sábado, 20 de diciembre de 2014

CÓMO LOS BANCOS HAN ARRUINADO ESPAÑA



Cuando las buenas gentes se percaten de las mentiras que el gobierno de turno nos ha contado de las ayudas a los bancos, se llevarán las manos a la cabeza, descubrirán que han hundido el país con todas las artimañas posibles.

Nos han hecho creer que la ayuda a la banca asciende a 40.000 millones de euros, eso es tan sólo la calderilla.

En julio de 2013 publiqué el “agujero” que tenían los bancos españoles, me llevó un tiempo poder hacer la cuenta de la vieja y recopilar bajo una misma suma el dinero que habían recibido por distintos orígenes.

Hasta esa fecha no existía un recuento con fiabilidad, ningún medio de comunicación de los que dicen que se parten el pecho por sus lectores, ni ningún organismo oficial dijo a los españoles que el agujero insondable estaba cerca del medio billón de euros (ver El “agujero” de la Banca: más de 476.000 millones de euros ...).

Los que decidan echar un vistazo a este post comprobarán los diversos orígenes por los que se han canalizado los regalos a la banca: el FROB, el MEDE, SAREB, EPA, FGDB y como guinda los Avales del Estado. Es sobre estos avales que quisiera profundizar tomando por ejemplo el Banco Santander. En el recuento, banco por banco, de los que se relacionan en el citado post el Banco Santander aparece como“No constan ayudas públicas” pero sí hice constar que había recibido un préstamo otorgado por el Banco Centra Europeo (BCE) por importe de 35.000 millones de euros.

Veamos como ser lo montan para aparentar que están inmunes a las necesidades de otros bancos y exhibir una aparente solvencia. Anticipo para aquellos impacientes que no es oro todo lo que reluce.

Antes de entrar en lo que nos ha traído aquí quisiera añadir que todavía existe un grado mayor de indignación que transita en cólera e irritación cuando se sabe que el BCE emite dinero de la nada y lo pone a disposición de los bancos a un tipo de interés cercano al 0% y el Mercado financiero, sobretodo los bancos españoles, se lo prestan al Estado al 4 o 5%.

Una subvención multimillonaria que consiste en apretar un botón que dice “comprar” y después otro que dice “vender” y con este esfuerzo sobre humano la deuda soberana se hace impagable y los intereses la elevan hasta la estratosfera.

Para acabarla de joder nuestros PP – PSOE que nunca están de acuerdo en nada se pusieron rápidamente de acuerdo en modificar el artículo 135 de la Constitución Española dando preferencia al pago de la deuda antes de las necesidades básicas de la población.

Dicho esto puedo decir que bajo mano los bancos reciben miles de millones camuflados a través de avales del Estadocomo se acredita en la descripción que aquí se inicia. Mientras los bancos españoles pudieron ir colocando en el Mercado financiero los pestilentes bonos hipotecarios transmitiendo al bonista el riesgo de impago de las hipotecas, concedidas al primero que pasaba por la calle, todo fueron días de vino y rosas.

Cuando el feliz cuento llegó a su fin, al explotar las hipotecas subprime en los Estados Unidos, y los inversores de estos bonos se percataron que les habían colocado una patata caliente, como era de preveer dejaron de adquirir este producto financiero.

¿Qué ocurrió con los bancos españoles al cortarse esta fantástica financiación?

Pues que se quedaron con miles y miles de hipotecas concedidas sin la posibilidad de poder colocarlas en el Mercado. Los balances contables, sin la posibilidad de convertir estas hipotecas en dinero, hacían aguas por todas partes y la relación entre el capital social y los activos en riesgo ponía en evidencia que la situación de quiebra pendía de un hilo.

¿Cómo solucionaron los bancos este momento crítico? Papá Estado llegó en su ayuda en sustitución de Papá Noel con sus renos y trineo cargado de regalos multimillonarios a cargo del atribulado populacho. Los 40.000 millones oficiales estaban lejos, muy lejos, de la cantidad necesaria para aportar una solución y emprendieron una ayuda subterránea para mentir a los españoles que todo se hace por la patria. Miles de millones en avales del Estado se pusieron a disposición de los bancos para camuflar la montaña de millones que entraban en dinerito contante y sonante en las arcas de los bancos españoles.

¿Cómo montaron este tinglado? Aparentando que todo iba sobre ruedas y no había nada que preocuparse a pesar que la economía financiera española se había hundido. Todas, o la mayor parte de las hipotecas que no podían ser reconvertidas en bonos hipotecarios, ya que no había comprador, se colocaban en el BCE con la garantía del Estado español que de una u otra forman acabarán formando parte de la deuda soberana. Lo que quiere decir que para días hay caldo con la crisis y que la recuperación económica es otra de las mentiras del fabuloso malabarista llamado Mariano Rajoy y sus mariachis.

Para sostener lo dicho volvamos al mecanismo de la titulización que por la codicia de los bancos ha llevado todo al carajo (ver: La “bomba atómica” dirigida a la banca está lanzada …).

En este artículo se decía que los bancos (y las absorbidas cajas de ahorro) vendieron las hipotecas que concedían en el Mercado financiero por lo que dejaban de ser los acreedores de esa deuda. Lo que a continuación se detalla es más de lo mismo, por poner un ejemplo el Banco Santander, BNP Paribas y Unión de Créditos Inmobiliarios EFC son las entidades suscriptoras de los bonos que están respaldados por activos cedidos por esta financiera.

Ni Juan Palomo hubiera hecho una emisión hipotecaria tan de estar por casa.

En la carátula situada al margen se puede observar que la emisión corresponde al Fondo de Titulización de Activos UCI 19 (19 corresponde con el número de emisiones que la financiera UCI ha emitido) por la titulización de 1.029 millones de euros, en cinco emisiones de la A a la E con distintos tipos de rentabilidad según la solvencia del tramo. Como esta emisión tiene fecha de 12 de marzo de 2009 cuando no había ninguna posibilidad de colocarla en el Mercado financiero ellos mismos se suscriben los bonos y para acabar de montar este circo se dice que esta “Promovido y Administrado por Santander de Titulización S.G.F.T. S.A.”

Lo que dicen estas letras corresponde a Sociedad Gestora Fondo de Titulización, es decir, el clásico “yo me lo guiso yo me lo como”. Ellos mismos se lo hacen todo y traen de comparsa en este séquito a BNP Paribas para aparentar acompañamiento, cuando los franceses, normalmente, se les adjudica la última serie con la peor solvencia. Una propina por participar en este cortejo.

Una vez disfrazado el muñeco se le coloca al BCE que al momento les suelta los 1.029 millones de euros. Es en este tipo de operaciones que el Banco Santander ha recibido los 35.000 millones de euros citados a la chita callando.

Mientras la operación de emisión de bonos hipotecarios se “vende” a un tipo de interés cercano al 0% la financiera UCI machaca a sus clientes con IRPH al 5% que al añadir la práctica de anatocismo (no cobrar todos los intereses que corresponde y añadirlos al capital) que incrementa el tipo de interés cercano al 10%. Esto es lo que hay, una práctica usurera después de haber vendido el préstamo hipotecario. ·

(Fuente: Ataque al poder)

No hay comentarios:

Publicar un comentario