jueves, 26 de febrero de 2015

LA POLICÍA DEJA EN LA CALLE A UN FAMILIA EN GIJÓN "POR ERROR"



El profundo nivel de indecencia al que ha llegado este país tiene un nuevo indicador en el abuso sufrido por una familia de Gijón cuya casa fue allanada por la policía, una comisión judicial y el representante de un banco (lástima que los medios no hayan indicado cuál, aunque tampoco se les caería la cara de vergüenza) decididos a ejecutar un desahucio ... correspondiente a otra vivienda.

En ausencia de los propietarios, Jaime Fernández y Jessica Redondo, padres de un niño de nueve años y una niña de 19 meses, la sórdida comitiva procedió a introducirse en su domicilio, inventariar los bienes y cambiar la cerradura, lo que dejó en la calle a la familia.

Tardaron horas en aclarar lo sucedido, causado por un reciente cambio de numeración en la Calle de La Mancha, aunque nadie quiso asumir responsabilidad alguna por el error ni les pidió disculpas por los perjuicios causados. Solo al cabo de cinco horas -que en pleno febrero serían más bien desapacibles- consiguieron que el cerrajero que actuó les diese las llaves de la nueva cerradura para poder acceder a su propia vivienda.

Digno de una película de Berlanga, aunque maldita la gracia que tiene.

(posesodegerasa)

No hay comentarios:

Publicar un comentario