jueves, 15 de enero de 2015

LAS PARADOJAS DE "CHARLIE HEBDO"


Ayer, una revista moribunda; hoy, la de mayor tirada del planeta ...
¿quién tuvo la genial idea?


La de la viñeta no es la única paradoja. Este blog se hacía eco de la que supone reunir en una manifestación en repulsa por un crimen contra población civil a los responsables de algunas de las más atroces matanzas del siglo XXI, como Netanyahu, Sarkozy o Poroschenko.

Tenemos también la presencia de Mariano Rajoy, presidente de un país en que la burla a los "sentimientos religiosos" (¡toma disparate conceptual!) es punible por ley (artículo 525 del Código Penal). Y aquí teníamos nuestro "Charlie Hebdo" en "El Jueves" hasta que la presión gubernamental y la autocensura lo conviertieron en una hojita parroquial.

Finalmente, hoy se ha sabido de la detención del humorista Dieudonné acusado de apología del terrorismo por haber publicado en su Facebook "Me siento Charlie Coulibaly", un desafortunado juego de palabras entre el lema "Je suis Charlie" adoptado en solidaridad con la redacción del semanario satírico atacado y la identidad de Amedy Coulibaly, secuestrador de una tienda "kosher" en París y simpatizante del ISIS abatido por la policía en circunstancias harto confusas: las imágenes en que es tiroteado sugieren que se encontraba maniatado, lo cual otorga un cariz cada vez más siniestro a lo ocurrido. Juzgue el lector este video en el que, por cierto, resulta harto desafortunada la inclusión final de risas "enlatadas".



Volviendo a Dieudonné, éste ha venido siendo una "mosca cojonera" que no ha dado paz a nadie con su humor sarcástico. Pero desde que anunció su intención de saltar a la política de la mano de su antiguo enemigo, el filósofo Alain Soral, es visto como una amenaza por la clase política, recelosa de su influencia entre los más jóvenes. Ha denunciado también la imposibilidad de hacer humor sobre la mentalidad sionista y acusado a los Rothschild de "mafia".

Parece que la defensa de la "libertad de expresión" de "Charlie Hebdo" no es extensible a otras formas de humor ... extremo.

(posesodegerasa)


2 comentarios:

  1. Esto es lo que he descubierto al investigarlo:
    ATENTADOS EN PARÍS DE FALSA BANDERA
    UNA GRAN MENTIRA DE LA ÉLITE [actualizado]
    Yo no soy un "charlie" (infiltrado) no soy un HIPÓCRITA.
    Léelo en quedalapalabra.com:
    http://www.quedalapalabra.com/2015/01/atentado-en-paris-de-falsa-bandera.html

    ResponderEliminar
  2. Viendo el nuevo número he confirmado que realmente son unos tipos de merda. Hacen con su pluma y la libertad de expresión un daño mucho más grande que el atentado que sufrieron. Yo no soy Charlie. (Y además, por lo que se ve, fácil es deducir que lo único que deben perseguir es la guita). Gracias poseso

    ResponderEliminar