miércoles, 31 de diciembre de 2014

LA HUELLA DE LOS TEMPLARIOS EN EL DEVENIR DE LA HISTORIA (11ª parte)



Durante quinientos años Rennes - le - Chateau fue propiedad del Conde de Razés y se convirtió en un centro importante para los Cátaros. En la Edad Media, el condado de Razés se integró en las posesiones de los condes de Carcasona hasta su disolución tras la cruzada contra los albigenses. Con aquella derrota, el poder de Rennes - le - Chateau disminuyó. Una plaga y bandidos completaron su caída. Actualmente es un lugar de gran belleza y misterio, con hermosas vistas de montañas y valles. Pero es una zona con una desagradable sensación de energía negativa.

Los patrones geométricos de esta área, que conecta montañas, sitios sagrados e iglesias, han sido identificados por investigadores como Henry Lincoln, pionero en los misterios de Rennes - le - Chateau. También por David Wood e Ian Campbell en sus libros Genisis y Geneset.

La diosa Isis es mencionada en antiguos registros de Rennes – les – Bains, a poca distancia de Rennes - le Chateau, y recientemente fue hallada una estatua de Isis cerca del pueblo. Wood y Campbell sugieren que Rennes - le - Chateau y Rennes – le – Bains se traducen como Reina del Castillo y Reina de las Aguas, los nombres dados por los antiguos egipcios a sus diosas Neftis e Isis. El área alrededor de Rennes - le - Chateau es un poderoso vórtice de energía dentro de la cuadrícula de energía de la Tierra. Por esta razón adquirió gran importancia desde tiempos antiguos para aquellos que lo comprendían y sabían cómo dominar esta energía.

Se empezó a despertar la curiosidad por la historia de Rennes - le - Chateau a raiz de la publicación del libro Sangre Santa, Santo Grial, escrito por Henry Lincoln, Michael Baigent y Richard Leigh. Se inspiró en la historia del sacerdote Berenger Sauniere, que en 1855 fue nombrado párroco de la iglesia de Santa María Magdalena en Rennes - le - Chateau. Sauniere nació en la cercana población de Montazels. La iglesia estaba en un estado terrible y en 1887 él y dos obreros empezaron la tarea de restaurarla. Levantaron una losa cerca del altar y vieron un grabado oculto en la parte inferior representando a dos guerreros sobre un caballo. Este símbolo era el primer sello de los Caballeros Templarios. La losa se hizo conocida como la Piedra de los Caballeros y puede ser vista en el museo de pueblo.

Cuando Sauniere se dio cuenta de que podría haber algo de importancia, continuó la búsqueda solo. El descubrimiento vino cuando desmontó el altar y dentro de uno de los pilares encontró tubos de madera huecos, sellados con cera. Dentro de ésos descubrió pergaminos que estaban escrito en clave.

Después de consultar con sus superiores de Carcassonne, viajó a París y al centro de investigación de lo oculto de St Sulpice, en París, que está ubicado en un antiguo lugar de adoración a Isis / Semíramis. Las investigaciones sugieren que los pergaminos de Sauniere contenían una genealogía fechada en 1244, año en que los Cátaros fueron masacrados en Montsegur, y que confirmaba la supervivencia del linaje merovingio. Pero algo que realmente importara nunca habría sido hecho público y es muy posible que Sauniere no encontrase sus pergaminos en la iglesia. Tal vez es una cobertura para oscurecer el verdadero relato.

El Priorato de Sión filtró copias de los dos pergaminos Bigou en 1967, o al menos en la década de 1960. Se cree que dicha sociedad se originó en Troyes, Francia, la ciudad fundada por los Francos Sicambros (Merovingios) donde los Templarios fueron constituidos oficialmente. El Priorato de Sión llegó a la escena aproximadamente el mismo tiempo que los Templarios, los Caballeros de Malta y los Caballeros Teutónicos, y tenía una asociación particularmente cercana con los Templarios. Pero algunos investigadores creen que los verdaderos orígenes del Priorato de Sión se remontan mucho más atrás. Sus Grandes Maestres son llamados Nautonnier, o navegantes, y los Maestres entre 1188 y 1918 fueron puestos en unos documentos conocidos como los Dossiers Secretos, que eran textos guardados en la Biblioteca Nacional en París. Entre estos Grandes Maestres están Marie y Jean de Saint – Clair; Leonardo da Vinci; Sandro Botticelli, Nicolás Flamel, Robert Fludd, el filósofo; Isaac Newton, que “descubrió” la ley de gravedad, Robert Boyle y Jean Cocteau, el escritor y artista francés. Dos Grandes Maestres durante la vida de Sauniere eran el escritor y poeta francés Víctor Hugo, y su amigo el compositor Claude Debussy, asimismo un Gran Maestre de la Orden Rosacruz. Una de las óperas más famosas de Debussy era un drama de origen merovingio.

El extraordinario embaucador Pierre
Plantard de Saint Clair.
Un Gran Maestre reciente parece ser Pierre Plantard de Saint – Clair que, de acuerdo con documentos revelados en Sangre Santa, Santo Grial, es un descendiente de Dagoberto II y de la dinastía Merovingia. Dagoberto era el heredero Merovingio que fue enviado al exilio en Irlanda cuando era un niño. Regresó para tomar su corona, pero fue asesinado poco después. Su hijo se supone que sobrevivió.

De todos modos, todo parece indicar que Pierre Plantard engañó a los escritores de Sangre Santa, Santo Grial, ya que la idea de que los linajes merovingios son el linaje de Jesús parecen sin fundamento. La razón de que se encuentren tantas referencias a Arcadia en relación a Rennes - le - Chateau es porque Arcadia, en la antigua Esparta, era el hogar legendario de Zeus y los Titanes, los predecesores del linaje de Troya.

Se supone que Pierre Plantard sabe la verdad, pero no quiere que se sepa. Nació en 1920 y con la aprobación de los ocupantes alemanes en 1942 editó una revista en la Francia ocupada por los nazis titulada Conquista para una caballería joven. Era la revista de una sociedad masónico – caballeresca basada en París y llamada la Orden Alfa Galates. Plantard se hizo su Gran Maestre a la edad de 22 años.

En St Sulpice, París, el abad Berenger Sauniere se reunió con el abad Bieil, Director General del Seminario, y su sobrino Emile Hoffet. A través de Hoffet se le dio la bienvenida en un círculo esotérico, que tenía ente sus miembros a la famosa cantante de ópera Emma Calvé, y a Claude Debussy, el Gran Maestre del Priorato de Sión y de los Rosacruces. Sauniere y Calvé empezaron una relación íntima y ella le visitó en Rennes - le - Chateau. Calvé estaba en el núcleo de los movimientos ocultistas en Francia, y uno de sus amigos íntimos era el Marqués Stanislas de Gualta, un fundador de una versión moderna de la Orden de los Rosacruces.

La mayoría de los Grandes Maestres del Priorato de Sión tienen conexiones Rosacruces.

Otro de los amigos de Calvé eran Jules Bois, amigo de MacGregor Mathers. Animado por Bois, Mathers creó una sociedad ocultista británica, llamada la Orden de la Golden Dawn (Aurora Dorada), de la que el famoso brujo Aleister Crowley era su miembro más prominente. La Orden de la Golden Dawn y sus miembros, como Crowley, estaban involucrados con los nazis, con los antiguos druidas, y se cree que también con el Primer Ministro británico en tiempo de guerra, Sir Winston Churchill.

El saludo de “heil Hitler” con el brazo extendido era, de hecho, una señal ritual de la Orden de la Golden Dawn.

Otro miembro famoso de la Golden Dawn era el poeta, W. B. Yeats, un amigo del compositor Claude Debussy. Yeats resumió los objetivos de la Hermandad Babilónica cuando describió su sociedad ideal: “…. una civilización aristocrática en su más completa forma, cada detalle de su vida jerárquico, la puerta de cada gran hombre apiñada al alba con peticionarios, gran riqueza por todas partes en las manos de pocos hombres, todos dependientes de unos pocos, hasta el Emperador mismo, quién es un Dios dependiente en un Dios mayor y por todas partes, en la Corte, en la familia, una desigualdad hecha ley “. Esta es precisamente la visión para la raza humana planeada por la Hermandad de Babilonia.

El cura Berenguer Sauniere
Otros visitantes famosos de Sauniere en Rennes le Chateau fueron el Secretario de Estado para la Cultura francés y el Archiduque Johann von Habsburg, un primo de Franz - Josef, el Emperador de Austria. Los Habsburgo, un linaje influyente, gobernaron el Sacro Imperio Romano durante 500 años antes de su caída en 1806.

El Priorato de Sión, el linaje Merovingio, y Rennes le Chateau, se conectan en una amplia telaraña.

(Fuente: http://oldcivilizations.wordpress.com/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario