sábado, 28 de febrero de 2015

CHEMTRAILS, ¿CON QUÉ FIN NOS FUMIGAN?



Los chemtrails existen. Y lo digo con contundencia porque es un tema que me enciende especialmente, y soy muy consciente que ya habrá gente echándose las manos a la cabeza.

Durante muchos años el oscurantismo de gobiernos, corporaciones y organizaciones militares ha propiciado que cualquier hecho mínimamente dudoso sea rápidamente referido a la categoría de conspiración mediante la elaboración de mil diversas teorías, algunas completamente absurdas pero que llenan páginas y páginas.

Pero siempre me ha llamado la atención el efecto contrario, que una serie de hechos reales, absolutamente comprobados, sean puestos en duda y considerados una conspiración estúpida por la mayoría de la gente.

Uno de estos hechos son los chemtrails, estelas químicas o biológicas, generalmente dejadas por aviones, aunque pueden usarse muchos otros métodos, que sirven para fumigar a la población o el medio ambiente en general, con oscuros propósitos, y generalmente a sabiendas de efectos secundarios adversos.

Los negacionistas de los chemtrails se basan generalmente en el enorme grado de confusión que generan las estelas de condensación de los aviones. Y están en lo cierto, la mayoría de supuestos chemtrails, seguro que más de un 99%, no son más que eso, inofensivas estelas de vapor de agua generadas por los reactores. Pero con la misma rapidez que se lanzan a decir lo de las estelas, cambian de tema cuando les presentas determinados casos.

Pero bien, ¿para qué sirven los chemtrails? ¿Qué tipo de acciones pueden llevarse a cabo con ellos? ¿Son realmente peligrosos? Esta es la lista de los posibles usos de los chemtrails contra la población.



(Visto en Periodismo Alternativo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario