domingo, 1 de febrero de 2015

RAFAPAL PRESENTA EN MADRID SU LIBRO "PRINCIPIOS PARA EL NUEVO MUNDO"


Una deliciosa casualidad ha querido que mi crónica de la presentación del nuevo libro de Rafapal vea la luz en un primero de mes, día en que esta bitácora solo publica entradas positivas. Y más positivo no puede ser el mensaje que "Principios para el nuevo mundo" (editorial Mandala), la penúltima creación del señor Palacios (la última, una mirada a la oscura trastienda del mundo del rock, entrará pronto en imprenta), lanza a quienes intuyen que la manipulación del lenguaje ha venido siendo la herramienta utilizada por una Élite en la sombra para esclavizar a la humanidad.

El lenguaje nace veraz, como demuestra su uso en los niños. Solo más tarde puede vaciarse de su sinceridad para expresar la mentira. Vaciar las palabras de su sentido originario para que pasen a expresar otra cosa es una forma de magia negra que corrompe el sentido moral de la humanidad, hasta hacernos percibir el Bien y el Mal indiferenciados. Solo la restitución del sentido original de las palabras puede conectarnos con la raíz de los valores que compartimos.

De ahí que el "detective de ingenierías sociales" en que se ha ido convirtiendo Rafapal acuda al diccionario, al significado original de cada término para liberarlo de las adherencias falaces que han servido para que los nuevos sofistas se adueñen de él y perviertan su uso. Como la Alicia de Lewis Carroll, Rafapal nos recuerda que las palabras significan lo que significan de por sí, no lo que decide el que manda, como sostiene torticeramente Humpty Dumpty, verdadero adalid del "doblepensar" orwelliano.

"Lo importante es saber quién es el que manda" (Humpty Dumpty)
"Lo importante es saber qué es lo importante" (Rafapal)

En el siglo XIV el filósofo franciscano Francis Bacon afirmó que "todas las cosas están llenas de luz". Por eso al frotarlas brillan. Esa máxima, válida tanto para el metal bruñido como para la fruta madura, se aplica también a las palabras: despojadas de interesados añadidos que las ensucian, son luminosas. Y ese proceso de limpieza revela engaños ante los que no podemos permanecer indiferentes: la ley aparece como manipulación del metal precioso, el trabajo asalariado como prostitución, la convivencia hiper-regulada como cárcel (recuerdo al lector que hace poco la DGT pretendía regular ... ¡la velocidad a la que deben circular los peatones!), el "género" como cosificador de las personas (el género lo tienen las palabras, las personas tenemos sexo, pero, claro, al asimilarnos a palabras se nos puede pensar como "neutros", algo que no existe en lo sexual pero sí en lo linguístico) ... Como afirma el libro, "lo importante es saber qué es lo importante" y no dejarnos anestesiar por el ruido de fondo contínuo y pertinaz que busca deliberadamente confundirnos.

La cantante Carmen París presentó con gracia y elocuencia
el acto, y confirmó lo que ya sospechábamos de por qué triun-
fan determinados "artistas" particularmente manipulables
Esa restitución de la Verdad olvidada nos devolverá a una senda de la que la humanidad se apartó desde los tiempos de Babilonia, persiguiendo la acumulación de un dinero que cada vez más nos muestra su naturaleza fantasmal (solo existe como deuda, por lo que la riqueza que lo sustenta está en el futuro, es decir, en lo inexistente, en la Nada) en vez de la materialización de sus mejores posibilidades. Un nuevo sistema monetario vendría a derribar las excusas que nos han apartado de disfrutar de este paraíso ignorado que está llamado a ser el planeta que habitamos, un planeta que nos surte en abundancia de lo que necesitamos pero que nunca bastará para la codicia de quienes, neciamente, siempre quieren más. Y los signos (el autor se refirió al proceso de liberación de la verdad al que estamos asistiendo) parecen indicarnos que ese es el camino en que estamos.

Este es el mensaje que el autor compartió con quienes acudimos anoche al centro Taio Doyo en un acto presentado por la cantante Carmen París, a la que sentimos como "una de los nuestros", y que nos da motivos para enraizarnos en el optimismo que necesitamos en estos tiempos oscuros.

(posesodegerasa)

Rafapal atendiendo a las preguntas de la audiencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada