lunes, 16 de febrero de 2015

LO QUE NO TE CUENTAN DE LA CRISIS GRIEGA



A continuación reblogueo un artículo publicado originalmente en Global Research y traducido por El Robot Pescador que sirve para combatir las constantes mentiras con las que nos bombardean a través de los gobiernos, los grandes medios de comunicación y las tertulias televisivas acerca del origen de la deuda griega. 

Su lectura conduce a una conclusión inapelable: el hundimiento de la economía griega está directamente relacionado con la confluencia, por una parte, de las exigencias geo-estratégicas derivadas de su pertenencia a la OTAN y por otra del altísimo nivel de corrupción de unas Fuerzas Armadas ajenas a cualquier control democrático, que no han renunciado en ningún momento a comprar armamento "por encima de sus posibilidades". 

Así que si alguien insulta tu inteligencia repitiendo como un loro la mamarrachada de que el pueblo griego "te debe" 500 €, puedes contestarle quién te lo debe en realidad, por culpa de quién y que otro tanto te deben los bancos y cajas rescatados con tu dinero, aunque de eso los demagogos se callan como ... ya sabes.

Desde hace meses, todos sabemos, en mayor o menor medida lo que está sucediendo en Grecia.

Desde que estalló la crisis en 2008, que desató a su vez la crisis de la deuda en Grecia (y en otros países), los trabajadores griegos han celebrado grandes manifestaciones, huelgas generales y ahora han acabado poniendo en el gobierno a Syriza para que se oponga al programa de austeridad brutal impuesto por Estados Unidos y Europa, especialmente por los bancos alemanes.

Syriza se ha comprometido a reducir el pago de la deuda y a rebajar las medidas de austeridad establecidas por el gobierno anterior, con la oposición enconada de los banqueros que controlan la Unión Europea y especialmente de Alemania.

El desempleo en Grecia ha provocado que la proporción de personas que viven por debajo del umbral de la pobreza, pasara de un 3% en 2010 al 44% por ciento en la actualidad.

Bien, todo esto es más o menos sabido, pero la gran pregunta es ¿Por qué estas medidas de austeridad han golpeado de forma tan devastadora a Grecia?

¿Hay algo que no sepamos sobre la situación particular de la economía de Grecia?

El Wall Street Journal del 10 de julio de 2010, respondió en gran parte a esta pregunta:

“Grecia, con una población de sólo 11 millones de personas, es el mayor importador de armas convencionales de Europa y ocupa el quinto lugar del mundo después de China, India, los Emiratos Árabes Unidos y Corea del Sur. Su gasto militar es el más alto de la Unión Europea en porcentaje respecto el producto interior bruto. Este gasto ha sido uno de los factores que explican la deuda nacional estratosférica de Grecia”

Desde que la crisis económica mundial de 2008 golpeara al mundo y particularmente a Grecia, los banqueros de Berlín, Londres y Wall Street han iniciado una campaña masiva de propaganda para convencer a los trabajadores griegos y a los trabajadores de todo el mundo, de que la crisis de la deuda en Grecia surgió porque los trabajadores griegos vivían “por encima de sus posibilidades”.

Wolfgang Schäube, ministro de rapiña finanzas alemán
Este ha sido un argumento constante, usado no sólo por la canciller alemana Angela Merkel y el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, sino también por los medios corporativos internacionales. Afirmaron que el gobierno griego había recibido préstamos insostenibles con el fin de garantizar una atención sanitaria completa, un salario mínimo, pensiones decentes, bibliotecas, escuelas y parques.

Pero el nivel de vida de los griegos, claramente modesto para los estándares europeos, no fue la razón de que Grecia acabara teniendo la tasa de deuda más alta e insostenible de Europa.

Los medios corporativos cuentan la misma mentira a los trabajadores en Irlanda, Portugal y España, así como a los trabajadores en Alemania, cuyos ingresos se han reducido, y hacen algo similar en los EE.UU. para la gente trabajadora de la quebrada ciudad de Detroit.

Esta mentira debe ser refutada en todos los frentes para que la gente entienda que sus modestas ganancias no son la fuente del problema.

El sistema capitalista y sus crisis inevitables son el problema.


EL GASTO MILITAR

Los banqueros lo saben muy bien, pero no le cuentan a los trabajadores cuál es el principal culpable de la deuda griega.

Un artículo del 19 de abril 2012, en el periódico británico The Guardian explicó el impacto económico de tantos años de compra masiva de armamento:

De acuerdo con el Instituto Internacional de Estocolmo de Investigación para la Paz, desde 2002 a 2006, Grecia fue el cuarto mayor importador mundial de armas convencionales. Ahora es el décimo país.

Dimitris Papadimoulis
Según Dimitris Papadimoulis, que ahora representa a Syriza en el Parlamento Europeo: “En proporción al Producto Interior Bruto, Grecia gasta el doble que cualquier otro miembro de la UE en materia de defensa. Después del inicio de la crisis económica, Alemania y Francia aún estaban tratando de sellar acuerdos muy lucrativos para venderle armas a Grecia, mientras a la vez nos estaban empujando a hacer profundos recortes en áreas como la salud”

Durante muchos años, Grecia fue el mayor cliente europeo para las corporaciones militares alemanas y también es un importante comprador de armas francesas. Estos son los dos países que mantienen la mayor parte de la deuda griega.

Los contratos para la compra de estas armas y para las décadas de compras de suministros y piezas para realizar su mantenimiento, son proporcionados por los préstamos bancarios de los países proveedores de estas mismas armas, es decir, principalmente Alemania, Francia y Estados Unidos.

Los enormes incentivos que ofrecen estas enormes compras innecesarias de armamento, conforman una red de sobornos por parte de las corporaciones militares, especialmente dirigidos a los generales y a los principales líderes políticos de Grecia.

Angelos Filípides, un prominente economista griego, explicó que durante mucho tiempo, Grecia destinó un 7% de su PIB a defensa, mientras que otros países europeos gastaban un promedio del 2.2%. Si restáramos este excedente de gasto del 5% desde 1946 hasta hoy en día, en Grecia no habría ningún tipo de deuda.

“Si Atenas hubiera recortado los gastos de defensa a niveles similares a los de otros Estados de la UE en la última década, los economistas afirman que habría ahorrado alrededor de 150 mil millones de euros, más que su último plan de rescate. En cambio, Grecia dedica hasta 7 mil millones de euros al año para gastos militares y en 2009 llegó a invertir un máximo de 10 mil millones de euros”

“Desde la invasión de Chipre en 1974, Grecia ha gastado 216 mil millones de euros en armamento”, afirma Katerina Tsoukala, experta en seguridad con sede en Bruselas.

Esta cantidad es mucho mayor que la deuda griega en el momento en que se destó la crisi de 2008. Las compras incluyen submarinos alemanes, aviones de combate Mirage franceses y aviones F-16 de los EE.UU. así como 1.300 tanques.

De hecho, según las estadísticas del Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz (SIPRI), a pesar de que el gasto militar griego ha disminuido desde el inicio de la crisis, Grecia sigue siendo el segundo mayor inversor en defensa, en relación a su PIB, entre los 27 países de la OTAN, solo después de los EE.UU.

EL PASADO RÉGIMEN MILITAR EN GRECIA

Desde el comienzo de la Guerra Fría entre Occidente y la Unión Soviética, el ejército griego ha jugado un papel extremadamente privilegiado y totalmente reaccionario en el mantenimiento de la dominación capitalista y en el mantenimiento de Grecia dentro de la alianza militar de la OTAN, dirigida por Estados Unidos.

Con el apoyo total de EEUU, de los británicos y del fascismo local, los militares griegos se enfrentaron en una violenta guerra civil (1945-1949) contra los trabajadores organizados por el Partido Comunista de Grecia (KKE).

De hecho, partisanos dirigidos por los comunistas habían expulsado a las fuerzas de ocupación alemanas al final de la Segunda Guerra Mundial.

Un presidente "atómico", piensan en Hiroshima
El presidente estadounidense Harry Truman, en 1947, en lo que se conoció como la Doctrina Truman, prometió apoyo militar ilimitado para derrotar los crecientes movimientos de trabajadores de todo el mundo después de la Segunda Guerra Mundial y de la derrota de la Alemania nazi. Esta política facilitó golpes de estado brutales y décadas de represión militar en Grecia, Turquía e Irán. En Grecia, en 1947, los comunistas fueron derrotados militarmente y fueron ilegalizados.

En 1967, mediante un plan estratégico de la OTAN, un grupo de coroneles griegos tomaron de nuevo el poder y establecieron una junta de gobierno, que controló Grecia hasta 1974.

El ejército se levantó en 1967 para detener al Partido Socialista de George Papandreou, desde que asumiera el cargo con una coalición de centro-izquierda . Esta junta militar brutal, llamado el Régimen de los Coroneles, gobernó el país bajo la ley marcial, provocando detenciones masivas, torturas y desapariciones. El partido de extrema derecha fascista, Amanecer Dorado, aparecido actualmente en Grecia, tiene sus orígenes en las unidades policiales que operaban con impunidad durante el gobierno de la junta militar.

Aunque fueron derrocados por una movilización masiva en 1974, las estructuras de la jerarquía militar y de la policía han permanecido básicamente intactas desde entonces, excepto por la persecución de un puñado de líderes golpistas.

FUENTE CONSTANTE DE CORRUPCIÓN

Los contratos militares griegos siempre han sido una inmensa fuente de corrupción, sobornos, comisiones ilegales y secretismo en el país helénico.

El soborno por parte de las grandes corporaciones militares infecta a todos los niveles de las fuerzas armadas griegas. Los escándalos continuos respecto a contratos militares han sacudido a prácticamente todas las administraciones griegas pasadas.

El escándalo de sobornos más notorio implica el pago de miles de millones de euros pagados durante más de 12 años y miles de millones de euros más pendientes de pago por seis submarinos alemanes que todavía no han sido entregados. El ex ministro de Defensa Akis Tsochadzopoulos fue declarado culpable en 2013 por aceptar 8 millones de euros en sobornos relacionados con estos submarinos.

Akis Tsochadzopoulos, ex-ministro de la guerra. No solo
sabe escribir bien su apellido, sino, sobre todo, cobrar
jugosísimos sobornos.
Dado todo este historial previo, resulta aún más desesperanzador, que debido a los pactos políticos que han permitido gobernar a Syriza, se haya adjudicado el Ministerio de Defensa al Partido de la Independencia griega, un partido marcadamente derechista que dados sus contactos, implicará que los últimos préstamos militares y los onerosos pagos secretos no sean adecuadamente sancionados.

A los trabajadores griegos les queda, pues, una enorme batalla por delante.

Quizás el primer paso para empezar a arreglar la situación Griega, deba llegar a través de una mayor agitación política y de demandas claras dirigidas a los generales, enredados en sus oscuros negocios con los banqueros de la UE que se han enriquecido en la trampa de la deuda griega.

Los trabajadores de Grecia, deben saber quién es su auténtico enemigo y quién los ha hundido en esta situación de precariedad y miseria.

(Visto en El Robot Pescador)

Como ilustración de la impunidad con que los coroneles griegos ejercieron el poder entre 1967 y 1974, completo la entrada con la excelente película-denuncia del exiliado griego Constantin Costa-Gavras "Z", que pone en imágenes la investigación de Vassilis Vassilikos acerca del impune asesinato del diputado demócrata Grigoris Lambrakis. 

El film, con guión del propio Costa-Gavras y de Jorge Semprún, se abría con la nada tibia leyenda, en lugar del habitual descargo de responsabilidad, "Cualquier parecido con hechos reales, o con personas vivas o muertas, no es accidental. ES INTENCIONADO". 

Por cierto, en Grecia no pudo estrenarse hasta la caída del gobierno militar, pero en España la prohibición se mantuvo hasta más tarde aún: no pudo verse en nuestras pantallas hasta dos años después de la muerte de Franco.

2 comentarios:

  1. Grecia se levanta y deja con la palabra en la boca al Eurogrupo. Está claro que la lucha continua abierta contra el neoliberalismo y Merkel hace oídos sordos a la deuda que tiene Alemania con Grecia como consecuencia de la 2ª G.M. además de olvidarse de la condonación que se le hizo al pueblo alemán en 1953.
    El artículo muy esclarecedor y la película es muy buena, no la había visto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que Grecia está poniendo en evidencia es lo insostenible de una Europa sometida a los intereses de los bancos alemanes. Creo que a estas alturas en ciertos círculos ya saben que el euro va a caer, de ahí la "traición" financiera de Suiza y otros signos que en breve van a ir apareciendo.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar