martes, 27 de enero de 2015

LA VICTORIA DE SYRIZA ABRE UNA PUERTA AL CAMBIO EN EUROPA



... cambio que, tal como están las cosas, solo puede ir a mejor. Mientras el poder sionista busca reconducir a sus lacayos al redil por la vía del terror (autoatentados de París), y la prensa afín al Imperio vierte improperios sobre el libre pronunciamiento de los ciudadanos del país donde nació la civilización occidental (los periódicos españoles -sin excepción- están dando un ejemplo de servilismo vomitivo), aquéllos han decidido que ya está bien de chantaje económico y han apostado por salir de la espiral del austericidio y el chantaje. El dominó se ha puesto en marcha, tal como recoge el siguiente análisis, publicado anteayer por Rafapal:

Primer -y simbólico- acto del vencedor Tsipras: rendir home-
naje a los partisanos griegos asesinados por los nazis. Es como
decir: "Alemania no volverá a masacrarnos".
En estos próximas días, Alexis Tsipras, líder de Syriza, planteará a la Comisión Europea la renegociación de la ilegítima deuda que mantiene a su país sitiado, pero con un claro as en la manga: la Rusia de Putin, su Unión Euroasiática y el BRICS le están esperando con los brazos abiertos para que abandone la Unión Europea y se una a ellos. Lo cuál originaría un verdadero terremoto en la Unión Europea, porque no sólo enseñaría a países como Italia, España o Portugal la salida de la prisión o sitio en el que estamos, sino, lo que es más importante todavía, DARÍA UNA EXCUSA A ALEMANIA PARA ABANDONAR LA UE. (“Ya que no se cumplen los compromisos, nosotros nos vamos”). Creo que huelga decir que sin Alemania no hay Unión Europea, y si se van los teutones, se va Francia detrás … y el resto.

De esta manera se explicarían las repatriaciones de oro de los últimos meses: para entrar en el BRICS hace falta tener el oro preparado ¡y en casa! ¡No en Fort Knox!

Varios datos: en este mismo fin de semana (antes de las elecciones griegas) Merkel ha anunciado su disposición a aceptar un acuerdo de librecomercio con la Unión Euroasiática (capitaneada por Rusia). En la práctica, poco más o menos, es pedir la adhesión al BRICS. Y de paso, la propia Alemania se ha negado a vender más armas a Arabia Saudita por considerarlo en país non grato. ¿Por qué ahora? ¿Está diciendo de alguna manera que le basta con el petróleo y el gas ruso?

Varios analistas que he leído este fin de semana consideran que el “reseteo” comenzó con el movimiento del banco central suizo desligando su moneda del euro, lo que deja ésta “al descubierto” y parece la preparación para su defunción. Si las cosas siguieran estos derroteros, quedarían Estados Unidos junto al Reino Unido, confiando en sus hermanas monedas (libra-dólar) cada vez más aislados del mundo. Irán ha dicho este fin de semana que abandona definitivamente el comercio con dólares.

Pero volvamos a Grecia: ¿cuál es el mecanismo para negarse a pagar esa deuda ilegítima?

Lo voy a explicar muy sucintamente, obviando los bastantes matices que esta cuestión merecería, en favor de la claridad expositiva.

Básicamente, un estado es una entidad corporativa, cuya acta constitutiva es su Constitución. Pensad en una empresa y así lo entenderéis mejor.

¿Qué ocurre cuando una empresa se queda sin recursos para pagar sus deudas? Se declara en bancarrota y suspende pagos ¿verdad? El empresario o empresarios declara cerrada su empresa y utiliza los bienes para pagar a los principales acreedores.

Con un Estado ocurre igual. Si recordáis, cuando Chávez alcanzó el poder en Venezuela, mandó redactar una nueva constitución, que fue aprobada por el pueblo, lo que le dio derecho a nacionalizar las empresas privatizadas y a declarar ilegítimas algunas de las deudas con los banqueros.

Y mientras, empiezan las "casualidades": se estrella un
avión militar griego durante unas maniobras de la OTAN
¡en suelo español! Si no es una advertencia a dos bandas...
lo parece.
Al crear una nueva “empresa” por medio de esa nueva Constitución, desaparecen los contratos anteriores porque se habían firmado con la “empresa” anterior, es decir, con el anterior Estado.

Eso es lo que hará Grecia: proponer una Nueva Constitución y, con el apoyo recibido por Syriza, ratificarla en referéndum.

Y eso mismo puede que pase con Alemania, que como sabéis es un país ocupado desde el año 1945 porque no se firmó la paz sino un armisticio (Nota del blogger: con la imposición a Alemania de pagar tributos de guerra a los países que ocupó, imposición a la que Grecia renunció).

Si recordáis, cuando Hitler llegó al poder en Alemania, su país estaba viviendo un sitio similar al que padecemos los países europeos actualmente, a consecuencia de la “paz de Versalles” que en realidad legitimaba la ocupación del país teutón y la subyugación a la banca sionista. ¿Qué es lo primero que hizo al llegar al poder?

¡Exactamente!: Redactar una nueva constitución, que declaraba ilegítima la deuda del estado anterior y le permitía emitir su propia moneda con la que consiguió un portentoso milagro económico (en realidad, no tan milagroso, ¡cualquier país que emita su propia moneda libre de deuda, sería exitoso! Si tiene tecnología y materias primas).

Por mucho que los sionistas tengan su cabeza metida en Alemania, la situación griega abre una vía de libertad para este país porque, a diferencia de lo ocurrido al acabar la II Guerra Mundial, ahora tiene un aliado en Rusia, con el que no depender del dinero sionista.

Así pues, la partida, como veréis, se pone muy interesante a partir de mañana (por ayer, entiéndase), razón por la cual, obviamente, los medios oficiales empezarán a meter miedo con lo que puede pasar si Grecia se va … De hecho, la bancarrota griega llevaría a la defunción de varios bancos alemanes y franceses ¡de ahí que Mario Draghi haya puesto la venda antes de la herida, decretando un nuevo rescate a la banca, que es esta millonaria autocompra de bonos que originó la huida de los suizos!

Como digo, sumamente interesante lo que está por venir.

(Fuente: Rafapal)

No hay comentarios:

Publicar un comentario