martes, 11 de noviembre de 2014

SANTIAGO NIÑO-BECERRA: LA DICTADURA BANCARIA EUROPEA ES UN HECHO



Cada vez está más claro que esta crisis pre-fabricada tenía una función: crear un problema para poder aplicar una solución. Una solución que significa la anulación del poder político a nivel europeo y por lo tanto, una anulación del poder popular. Por esa razón se ha producido esta campaña de desprestigio hacia la política en todos los ámbitos: se trata de conseguir que la población, harta de la corrupción política, acepte el establecimiento de un poder tecnocrático no electo, que de facto lo controle todo. Una dictadura de tecnócratas que lo decidirá todo por nosotros, sin que nadie tenga derecho a intervenir ni protestar, convirtiendo las elecciones democráticas, definitivamente ya, en una farsa. 

Los inquietantes avisos del economista Santiago Niño-Becerra vienen siendo una de las señales de alarma acerca de la nueva realidad hacia la que nos encaminamos, con la constitución, en nuestras mismas narices, de un poder neo-feudal ante el cual seremos meros súbditos.

A continuación transcribo un extracto de una intervención del profesor Niño-Becerra en el programa radiofónico “Versió Rac-1″, en el que interviene periódicamente. En él se esboza el papel otorgado al Banco Central Europeo a partir del 1 de noviembre de 2014 (la entrevista es anterior a esta fecha, por lo que las advertencias respecto al futuro que hace el entrevistado están ya vigentes).

ENTREVISTADOR:

Profesor, nos llegan informaciones desde Europa que nos alertan de una tercera recesión económica. De hecho, hace unos días, Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), decía que “la recuperación económica en la zona euro pierde fuerza y que los resultados del segundo trimestre de este año son peores de lo esperado”…

SANTIAGO NIÑO-BECERRA

Bien, ante todo debemos decir que no estamos ante una “tercera recesión”. Todo forma parte de la misma crisis. En el año 2007 empezó con la crisis de las sub-prime y el 2008 hizo fallida Lehman Brothers. Fue entonces, cuando a toda prisa, todos los gobiernos empezaron a inyectar dinero en la economía, hasta que en el año 2010 quedó claro que esta política era insostenible. Estamos en una situación que se manifiesta en diferentes puntos de inflexión. El primero fue en el año 2008-2009, el segundo en 2012 y por lo que parece, estamos a punto de vivir un tercer punto de inflexión. Son manifestaciones diferentes de una misma crisis. No es una tercera recesión: es la misma crisis con diferentes manifestaciones

Pero, ¿por qué estamos a punto de caer en una tercera recesión o de experimentar un nuevo punto de inflexión como usted dice? 

Porque las políticas que se están aplicando son meros parches. EEUU ha inyectado dinero en la economía, a través de la Reserva Federal a un ritmo bestial y el Japón ha hecho algo similar. Estas políticas no son sostenibles en el tiempo, tienen un límite. En Europa lo estamos viendo: el crecimiento es muy pequeño. El BCE ha empezado a comprar deuda de los países, pero no se está arreglando nada. Solo se van poniendo parches, para sobrevivir hasta el día siguiente. No se aborda a fondo el problema …

Profesor, usted lleva un año advirtiendo de que debemos estar atentos a la publicación de los Stress Test del BCE sobre los bancos de la eurozona. Una auditoría que se publicará el 28 de octubre. Usted siempre destaca la importancia de esta auditoría y de sus posibles resultados. ¿Tiene algo que ver la llegada de esta tercera recesión con la publicación de esta auditoría? Usted predijo que en octubre-noviembre de este año 2014, viviríamos un repunte de la crisis …

Sí, claramente sí. Hagamos un resumen. A principios de este año, si usted lo recuerda, parecía que todo se estaba arreglando en todas partes. Parecía que ya salíamos de la crisis. Pero si usted se ha dado cuenta, a partir de agosto y septiembre, han empezado a aparecer noticias negativas en el ámbito económico: China ha frenado su crecimiento, Japón no va bien, las ventas minoristas en EEUU han bajado notablemente, Mario Draghi ha empezado a advertir de que “debemos ir con cuidado”…en Francia la economía obligará a realizar grandes recortes…en definitiva, el problema de fondo se ha ido tapando como se ha podido, pero en realidad no se ha solucionado nada… El día 1 de noviembre, el BCE se convertirá en el supervisor máximo, absoluto y total de la banca europea. El señor Draghi se convertirá en el Dios de la banca europea, con un poder ABSOLUTO, por encima de los gobiernos y todo.

Los diferentes bancos centrales de los países pasarán a no ser nada. Solo serán meros ejecutores de órdenes. El BCE tendrá un poder absoluto. Imagínese que a partir del 1 de noviembre, Draghi podrá cerrar un banco cuando quiera, literalmente. Habrá bancos que deberán ser liquidados…y un anticipo de esto ya lo hemos vivido con el Banco Espirito Santo de Portugal. Como le digo, su poder estará por encima de los gobiernos. El BCE podrá intervenir un banco sin ni tan solo informar al gobierno de un país. si informa, será por mera cortesía. Literalmente. Un poder ABSOLUTO.

NUNCA EN TODA EUROPA UNA INSTITUCIÓN HABRÁ TENIDO TANTO PODER. Y esto será consecuencia de la crisis. Como que “la crisis necesita medidas drásticas”, deberán haber instituciones potentes que puedan aplicarlas e intervenir…y el BCE será una de ellas. Y a partir de aquí, veremos políticas industriales y comerciales comunes, etc, etc… A partir de la publicación de esta auditoría y una vez el BCE sea declarado supervisor máximo y absoluto, empezaremos a ver una evolución en los “modus operandi” a nivel europeo y a la vez EXPERIMENTAREMOS UN EMPEORAMIENTO ECONÓMICO. Es lo que yo creo que sucederá. Ya lo estamos viendo ahora mismo: el poder de los mercados es el que está dictando qué debe hacerse en el entorno político internacional …

(Fuente: El Robot Pescador)

No hay comentarios:

Publicar un comentario