domingo, 15 de marzo de 2015

LOS DIOSES DEL DINERO Y SU NUEVO ORDEN MUNDIAL: EL JUEGO FINAL HA COMENZADO (5ª parte)



El 11 de septiembre de 2001, los dioses del dinero dispusieron la demolición controlada de las Torres Gemelas, y que recayera la en culpa la organización terrorista Al-Qaeda , haciéndolo ver como una conspiración contra “nuestras libertades”. De hecho nuestras libertades han sido destruidas, no por Al Qaeda, sino por los dioses del dinero.

Imitando una lección aprendida de los nazis, la demolición del World Trade Center en Nueva York fue una repetición del incendio del Reichstag, que también fue una acción de “bandera falsa” culpando de ello a una “conspiración comunista”. Y tal como el incendio del Reichstag fue seguido por una Ley Habilitante de los nazis, el atentado del 11-S fue seguido por la Ley Patriota.

Ambas leyes destruyeron todas las garantías constitucionales que amparan las libertades civiles; lo que en ambos casos condujo a la creación de campos de concentración, a la legitimación de la tortura, a la detención indefinida sin recurso legal y al establecimiento de regímenes de corte fascista que no rinden cuentas ante tribunal internacional ninguno.

En parte debido al impacto psicológico del 11-S, y en parte -debido a la influencia oculta de los dioses del dinero, a eventos de bandera falsa adicionales (por ejemplo, los atentados de Londres)- los gobiernos de todo el mundo han puesto en marcha legislaciones antiterroristas que atentan gravemente contra las libertades civiles. Esta ‘guerra contra el terror’ también se convirtió en a excusa perfecta para el intervencionismo militar.

Además, hemos visto el surgimiento de las intervenciones “humanitarias” con la fabricación de excusas tales como “armas de destrucción masiva” que no existen. Dichas excusas habilitaron las guerras contra Irak y Afganistán.

Otra táctica intervencionista, que se utilizó por ejemplo en Kosovo y Libia, ha sido el reclutamiento de terroristas mercenarios para representar el papel de “luchadores por la libertad nacional”. Esto proporciona un pretexto para intervenciones “humanitarias”.

En el caso de Siria, los terroristas mercenarios han sido los principales medios de desestabilización. Cuesta hoy mantenerse al día con todas intervenciones. En África, EEUU han creado AFRICOM, un comando militar establecido para facilitar intervenciones y desestabilización de toda África.

Se puede identificar las razones geopolíticas y económicas de estas diversas intervenciones, como el control de los recursos energéticos y minerales. Sin embargo, desde una perspectiva general, el efecto ha sido el de socavar el principio de la soberanía nacional; como también para crear un gran número de “estados fallidos”.

Richard K. Moore / New Dawn magazine ; traducido por @dacha1953
(Visto en: http://periodismo-alternativo.com/)

1 comentario: