miércoles, 25 de febrero de 2015

AGENTES PAGADOS POR OSCURAS AGENCIAS SE OCUPAN DE DESACREDITAR LA CONTRAINFORMACIÓN



... o, más propiamente, a los contrainformadores que tenemos el atrevimiento de disentir de la propaganda oficial. Son los clásicos "trolls", los "debunkers" que descalifican, calumnian y confunden.  Quien quiera que utilice Internet para exponer la corrupción de los gobiernos, las conspiraciones de la Élite o cualquiera de las cuestiones que se ocultan a la población está sentenciado a padecer su infiltración, algo en lo que no obedecen a interés personal en la verdad (existen blogs escépticos, ateos o cientificistas con los que uno puede estar en desacuerdo, pero que buscan sinceramente la verdad y que no critico en modo alguno), puesto que de lo que se ocupan es de hacer el trabajo sucio que el sistema, superado por la libre circulación de la información en la Red, no puede ejecutar directamente por una mera cuestión de imagen (la censura está mal vista).

Señalar la existencia de estos inquisidores digitales no es fruto de ninguna paranoia; su existencia está sobradamente acreditada: en agosto de 2010, el ‘think tank’ para-gubernamental británico Demos declaró públicamente que tenía intención de infiltrar sitios web disidentes para desacreditar su mensaje. No es un proceder aislado: un año antes el locutor norteamericano Texe Mars había denunciado que la CIA, el FBI y el Mossad, así como otros grupos que espían a los ciudadanos, cuentan con “presupuestos negros”, cuantificados en decenas de miles de millones, que van dirigidos a pagar a agentes desinformadores que actúan contra medios alternativos y programas de radio específicos, algo que el presidente Obama ha querido elevar a política oficial, promoviendo las reformas legales y dando instrucciones a las agencias gubernamentales para infiltrarse en redes sociales y comunicaciones de Internet, todo, por supuesto, para "prevenir ataques terroristas".

Tampoco es algo exclusivo del mundo anglosajón: en su momento el ayuntamiento de Barcelona anunció la contratación de agentes anti-rumores ‘para combatir tópicos’. Existe toda una red de asalariados del gobierno en la sombra que ejercen de "policía del pensamiento" y buscan contrarrestar la información liberada por blogs y foros libres mediante la intoxicación, la mentira y el ataque personal.

Como confirmación de lo expuesto, un "troll" de Facebook confesaba hace dos meses lo siguiente:

YO NO ME LLAMO RAMÓN; carta de un ex agente analizador 

Es hora de destapar el pastelaco. Este que os escribe siempre ha trabajado para una agencia de servicios, llamémosle así, de la cual no creo que tengáis ninguna referencia. Dicha agencia se dedica a analizar y estudiar a los individuos que sobresalen en redes sociales y foros virtuales, para después pasar los datos a otras agencias, estas más conocidas. 

Mi personaje estaba bien definido, una mezcla de cultura y arrogancia juntada con pilas de datos y una pizca de la rabia que destilan las personas mismas hicieron su efecto. 

Se perfilaban personas cada minuto, aquí en el estado español, y en todos los estados. Gracias a estos estudios la agencia conoce al milímetro cada persona física que se esconde detrás de los nicks, no solo sus opiniones vertidas en las redes, sino todo sobre ellos. 

Las causas por las que se guarda y archiva toda esta información la desconozco. 


Tampoco conozco a todos mis compañeros, pero sí a algunos; los que estábamos en el mismo nivel. Mi nivel era el 19, en total hay 23 niveles. De los otros niveles, tanto mas bajos como mas altos, desconozco cualquier información. 

De la información que daba, la mitad era mentira, la mitad verdad; en eso consistía mi trabajo. 

Nuestra formación se actualiza cada 11 dias mediante folletos en papel con toda la información que debemos dar. 

Conocemos la información auténtica y la falsa, pero solo de lo que nos estudiamos, nada mas. 

Nunca he sido historiador ni nada parecido, mi perfil se ajusta más al de un funcionario. 

En estos momentos me encuentro de baja en dicha agencia por voluntad ajena .

De mis compañeros no puedo hablar, simplemente que no os fiéis de nadie que maneje mucha informacion, ni que hable de extrañas caras en las rocas. ellos me han bloqueado el perfil de Facebook impidiéndome así sacar a la luz esta información. 


Por seguridad no puedo dar mas información de momento hasta que mi situación sea mas segura.

Pues la verdad es que, aunque no nos cuenta nada que nos sorprenda, le agradeceríamos más información.

(posesodegerasa)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada