miércoles, 3 de diciembre de 2014

SEGÚN FUENTES BRITÁNICAS, SE AVECINA UNA OLEADA DE ATENTADOS CONTRA VUELOS COMERCIALES



Los administradores de la paranoia convertida en negocio para los mercaderes y excusa para el totalitarismo han puesto en circulación el miedo a atentados contra aviones de pasajeros, algo que inevitablemente acabará afectando a los desplazamientos aéreos que se producen en periodo vacacional.

El periódico del Reino Unido "Sunday Express" que cita fuentes de la seguridad nacional, publicó recientemente que está en marcha un plan terrorista para atentar contra vuelos con destino a importantes ciudades europeas. "Se nos ha dicho que cinco aviones son el más que previsible objetivo del terrorismo islámico", afirma el artículo, "pretenden causar una auténtica catástrofe antes de Navidad".

La ministro del Interior británica, Theresa May, declaró la semana pasada que Gran Bretaña se enfrenta a la mayor amenaza terrorista en toda su historia. Para hacer frente a esta supuesta amenaza, se han implementado medidas de seguridad enormemente estrictas en los aeropuertos, incluido el acceso inmediato y exhaustivo a toda la información sobre los pasajeros, algo que ha provocado las críticas de los grupos pro-derechos civiles.

Al parecer, según la inteligencia estadounidense, las autoridades están considerando la prohibición de todo equipaje de mano como medida inmediata, o al menos, la de todo aparato electrónico.

Según los informes, Al-Qaeda y otros grupos terroristas internacionales han convertido en expertos en la fabricación de explosivos no metálicos -tales como bombas ocultas en el interior de impresoras- que no siempre pueden ser detectados por los escáneres de los aeropuertos, y los explosivos en forma líquida, como los utilizados por la organización Khorasan en Siria, según la inteligencia estadounidense. Ha habido advertencias del servicio de inteligencia MI6 del Reino Unido de que los terroristas pueden incluso utilizar terroristas suicidas que tienen artefactos explosivos implantados dentro de sus cuerpos.

Según los servicios secretos occidentales, los grupos terroristas han proliferado, la información se ha vuelto más fácil de conseguir, y el éxito de ISIS y otros yihadistas en el Medio Oriente y África, ha disparado la imaginación de miles de aspirantes a terroristas, incluidos los que viven en Occidente. Autoridades británicas estiman que hay al menos 500 ciudadanos británicos que luchan por la causa islamista en Irak y Siria, y que son potenciales fuentes de peligro. El mayor peligro provendría de células autónomas o individuos aislados ("lone wolves" o "lobos solitarios")

(Fuente: http://rt.com/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario