido el asalto inicial; pero a medida que la economía mundial sigue deteriorándose finalmente se tiró caerán en la trampa y la zona euro, serán verá sumida en más y más deuda. EEUU ya está asumiendo parte de los rescates, por razones de su extensión militar.

En todo Occidente se está creando el siguiente escenario: en lugar de naciones soberanas que operan de acuerdo con las fuerzas del mercado, tendremos naciones que son propiedad de los dioses del dinero, que operan sobre la base de los presupuestos asignados por los bancos centrales.

La meta del gobierno central ha sido lograda en la práctica a partir de la deuda, y se ha logrado también el régimen de micro-gestión económica, como ya lo ha hecho en las economías más débiles.

Richard K. Moore / New Dawn magazine ; traducido por @dacha1953
(Visto en: http://periodismo-alternativo.com/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario